El Observador

elobservador

Por: Maxi Ogas

A lo largo de los siglos la raza humana fue evolucionando, pasamos de arrastrarnos por el suelo en cuatro patas, a trepar árboles, a caminar erguidos en dos patas sobre la tierra. Nos convertimos en seres pensantes y gracias al intelecto que poco a poco floreció en nuestra especie, nos convertimos en los dominantes del mundo en el que vivimos. Si observamos esto, nos daremos cuenta que son muchos los cambios que sufrió la especie humana a lo largo de los siglos, pero, si nos detenemos a pensar un poco, hay algo que no ha cambiado prácticamente desde que existimos; el observador. Estamos acostumbrados a considerar que la manera en que vemos el mundo es “como es”, y nos olvidamos que siempre vemos una situación desde una perspectiva personal. El mundo no es lo que nosotros queremos que sea, el mundo es como nosotros lo interpretamos.

Para ilustrar esto, podemos configurar la siguiente situación: tenemos tres sujetos que observan una misma situación, “una señora riega las plantas de su jardín”. Veamos las diferentes perspectivas.

A: Que hermoso como esta señora cuida sus bellísimas flores, quisiera tener un jardín así de hermoso.

B: Que impresionante, la cantidad de agua que gasta esta señora. Debe pagar una fortuna en agua.

C: Pero, que inconsciente es esta señora, como va a desperdiciar agua de esa forma, siendo que hay niños en África que no tienen agua para beber.

Cada una entiende algo totalmente distinto. Cuando observamos algo, nos es imposible ser objetivos no podemos evitar colocar en eso “lo que observamos”, nuestra crianza, nuestra cultura, y nuestras experiencias personales.

El observador es el primer actor en el fenómeno de la comunicación, y aprender a observar desde otro punto de vista, nos ayudara a comunicarnos mejor.

Cuantas veces discutimos con nuestro entorno íntimo por problemas ínfimos.

¿Por qué nos ocurre esto?

Muchas veces nos encontramos ocupados o concentrados en otras cosas cuando escuchamos un pedido, y como para nosotros la importancia del pedido no es la misma que para quien lo solicita, tendemos a dejarlo para otro momento.

Podríamos cambiar el mundo que nos rodea, si aprendiéramos a comunicarnos mejor, a realizar mejores pedidos y entender los otros que nos observan.

Imaginemos como nos observan los demás: quizá usted sea una persona muy simpática, pero su jefe lo ve como una persona tímida y por ello no lo considera.

¿Que hago YO, para que mi jefe me observe de esa forma? Debemos tener en cuenta que lo que decimos va acompañado de lo que hacemos. Si, cuando hablamos, agachamos la cabeza, cruzamos los brazos, movemos el pie, todo eso transmite a nuestro observador algo, que esta persona interpretara según su mirada del mundo.

Tengamos en cuenta como los demás nos observan.

¿Qué hago yo para que me vean de esa manera?

Esta pregunta, es el primer paso para lograr relaciones efectivas, y aportar valor a la forma en la que los demás nos observan, para sacar conclusiones sobre nuestra persona.

Observemos cómo observamos y observemos como nos observan, eso nos abrirá muchas puertas.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo Argentina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s