El poder de una palabra

palabras-palabras2

Hará cosa de 12 años comencé a oír hablar de una teoría que me llamaba la atención por lo original y diferente que resultaba ser de otras conocidas por mí hasta la fecha, relacionadas con los métodos gracias a los cuales una persona puede cambiar su forma de ver la vida y de actuar frente a ella. Al principio creí que se trataba de una de esas muchas teorías “esotéricas” llenas de palabrería fantástica que en realidad no tenían ningún sentido, ya que se habla mucho del “inconsciente”, de  la “magia” de las palabras, etc. y a mí todo lo que suene a intangible o a mágico, pues como que no. Pero finalmente, tras leer algo de bibliografía sobre el tema y ver que realmente no se trataba de nada esotérico o fantasmagórico, sino todo lo contrario, algo tremendamente práctico y aplicable en multitud de campos, acabé incluso pagando un curso de alrededor de 100 horas para aprender a utilizarla. Se trata de la Programación Neurolingüística o más comúnmente conocida por PNL. Se llama de esa forma tan rebuscada porque trata precisamente  de eso: de ayudar a nuestro cerebro (o al de otras personas) a “reprogramarse” para funcionar de forma diferente en la vida. Y la herramienta principal de “reprogramación” para la PNL es, ni más ni menos que el propio lenguaje. El infinito aunque tremendamente ignorado poder de las palabras.

La mayoría de la gente desconoce hasta qué punto una sola palabra o unas pocas pueden ejercer en nuestra mente una influencia tremendamente positiva (o todo lo contrario). Por ejemplo, hay una gran diferencia entre: “Suelo encontrar soluciones a mis problemas, PERO aparecen de nuevo” y “Suelo encontrar soluciones a mis problemas AUNQUE aparezcan de nuevo” o “Suelo encontrar soluciones a mis problemas Y los afronto cuando aparecen de nuevo. La diferencia es abismal, ya que en el primer ejemplo, el PERO cancela, negativiza, minimiza de alguna manera la segunda parte de la afirmación.  En cambio, en el segundo y tercer ejemplos se mantiene e incluso se refuerza el mensaje positivo que deseamos transmitir. Imagínate por tanto hasta qué punto puede ser decisivo utilizar el “aunque” o el “y” en lugar del “pero” en una entrevista de trabajo, con el ejemplo indicado, o con otros como los siguientes: (Reflexiona tú mismo las diferencias, y del efecto que pueden causar en tu interlocutor, el/la entrevistador/a)

.- “Me encanta trabajar en equipo, PERO también soy muy eficaz trabajando a solas, ya que…”/ Me encanta trabajar en equipo, AUNQUE/Y también soy muy eficaz trabajando a solas, ya que…”

.- “El proyecto que emprendí en aquella ocasión era muy interesante, PERO luego hubo otros, como…que me dieron aún más satisfacciones”/ “El proyecto que emprendí en aquella ocasión era muy interesante, Y/AUNQUE después hubo otros que me dieron aún más satisfacciones, como cuando…”

Cambiar nuestros hábitos lingüísticos (mentales, hablados y/o escritos), no es cosa fácil, desde luego, ya que nuestra forma de decirnos las cosas a nosotros mismos o a los demás es algo aprendido e interiorizado desde edades muy tempranas, aunque por supuesto, no es imposible, y desde luego, el efecto que puede provocar ese simple cambio de una palabra a otra es inmediato, tanto en ti mismo como en tu interlocutor cuando lo tengas. Puedes empezar ahora mismo, tratando de hacer conscientes tus verbalizaciones en una conversación, las cosas que escribes, o lo que te dices a ti mismo/a durante un día entero o durante unas horas. Yo misma he cambiado en este texto algunas formas negativas de expresar lo que estaba diciendo, una vez me he hecho consciente de ello.

En próximos artículos seguiré profundizando sobre este tema, adaptando lo que explique a la búsqueda y consecución de un empleo.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s