¿Con qué te quedas, trabajo o familia? Difícil elección

handle-556932_960_720

Desde mi experiencia como coach, experta en coaching para mujeres con dilemas laborales y mamás estresadas, me ha dado cuenta que algunas decisiones a lo largo de la trayectoria profesional de las mujeres y mamás, son más difíciles porque implican un conflicto entre valores.

Un conflicto usual en estas decisiones es entre los valores de la FAMILIA y el TRABAJO.

¿Aceptarías un trabajo con más responsabilidad del que tienes y más salario teniendo en cuenta que el tiempo para estar con tu familia quedaría mermado?

Y aquí es cuando entras en una gran disyuntiva, en la que te gustaría no renunciar a ninguna de las dos cosas. Por una parte, ese aumento de salario te resulta muy “goloso” (aunque eres de los que dices que lo que más te mueve no es el dinero) y por otro, sabes que es importante para ti dedicar tiempo (más tiempo y de calidad) a tu familia.

Comienzas a moverte entre estos dos aspectos como si fuera la pescadilla que se muerde la cola. Te sientes como en una encrucijada de la que no sabes cómo salir. Es como si internamente te sintieras dividida y dos partes lucharán una en contra de la otra.

La decisión te resultará más fácil si tomas conciencia de lo que más te importa, de lo que MÁS. Quiero decir, de lo que pones por encima o por delante de las demás cosas, que aunque también son importantes lo son menos. No es una cuestión de exclusión, sino de prioridades.

Quizá se te ha ocurrido echarlo a cara o cruz porque ya estás cansada de no sacar nuevas conclusiones con tu lista de “pros y contras” que ya has revisado demasiadas veces. Deja de lado, consejos de otros, análisis únicamente racionales o impulsos viscerales.

La forma más poderosa, profunda y única de comenzar a tomar decisiones acertadas es con el criterio esencial de lo que tú eres: TUS VALORES.

Si tuvieras que elegir las 5 cosas más importantes para ti en tu vida ¿cuáles serían?

¿Cómo las ordenarías de la más importante a la que menos? 

¿Estás segura?¡Vuelve a chequearlo!

¿Te sientes satisfecha con tu escala de valores? 

¿Cómo la ves?

¿Cómo te hace sentir?

Escribe tus valores y tu escala de valores en una tarjeta y guárdala en el bolsillo. Cada vez que tengas que tomar una decisión, mírala. A partir de ahora, comprobarás que es mucho más fácil tomar decisiones acertadas.

Tomar decisiones desde nuestros valores funciona porque son nuestros valores fundamentales los que dan dirección y sentido a nuestra vida. Somos literalmente arrastrados hacia ellos y por ellos; son nuestra energía, con la que somos capaces de avanzar hacia lo que queremos.

Una vez que hayas tomado la decisión de si coger ese nuevo trabajo o no, Pregúntate: ¿Con qué grado de tranquilidad tomo esta decisión? Y si aún queda algún resquicio de duda o intranquilidad ¿Qué beneficios va a tener esta decisión en vida a corto, medio y largo plazo?

Tomar decisiones acertadas también supone hacerlo sintiéndote en paz contigo misma.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s