Tres preguntas que debes hacerte si estas buscando empleo

question-mark-1421013_960_720

La pregunta para todas las personas que quieren iniciar o reanudar su carrera profesional es casi siempre la misma: ¿Y ahora qué hago? Esta cuestión, se reduce a tres interrogantes: cuáles, dónde y cómo. Así lo deja claro Richard N. Bolles, en su inagotable y genial libro ¿De qué color es tu paracaídas?, que lleva editando y revisando, años tras año, desde hace cuarenta y uno, para aportar su visión profesional a nuestra carrera de buscadores de empleo. Las preguntas son siempre las mismas: ¿Cuáles son tus habilidades transferibles favoritas? ¿Dónde te gustaría más usar esas habilidades? ¿Cómo se llama ese empleo, los sitios donde lo hay y las personas con poder para contratarte?

Aunque estos interrogantes sean los mismos a lo largo del tiempo -y es que parece que la humanidad nunca ha dejado de buscar empleo- las estrategias, herramientas, formas de comunicación y características del mercado van evolucionando, de modo que también debemos actualizar nuestro método de búsqueda de empleo y diseñar un plan estratégico profesional que nos permita lograr el éxito en los objetivos que nos marcamos.

Para contestar a la primera pregunta, es necesario que te dediques tiempo a ti mismo, que reflexiones en torno a qué llevar en tu mochila, que aprendas a reconocerte de nuevo, porque esto te ayudará a extraer tus mejores cualidades, conocimientos, habilidades, aquello que precisamente te definirá mejor, porque quiero que me identifiquen con el profesional que soy. Si tras la lectura de tu currículum, en un proceso de selección, aún nos seguimos preguntando qué podría ser capaz de hacer esta persona en esta empresa, hay algo que no hemos dejado claro. A la vista de cualquiera de los sitios en los que te presentes como profesional, ya sea en el mundo 1.0. o en el 2.0. debes hacerlo con nitidez: qué puedo aportar, dónde está mi mejor valor y cuál es mi elemento diferenciador. Esta no es una tarea sencilla, desde mi punto de vista es la que requiere mayor determinación, conocimiento de uno mismo y valentía, pero si yo no confío en mi mismo, ¿por qué habrían de hacerlo los demás?

Encontrar tu lugar en el mundo, será tu siguiente objetivo. ¿Dónde te gustaría transferir todas esas habilidades? ¿Cuál es la empresa de tus sueños, aquella que te gustaría construir o en la que te gustaría aportar valor? La autocandidatura sigue siendo una de las vías más utilizadas para la búsqueda de empleo, la presentación por iniciativa propia de nuestro currículum a una empresa, requiere la selección y elección de las que consideras mejores para ti, no es ni debe ser una cuestión arbitraria, las elegimos por algo. ¿Qué puede aportar la empresa a mi proyecto profesional? ¿Cuál es su misión, sus valores? ¿Qué hace que me fije en ella antes que en las demás? Reformulando a Groucho Marx, “Jamás pertenecería a un club en el que no me admitieran como socio”.

Ya sabes qué profesional quieres ser y en qué empresas te encantaría trabajar. Sólo nos queda responder al tercer interrogante ¿Cómo se llama el puesto de trabajo al que aspiro, los sitios en los que se requiere y las personas con poder para contratartarme? El empleo de mis sueños sigue existiendo ahora puede que se llame de otra manera. Averigua cómo, cuál es el perfil profesional que se requiere y qué puedes hacer que te aproxime al mismo. Piensa en la formación como un continuo, como un permanente activo en tu vida profesional.

Redes profesionales como LinkedIn nos abren la puerta a la posibilidad no sólo de analizar los perfiles profesionales de aquellas personas que trabajan en lo que queremos, sino también de acercarnos a las que tienen poder para contratarnos. Ya sabemos que el reclutamiento 2.0. empieza a incorporarse en los procesos de selección de las empresas, si esas empresas y las personas clave de las misma forman parte de nuestra red de contacto, cuando las conversaciones para conocer a potenciales candidatos se realicen por parte de la empresa, yo ya estaré allí. Por supuesto, hacer esto no supone anular el resto de vías de búsqueda de empleo, porque “Si quiere mantener la esperanza debe determinar al menos dos alternativas, por lo menos en todo lo que haga mientras busca empleo” (Bolles, R.).

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s