Enójese

Por: Lary Obando Calderón

Estamos iniciando un nuevo año y muchos de nosotros ya colocamos metas y propósitos para poder cumplir en este 2016. Bajar de peso, poder viajar con su familia a esas vacaciones soñadas, lograr un ascenso en su trabajo o poder emprender ese negocio que ha estado rondando su mente por mucho tiempo, son muchos los deseos por cumplir en este nuevo año. Sea cual sea su propósito para muchas personas en años anteriores resulta frustrante cuando pocas semanas después o inclusive días  ya muchas de esas resoluciones quedan abandonadas y terminan naufragando en un mar de frustraciones.

Y es que estadísticamente, un 75 % de las personas nunca se colocan metas u objetivos en algún momento de la vida y ni que hablar del inicio de un nuevo año y de ese restante 25% que si se las coloca, un 92% abandona sus metas en el camino. Es decir, solamente un 2% de las personas se colocan metas o resoluciones de año nuevo o en la vida y logran concretarlas.

¿Le parece escandaloso el número?

En está ocasión mi intención no es darle los pasos o consejos a seguir para que pueda lograr sus metas. Lo único que deseo trasmitirle en esta ocasión en un sencillo, rotundo y contundente “Ya basta”. Moléstese con usted mismo, enójese con la persona que ve frente a su espejo todas las mañanas, háblese así mismo y ponga un alto definitivo. Establezca un “hasta aquí”  y decida cambiar el rumbo de su vida, que este año sea su año. Ponga un alto definitivo a un año más de seudos intentos de lograr hacer algo con su vida, decida firmemente y diga “no más”. No más tratar y fallar, no más ese sentimiento de frustración al ganar kilos de más y ver como su condición física se deteriora y su guardarropa se encoje. No más la sensación de vivir limitado económicamente, planificando cuando y donde salir a cenar con su pareja o amigos y viendo siempre primero el lado derecho del menú ( sí, me refiero a escoger el “antojo” de la cena según los precios o en su defecto escoger el pollo en lugar del filete o el atún.)

No más de estar sentado en su escritorio detrás de una computadora en lugar de estar cumpliendo su proyecto o realización profesional; no me malinterprete, si usted es feliz realizando su trabajo, perfecto. El problema es cuando usted siendo infeliz permanece quejándose o auto compadeciéndose por meses o inclusive años sin hacer o planificar una “ruta de escape”.

El punto es que no importa cuál sea sus propósitos de inicio de año pero ya es hora que determiné con pasión inquebrantable a cumplir sus metas.

En anteriores artículos hemos conversado sobre el ponerse metas, el enfoque, la determinación, la pasión y otra serie de componentes importantes para lograr tener éxito en la concreción de esas metas y podemos continuar escribiendo sobre técnicas, metafísica, visualización y atracción; pero lo cierto es que nada, absolutamente nada va a suceder en su vida si usted no quiere que suceda, si usted no desea fervientemente que esa meta o propósito sea alcanzado, un determinación tan intensa que cale lo más profundo de sus ser.

Entienda con esto que fácil no es, justamente por eso necesita que ese deseo sea tan profundo y lo queme por dentro que cuando se presente la oportunidad de escoger entre la comida chatarra o la saludable, usted escogerá la saludable. Simplemente porque es la alternativa que lo acerca a su meta. O bien si hay algo que desea comprarse, prefiere no hacerlo hasta no tener el dinero completo y no utilizar la tarjeta de crédito; si lo está tratando de pagar sus deudas de tarjeta. Y así podemos continuar con muchísimos ejemplos sobre cómo nos traicionamos a nosotros mismos una vez y otra también.

¿Va a permitir que este año sea igual que los anteriores?, ¿va a ser capaz de concretar las 2 ó 3 metas que se puso en el año o no tendrá las agallas para hacerlo?, ¿ Está dispuesto a hacer lo que tenga que hacer para lograr la condición física que siempre ha deseado, pagar sus deudas, iniciar su negocio propio, lograr el ascenso en la compañía para que labora?, ¿ Tiene las agallas y el coraje suficiente para dejar la mediocridad de un año más de intentos y hacer de este año SU año?

No dudo en ningún momento que si puede lograr lo que se proponga y más. Ahora, deje de leer, busque el espejo más temprano, mírese directamente a los ojos y retese usted mismo a un  rotundo y contundente “ Ya basta!” y haga de este 2016 el mejor año de su vida.

Lary Obando Calderón

Email: lary.obando@outlook.com

Twitter: @LaryObando

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s