Puertas abiertas

study-789631_960_720

Por: Katherine Jiménez

Un término que escuchamos cada vez con más regularidad es el de puertas abiertas, el cual se basa fundamentalmente en estructuras jerárquicas horizontales, donde todos los colaboradores de la empresa mantienen las relaciones interpersonales labores de manera equitativa y amena.

¿Pero cuál es el objetivo de la política de puertas abiertas?, y más importante ¿se cumple ese objetivo?

El concepto, que originalmente se aplicaba a las relaciones exteriores y economía, buscando establecer las mismas condiciones comerciales de las grandes potencias en China, es hoy utilizado como una estrategia de RR.HH y comunicación interna, que pretende acercar a los altos mandos con los colaboradores de niveles inferiores por medio de un ambiente de equidad, transparencia y apertura para tratar los distintos temas que cotidianamente afectan el entorno profesional.

Su implementación, que sobrelleva los mismos retos de cualquier estrategia que busca romper con los esquemas pre-establecidos, y que contribuyeron a alcanzar el éxito a numerosas compañías, se ve amenazada por la incredulidad de los mismos colaboradores quienes en un principio no se sienten seguros ante el cambio, por considerarle un medio para obtener información que en otro momento podría ser usado en su contra, y de la realidad de no siempre ser abrazada por quienes ocupan los rangos superiores.

Son precisamente estos factores los que en su mayoría terminan manchando y destruyendo el propósito de las puertas abiertas, obteniendo en consecuencia resultados totalmente contrarios a los buscados.

Ahora, es importante mencionar que cuando la ejecución se desarrolla de forma controlada y haciendo los ajustes pertinentes conforme se avanza en el proyecto, los resultados pueden generan un impacto sumamente positivo en el ambiente laboral, repercutiendo a su vez en la productividad y estabilidad de la compañía.

Por lo anterior, podemos resumir que el éxito de las puertas abiertas depende de la confección de una muy buena estrategia de implementación, así como del compromiso de  las partes implicadas, es decir, todos los colaboradores de la empresa: preparar personas claves de los distintos niveles de la cadena de mando para que se conviertan en agentes de cambio, enviar mensajes claros utilizando vías de comunicación creativas, y sobre todo comprometiéndonos en mantener siempre abierta no solo la puerta sino también nuestra mente, inspirando la confianza que otros necesitan para acercarse y compartir sus necesidades, ideas o preocupaciones.

Es por medio de iniciativas como estas, que lograremos alcanzar que nuestra compañía se convierta en una fuerza laboral imparable al conformarse de un equipo comprometido, y leal, que aporta a cada paso su granito de arena, ya que comprende que el éxito de su empresa es el suyo propio.

Katherine Jiménez Abarca
Email: berakacomunicaciones@gmail.com
Facebook: Beraka Comunicaciones
Twitter: @BeraKCom
Linkedin: Katherine Jiménez Abarca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s