Necesitas una hoja de vida en la era de Linkedin?

2304874364_cd78bd8073

 

¿Crees que el CV tradicional está muerto? ¿O por el contrario eres de los que piensan que sigue estando más vivo que nunca?

Mucha gente habla de que el CV tal y como lo conocemos ha desaparecido o que la tendencia es que acabará desapareciendo en breve, pero lo que es cierto es que, actualmente, si aplicas a una oferta, es casi seguro que tendrás que enviar un CV a una dirección de correo electrónico, otra cosa es como sea ese CV y si sabes aprovechar lo que te ofrece el 2.0

Pero hemos de reconocer que sí, que ha perdido su status y su posición y ahora es el CV social el que está en auge. Pero vamos a ver si esto es del todo cierto…

El Currículum Vitae era o es utilizado para:

Solicitar un trabajo. Para aplicar a un puesto anunciado había que presentar un curriculum vitae como parte del proceso de solicitud.

Autocandidatura. Utilizamos el CV como una forma de presentarnos ante la empresa objetivo para de este modo mostrar nuestro interés.

Currículum Social. CV 2.0

LinkedIn

Actualmente todo esto podemos conseguirlo de forma más sencilla a través de nuestra presencia online. Tú que estás buscando trabajo reconocerás que es mucho más práctico y sencillo enviar un link a tu perfil de LinkedIn en lugar de un pdf con tu CV, más que nada porque en tu perfil profesional se incluyen valoraciones, recomendaciones de tus compañeros, clientes y superiores.

Se trata por tanto de una forma eficaz para transmitir tu “expertise”, es fácil de actualizar y además es más que probable que si alguien introduce tu nombre y apellidos en Google para averiguar sobre tus conocimientos y experiencia o simplemente para indagar sobre ti, uno de los primeros resultados que aparezcan sea el de tu perfil de LinkedIn.

Por ello es importante que esté completo, actualizado y que la información que transmita sea coherente.

LinkedIn es la red profesional con mayor número de seguidores y en ella están las empresas, los nethunters o seleccionadores, los empleadores y posibles colaboradores.

Pequeños detalles a tener en cuenta:

Creación de una URL corta y limpia para tu perfil de LinkedIn, podrás incluirla en tu firma en el correo electrónico, asegurándote de este modo que visiten tu perfil.

La fotografía importa. Deberás tener especial cuidado con la imagen que elijas, no será necesario que sea especialmente formal pero tampoco demasiado informal.

Deberás participar y aportar contenido de calidad. Participar en debates en los grupos en los que participes, compartir y sobre todo aportar valor.

Tienes que tener claro que NO será suficiente con crear el perfil y no interactuar con tu red de contactos, tendrás que alimentarlo y aportar.

Blogs, sitios web y otras páginas de interés

Pero LinkedIn tiene limitaciones porque tendrás que adaptarte a su estructura y solo vas a tener un control mínimo sobre su formato. Es por esto que muchos profesionales utilizan su propio blog o web personal o profesional para tener una presencia online más estratégica. Por ello lo mejor es mantener varias presencias y personalizarlas según tus objetivos para de este modo dirigir a la persona que te interesa hacia aquella que es más relevante o que más nos interese en cada situación concreta.

Por ejemplo, puedes gestionar tu CV social haciendo uso de páginas como:

¿Por qué necesitas entonces aun un Currículum Vitae tradicional?

Porque cuando estás aplicando a una oferta y estás optando a un puesto de trabajo concreto, ni LinkedIn ni tu blog pueden reemplazar a tu currículum. Ya que un buen CV sigue siendo la puerta de entrada o acceso a una entrevista.

No hay que olvidar que LinkedIn te ofrece la posibilidad de descargar tu perfil en formato CV en pdf, aunque yo no me arriesgaría a presentarlo como tal sin antes haberlo analizado y depurado. Por tanto lo que hay que hacer es tratar nuestro perfil y nuestro CV como un documento vivo que debemos mantener actualizado.

Por tanto, ni LinkedIn y nuestros CV’s sociales, sea el que sea el formato que elijamos, ni nuestro CV tradicional tienen valor por sí solos. Entre ellos se complementan y aportan valor.

A la hora de llevar a cabo tu búsqueda de empleo no restes, deja que todo sume y de este modo tus opciones aumentarán.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s