Una oportunidad con forma de balón

 20150514_124342

Por: Fabrizzio Ponce

Es una simple bola de futbol pequeña que me regalaron alguna vez, con los colores del equipo de mis preferencias. Desde el día que llegó a mí, fue un simple adorno. Muy lindo, un recuerdo especial de quien me lo regaló, pero nada más. Un adorno.

En las últimas semanas, con los primeros pasos de mi hijo, llegó el llamado de su sangre latina de patear un balón. Y adivinen cuál fue el escogido para dar sus primeros pasos como futbolista: si, mi hoy ex-adorno.

Ahora, mi enano se divierte pateando el balón por toda la casa. Juega conmigo, con mi esposa, con los abuelos. La lanza con la mano y se va corriendo detrás de ella a patearla. Yo disfruto verle y hasta me emociona pensar en una potencial carrera como futbolista, en especial porque parece que va a ser zurdo, y ya sabemos que son muy cotizados. Pero eso es de broma, él podrá escoger el deporte que se le antoje y que disfrute.

Toda esta situación me hizo recordar que, justamente de la misma forma, son las oportunidades. Todos los días pasan frente a nuestras narices, nos silban, nos rozan el cabello, nos hablan desde la conversación con alguien más, se aparecen en nuestra pantalla de la computadora, sobre nuestro escritorio.. pero no siempre las vemos.

La tragedia no radica en ello. Radica en que la oportunidad sigue buscando insistentemente quien le vuelva a ver, y no descansa hasta lograrlo. Y una vez que se establece la alianza con el afortunado/a, habrá un gran aprendizaje para esa persona, como mínimo.

Si, también creo en las segundas oportunidades. Son necesarias, justas y pueden cambiar la vida de alguien de la misma forma. El tema aquí es que debemos tener los sentidos alertas para reconocer las oportunidades que se nos presentan. Andar por la vida ‘en automático’ no nos favorece en nada. Aprovechemos el tiempo en actividades que nos ayuden a estar alerta en todo momento, viendo nuestra situación siempre de forma optimista y sabiendo que si tenemos las riendas nosotros, será más fácil salir adelante.

Mi hijo encontró la oportunidad de divertirse a su gusto con algo que, para mi, era un adorno. Eso le trajo una nueva forma de divertirse. Abrí los ojos, quizá veás alguna oportunidad por allí que te vaya a cambiar la vida.

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Twitter: @fabrizzioponce

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s