El miedo o la vida

1000622_18311355

Todos los seres humanos hemos sentido miedo en algún momento, y seguramente en múltiples ocasiones. Se trata de esa emoción natural e involuntaria que se nos manifiesta mental y físicamente, al punto de controlar nuestras acciones.

Puede llegar a ser un gran aliado al alejarnos de ciertos peligros reales, pero también puede convertirse en nuestro peor enemigo al inhibirnos y cambiar el rumbo que nos hemos trazado.

 Es común que tanto a nivel personal como laboral, dejemos que el temor nos domine, y como resultado abdiquemos a metas o deseos que añoramos lograr o ver realizados, algunas veces durante meses o años.

Algunos ejemplos de metas o propósitos que vienen a mi cabeza, y que yo mismo he tenido, son: aprender otro idioma, visitar un lugar, emprender un negocio, conseguir el empleo con el que tanto se ha soñado, aspirar a una mejor posición dentro de la organización para la cual se labora, solicitar un aumento de salario, invertir sus ahorros, conocer a alguien, y hasta expresar las ideas.

Asimismo, existen varios tipos de miedo, sea a lo desconocido, a perder dinero, a fallar en el trabajo, a reprobar una materia, a la burla, a repetir un patrón familiar, y quizás el peor de todos, al qué dirán. Dejarnos llevar por el miedo le puede costar a fin de cuentas, bastante caro. Le privará de una mejor calidad de vida, de ejecutar grandes proyectos, de disfrutar hermosos momentos, o hasta de conocer a personas muy especiales. Aparte de todo, limitará la expansión de su capacidad mental.

Imagine a los grandes inventores si se hubieran dejado vencer por el miedo. El mundo sería muy distinto. Y tal vez Usted piense que esas personas son especiales o que tuvieron muy buena suerte. Pues permítame decirle que no, son personas iguales a Usted o a mí, con las mismas capacidades y debilidades. La diferencia es que ellos se han atrevido. Bien dicen que el éxito pertenece a los valientes.

Es interesante ver cómo conscientemente sabemos que ya hemos tomado la mayoría de las decisiones sobre lo que queremos llevar a cabo, y solo nos resta entrar en acción.

 A continuación, cito algunas recomendaciones que puede poner en práctica y con esto vencer ese miedo que lo ha venido limitando:

 

  1. Haga un plan escrito
  2. Compártalo con los seres queridos que gozan de su confianza
  3. Calcule y someta a evaluación el riesgo, antes de pasar a la ejecución
  4. Haga a un lado las excusas
  5. Déjese llevar por sus impulsos
  6. No preste atención a aquellos que traten de minimizar su esfuerzo
  7. Confíe en sí mismo
  8. No espere que los demás resuelvan sus problemas
  9. Estudie y aprenda lo necesario para seguir con su plan
  10. Hable con personas que hayan pasado por lo mismo y pídales consejo
  11. No abandone el intento tras la primer señal negativa o hecho desagradable
  12. Sea paciente
  13. Mida su progreso, analícelo y cambie lo que se requiera
  14. Motive a otros para que le acompañen en sus propias aventuras

 

No pierda de vista el hecho de que este camino traerá consigo la experiencia y nuevas enseñanzas. Recuerde además que las oportunidades llegan de pronto y generalmente una sola vez. Finalmente, no permita que la vida le pase por el frente sin al menos intentar eso que anhela. Sáquele provecho a sus talentos. Cuenta con mi apoyo.

 

 

 

 

Por: Oscar Monge A.

Email: mongeoscar@icloud.com

Twiter: @MongeOscar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s