Querido jefe, ¿para cuando un aumento de salario.. emocional?

querido_jefe_para_cuando_un_aumento_de_salario._emocional

¿Sabéis cuánto tiempo dura la motivación tras un aumento de salario? Entre dos y tres meses, pasado ese periodo volvemos a estar igual que al principio: desmotivados.

“Pues no lo entiendo”, dirá el empresario,” si te pago más, estarás más contento porque tú vienes a trabajar por dinero, ¿no?”

Un contrato laboral es una contraprestación entre empresa y trabajador: tú haces esto y yo te pago por ello. ¿Cuánto hace que el mundo laboral ya no funciona así?

Existen otros factores, además del económico que hacen que yo quiera (o no quiera) seguir trabajando en tu empresa, porque el mismo salario o más podrían ofrecérmelo en otra.

Por poner un ejemplo cotidiano: ¿qué motivos tenemos para ir a comprar un producto a una tienda y no a otra? El trato del personal, la rapidez, la solución a cualquier incidencia, el servicio postventa, la accesibilidad, el horario, el asesoramiento especializado, el hecho de satisfacer nuestra necesidad…

E incluso si fuera algo más cara, probablemente seguiríamos siendo fieles a esa tienda.

Lo mismo ocurre con las empresas: el producto (salario) lo ofrecen todas, pero el salario emocional sólo unas pocas.

¿Qué es salario emocional?

Lo que busca es aumentar la motivación de los empleados con el fin de conseguir trabajadores satisfechos que contribuyan a la mejora de la productividad de la empresa.

Algunos ejemplos de salario emocional serían los siguientes:

  • Flexibilidad horaria: tener un margen de entrada y de salida, adaptar los horarios para conciliar al máximo, compensación de horas.
  • Teletrabajo: evitar el “presentismo” de 8 horas diarias. Hay muchos trabajos en los que no es necesario estar en la oficina, se puede avanzar trabajo desde casa o en las horas más convenientes para el trabajador. Se trata de trabajar por proyectos, por objetivos y no tanto por estar X horas en tu puesto.
  • Reconocimiento: elogiar, reconocer el trabajo bien hecho, dar la enhorabuena a los miembros del equipo. Hacerles sentir partícipes de los éxitos de la empresa.
  • Potenciar el talento: darles herramientas para avanzar profesionalmente, tener un plan de carrera individual, pedirles opinión constantemente, solicitar ideas y propuestas nuevas. Dar rienda suelta a la creatividad, escuchar siempre todas las aportaciones y darles valor.
  • Clima de confianza: crear un ambiente que propicie la confianza en el equipo, que planteen sus preocupaciones con total libertad, asegurarles una solución a cualquier problema planteado. Tener la seguridad y confianza en que la persona es lo suficientemente responsable para gestionar su tiempo y entregar su trabajo en plazo.
  • Favorecer la comunicación: flujo ascendente y descendente. La falta de comunicación provoca situaciones de incertidumbre, trato diferenciador entre los miembros de un equipo, competitividad entre departamentos (lo que yo sé, a ti no te lo digo y juego con ventaja) y lo más peligroso en una empresa: genera rumores, muy difíciles de detectar y lograr parar.
  • Disponer de un ambiente físico confortable: espacio de trabajo adecuado, medios, equipos  y materiales disponibles, mobiliario cómodo y funcional, maquinaria ergonómica, confort térmico. Las condiciones ambientales influyen en gran medida en el desempeño de cualquier tipo de trabajo.
  • Diseñar un plan de acogida: dar la bienvenida a los nuevos trabajadores, explicarles en detalle el funcionamiento de la empresa, asignarles un mentor, fomentar que pregunten todas las dudas sobre su trabajo, explicarles el sistema de evaluación del desempeño, presentarles al resto de departamentos. En definitiva, hacerles sentir parte de la empresa desde el principio.
  • Ser detallista: felicitar por el cumpleaños, preguntar por las vacaciones, interesarse por la salud de un familiar, ser considerado si existe una situación personal delicada, dedicarle tiempo si necesita hablar o desahogarse en un momento determinado.

Por otro lado, existen otras medidas que si bien requieren inversión por parte de la empresa, también es cierto que repercuten en el aumento de la productividad:

  • Beneficios sociales: planes de pensiones, seguros médicos, cheques de comedor, becas a estudios.
  • Promoción de hábitos saludables: bonos de gimnasio, bicicletas a disposición, menús saludables en comedores.
  • Organización de eventos deportivos, actividades de outdoor training o fiestas para trabajadores y familias.
  • Premios a la productividad: regalos, viajes, cheques descuento.
  • Permisos por motivos personales o familiares: cumpleaños, fiesta fin de curso.

¡Y qué decir de la cesta de Navidad: imprescindible en todas las empresas!

El salario emocional tiene sentido siempre y cuando el trabajador tenga cubiertas sus necesidades económicas, si se siente bien remunerado ofrece muchas ventajas. De nada sirve si partimos de unas condiciones salariales no acordes a la valía de la persona ni de su trabajo, el salario emocional es un plus a una base económica adecuada.

¿Qué conseguimos con el salario emocional?

  • Retención del talento
  • Compromiso con el equipo y con la empresa
  • Desarrollo profesional
  • Motivación para proponer, crear y conseguir objetivos
  • Identificación con la marca
  • Aumento de la productividad
  • Sentimiento de pertenencia al equipo
  • Buena reputación e imagen positiva de la empresa

Querido jefe: ¿realmente cuesta tanto que subas mi salario emocional?

Es más fácil comprar con dinero que gestionar emociones, tienes razón.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s