El orden en el trabajo

961100_65484703

 

¿Se ha preguntado cuáles son los aspectos más importantes y de mayor valor dentro del desempeño laboral, sea como subordinado, jefe, gerente o director?

En mi opinión, el orden destaca como uno de los factores más reconocidos, que otorga mejor recompensa y que marca una singular diferencia, no solo porque hace a un lado la confusión y el disturbio, sino también porque permite un gran aprovechamiento de aquel recurso que como bien sabemos no se puede comprar ni siquiera con todo el dinero del mundo: el tiempo.

 El orden es sinónimo de seriedad e incide en casi todo lo que hacemos o que nos rodea, sin importar si somos empleados, auto empleados o emprendedores. Algunos ejemplos son: el lugar de trabajo, el archivo físico, la programación, los informes, y por supuesto, la computadora.

Quizá le haya sucedido que un superior le pide aquel documento al que tantas horas le dedicó el año anterior y que Usted guardó con sumo cuidado, pero que ahora su mente simplemente no logra recordar dónde lo colocó, y gracias al desorden en el que está inmerso, le es imposible hallarlo.

El tema del orden llega a tener tanta trascendencia que sin duda afecta cada cosa que hagamos, inclusive a nivel personal. Todo el conocimiento que haya adquirido, todo lo alcanzado a través del estudio y la experiencia, podría dejar de ser su ventaja tan pronto el orden no prime en la forma en que lleva a cabo sus actividades.

Resulta difícil concebir la conquista de objetivos, aquello que traza el rumbo de las empresas y de lo que tanto hablamos, sin una adecuada organización y planificación. El éxito de ambas reside principalmente en el orden, en saber lo que hay que hacer, cómo debe hacerse, en qué período y durante cuánto tiempo se requiere y finalmente, con qué cuento para ejecutarlo. Si la información correcta no se posee, o por el contrario tenemos la información completa sin los recursos necesarios, o contamos con esos recursos pero desconocemos el plazo, nos embarcaremos en un viaje sin escalas hacia el fracaso.

A continuación, me permito ofrecerle algunos consejos para implementar el orden en sus labores:

 

  1. Tome nota cuando le asignen una tarea. Indague sobre la meta a cumplir hasta que la entienda completamente. Preste atención especial a los detalles. Si Usted es jefe, asegúrese de que sus subordinados lo hagan.
  2. Verifique que cuenta con los datos, herramientas tecnológicas (hardware y software), tiempo, conocimiento técnico y voluntad para cumplir con los objetivos establecidos.
  3. No dude en tomarse el tiempo necesario para planear sus actividades y así trazar la ruta hacia el éxito. Recolecte sus ideas por escrito, luego sométalas a su propio filtro y deseche las que no le parezcan buenas. Utilice un planificador del tiempo, preferiblemente semanal.
  4. No permita que otros temas, aparatos, tareas o personas lo distraigan. Manténgase enfocado en el resultado a conseguir.
  5. Mida su progreso periódicamente e informe a los interesados en caso de que sea inferior a lo planeado.
  6. Consulte bibliografía sobre el tema en cuestión o entreviste a personas puedan brindarle ayuda.
  7. No trate de correr más de lo adecuado ni de saltarse las reglas, pague el precio justo y sea meticuloso.
  8. Limpie su lugar de trabajo, sea un escritorio, un taller o una bodega y deshágase de lo innecesario.
  9. Ocúpese de una cosa a la vez.
  10. Utilice nombres fáciles de recordar y de entender por cualquiera a la hora de nombrar carpetas y archivos en su computadora. Siga la misma lógica en el papel y coloque etiquetas claras que no corran el riesgo de desprenderse.
  11. Programe y lleve a cabo respaldos de información cada cierto tiempo.
  12. Los documentos físicos importantes deben guardarse en lugares seguros, de acceso restringido y lejos de la humedad.
  13. Coloque, siempre bajo un mismo formato, la fecha y un consecutivo en sus documentos.
  14. Solicite o prepare una agenda antes de las reuniones y prepárese correctamente.
  15. Revise su trabajo antes de someterlo a aprobación.

 

No hay excusas válidas para dejar de implementar el orden en el trabajo. Usted puede hacerlo y es su responsabilidad. Además, estoy seguro de que aumentará su productividad, le ayudará a disfrutar más de su jornada diaria y sentirá la hermosa satisfacción de decir: lo logré.

 

 

Por: Oscar Monge A.

Email: mongeoscar@icloud.com

Twiter: @MongeOscar

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s