Acoso Laboral y reacciones

bullying-679274_960_720

Por: César Taborda A. 

Aunque estamos en una etapa de la historia donde todos los procesos de una organización y su recurso humano son medibles, también hay algo que sigue vigente en el comportamiento organización de ciertos jefes u organizaciones.

El abuso o acoso laboral es una práctica realizada por jefes y empresas que no tienen la más mínima idea de la ventaja competitiva de una organización por medio del buen trato, empoderamiento y desarrollo de capacidades del recurso humano.

Dentro de las puntuales responsabilidades de un jefe que debería enfocarse principalmente en dejar de ser jefe y convertirse en líder, puesto que el líder aporta a sus colaboradores desde lo humano, intangible y siempre busca el aprovechamiento de las capacidades de todos a su alrededor.

Cuando un jefe tiene como una de sus funciones excluir o someter a sus colaboradores, en ocasiones de manera consiente, puede ser de manera puntual algo conocido como “Violencia Laboral”, pero es una situación que no solo se presenta entre jefe y empleado, sino también desde empleado a jefe, es decir ascendente o descendente, y puede ser tan compleja e impactante, que puede afectar de manera específica, la salud y el bienestar tanto del afectado como de los demás colaboradores y la cultura organizacional.

Principalmente se puede presentar de tres maneras puntuales: Agresión física, Acoso sexual y Acoso Psicológico. Las consecuencias de la violencia laboral son inmensamente significativas dentro del funcionamiento puntual de la organización, afectando su producción, desarrollo y logros en todos los niveles administrativos de la misma, a esto se le suma que las consecuencias legales de un proceso relacionado con acoso laboral puede incluso, llevar a la quiebra a una organización, pero sin ser tan extremistas, puede perderse toda la credibilidad de la organización en un mercado especifico.

Es fundamental identificar que es acoso laboral y que no lo es, como bien se sabe, dentro de las empresas así como en la vida, hay impases, malos entendidos, errores, y confrontaciones por la diversidad de conceptos, conocimientos y capacidades del recurso humano, de acuerdo a ello, es importante comprender que los conflictos laborales o dificultades de relación entre varias personas no propiamente sea violencia laboral, a esto, sumándole que el jefe o líder de un proceso o absoluto pueden llevar a cabo exigencias organizaciones enfocadas principalmente en las funciones del recurso humano, por otro lado, el estrés laboral, generado en gran medida por el cumplimiento de las actividades y desarrollo de las funciones asignadas, tampoco son puntualmente violencia laboral, lo cual va directamente relacionado con el “Burn Out” también conocido como el síndrome de agotamiento profesional, que como su nombre lo indica se define gracias al sentimiento propio de un empleado por su baja realización laboral.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s