Comunicación interna en la empresa

Por: José Ramón Villaverde

Obviamente el creador de la idea es el eje fundamental de cualquier empresa o entidad, pero de cómo comunique el porqué de su producto o servicio o de cómo delegue la gestión, obtendremos un éxito o un fracaso.

Un líder puede atesorar todos los roles o virtudes que una determinada sociedad demanda siendo una especie de foco a imitar, pero ese mismo líder sin un equipo que lo respalde nunca llegará lejos. Un nuevo producto aparece en el mercado y una vez lo hemos testado, interiorizado y lo damos por bueno, necesitamos saber algo más de él. Necesitamos conocer su trazabilidad y tener claro que hay una íntima conexión entre la sensación que nos ha producido y el cómo ha llegado a nuestras manos, para cerciorar que ese proceso es lógico y por tanto, natural que sea casi un producto hecho para nosotros.

El autor, creador o emprendedor conoce nuestras necesidades y tras crear un producto, sea el que sea, sino es consciente de que antes de venderlo ha de comunicar a su equipo los porqués, la filosofía o la cultura que impregna la creación, estará cerca de un fracaso.puzzle-535509_640

El cliente se siente contento cuando en una cadena de montaje el mando intermedio explica cómo ha resuelto un problema o cómo utilizan un producto. El cliente siente motivación por el trabajo que desarrollo, conocimiento del mismo, seguridad en que lo que hace tiene un sentido desarrollado por un grupo y está testado y comprobado. Todo ello le da una sensación de confortabilidad en el producto que compra. A su vez, utilizando otro ejemplo común, al abrir una lata de conserva ya no sólo queremos que nos guste su calidad sino que queremos saber que las condiciones laborales del pescador son óptimas o que la empresa realiza las labores de pesca respetando las paradas ecológicas en los mares que atraviesa. De un vino, queremos saber el proceso desde que la uva reposa en la cepa y después conocer su proceso de crianza, saber el por qué el bodeguero creó la bodega y aprender a oler aromas y sabores. Estos ejemplos y miles más, comunes a todos nosotros, no son posibles si no hay personas en mitad del recorrido, que compran ese sentimiento y conocimiento a la empresa y luego la transmiten al cliente final, nosotros.

Por lo tanto es muy importante el cómo una empresa trata la cadena de conocimiento y como la hace llegar al cliente final. Es vital que las empresas de nueva creación tengan creado protocolos de asistencia al cliente final y comunicación con el mismo, para así en el momento de crecimiento, se perciba una armonía lógica en esa transmisión cultural. Este artículo termina con la palabra delegar, es decir, un gerente o un creador de un determinado debe depositar en su equipo la mayor confianza posible para que estos desarrollen la idea que el creo. Es verdad que cada uno recibe una información, la interioriza y luego la cuenta dependiendo de muchos factores pero si una empresa gestiona bien su comunicación interna, el cliente a la hora de comprar estará comprando muchas cosas y la empresa recibirá una palabra fundamental, fidelidad.

Para finalizar estoy seguro que si una empresa se gestiona así su clima laboral será bastante positivo con tasas de absentismo muy bajas, ¿por qué? Porque denotará que detrás de todo no sólo hay un producto exitoso sino una idea empresarial coherente.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s