Trabajólicos

Frustrated_man_at_a_desk_(cropped)

Por: Alejandra López

La última vez que vimos un tema, conversábamos sobre la cantidad de exigencias y expectativas que están alrededor nuestro. Decíamos que son muchas y que realmente, muchas veces terminan ahogando a las personas, llevándolas a vivir vidas que no están enfocadas en su pasión, sino en los debería y los tendría que…

Un lector me preguntaba: ¿Qué pasa cuando no son exigencias externas, sino internas? ¿Qué hace que una persona solo quiera trabajar y trabajar?

Los workaholic o mejor aún en español trabajólicos, responden a una de las nuevas patologías del siglo XXI, se caracteriza por la necesidad obsesiva de la persona de dedicar su tiempo a cumplir con sus funciones laborales. Cumplir con estas, suele estar en primer lugar y le resta (o anula) importancia a cualquier otra área de su vida.

Por su puesto, para algunas empresas esta “enfermedad moderna” no es un problema, sino una ventaja (nada más cierto de la realidad) encasillada en una supuesta competitividad que lleva a  que la persona se absorba en su trabajo con tal de cumplir con la mayor cantidad de tareas, con la mayor calidad y en el menor tiempo posible, en teoría para demostrarle a la empresa que es el mejor.

¿Pero realmente es a la empresa a la que quiere demostrarle que es el mejor?  Desglosemos con más detalle las características de una persona adicta a su trabajo:

  1. Una alta exigencia para sí mismos: ¿qué quieres demostrar? Existe un impulso muy fuerte por dejar claro su valor, la importancia de sus funciones y su presencia en la empresa. Una alta necesidad de validarse, es decir de ser valorado.
  2. Son personas con una alta necesidad de recibir recompensas: el estímulo que les produce ser los mejores es alto, sobre todo al inicio de la relación laboral (ya sea en un nuevo puesto o en un nuevo lugar de trabajo), posteriormente esto se traduce en una forma de evitar sentirse mal por no cumplir (en todas las áreas de su vida).
  3. Ansiedad por trabajar: como en toda adicción el impulso por trabajar suele ser incontenible, al dedicarse de forma absorta a sus labores, es posible que el individuo inhiba otras emociones y sentimientos (todo en lo que no quieren pensar y sentir).
  4. Aislamiento social (desinterés por otras actividades que no sea trabajar): como es de esperarse, las relaciones con otras personas ocupan un último plano, esto conlleva a que el trabajólico cada día este más solo, con más tiempo para dedicarse a sus funciones y por tanto con menos tiempo para sentir.
  5. Un alto nivel de estrés: son personas que tienden a verse cansadas, con episodios de mal humor, baja tolerancia a la frustración y tarde o temprano con un bajo rendimiento laboral.
  6. Por último y no menos importante, importantes problemas de salud: comen mal, duermen mal, no hacen actividad física, no tienen tiempo para relajarse, toda esta sumatoria  da como resultado personas enfermas y poco felices!

Todo lo anterior, se traduce en llenar vacíos, no pensar, no sentir.  Desconectarse de vivir.

Mi invitación de hoy es que hagas un alto en el camino y te  preguntes, ¿cuál es tu realidad laboral? ¿Cuáles son tus razones para dar y dar (en exceso)? ¿En qué no quieres pensar? ¿Qué no quieres sentir? ¿Ser competitivo es realmente matarte en el trabajo? ¿Estás viviendo al ritmo que quisieras vivir? ¿Es ese el estilo de vida que quieres?

Si todas o incluso algunas respuestas van en la dirección de vivir para trabajar, te invito para que nos volvamos a encontrar dentro de 15 días, donde abordaremos en más detalle que puedes hacer para vivir de un modo diferente, o bien por alguno de los medios de contacto de InnÓvate y conversemos al respecto.

Alejandra López

Email: innovateconsultores.desarrollohumano@gmail.com

Twitter: CoachInnOvate

LinkedIn: linkedin.com/pub/alejandra-lópez-venegas

Facebook: facebook.com/InnOvate-Consultores

Blog: http://innovatedesarrollohumano.blogspot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s