¡No pierdas el norte profesional!

110401-N-HC601-027

Hoy, es uno de esos días en los que me he levantado con un montón de preguntas en la cabeza, pensando en posibles respuestas, en pros y contras. Y es que tomar decisiones no es tarea fácil. Como tampoco aprender a saber decir que no, o que sí, dado el caso. La cuestión es no perder el norte, y eso es justo lo que nos ocurre cuando estamos desorientados… cuando hemos perdido o perdemos de vista el objetivo, o cuando lo tenemos a la vista, pero nos faltan elementos, valor, recursos o herramientas para llegar hasta él. ¿Cuál es tu objetivo?

Algunas cuestiones que pueden ayudarte a reflexionar para definirlo:

  • Crees que te conoces, pero cuando te piden que te resumas en una minibiografía de 5 líneas, empiezas a dudar de ti mismo. ¿Y se puede? Sí se puede y se debe. Pero me temo que nadie antes te había dicho que además de describir en varias líneas tus puestos y funciones en el currículum vitae, también podías incorporar una minibiografía que cuente en pocas y convincentes palabras lo que eres capaz de hacer, y además hacer bien. Tienes que conocerte bien (autoconocimiento), para presentarte al mundo como eres, y me convencerás por tu coherencia, honestidad y profesionalidad. Párate, el tiempo que haga falta y empieza a descifrar los mensajes que te hacen conocerte mejor y aprender de ti mismo y luego busca la forma de contarlo al mundo.

 

  • Empéñate en conseguir “la mejor versión de ti mismo” ¿Qué sabes hacer bien, diferente o mejor que los demás? No vas a tener más remedio que esforzarte mucho, ser perseverante, escucharte y escuchar (activamente). Busca la forma de hacer las cosas de otra manera y sorpréndete a ti mismo haciendo algo nuevo de vez en cuando. Ya sabes, que el talento no es una cuestión de suerte, la suerte es una cuestión de talento.

 

  • Huye de la meta fácil, del todo vale y no quieras trabajar de lo que sea. Primero porque no podrías, segundo porque así no ayudamos a las empresas, a los reclutadores, a las personas a saber identificar en ti al profesional que necesitan. ¿De qué eres profesional? Si no sabemos nosotros a que puestos optar ¿lo va a saber la persona a la que mandas el currículum? Hoy las empresas ,más que nunca, se especializan y encuentro profesiones que nunca antes había visto -“Gerente del pasillo central”- puesto que hace poco se ofertaba a través de internet, con un perfil bien definido y detallado preparado para abordar. Estoy segura de que este Gerente no va a trabajar de lo que sea y que el mercado ofrece puestos de trabajo que aún no sabes que existen.

 

  • Sabes y quieres tomar decisiones ¡pero no lo haces! y esto justo es lo que va a ocurrir a la hora de que definas tú objetivo, te vas a tener que decantar por una profesión o por otra, por un entorno laboral o por otro, por una empresa o por otra, por una país o por otro, por una oferta o por otra, por un salario o por otro. Y te digo más, la decisión que tomes es tuya, puedes preguntar a los demás “qué es lo que debes hacer” y ellos pueden proporcionarte información, apoyo, a darte una perspectiva del asunto que tú no habías contemplado, pero quieras o no, la decisión será tuya, al igual que los resultados que obtengas de ella. ¡Pasa a la acción! y date la oportunidad de acertar o equivocarte, te puedo asegurar que de ambas formas, crecerás.

 

  • En ese camino hacia la definición de tu objetivo te encontrarás con dos tipos de personas: aquellas que te entenderán y apoyarán; y las que dudarán y cuestionarán tu objetivo. ¿Con quién cuentas tú? Rodéate de personas que te animen y motiven, y si mi apuras que te inciten a ser mejor persona. Aquí la confianza en ti mismo, en tu proyecto, es fundamental, empieza por contar contigo. Porque aunque es una cuestión muy personal, a veces, tu decisión influirá en otros aspectos de tu vida. Y ya te adelanto que no va ser fácil, nunca he dicho que lo fuera, por eso, ármate de tus mejores valores, sonrisas y optimismo y de las personas que te lo transmitan.

 

Pero sobre todo, no pierdas el norte, eso es lo que ocurre cuando salimos a la calle, a las empresas, a los portales de empleo, armados hasta los dientes de Currículums sin haber reflexionado antes sobre esta aparente y trivial cuestión. Y puede ser que alguna vez encuentres la oportunidad y que llegada la entrevista tengas que convencer y convencerte de que conseguir ese trabajo formaba parte de tu objetivo, y que estás preparado para mostrar y demostrar quién eres porque ya has pasado por esto antes, de modo que, lo único que tienes que hacer es ser tú mismo.

“Si un hombre no sabe a qué puerto navega, ningún viento es favorable” (Séneca)

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s