Para crecer y desarrollarnos

6174358628_05d33d6567_b

Por: César A. Taborda Agudelo

En un mundo de afanes, metas, descontentos y sobre todo múltiples ocupaciones que generan en nosotros en demasía, incertidumbre, inestabilidad y decepción tanto emocional como profesional, es fundamental detenernos unos minutos de cada uno de nuestros días para pensar en nosotros mismos y de manera clara en nuestro entorno.

Vivimos en una sociedad volcada en el consumismo, donde la era del conocimiento nos lleva a conocer todo tipo de información que a la postre genera necesidades frecuentes para llevarnos a consumir: viajes, metas, responsabilidades, negocios y un sinfín de situaciones que nos llevan a hacernos los de la vista gorda y de paso, despreocuparnos por nuestras necesidades internas y no corporales.

Todo lo anterior va directamente relacionado con la única razón que me llevó a escribir este artículo, y es que debemos hacer cambios voluntarios con la finalidad de reprogramarnos para así, permitirnos crecer y desarrollarnos, y no sólo a nivel profesional, sino también personal, familiar y todo lo que tenga que ver con nuestro entorno.

Todo en absoluto depende únicamente de nosotros, y no me refiero a decisiones empresariales o cosas directamente relacionadas con el azar, simplemente hablo de lo que somos como seres humanos y lo que aportamos a los demás.

Cuando nos hacemos cargo de nuestras decisiones y situaciones, comprendemos que nadie más afecta nuestras vivencias, esto debido a que nadie puede generar acciones sin nosotros antes haberlas creado, llámese energéticamente o de pensamiento.

Lo anterior lo digo, porque nosotros somos únicamente lo que leemos, escuchamos, aprendemos e inevitable y fundamental, el cómo interpretamos nuestras relaciones a diario. Es aquí donde hace parte fundamental el desarrollo de nuestra conciencia, el nivel de desarrollo de esta nos podrá ubicar un escalón arriba o un escalón abajo, todo simplemente dependerá de en qué porcentaje estamos despiertos, como nos damos cuenta de lo que realmente importa y finalmente, si en realidad vivimos en el aquí y el ahora. Estos tres pasos nos permitirán entender a profundidad lo que somos y lo que podremos llegar a ser.

Siendo así, lo único que puedo decir y de acuerdo a lo anterior, es que hay que atreverse a pensar, evitar que los medios de comunicación por lo que nos venden, obliguen a tomar decisiones por su impacto en nuestra mente, siendo distracciones constantes y evitando desarrollar la capacidad de captar por nosotros mismos para analizar el entorno y lo que genera en nuestra vida diaria.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Anuncios

Un comentario

  1. Muy buena reflexión. Lamentablemente, en los días de hoy es más importante el Tener que el Ser. Vivimos en un sistema de creencias que nos tiene viviendo en automático, intentando hacer mcuhas actividades para mantener un cierto estilo de vida y con ello sentir, que somos valiosos. Les recomiendo también esta lectura: http://bit.ly/2o3dP1A

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s