La buena memoria es la clave de la felicidad

happiness-1370610_960_720

Por: Laura Murillo

Hoy quiero que hagan una reflexión: ¿Aún recuerdan el sentimiento que tuvieron cuando los contrataron en su último trabajo? ¿O recuerdan su primer día de clases en la universidad? Y, es más, ¿recuerdan como se sintieron cuando su bebé les dijo papá o mamá la primera vez?

Ok, ahora vayamos a algo más simple: ¿recuerdan que rico es tomar un largo baño con agua caliente? ¿O acostarse en sábanas limpias y poder dormir las horas que quieran porque están de vacaciones?

Les pregunto esto porque si ustedes pueden recordar el sentimiento que tenían en cada uno de esos momentos, tienen la capacidad de ser felices en el momento que deseen.

Hace pocos días una amiga renunció a un mal trabajo, un trabajo que para ella era una tortura y me dijo que sentía felicidad porque se sentía libre, que podría dormir, relajarse y disfrutar de la familia; muchos hemos sentido esa felicidad, el problema es que no todos recordamos esa euforia o felicidad meses después cuando todo se vuelve monótono, repetitivo y aburrido.

Hace algunos años un compañero de trabajo me invito a comer sin ningún motivo, esa persona no sabía que en ese momento no me podía dar el lujo de comer fuera de casa ya que mi salario estaba comprometido por mis gastos; hoy casi diez años después viendo un anuncio de comidas miré el plato que pedí ese día y recordé el sentimiento de satisfacción y alegría que tuve con ese almuerzo, reviví esa felicidad que un simple plato de comida me dio.

Hoy les quiero invitar a recordar, no el momento, sino lo que sintieron en ese momento importante y volverlo a vivir. 

Si tienes problemas en tu matrimonio recuerda cuando empezaron a ser novios y como se sentían las mariposas en la panza, las manos sudadas y los nervios al ver a esa persona; si odias estar en casa recuerda cuando nunca tenías tiempo para descansar, cuando te perdías de los actos en la escuela de tus hijos; si tienes problemas con tus hijos recuerda cuando nacieron, incluso las veces que se enfermaron, la angustia que sentiste y no que quisieras volver a pasar; si odias tu trabajo recuerda cuando te contrataron, cuando estabas desempleado o desesperado por cambiar de trabajo.

Recuerda y sé feliz, vuelve a vivir esos momentos de felicidad y vuélvelos a vivir cada día, así serás feliz toda tu vida.

Lra Murillo

Email: lra.murillo3@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s