Mientras esperas

airport-351472_640

 Por: Fiorella Fortado

Últimamente me he estado haciendo esta pregunta: ¿Cuales factores son determinantes para poder gestionar de manera adecuada la ansiedad que se genera mientras se aguarda una entrevista de trabajo o bien sus posibles resultados?

Tengo la siguiente propuesta, la  divido en dos FASES cada una con un grupo de acciones.

ENFOCAR: Todo aquello que hagamos llevara un sentido y dirección específicos.

¿Vas tras la oportunidad de un trabajo cierto? Pues entonces hay que hacerlo con alma, vida y corazón.

  1. Te invito a trazar un plan diario, me refiero a planificar actividades concretas. Por ejemplo estar al tanto de las plazas que salen publicadas en periódicos y medios electrónicos, confeccionar el currículum o bien actualizarlo, planificar como será nuestro vestuario para presentarnos el día que nos convoquen, ensayar posibles preguntas y respuestas de la entrevista, buscar información de las compañías a las que hemos aplicado, etc. Recuerda que debes estar bien preparado, aprovecha el tiempo.
  2. Proponte dar el máximo. Cuando decidimos enfocarnos nuestro potencial sale a flote y durante ese tiempo esa será la meta.
  3. Prioriza. Puede que cuando estás concentrado en la búsqueda de empleo surjan distractores, reconócelos y luego apártalos. Vamos, no te detengas aún, continua luchando. Ánimo, termina lo que ya empezaste.
  4. Retroaliméntate constantemente. Es válido hacer ajustes a medida que avanzamos. Si ves que tus múltiples esfuerzos no te dan los resultados que esperas, cuestiónate, infórmate e inténtalo de nuevo.

Una vez que hayas direccionado y enfocado tus fuerzas puedes pasar sin temor  a la siguiente fase: DESENFOCAR. Suena raro pero funciona, “la dulce espera” le llamo.

Ya tuvimos en su momento la oportunidad, la aprovechamos y ahora solo nos resta aguardar noticias. La espera será más liviana si:

  1. Te transformas en un Positivo empedernido respecto al futuro
  2. Desarrollas nuevas áreas de interés, con esto te distraes y le quitas fuerza a los pensamientos irracionales.
  3. Practicas deporte y un estilo de vida saludable. Esto refuerza en nosotros la sensación de bienestar y aleja la depresión.
  4. Y finalmente si recuerdas que… Si nos proponemos encontrar en todo un para qué y no un ¿por qué?, al final del día nuestra ansiedad tendrá menos posibilidad de aflorar y robarnos la esperanza.

Fiorella Fortado

Email: fiofortado@gmail.com
Twitter: @fiofortado
LinkedIn: Fiorella Fortado Aguilar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s