Estudiar después de los 40…

16840395246_a2841b0f4e_b

 Reciclarse o morir y con la crisis esta frase ha tomado aún más sentido.

Cuando llevamos más de 10 años en el mismo trabajo, sintiéndonos seguros de lo que hacemos y dominando cada tarea que realizamos así como nuestro entorno laboral el cambio es siempre difícil.

Muchos de vosotros o habréis planteado darle un nuevo rumbo a vuestra trayectoria laboral, cambiando radicalmente de sector, o ampliando conocimientos y especialización. Para muchos la formación continua es su día a día y están muy acostumbrados a asimilar grandes cantidades de contenidos pero para un número elevado de trabajadores reciclarse es algo más complicado.

Después de años sin tocar libros nos encontramos con que estudiar no es tan fácil como parecía, ya estoy matriculado en ese curso o master que creo que me va a abrir una nueva oportunidad laboral ¿o no?, pero ya he dado ese paso y quiero aprovecharlo al máximo, ¿cómo lo hago?

Puede que te asalten algunos miedos y que pienses que ya estas mayor para estudiar pero simplemente se trata de dedicar un poco más tiempo y controlar aquellas variables que influyen en el proceso de aprendizaje.

Empieza con grandes dosis de voluntad y constancia ¡ponte manos a la obra!, aquí te dejo algunos aspectos que tendrás que trabajar:

  • Planifica tu tiempo. Tendrás que organizar tus tareas diarias (trabajo, familia, ocio…) y adaptarlas para dedicarle algunas horas diarias al estudio. Ponlo por escrito, pero tienes que ser realista, al principio te costará algo más, así que plantéate ir ampliando tiempo de estudio de forma progresiva, poco a poco…
  • Organiza tu lugar de estudio. Debes tener el material y mobiliario adecuado. Intenta tener buena iluminación y ventilación y si no dispones de espacio o las distracciones son muchas siempre puedes recurrir a una biblioteca pública.
  • Crea nuevos hábitos de estudio. Así que antes de ponerte manos a la obra con la materia, repasa algunas técnicas de estudio e intenta buscar las que mejor se adapten a ti (resúmenes, esquemas…) El primer paso es leer mucho, así que compagina tu nueva rutina con la lectura, consigue varios libros con temáticas que te interesen y lee todos los días.
  • Busca una salida práctica a lo que estás estudiando. Intenta aplicar aquello que estás aprendiendo a través de algún tipo de colaboración o voluntariado.

Ten presente los beneficios de estudiar. ¿Qué te va a aportar?, sin duda algo más que un título:

  1. Ir alcanzando objetivos repercutirá en tu autoestima, esto llevará algo de tiempo, pero pronto sentirás la gratificación de esforzarte por conseguir tus metas  y de ir alcanzándolas.
  2. Ampliarás tus relaciones sociales, interactuando en las clases o a través de las nuevas tecnologías.
  3. Estudiar además contribuye a mejorar tu plasticidad cerebral, con lo cual el tiempo de estudio nunca será tiempo perdido.
  4. Tu edad y experiencia te hará sacar el máximo partido de los conocimientos que vas a ir adquiriendo y para ti será más fácil extrapolarlos profesionalmente.

“Aprender mientras hago y no mientras pienso en hacer algo.”Paulo Coelho

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s