Soy lo que mis metas necesitan

Objetivos_o_metas

Por: Julia Bremner

Una vez que ya le hemos puesto el ojo a la meta, podemos definir que necesitamos hacer para que eso sea una realidad. Si nuestro objetivo es bajar 10 kg, sin duda, hacer ejercicio puede ser parte de la estrategia pero, ¿ponerlo en el papel será suficiente?, ¿que más necesita esta meta de ti? Podría ser disciplina, compromiso o pasión.

Reconocer lo que necesita ese objetivo de mí es fundamental para poder alcanzarlo y pongamos de ejemplo eso que la meta ocuparía de mi como: la disciplina. ¿A que nos referimos con disciplina en este caso? Para saber que estoy siendo lo suficientemente disciplinado, ¿cuántas veces tuve que haber logrado hacer ejercicio a la semana? Pon un número. ¿Reconozco en mi vida algún momento en el que haya sido completamente disciplinado? Evoca el recuerdo.

Respondidas estas preguntas tenemos el primer paso para sintonizar con esa mejor versión de nosotros mismos.

Si en algún momento hemos hecho algo con éxito gracias a ese estado de disciplina que necesitamos, ya tenemos la mitad de la batalla ganada y si no tenemos una idea clara de haber sido de esa forma, no te preocupes, puedes imaginarlo y tendrá exactamente el mismo efecto. El recordar ser disciplinado, imaginarse siéndolo o  pensar en una persona que se comporte de esa forma, desplegará en nosotros la referencia que necesitamos para llevarlo a nuestros músculos y ponernos en acción para lograr la meta.

Con esta referencia en nuestra mente podemos explorar con nuestro pensamiento como es que se vive la disciplina, de manera que podamos en ese momento, llevar esa experiencia a nuestra piel, músculos y  expresiones corporales, volviéndola algo real que podamos inclusive lograr describir: como respiro, como me muevo, que me digo a mi mismo cuando soy disciplinado, dejando accesible toda esa experiencia de manera que podamos evocarla en cualquier momento con solo quererlo. Cuando somos conscientes de esos detalles con tan solo cerrar los ojos y repasar cada uno nos sintonizamos con ese estado de disciplina, como quien pone el canal que busca en la televisión.

Como la práctica hace al maestro, entre más eficaces nos volvamos trayendo ese estado de disciplina a nuestros músculos, mejores resultados vamos a tener y de igual forma sucederá con el entusiasmo, la paciencia,  la tenacidad o cualquier otro de los estados desde los que necesitan nuestras metas que hagamos las cosas. Como un enchufe en el toma corriente, que ya sabes que si unes las dos obtienes energía, de igual forma el traer la experiencia de disciplina a nuestros músculos mediante la postura, la respiración, el diálogo interno y cualquier otro componente, nos dará lo necesario para convertir en una realidad el lograr ir al gimnasio y perder esos 10 kg.

Julia Bremner

Email: j.bremner@motivo.coach

Facebook: Motivo – Bienestar Integral

LinkedIn: Julia Bremner

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s