Perdonarse, reconstruirse… y echar a volar

“El secreto del cambio es enfocar toda tu energía, no en la lucha contra lo viejo, sino en la construcción de lo nuevo” (Sócrates)

sand-768783_960_720

–Me subiré en mis tacones de sueños y de ilusiones y voy a ser la más grande. Que la fuerza que perdí, la he ido recuperando en sendas que recorrí, siendo amable y ayudando. Y que valgo un Potosí, señor Miedo, abra la reja que decidí RENACER y es algo que no me pesa.–

Ya de vuelta de las vacaciones, comienzo mi primer artículo de este nuevo mes de septiembre compartiendo unos versos que una persona muy especial ha escrito para mí, para ayudarme en el proceso de reconstrucción emocional que estoy viviendo.

Desde aquí quiero darle las gracias una vez más por  ser, estar y actuar, por aparecer en mi vida y convertirse en mi pequeño y maravilloso ángel de la guarda. Mil gracias María José.

Y es que hace más de cuatro años que tuve que dejar mi trabajo. Tras un largo periodo en el mercado laboral y habiendo ya retrasado todo lo posible la decisión de ser madre, el embarazo y después la reincorporación me costaron muy caros. Sufrí mobbing maternal en la empresa en la que me encontraba y tuve que abandonar mi puesto.

Y es que hoy en día las mujeres nos jugamos mucho cuando decidimos ser madres, en demasiados casos, y es mi ejemplo,perder todo lo por lo que hemos luchado desde pequeñas, por tener unos estudios universitarios, por conseguir un buen trabajo y un sueldo decente que te permita llevar una vida normal y ser independiente… Y todo eso unido a la dificultad de conciliar la vida personal y laboral que tenemos en nuestro país.

Así que no me extraña que cada vez las mujeres retrasen más su decisión de ser madres e incluso cada día haya mujeres que voluntariamente decidan no ser madres, y reivindiquen su derecho a no tener hijos. Estas mujeres constituyen la llamada Generación NoMo (Not Mothers) y según sus palabras defienden el respeto de “una sociedad que tiene la absurda creencia de que la mujer debe dar a la luz al menos una vez en la vida”. Desde luego  merecen todo mi respeto.

Y claro como toda relación verbalmente abusiva, o de maltrato, el mobbing laboral suele causar depresión, ansiedad, taquicardias, nerviosismo, cambios de humor, problemas para dormir y dolencias físicas. Todos esos síntomas van desapareciendo a medida que pasa el tiempo y una vez que eliminas el foco del problema.

Sin embargo ahí dentro se queda el vacío, la decepción, el desgaste emocional, la dignidad herida, el cuestionamiento de la valia profesional… Todo ello te causa un dolor que como si se tratara de una enfermedad tienes que ir curando.

Y toca levantarse, toca coger fuerza, coger coraje y reconstruirse, sacudirse las rodillas y levantar la vista al horizonte y volver a renacer, volver a sentirte TÚ otra vez.

Y como tan bien sabe expresar mi admirada Mercè Roura toca acercarse al miedo, mirarlo a la cara, encajar lo que dice, escuchar sus palabras, aprender sus lecciones y dejarlo marchar.

Toca tomar las riendas y domar a esos temores que paralizan. Montarte en las penas y susurrarles al oído que es la hora de dejar de llorar. Calmar su sed, abrigar su frío… Cogerlas de la mano y compartir sus miedos.

Toca construir la magnitud que tienes dentro, dejar que salga, que corra, que vaya lejos y que vuelva cuando ya no le quede una pizca de dolor… Toca volver a sentirte entera, volver a sentirte válida, volver a sentirte digna, volver a quererte y dejar que te quieran.

Toca buscar nuevos mecanismos y herramientas para construirte de nuevo y hacerte más fuerte:

  1. Priorizar amarte a ti mism@ respetando tus ideas y tu forma de concebir la vida porque mientras no lo consigas no podrás hacer nada por nadie, no podrás ayudar, no podrás brillar, no podrás destacar.
  2. Buscar apoyos, personas en las que reflejarte, mirar a tu alrededor para darte cuenta de que no eres la única persona que sufre y que junt@s es más fácil volver a levantarse y seguir avanzando.
  3. Coger el control de tu vida: Ser fiel a ti mismo y a lo que es importante para ti y tomar tus decisiones dejando atrás lo que los demás piensen u opinen de ello.
  4. Decidir qué es lo que quieres: Cuando no tienes claro lo que quieres en tu vida dejas en manos de otros que te digan lo que tienes que hacer y como tienes que actuar y esto puede llevar a que no sea lo que tú quieres, necesitas, deseas mereces. Escucha a tu voz interior para que te ayude a encontrar el camino que realmente quieres seguir.
  5. Confiar plenamente en ti y apostar por tus sueños. Tener la seguridad de que tengo mucho que ofrecer y soy muy valios@. Que con mis conocimientos, habilidades y actitud podré vencer cualquier situación, conseguiré mis metas.
  6. Incorporar afirmaciones en tu rutina diaria que te brinden fortaleza emocional y espiritual tales como “estoy encantad@ de haberme conocido”
  7. Ser integra. Convertirse en una persona que inspire confianza, que tenga un comportamiento coherente con unos principios y valores sólidos. Que tus hechos se correspondan con tus palabras y al revés.
  8. Ser optimista y positiva. Cultivar la paciencia para no venirse abajo en las recaídas y celebrar con alegría e ilusión cualquier pequeño logro que vayamos consiguiendo.
  9. Aprender cuales son las señales de precaución: Se más exigente con las personas con las que te relacionas, las situaciones que consientes, los mensajes que te transmiten para evitar que te puedan herir.
  10. Poner límites. Una habilidad que se desarrolla con la práctica y el tiempo y que hará mejorar tu autoestima. Pensar que actuaciones y comportamientos no tolerarás de parte de otras personas y cómo responderás a esas situaciones

Y en esas estamos, porque aprender a quererte y respetarte es el camino para sentirte feliz y poder lograr compartir esa felicidad con los te rodean. Y una vez conseguido esto con la mente ya abierta, lo demás ira llegando a base de trabajo, pasión y entusiasmo.

Ahora mismo me siento una persona nueva, a la que le están saliendo unas nuevas alas y me muero por volver a volar. Paso a paso seguro que lo consigo.

Espero que estos consejos puedan ayudarte a reconstruirte a ti también si te encuentras en algún momento difícil de tu vida.

Muchas gracias por leerme

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s