Mis tres listas

list-1030596_960_720

Por: Dany Murillo

En mi profesión médica muchísimas veces oigo a mis pacientes quejarse de que, por sus trabajos y ocupaciones, pasan bajo mucho “estrés”.

También, por cuestiones económicas y materiales, pasan aquejando “estrés” y por conflictos familiares, con amigos, vecinos, compañeros de trabajo, jefes, clientes, etc.

Y el problema es grave ya que esto les afecta muchas veces su salud física y mental y terminan tomando múltiples tratamientos para colitis, gastritis, diarreas, migrañas, trastornos del sueño, trastornos afectivos, dolores musculares, problemas cardiacos, etc., etc., etc., todo por puro “estrés”.

Los trastornos psicosomáticos son una causa muy común de consulta médica y no son cosas que los pacientes se inventen, pero sí son padecimientos que muchas veces las personas mismas se propician. 

Yo les digo que “siempre va a haber situaciones de estrés”, pues situaciones de conflicto y disconformidad nos van a ocurrir a todos y probablemente varias veces en nuestras vidas.

El asunto radica en cómo usted va a tomar y manejar estas situaciones de “estrés”, el valor que usted le va a dar a cada una de estas, y la forma en la que vaya a resolver cada problema que tenga.

Como profesional, he descubierto que el manejo para estos pacientes es 10% medicamentoso y un 90% oyéndolos, explicándoles y dándoles una serie de consejos y técnicas para manejar sus conflictos.

También he aprovechado mis propias experiencias personales para crear empatía y hacerles ver primero “que no es su culpa”, “que a todos nos pasa” y “que yo los entiendo y me pongo en sus zapatos”.

Uno de mis consejos es decirles que saquen un papel y un lápiz y hagan tres listas: en la primera, que escriban las cosas por las cuales se enfermarían y hasta darían su vida, la segunda, para las cosas importantes pero por las cuales no se enfermarían ni darían su vida, y la tercera es para poner todo lo demás.

Luego les digo que yo, en lo personal, en mi primera lista no tengo cosas sino personas: mi esposa, mis hijos, mis padres, hermanos, familiares, amigos; pero son tan importantes para mí que trato de mantenerme sano y fuerte para poder luchar por ellos.

En la segunda pongo mi trabajo, mi casa, alguno de mis bienes o cosas por las que he luchado y me han costado, pero que no merecen el que yo pierda mi salud, ni a mi familia.

Y hago ver cómo a veces nos queremos “ahogar en un vaso de agua” por cosas que ponemos en nuestra tercera lista.

Así llevando siempre en nuestra mente las tres listas, cada vez que comencemos a sofocarnos por algo, podemos revisar las listas y analizar mejor la forma en que estamos manejando las situaciones.

Pues algo importante que debemos entender es que si nos enfermamos por “estrés” ya no vamos a tener sólo un problema, sino dos.

Dany Murillo
Email: dr.danilomurillo@hotmail.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s