Ventajas del juego en el área de trabajo

Por: Adriana Bogantes

Un estimado profesor de la universidad decía que innovar es descubrir cómo llegar a un mismo lugar de maneras diferentes y una forma de innovar en el área de trabajo es JUGAR.

En su libro “The Breakthrough Factor” (El Factor de Innovación) Henry Marsh habla acerca de la importancia de la variedad en la vida. Dice que todos los individuos necesitamos variedad, algunas personas en mayor y otras en menor grado.

Lograr variedad en el lugar de trabajo, cuando se lleva cierto tiempo de seguir una rutina ya establecida o trabajar en lo mismo puede ser todo un reto.

Jugar mientras desarrolla su ocupación, es una forma de introducir variedad en el área laboral, sin que eso represente una falta de seriedad o una pérdida de tiempo.

El neuropsiquiatra Eric Berne, con el análisis transaccional, sostenía que la personalidad está conformada por 3 estados: Padre, Adulto y Niño. Aún siendo personas adultas, se albergan y requieren esos 3 estados, incluso el “Niño”; pues este es el que se encarga en la persona de los: sentimientos, deseos, la espontaneidad, la vida interior, la afectividad, la curiosidad, la intuición y la imaginación, entre otros.

Juego, trabajo, innovación
Juego, trabajo, innovación.

Algunas de las ventajas de “jugar” en el trabajo las exponen Ludin, Paul y Christensen, en su libro “Fish!” (Pez!) y son:

  • Es sano.
  • Influirá en cómo trata a los demás, la gente feliz trata bien a los demás.
  • Promueve la creatividad.
  • Hace que el tiempo vuele.
  • Ayuda a cambiar la actitud hacia el trabajo, pues se ve como una recompensa en sí mismo.

Abordar de una manera lúdica el trabajo es un beneficio para la persona y las personas con las que se relaciona en su entorno inmediato.

Un ejemplo de “jugar” en el trabajo lo vi de los trabajadores municipales. Una mañana observé que los encargados de la recolección de basura se hacían pases con una bola, mientras reunían las bolsas de basura para subirlas al camión. Los he observado en otras ocasiones, su trabajo les estaba tomando el mismo tiempo que si no estuvieran jugando; pero se notaba que estaban más felices que de costumbre y trabajaban con una buena actitud.

Pienso que no era su costumbre hacer esto todos los días, el balón que usaban estaba desinflado y viejo, posiblemente lo encontraron en la basura. Pero supieron aprovechar los recursos que  tenían a mano, aunque no fueran los mejores, para convertir la situación en un buen día de trabajo.

Encontrar una manera lúdica de vivir el día a día laboral está en cada quién, que conoce su quehacer. Podría pensar que “jugar” en el trabajo es literalmente sacar sus juguetes del baúl de los recuerdos y llevarlos consigo, pero no. Es  más bien usar la espontaneidad, curiosidad, intuición e imaginación de ese “Niño interior” para dar solución a retos que le presente su ocupación.

¿De qué manera puede abordar su trabajo de una forma lúdica? Haga una lluvia de ideas, elija algunas y aplíquelas. Luego reflexione: ¿Cómo le fue? ¿Qué cambiaría? ¿Qué mantendría?

Adriana Bogantes

Email: 

Facebook: Adriana Bogantes – Orientadora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s