Cuando ellas demuestran una perspectiva diferente

AllanMadriz

Por: Allan Madriz V.

El 8 de marzo se celebra el día Internacional de la Mujer Trabajadora, acortado al día Internacional de la Mujer y la razón para celebrarlo en la actualidad es el reducir la brecha si debiéramos decirlo de una manera simple. Reducir la brecha de igualdad, en la sociedad y desarrollo como persona y profesional en comparación con el hombre.

Bajo esta celebración creo que es bueno ilustrarlo en una historia de 3 mujeres; estas tres mujeres pueden ser usted, ella, su amiga, su mamá o bien todo aquel que se identifique con lo que les voy a compartir hoy.

Maria, Dora y Emily son tres mujeres que se encuentran en una café años después de la última vez que estuvieron en la escuela. La oportunidad las unió de manera casual por una reunión de padres de familia, posterior a ello deciden tomar un rato para platicar, ellas oscilan entre… (ya sabemos que la edad no siempre se menciona) lo dejaremos en un rango 28-38.

María completó el proceso establecido académico (saco el bachiller en enfermería) y es una regular supervisora de un call center que debe trabajar con un equipo de 20 personas, un 60% de la población hombres, además el “Jefe” es un hombre de edad avanzada que solo está esperando poder pensionarse pronto.

Dora es una mujer que sigue estudiando, espera conseguir su maestría muy pronto, tiene un puesto importante en una empresa de alto volumen e impacto, lleva mucho tiempo en la organización y ha escalado en puestos importantes. Ha logrado hasta cierto punto el éxito, debió superar el riesgo calculado de tener su primer y único hijo hasta ahora.

Emily trabaja como ejecutiva de relación de una importante empresa, el colegio fue su última visita a un centro de estudios, con sus dos hijos ha dedicado vida y corazón a verlos crecer y desarrollarse, Emily valora la educación sin embargo ha sido su realización trabajar con ahínco y enfocada en su familia.

En el encuentro Maria le pregunta a Dora:

Dora, ¿cómo has podido lograr ser Gerente en esa empresa? ¿Cómo lo logras con tu hijo y el trabajo? ¿He escuchado que ser Gerente y familia es muy complicado?

Dora le hace esa mirada que tenemos algunas veces de “no tienes idea” sin embargo con alegría les responde:

Ha sido muy retador, durante los primeros años debí converse a mí misma de que la única forma de poder comenzar a sobresalir en puestos que ha estado para hombres fue pensar diferente, no pensar como hombre para lograrlo, pensar como mujer para generar acciones distintas, debí desafiar el estatus quo, pensar en formas creativas de hacer el trabajo y motivar a mi equipo a buscar soluciones. Curiosamente primero yo misma pase por ese proceso.

Mi familia es muy importante sin duda alguna y cuando nuestro hijo llegó el temor de lo que había logrado me lleno de dudas, el apoyo de mi esposo y la conciencia de hacer esto juntos fue vital para superarlo y sentirme respaldada. En el trabajo vi los frutos cuando mi equipo que había adquirido mi estilo de trabajo, realizaba las tareas de manera ordenada y cumplía las metas. Creo que en esta etapa vi los resultados de tener las líneas de comunicación abiertas, ser algunas veces para ellos compañera, mamá y hasta consejera, sin quebrar la línea de respeto y más bien basado en la escucha activa.”

“No es fácil, sin embargo he trabajado por ello y espero pronto ser la próxima directora comercial, esa es mi meta.

¿Y tú Emily?” -le pregunta Dora- “¿Llevas mucho en ese puesto?

Emily bebe un poco de su capuchino sintiendo el olor a vainilla , medianamente caliente y responde:

Hace años encontré que el trabajo no remunera algunas cosas como el amor por la familia, como el estar presente y vivir el momento con ellos. Este trabajo me da mucha tranquilidad y a pesar de que hay momentos críticos son superables, cuando es momento de salir, me desconecto de eso y regreso a las verdaderas razones del por qué lo hago, mi familia.”

Me gusta verme como una mamá dedicada que ha sido inspiración y motivación para ellos (son 2 hijos), cuando mi esposo falleció me sentí muy impotente, el trabajo anterior era absorbente y no vi venir una serie de sucesos inesperados, mi visión y pasión estaban enfocadas en solo HACER y no SER. En algún momento de mi vida sé que el estudio es importante, sin embargo, también me he dado cuenta que el crecimiento no solo se da académico, necesitas actitud, enfoque y significado, educación financiera y trabajar en ello”.

Mis hijos han sido un pilar enorme en esto, constantemente veo en ellos los logros de cosas que yo espere, también he entendido que quiero que tengan sus propios sueños y metas, quiero que estos valores, confianza y respeto sean sus bases, y les cuento algo más muy interesante, recientemente he ganado el premio de mejor ejecutiva de relación, basado en una encuesta que se les realiza a los clientes sobre el desempeño, y aunque puede no sea el premio mayor, significa que mi trabajo es apreciado y hasta me motiva a tomar algún seminario, o taller de habilidades que refuercen las mías, suena bien verdad?”

María ve a Emily y a Dora y exclama:

¿Parece que fuese yo la que se siente estancada escuchándolas?”

“¿Por qué sientes eso?” – Le pregunta Emily

Me siento regular en ese Call Center, estudie enfermería porque pensé era lo que quería y después cuando llegó el momento no estaba tan clara, busque un trabajo medio tiempo e ingrese a este Call Center, me dieron hace un año la opción de ser Supervisora, sin embargo mi jefe es bastante molesto, para él las mujeres son aún débiles y muy molestas en temas de manejo de personal, constantemente siento que toma acciones por encima de mi autoridad y dentro del equipo solo soy yo la mujer supervisora versus 4 hombres”.

“Con todo eso estoy de número dos en alcance de resultados y creo que eso molesta a algunos de ellos, las escucho y parece que yo no estoy haciendo algo que ustedes si, ¿en que radica?

Yo considero” -inicia Dora- “que todo está en preguntarnos como mujeres cual es nuestro estilo de Liderazgo, que factores en la actualidad determinan nuestra forma de hacer y sobre todo SER”.

Estudiar es importante, la estructura y el responder al COMO, sin embargo, la ejecución y la acción depende de factores que debemos realizar nosotras, te doy un ejemplo: En América un 42% de las mujeres en Estados Unidos tienen un puesto directivo, en México un 32% y Brasil un 37% por mencionar algunos (fuente Source: International Labor Office, Women in business and management: gaining momentum (2015), eso significa que apenas a hoy hemos dado pasos para en un mundo laboral dominado por hombres.”

“Bernar M Bass elaboró una teoría de Liderazgo Transformacional con 4 componentes, este término había sido introducido por James Mcgregor y contiene mucho de lo que hemos hablado mientras las escuchaba, así que no te “afanes” como dice mi mamá y mira lo que podrías analizar:”

  • Estimulación Intelectual:
    • ¿Desafía el estatus Q (es decir cuestiona lo que actualmente hay) Estas o está tu equipo en una zona de confort?
    • Implementa la creatividad e innovación
    • Impulsa al equipo a buscar soluciones
  • Consideración individualizada
    • Habla con el equipo, tus pares, tu molesto Jefe, establece canales de comunicación
    • Busca ser tú el cambio, realiza las reuniones buscando entender primero.
  • Inspiración y motivación
    • ¿Tienes una visión clara tu misma de que quieres?
    • ¿Transmites eso a tu equipo?
    • ¿Cuál es la pasión que tienes?
    • El significado de tu esencia está en lo que haces.
  • Influencia idealizada
    • ¿Eres el modelo a seguir para tu equipo?
    • Como inspiras a los demás?

Con una sonrisa Dora menciona estos 4 puntos y rescata: “¡Mira que los últimos dos puntos ni siquiera son míos, veo eso en Emily con su historia de dedicación y enfoque!”

Creo que como mujeres hemos sido parte de generaciones donde hemos tenido que hacer camino, eso no resta que los hombres han tenido que hacer camino también, han tenido que ir a “cazar” para ser proveedores, sin embargo, no una carrera, es un trabajo en equipo a esta altura de la vida, creo que, si llevamos este mensaje a nuestros hijos, si educamos hacia ese enfoque estamos haciendo diferencia.

María toma la palabra y reflexiona:

He estado molesta conmigo misma por algunas cosas que he decidido, hoy este café ha sido tan valioso que me abre la mente a ideas que necesito apuntar para que no se me vayan“, sonríe y dice: “Creo que debemos ser agentes de cambio, mi cambio deberá repercutir en mi alrededor”.

Emily asiente con su cabeza y exclama: “Vieran que disfruto mucho leer, recientemente me encontré una cita de T Harv Eker, él escribió un libro llamado Los Secretos de la Mente Millonaria y dice: “En lo que te enfocas se expande”, lo cual me pareció tan poderosa como retadora“.

¿Saben que…?” dice Dora, “creo que este café tendremos que repetirlo en algún momento” …mientras revisan sus tazas y se dan cuenta que el café se ha ido….

Las tres sonríen y la plática termina con una sensación de esperanza y reto.

Reflexión final:

No se trata de diferencias, son esas diferencias aceptadas y entendibles las que pueden llevarnos como hombres y mujeres al siguiente nivel como sociedad, a respetar y accionar nuestros más sinceros valores para crecer en equipo, porque al final del día eso somos, un equipo de trabajo, en casa, en el trabajo y en lo que hagamos juntos.

¡Feliz Día Internacional de la Mujer!

Por:

Allan Madriz V.
Email: amadrizv@aprendeylidera.com
Web: www.aprendeylidera.com
Linkedin: Allan Madriz V.
Facebook: Aprende y Lidera
Twitter: @aprendeylidera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s