El teletrabajo como opción laboral (de verdad)

13980402113_eeab30f217_z

Recientemente se han publicado varias noticias  que apuntan a que hay un cambio de tendencia convirtiendo el teletrabajo en una verdadera alternativa laboral.  En Estados Unidos está muy instaurado este modelo de trabajo que surgió en los años 70.

Según recoge larazon.com  entre 2007 y 2012, el porcentaje de empresas estadounidenses que permiten a sus empleados trabajar de forma flexible, incluso desde el hogar, subió de 48% a 53%, según la Sociedad para la Gestión de los Recursos Humanos pero que en la actualidad la modalidad del teletrabajo lo ofrecen hasta un 80% de las empresas en Estados Unidos.

En España, actualmente el 22% de las empresas cuenta ya con programas de teletrabajo, según datos del Instituto Nacional de Estadística y de los que se hace eco elperiodicomediterraneo.com  , lo cual indica que está creciendo a una velocidad más que interesante pues en 2005 esa tasa era del 8 % (dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/3342253.pdf‎‎) Lo que está claro es que la opción del teletrabajo está cada vez más instaurada en nuestra sociedad, motivado evidentemente por el avance de las TIC y por el ahorro de costes para empresas y trabajadores que ésta implica.  Pero, ¿qué es exactamente el teletrabajo y en qué puede beneficiar? 

El teletrabajo se define como el trabajo realizado a distancia utilizando Tecnologías de la Información y la Comunicación (más conocidas como TICs) para vender productos y servicios al mundo según la web teletrabajo.com   En realidad, trabajos administrativos, creativos, de diseño y web, e incluso de atención al cliente se pueden llevar a cabo desde tu casa sin necesidad de acudir a una oficina, dejando de lado la tendencia tan española del presentismo laboral en la cual parece que cuantas más horas estás en la oficina más trabajas, cuando se ha demostrado que es totalmente falso.

Los beneficios de esta modalidad laboral son muchos y variados, el más inmediato es que permite fácilmente conciliar la vida laboral y familiar. Aumenta la productividad pues se producen menos distracciones y se tiende a aprovechar más el tiempo para poder invertirlo en otras tareas.  Así mismo, las funciones se clarifican y la autonomía del trabajador aumenta, produciendo más satisfacción profesional.  Ahora ya no importan las distancias, cualquier persona en cualquier parte del mundo puede trabajar mediante esta vía.  Y para las empresas supone un ahorro considerable en costes.  Evidentemente, el teletrabajo implica necesariamente unos mecanismos de control diferentes a los actuales, un mayor compromiso por parte del trabajador y también una mayor confianza en él por parte de la empresa, pero a grandes rasgos puede convertirse en una opción más que aplicable en un futuro no muy lejano.  Y tú, ¿estás preparado para el teletrabajo?

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s