Liderando personas

hqdefault

 

Por: Fabrizzio Ponce

No crean, estimados amigos que me leen en esta ocasión, que el título del artículo fue sencillo de elegir. Es decir, quienes estamos en posiciones de liderazgo, efectivamente lideramos personas. Por esa razón, el título parece una obviedad.

Sin embargo, si analizamos nuestro entorno cercano, el de nuestras organizaciones y hasta a nivel mundial, parece que en ocasiones se nos olvida y más bien actuamos como si lideráramos fajos de billetes, computadoras, automóviles o cualquier otro elemento tangible.

En algún momento en mis primeros años universitarios, escuché una famosa frase que nos motiva a dejar los problemas de la casa fuera de la oficina y trabajar dando el 100% en procura de los logros de la organización. Una belleza de frase tan teórica como aquella que decía que el agua es un recurso inagotable (si, esa también la leí alguna vez de niño).

Ambos sabemos que ninguna de las dos frases es cierta. No es cierto que el agua sea inagotable y mucho menos que podemos dejar los problemas de casa afuera de la oficina. Sin embargo, ¡cuántas veces insistimos en eso!  Nuestros equipos de trabajo están desmotivados, agobiados y alguno que otro con dificultades familiares (si, eso sucede a menudo) y los líderes ni cuenta nos damos, todo por estar exigiendo el 101%.

Lideramos personas. Es tan obvio y por esa razón, creo, tan fácil de olvidar. Entre algunos de sus escritos, John C. Maxwell, comentaba que las personas son espejos, que van a reflejar la actitud de su líder. También recomienda cuatro pasos importantes que todo líder debe dar en su camino al liderar personas:

  1. Recuerde sus nombres: nada hace sentir más importante a una persona
  2. Reconozca su potencial: nada hace sentir más especial a una persona
  3. Requiérales de su ayuda: nada hace que una persona se sienta más útil
  4. Recompense sus esfuerzos: nada hace sentir más valiosa a una personal

Maya Angelou, una escritora y activista estadounidense, escribió en cierta ocasión: “Las personas olvidarán lo que dijiste y lo que hiciste, pero nunca olvidarán cómo las hiciste sentir”. Mejoremos nuestra actitud como líderes y procurémosle a nuestros equipos de trabajo un ambiente de crecimiento, con dignidad, respeto y reconocimiento.

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Facebook: Fabrizzio Ponce – Liderazgo y Desarrollo Personal

Twitter: @fabrizzioponce

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s