Del amor a mis metas

happiness-1866081_960_720

Por: Julia Bremner

Cada vez que nos planteamos una nueva meta, para lograr llevarla a buen termino, debemos conectarnos con nuestros mejores estados: disciplina, decisión, fuerza, seguridad, confianza y por supuesto con el amor.

En un muy buen escenario, hemos valorado de donde estamos partiendo, sabemos hacia dónde vamos, en qué momento de nuestra vida se adentró en nosotros este nuevo deseo, cuanto tiempo tardaremos, que pasos necesitamos seguir, e inclusive pensar si es la meta 100% nuestra, y por supuesto, la parte que a mi parecer es  la más hermosa: definir en qué versión de mi mismo me debo convertir para alcanzarla.

Andamos por ahí, moviéndonos en el mundo, saltando de un estado a otro. Refiriéndome a estos estados como toda la experiencia física, mental y emocional que nos invade ante cada circunstancia. El qué pensamos de las circunstancias, qué nos hacen sentir  y cómo se comporta nuestro cuerpo en respuesta a eso.

Y sin duda, cuando nos planteamos una nueva meta, lo hacemos desde estados y necesitamos entrar en otros tantos para alcanzarla. Inicialmente la ilusión y el entusiasmo, pueden ser un buen motor para empezar a pensar en ese “algo” nuevo (y que lo digan todos los que se han visualizado con un mejor físico en enero). Pero, ¿y qué más necesito dentro de mí para lograrlo? Es acaso el mismo resultado, si en el fondo, lo que hay es pereza, temor, o por el contrario una profunda convicción. Definitivamente NO.

Parece un cliché el decir que el amor es el MOTIVO más poderoso para hacer cualquier cosa que nos propongamos, pero ciertamente las personas, el tiempo y las experiencias me han llevado a esta premisa una y otra vez.

¿Es solo amor  a la meta, o es acaso amor a lo que significa la meta? Sin duda alguna, la segunda. “El amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”… “El amor nunca deja de ser”… dime tú, si encontraras en ti esos significados, te enamoraras y empezarás a actuar en congruencia con ellos, a vivir ese amor en cada célula de tu cuerpo, viendo en tu mente el resultado y el efecto de lograrlo… ¿Alcanzarías tu objetivo? Estoy segura que tu respuesta es SI.

Concluyendo con una apreciación personal, para mi, el amor es mágico. Una vez que lo encontramos en cada cosa, hemos encontrado un MOTIVO… es el amor, la vía directa que nos conecta con la excelencia, la pasión, la paciencia, la esperanza, la fe, la disciplina, la seguridad y todos los demás recursos que necesitamos para hacer nuestros sueños un hecho. Amar la versión que queremos llegar a ser y lo que eso significará, es el secreto.

Julia Bremner

Email: juliabremner@hotmail.com

LinkedIn: Julia Bremner

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s