Motivación rutera – “Hallelujah”

Por: Dany Murillo

“Hallelujah” (Aleluya) es una canción escrita por el cantautor canadiense recientemente fallecido «Leonard Cohen», e incluida en su álbum “Various Positions” de 1984.

Según contó Leonard a Bob Dylan, él duró como 2 años escribiéndola, e hizo como 80 estrofas, las cuales resumió en 6 para su grabación. Pero más tarde confesó que la tuvo como 5 años en su libreta.

A pesar de tanto esfuerzo, la canción inicialmente no tuvo casi nada de popularidad. Es más, Cohen tuvo que grabar su disco en un sello independiente pues su sonido y estilo no era comercial, ni se amoldaba a la música de la época, por lo que no le interesaba a las casas disqueras.

Años más tarde John Cale (ex-Velvet Underground) la rescató para sus actuaciones y le pidió a Cohen que le pasara las estrofas sobrantes. Leonard le pasó sólo 15, pero con ellas J. Cale le dio otra forma y comenzó a interpretar la canción en sus conciertos. Posteriormente la grabaría en su álbum “I’m your fan” (disco tributo a Cohen) de 1991.

Fue después que el cantante de folk-rock Jeff Buckley escuchó el disco de J. Cale y se obsesionó con la canción y le hizo algunos arreglos y la fue puliendo hasta grabarla en 1994 en su álbum “Grace”, resultando ser la versión más aclamada, y popularizó así la canción de Cohen. Pero Buckley cuando iniciaba su camino al éxito murió ahogado a los 30 años en un río en Tennessee.

Aunque la palabra “Hallelujah” significa “Alabad a Dios”, la letra no es una alabanza religiosa, sino más bien un poema basado en historias bíblicas, y que trata sobre las inseguridades e inquietudes existenciales, utilizando la simbología judeocristiana para expresar la gloria y la pena de amar. Es una meditación sobre el conflicto entre el deseo humano y la trascendencia espiritual, con la incapacidad de lograr plenamente ambos. Sugiere incluso que a pesar de la soledad y el deseo frustrado, el artista sigue siendo capaz de crear y dar alabanza por el don de la creación.

En el primer estribillo menciona un acorde celestial que el rey David componía a Dios, y de inmediato se dirige a una mujer, señala con ironía que a ella no le interesa la música, y por eso le explica cómo es el acorde a medida que lo ejecuta.

En la segunda estrofa, relata el momento en que David vio a Betsabé bañándose en un tejado y quedó maravillado de su belleza. También menciona la traición de Dalila al cortarle el pelo a Sansón, como metáfora de la mujer en general de la que un hombre se enamora apasionadamente. La versión de Beckley llegó al #1 de las canciones digitales en Billboard y fue incluida en el 2003 entre “Las mejores 500 canciones de la historia” según la revista Rolling Stones; la versión de J. Cale se hizo famosa al ser utilizada en la primera película de Shrek, y la canción de Leonard Cohen logró así el éxito, y ha sido versionada más de 80 veces, por artistas como Bon Jovi, Bono de U2, en X Factory, en American Idol y hasta por Bob Dylan.

Y es que el éxito y el reconocimiento casi nunca vienen inmediatamente, requieren de trabajo, paciencia y mucha constancia para ver los frutos del esfuerzo.

Dany Murillo
Email: dr.danilomurillo@hotmail.com

VIDEO DE LEONARD COHEN CON SUBTÍTULOS EN ESPAÑOL:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s