Tú eres la marca

9721419081_1964949c60_b

El concepto de marca personal o personal branding consiste en ser consciente de nuestra valía, nuestras habilidades, nuestras capacidades, nuestros conocimientos… Ser consciente de aquellos aspectos que pueden ser de utilidad de cara a las empresas y gestionarlos de manera que puedas darte a conocer de forma óptima para diferenciarte en un mercado cada vez más saturado.

 Pero ¿podemos o no podemos hacer algo por nuestra marca? ¿Cómo la desarrollamos? ¿Somos un producto, un servicio, o incluso una empresa? Estas y muchas otras preguntas se repiten continuamente en los diferentes foros y redes sociales. Nadie puede negar que estamos condicionados por múltiples factores (los famosos PEST: Políticos, Económicos, Sociales y Tecnológicos) y que buena parte de nuestras futuras decisiones vienen determinadas por lo que somos y por lo que hemos hecho

 

Pero no es menos cierto que, es posible vencer esa inercia de una manera bien simple: el movimiento. Tenemos que estar en constante evolución, interior y exterior, dejarnos ver, investigar, proponer… Labrar el medio-largo plazo sin olvidarnos del corto plazo. ¿Lo hacemos? Parece que a veces empezamos la casa por el tejado, el networking, pero a mi juicio es preferible empezar diseñando un buen producto/servicio, saber hacia dónde queremos ir y, por último, fomentar nuestro networking. 

Lo que todos tenemos claro es que cada vez es más difícil destacar, diferenciarse de los demás. Pero tengo claro que en nuestras manos, y en nuestra imaginación, está el conseguirlo. ¿Cómo? 

  • Reflexiona: conocerse bien a uno mismo, tener claro donde se quiere llegar, cuales son los puntos fuertes y las debilidades, es, como poco, complicado. La construcción de una marca personal implica pasar por este autoanálisis sincero de uno mismo. 
  • Investiga: conocer a los líderes de opinión, consultar todas aquellas redes donde tienen presencia, ver cómo comunican, qué, cuándo, cuáles son sus contactos, fans, seguidores y a quién siguen.    
  • No te encasilles: el primer lugar de contacto es tu área, pero busca contactos en diferentes áreas de trabajo. Debes hacerte visible, lo que te dará la oportunidad de relacionarte con más gente y potenciales contactos estratégicos. 
  • Sé tú principal promotor: sugiere cambios, propón ideas, realiza un seguimiento de las mismas, etc. No te desalientes si no tienes eco, sé perseverante. Quizás no te estés dirigiendo a la persona indicada o no sea el mejor momento, pero sigue intentándolo. 
  • Aprende a venderte: destaca tus logros. En estos momentos las empresas buscan personas que hablen de sí mismo como objetivos, pero también de porcentajes de ahorro en tiempo y dinero, eso es lo que quieren escuchar. 
  • Innova: si te limitas a hacer lo de siempre, obtendrás lo de siempre. Es difícil dar un extra, pero en la actualidad es necesario para evitar ser víctima del estancamiento.  
  • Sé honesto/a: en la red todo queda registrado y si no somos coherentes, la huella digital puede dejarnos en evidencia por la facilidad de difusión de opiniones, valoraciones o críticas. Así que para poder defender todo lo que hacemos con tranquilidad y seguridad, seamos honestos en la generación de contenido propio y la interacción con el de otros.  
  • Preséntate: la red nos ofrece muchos formatos para presentarnos, desde espacios biográficos en las redes sociales donde describirnos, a vídeos. Puede resultar interesante para trabajar nuestra comunicación personal y conseguir una marca diferenciada y creativa.  
  • Imagen: la imagen expresa por sí misma. Es lo primero que vemos cuando entramos en cualquier red social. Hay quién recomienda, que la imagen de perfil sea siempre la misma en todas las redes para que se nos recuerde y reconozca con facilidad cuando interactuamos con otros usuarios. Considero que todas las formas y formatos tienen cabida, todo depende de lo que queramos transmitir. 
  • Visibilidad: si queremos que nos vean tenemos que estar donde se hable de algo interesante para nuestra marca personal y se nos tiene que ver. Si no se nos ve, no existimos. Hay que pensar que si llegamos a un mayor público tenemos una mayor visibilidad. Pero para conseguir que el rey de la visibilidad, Google, nos posicione cuando nos busquen depende en gran medida de nuestro trabajo. Hay que estar en aquellas redes sociales adecuadas a la marca personal de cada uno. 

Huye de crear una marca atractiva carente de contenido, recuerda que lo más importante es ser tú mismo, la construcción de la marca personal no pretende alterar tu esencia, sino sacar lo mejor de ti a la luz para ayudarte a alcanzar tus objetivos. De nada sirve construir castillos en el aire. Construir una marca personal requiere de constancia, honestidad y autenticidad.   

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s