Origami: El Arte de la Paciencia

Por: Adriana Bogantes

Quizás a usted como a mi le guste lanzarse a la aventura de aprender y conocer cosas nuevas. ¡Lo que sea! Lo que llame su atención en el momento. Desde cómo preparar una nueva receta, o conocer un lugar al que nunca ha ido, aprender un nuevo paso de baile, superar el nivel de ese juego que ha estado jugando, hasta desarrollar una nueva habilidad útil para su trabajo. En mi caso, hace poco más de un año que decidí retomar un pasatiempo de la adolescencia que había dejado olvidado: el origami.

El origami o papiroflexia, es el arte japonés de hacer figuras de papel, con tal solo doblarlo; sin utilizar tijeras, ni goma. La diversidad de figuras, o papirolas, que se pueden lograr va desde lo más sencillo hasta lo más complejo. Con el origami es posible crear casi cualquier cosa que usted se pueda imaginar.

Soy facilitadora de un club de origami, para estudiantes de colegio, como parte de sus actividades extracurriculares. En ocasiones cuando plegamos, tengo estudiantes que desean rendirse durante el proceso. Se desesperan consigo mismos, con el papel, conmigo y dicen: -“Profe, ¡no puedo!”. Y el papel, con potencial de convertirse en figura, quiere terminar como una bola arrugada y tirada en el suelo. Ante esta situación solía animarlos y apoyarlos en el proceso, e incluso presionarlos un poco… hasta que llegué a ese punto también, el punto de “bola de papel”. Y algo cambió en mi perspectiva.

Punto de "bola de papel" Momento en que pierdo la paciencia conmigo...
Punto de “bola de papel”
Momento en que pierdo la paciencia conmigo… Fotografía: Rossana Ortiz

El punto de “bola de papel”

Es ese momento, durante el proceso de aprendizaje, en que perdemos la paciencia para con nosotros mismos, en el que queremos tomar todo lo trabajado hasta el momento y como si fuera papel arrugarlo, tirarlo, olvidarnos del asunto y continuar. Llegué ahí durante una reunión del club nacional de papiroflexia: “Origami Costa Rica“. Plegábamos la “Garza Real” explicada por su autor, el costarricense Oscar L. Rojas. En el paso número 49 de 63 exclamé al igual que mis alumnos: – “¡Hasta aquí llegué! ¡No puedo más!” y desee convertir lo que intentó ser garza, en una bella y perfecta bola de papel. Me di cuenta de que tenía los materiales necesarios, la energía, la determinación, pero algo me faltaba… quizás lo más importante: paciencia.

Sea que estemos aprendiendo: habilidades, conocimientos nuevos, hábitos o la ruta para alcanzar nuestras metas; es posible que lleguemos al punto de “bola de papel”. Si usted como yo llega a este punto, le quiero decir que: ¡va por buen camino! Quiere decir que ha salido de su zona de confort y se está enfrentando a nuevos retos ¡está en zona de aprendizaje! Ahí es crucial mantener la paciencia.

Leyla Torres, una reconocida origamista, dice que hay que: Apreciar tanto el proceso como el resultado. Comparto su pensamiento, en especial cuando se trata de procesos de aprendizaje, porque los resultados que deseamos requieren tiempo, requieren que atravesemos un proceso y recorramos una nueva ruta; desconocida, retadora, para crecer y aprender. Esto se vive mejor si somos amables con nosotros mismos, si nos otorgamos el tiempo necesario y celebramos los pequeños logros al reconocerlos.

Como solución al punto de “bola de papel” decidí utilizar una afirmación positiva que me recuerda disfrutar el proceso y la importancia de mi persona en él. Me inspiré en la película “Comer, rezar, amar” en donde la protagonista principal Elizabeth, interpretada por Julia Roberts, está aprendiendo el idioma italiano y en un momento de frustración (punto de “bola de papel”) su profesor le dice: –Debes ser muy amble contigo misma cuando aprendes cosas nuevas. Ahora cuando estoy a punto de perder la paz, me digo: Soy amable conmigo misma cuando aprendo cosas nuevas. Y así recuerdo disfrutar el proceso, el reto y darme el tiempo de llegar a donde deseo.

Le pregunto: ¿Cuál es su zona de aprendizaje ahora? ¿Cuál es su punto de “bola de papel”? Le invito a encontrar una frase positiva que le recuerde tener paciencia en el proceso, ser amable con usted y disfrutar. ¿Cuál es su frase?

Adriana Bogantes

Email: 

Facebook: Adriana Bogantes – Orientadora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s