El ‘To do list’ de las organizaciones – I Parte

4579520419_3668704c59_o

Por: Fabrizzio Ponce

Recientemente una buena amiga me compartió en una de mis redes sociales el video completo de un concierto al que asistimos junto con varios amigos allá por 1996. Era una banda norteamericana de heavy metal y bueno, sin poder negar mi preferencia por ese estilo musical, ver el video me trajo nuevamente el recuerdo de muchas cosas de ese concierto.

Pese a que asistí a varios conciertos en aquella época, no tengo ninguna duda de que ese fue el mejor de todos. Ver a los amigos, disfrutar en vivo de la música que nos encantaba –y encanta aún, así como las obligatorias compras de una camiseta y un CD del grupo, fueron parte de la emoción de ese día. Y si sumo la magistral interpretación de la banda, la potencia vocal del cantante y el sonido nítido del show, da como resultado un evento inolvidable. Y es que, aunque no soy un tipo demasiado exigente en muchos aspectos, hay cosas que sí espero que un organizador de conciertos haga para que sea un evento que valga la pena.

Llevando lo anterior al plano del liderazgo de las organizaciones, pregunto: ¿tenemos claro que nuestro equipo de trabajo también tiene una serie de expectativas acerca del lugar donde se desempeñan profesionalmente?

Douglas McGregor, un profesor universitario del Instituto Tecnológico de Massachusetts, propuso sus famosas Teorías ‘X’ y ‘Y’ allá por la década de los 60’s. Básicamente, un resumen sería que la Teoría X proponía que la gente no quiere trabajar, hace todo lo posible por evitarlo y para lograr que lo hagan hay que recurrir a la amenaza y al castigo.  Por otro lado, la Teoría Y explica que la gente si quiere y necesita trabajar y que pondrá todo su empeño y creatividad en hacerlo.

La teoría ha cumplido ya 50 años y sigue teniendo algún tipo de relevancia dentro de la gestión del talento humano. Sin embargo, como lo comenté antes, mi análisis con este artículo busca hacer conciencia en el liderazgo de una organización: ¿estamos haciendo lo posible para que la gente ‘X’ y la gente ‘Y’ tengan todo lo necesario para desempeñar su labor?  

Robert Levering, co-fundador de Great Place to Work, da en el clavo cuando argumenta que “un excelente lugar para trabajar es aquel en el que uno confía en las personas para las que trabaja, está orgulloso de lo que hace y disfruta de las personas con las que trabaja”. ¡Menudo problema para los que usan la teoría de McGregor cual si fuera una paleta de colores que solo tiene blanco y negro!

El entorno actual de competencia y desarrollo profesional obliga a los líderes a ser creativos, a innovar y a buscar soluciones, no sólo para sus productos y servicios como organización, sino también para sus equipos de trabajo. En nuestro próximo artículo profundizaremos en el tema.

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Twitter: @fabrizzioponce

Web: www.pasosexitosos.com

 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s