¡De todo lo malo, puedes sacar algo bueno!

1211190_31529082

Hace días pensaba en mi ruta laboral, por donde he transitado y he de reconocer que no siempre han sido los caminos soñados; sin embargo, puedo decir firmemente y sin lugar a dudas que cada uno ha servido para que sea la persona que soy, y esté donde estoy.

Eso, me llevó a pensar de todas las experiencias de nuestra vida por más complicadas y oscuras que parezcan, si nos lo proponemos podemos aprender y tomar lo bueno para crecer.

Lo que sucede, es que en el momento en que las estás viendo negras, no siempre es fácil ver el lado bueno y es probable que en muchas ocasiones te preguntes ¿qué hago yo aquí?  Es por eso que hoy quiero entregarte varios puntos que te harán estas situaciones más llevaderas y sobre todo te ayudarán a ser una mejor persona y un mejor profesional.

El primero es, si no estás a gusto: haz un cambio. La frase de de “si quieres que las cosas sean diferentes actúa diferente”, es totalmente cierta. Piensa que el trabajo en el que estás es temporal y que estar en él te ayudará a lograr tu meta y al mismo tiempo realiza acciones que te acerquen a ella.

Si las circunstancias se hacen insostenibles, voltea la mesa. Puede ser que el trabajo de tus sueños o el emprendimiento en el que vas a hacer lo que realmente te apasiona, no llegue a ti tan pronto como quisieras; por lo que vas a tener que hacer concesiones (siempre enfocado en tu objetivo), pero eso no quiere decir que vas a estar en lugar en donde sientes que tu esencia se pierde y tu dignidad se ve afectada.  Sentirte respetado es importante y eso no debería ser negociable.

Haz aliados, es justo y necesario contar al menos con una persona con la que puedas sentirte cómodo en tus horas laborales.

Rodéate de personas que te ayuden a enfrentar tus miedos. Un proverbio chino, dice: “si caminas solo irás más rápido, si caminas acompañado llegarás más lejos”. Siendo honestos, es mejor ir acompañado, aunque sea tu propia lucha, contar con personas que te apoyen e incluso que te ayuden a tomar decisiones objetivas, después de ver todo el panorama (desde afuera), será Valiosísimo para alcanzar tu meta.

Aprende, aprende y aprende, ten siempre en mente que en todo momento puedes aprender.  Aún de la labor menos atractiva para ti, puedes sacar cosas buenas que te ayudarán a crecer.

Y por último sé agradecido, este es un principio básico en la vida, que atraerá situaciones positivas, además y no menos importante te ayudará a vivir con una mejor vibra, más feliz.

Te invito a que hagas el ejercicio, si no lo has hecho.  Enlaza los diferentes momentos laborales de tu vida y verás que cada uno de ellos te ha dejado un aprendizaje, te ha ayudado a crecer y a estar donde estás, y te impulsará para que llegues más lejos aún, hasta donde quieras llegar.  Eso sí, recuerda, nunca se deja de aprender.

 

Por:

Alejandra López

 

Email: innovateconsultores.desarrollohumano@gmail.com
Twitter: CoachInnOvate
Linkedin: https://www.linkedin.com/profile/view?id=73588654&trk=nav_responsive_tab_profile
Facebook: https://www.facebook.com/pages/InnOvate-Consultores/1505031783068606
Blog: http://innovatedesarrollohumano.blogspot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s