Cuando la competitividad supera a las competencias en equipos de trabajo

team-spirit-224430_960_720

¿Les ha pasado alguna vez de tener algún compañero de trabajo (o en otro ámbito) que noten sea muy competitivo? ¿Cómo se han sentido frente a ese compañero?

En el ámbito laboral, ya sea en empresas, proyectos o emprendimientos, generalmente existen equipos de trabajo que sabemos están formados por personas con diferentes características, cada uno con sus potencialidades y fortalezas, con sus debilidades y con sus distintas formas de ser.

Cuando un equipo de trabajo ya está conformado tiene por meta perseguir y cumplir un objetivo en común por todos sus miembros. Este objetivo debe estar bien delimitado desde un comienzo y las personas implicadas en el equipo requieren aceptar (o no) trabajar en pos de tal objetivo. Si la persona elige NO aceptar por distintos motivos, es conveniente tomar distancia de tal equipo porque los resultados van a ser predecibles: simplemente no se van a dar los resultados esperados, y trabajar persiguiendo un objetivo que en realidad uno no está de acuerdo en seguir, ya sea por la formación académica y profesional que se tenga, por la orientación y valores de la empresa, proyecto o emprendimiento opuestos a los que posee y considere la persona, por cuestiones religiosas disímiles, o bien porque se trata de un objetivo que no es acorde a los principios y estructura de personalidad que cada uno sostiene; el nivel de frustración al que se llegue será alto.

En caso contrario, si la persona acepta seguir los objetivos propuestos por el trabajo  se habla y se reflexiona sobre otras cuestiones: entra en juego la dinámica del equipo de trabajo. Esto engloba muchas piezas, como ser, la competencia y la competitividad. Si bien son términos similares a la vista de todos, sus significados son diferentes.

Según los autores Spencer y Spencer, se define competencia como “una característica subyacente en el individuo que está causalmente relacionada con un estándar de efectividad y/o con una performance superior en un trabajo o situación”. Es decir, alude a las características y atributos que son inherentes a una persona y que se distinguen a partir de un estándar general en ciertas actividades o labores.

La capacidad de adaptación, la flexibilidad, la iniciativa y la actitud positiva son ejemplos de algunas de las competencias demandadas en el mercado de trabajo y expuestos en artículos anteriores.

La competitividad por su parte (y dejando de lado los orígenes latinos de las palabras para no extendernos demasiado), deriva de competir y cuando hablamos de competir hablamos de rivalidad: dos o más individuos queriendo obtener algo (lo mismo para ambos) es pos de ganar al otro, de superarlo, de vencerlo.

Y esto podemos encontrarlo en diferentes ámbitos, en una competencia artística (aquí competencia no se refiere a idoneidad, atributos de una persona, sino a su otra acepción del término: disputa, rivalidad), en una competencia deportiva, o una competencia entre diferentes empresas, por ejemplo, para obtener mayores ventas de servicios, entre otros. Cuando se establecen y se organizan este tipo de competencias, todos los participantes tienen conocimiento de ello y se preparan y entrenan para ganar (o al menos lo intentan).

Ahora bien, cuando nos encontramos en nuestro equipo de trabajo y nos damos cuenta que en lugar de compañeros (en su significado total del término) tenemos rivales frente a nosotros ¿Qué sucede? Cada uno de acuerdo a su carácter y personalidad lo percibe de distinta manera, pero en general hay varios puntos en común:

  •  Los objetivos propuestos no se cumplen o bien, se cumplen a medias.
  •  La eficacia del trabajo en equipo en algunos casos disminuye.
  • El clima laboral se torna pesado.
  •  Las relaciones interpersonales se vuelven distantes.
  • Los logros y resultados se comparan de manera individual cuando en realidad son logros grupales.

Una persona que busca competir con sus pares dentro de su propio equipo de trabajo en donde todos persiguen el mismo objetivo, como ser: propiciar el protagonismo de los adolescentes y jóvenes desde un programa de talleres y dinámicas en construcción colectiva, es claramente una persona que no ha logrado comprender e internalizar que el éxito del trabajo se obtendrá a partir de la colaboración, esfuerzo y construcción de cada uno formando un todo, en este caso, un equipo de trabajo.

Todos somos competentes (tenemos las capacidades) para desarrollarnos en alguna actividad o trabajo particular.

La competitividad individual dentro de los equipos de trabajo resulta innecesaria, suelen ser personas que quieren “brillar” por encima de los demás, observan los errores de sus compañeros de manera silenciosa y cuando llega el momento de la escena en donde todos participan, incluyendo a superiores, es ahí donde sólo manifiestan críticas y halagos “ocultos” para sí mismos.

Si eres competitivo o no, solo piensa ¿Realmente son mayores los beneficios individuales que obtienes (o crees obtener) que los beneficios grupales? ¿Sueles compartir tus conocimientos y experiencias con los demás? ¿Sabes qué es el trabajo en equipo?

El trabajo en equipo precisamente es una competencia (atributo) que tienen algunas personas y que corresponde a la habilidad para participar de una meta en común, el buen desempeño en las relaciones interpersonales y la comprensión que las propias acciones en conjunto con las acciones de los demás son la resultante en el éxito laboral.

Para armar un rompecabezas, se necesita de todas sus piezas, con solo una pieza que falte, el rompecabezas no estará completo, el objetivo y los resultados no habrán sido logrados porque cada pieza ocupa un espacio… como cada integrante de un equipo de trabajo, y de otros equipos también.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo Argentina

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s