Entornos colaborativos, eliminar barreras a través de la comunicación

businessmen-786069_640

 Por: César Taborda

La globalización y los inesperados cambios en el mundo y en una era constantemente cambiante, inconstante, pero siempre disponible a ser penetrable por parte de las organizaciones, hace que de manera continua, las empresas se vean en la necesidad de visualizarse potencialmente más competitivas y decididas en sus diversos procesos, además de ser proactivas para ajustarse a los cambios que son inminentes con el paso del tiempo, y adecuándose a la diversidad de herramientas científicas y tecnológicas que permite impulsar de manera persuasiva el desarrollo tanto empresarial como del mismo recurso humano.

Las herramientas tecnológicas permiten adentrarse en un mundo agresivo informacionalmente hablando, analítico y diferenciador, en el cual el recurso humano de una organización puede enriquecerse de manera amplia y constante desde la misma gestión del conocimiento y de la información. “Las organizaciones se ven obligadas a estar en condiciones de cambiar rápidamente, para dar respuesta inmediata a los retos del entorno”, puesto que estar en un complejo mundo de información facilitará la innovación y mejorará la motivación de los empleados, ya que esto los hará más competentes y analíticos unos con otros y de la misma forma, la empresa se verá ampliamente capacitada en diversas áreas lo cual permitirá un direccionamiento adecuado a nivel organizacional.

La tecnología, como en otros ámbitos, es un aliado clave, porque está ayudando a crear un nuevo modelo de relación para los empleados, y además con una propuesta más eficiente y productiva que los modelos tradicionales”. Cuando en el recurso humano se comprende con amplitud la importancia de la información y lo indispensable que es trabajar en medio de entornos ampliamente colaborativos (no solo desde la comunicación interpersonal sino también desde la comunicación tecnológica, eliminando las barreras por medio de la internet y su mundo de posibilidades) se comprenderá a profundidad que estos entornos colaborativos se fortalecen y hace de los equipos de trabajo montañas sin fronteras, donde el respeto por el otro y el diario compartir de información relevante y estructurada fomentan un positivo ambiente organizacional, garantizando así, la visibilidad de los líderes de la organización.

Ese mar de información en el  que las empresas y su recurso humano se encuentra inmerso, en definitiva permitirá exigir en todas sus capacidades buscando un cambio generacional, donde todos aportan, nadie es pasivo y existe una retroalimentación constante de los equipos de trabajo, todo esto es posible, “haciendo uso de herramientas sociales y tecnologías de colaboración que permitirán mejorar la productividad empresarial y el desempeño de cada empleado, y en cierta medida será la tecnología la que plasmará los avances de la organización, derribando barreras y permitiendo el desarrollo de un nuevo ecosistema laboral, viéndolo desde este punto de vista, las ventajas de los entornos colaborativos pueden marcar el futuro de miles de organizaciones en todo el mundo y ser la clave para su éxito futuro” (LIFERAY, 2013).

Pero realmente no todo es color de rosa como los empresarios quisieran, es importante tener en cuenta y analizar a cabalidad las posibles dificultades que se pueden presentar en la concepción de estos entornos colaborativos, debido a que la tecnología tiene mucho de ventajoso, pero también mucho como limitante a la hora de ser utilizada, entre las muchas dificultades que se pueden presentar, serán citadas las que a mi parecer son bastante arraigadas en nuestra sociedad.

Al tener claridad que la tecnología tiene desventajas que limitan sus beneficios y múltiples aplicabilidades, se puede decir que el facilismo, los problemas técnicos que a menudo suelen aparecer, la falta de formación de muchas personas, las barreras culturales y tal vez las barreras económicas conllevan a cometer errores y si a esto le sumamos la posible distracción que la tecnología de manera constante genera en el Recurso Humano (RRHH) y que a largo plazo puede generar problemáticas muy grandes para la empresa si no se lleva un control exhaustivo de cada paso que se pueda dar en el recurso y en la organización como tal.

En conclusión, las organizaciones siempre podrán ser competitivas, esto si se elimina el pensamiento cerrado, y se visualiza de manera constante la amplia gama de posibilidades para crecer y ser líderes en cada uno de sus procesos, la sensibilidad al cambio debe estar en la mentalidad organizacional y en la sangre de sus empleados, sacando provecho de las oportunidades que se abren día a día, pero siempre, estando seguros en los pasos a dar, con el riesgo que implica equivocarse, pero también con la diligencia suficiente para sobre llevar las diversas dificultades que las herramientas tecnológicas conlleven, pero teniendo siempre claro que el desarrollo empresarial será siempre un desarrollo para los colaboradores.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: www.facebook.com/ctabag09

Web: gdsa2013.blogspot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s