¿Quién soy?

Question_mark_(3534516458)

Por: Oscar Monge A

Es normal que las personas deban presentarse a sí mismas, sea en un grupo de amigos, en una reunión de trabajo o para una entrevista laboral. La mayoría de las veces lo hacemos diciendo nuestro nombre de pila, lugar de procedencia, profesión u oficio y las actividades en que invertimos regularmente nuestro preciado tiempo. Así también, agregamos pequeños detalles que nos parecen relevantes dependiendo de la situación particular en la que nos encontremos.

Sin duda ese tipo de presentaciones dicen bastante poco de nosotros, o casi nada, pues nos reservamos gran cantidad de información, la personal y que realmente nos expone tal y como somos, para los círculos más  íntimos. Estoy de acuerdo en que sea de esta forma, sin embargo, sucede a menudo que ni siquiera en esos círculos nos abrimos a los demás, no tanto porque deseamos mantener esos datos como secretos, sino que nos es imposible compartirlos a causa de lo poco que nos conocemos a sí mismos. Esto nos lleva a una especie de paradoja: Cómo espero que otros me conozcan sin antes conocerme a sí mismo.

A decir verdad, una experiencia profunda, sincera y evolucionada de auto conocimiento puede llegar a ser rara en estos días, quizá en gran medida debido al ajetreo del trabajo, a los múltiples compromisos sociales y a las horas y horas que nos sentamos frente al televisor. Pero créame, vale la pena intentarlo.

Abajo podrá encontrar una serie de rutinas que espero contribuyan en su ejercicio introspectivo:

  • Haga una lista de los atributos, cualidades y hábitos que posee
  • Cite lo que considera limitaciones, debilidades y condiciones adversas que obstaculizan su desarrollo
  • Enumere sus expectativas y metas en cada unos de los roles que juega en la vida
  • Confeccione un perfil de lo que quiere llegar a ser (¿cómo imagina su “yo” ideal?)
  • Establezca un plan de trabajo para cumplir con este perfil, conviértalo en su prioridad y contrólelo semanalmente
  • Busque primero en su interior las respuestas a sus dudas y desafíos

Ya sabemos que la vida es una continua búsqueda sin fin, y que nuestras capacidades son mucho mayores de lo que imaginamos. Recordemos ahora aquella máxima de los sistemas de gestión de calidad: “No se puede mejorar lo que no se mide”. En nuestro caso, podemos decir: “No se puede mejorar quien no se conoce”.

Oscar Monge A.

Email: mongeoscar@icloud.com

Twiter: @MongeOscar

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s