Estrategia empresarial aplicada a la búsqueda de empleo

computer-1149148_960_720

Cuando vamos a la panadería a comprar, no pedimos al panadero “cualquier pan”, ¿por qué cuando buscamos trabajo solicitamos “cualquier trabajo”?, ¿por qué si partimos de una “estrategia cuando hacemos la compra, no hacer lo propio cuando queremos encontrar un empleo?

Esto suele ocurrir sobre todo a demandantes de empleo con determinados perfiles, particularmente personas con baja empleabilidad y demandantes de primer empleo que buscan su lugar en el mercado de trabajo.

En este post voy a proporcionarte las claves y herramientas para que puedas establecer la estrategia más adecuada  para tu búsqueda de empleo.

Y es que algunas personas creen que de ésta forma (buscando “lo que sea”) tienen más posibilidades de encontrar un empleo, pero nada hay más lejos de la realidad. Para tener éxito se necesita tanto de un objetivo claro, como de una estrategia bien definida.

Hay que ser más específico, tener claro lo que se busca. Porque si no… en un mercado saturado, en el que la demanda sobrepasa en gran medida a la oferta, difícilmente llegaremos a tiempo. Si lo que quiero son boquerones, porque el resto de pescados no me gustan, me sientan mal, y además los boquerones escasean, si no estoy ávido y los pido enseguida, probablemente para cuando los demande se hayan terminado. En el mercado de trabajo ocurre lo mismo.

Un perfil profesional poco definido, sin objetivo profesional y una clarividencia acerca de qué ofrezco al mercado, puede desembocar en varias situaciones, ninguna de ellas positivas para el demandante de empleo.

Quizás, cuando haya más oferta que demanda pueda funcionar, ya que el empleador tendrá más dificultades para encontrar trabajadores con el perfil adecuado, y deba en este caso apostar por “formar” a la persona elegida para que se adapte al puesto. Pero en el momento actual, muchísimas personas están ya preparadas y listas para incorporarse al puesto de trabajo, sin necesidad de formarse y adecuarse para el desempeño, y lo más importante, buscan un empleo concreto, han trabajado su objetivo profesional, por lo que tendrán más posibilidades de conseguir el trabajo.

Resulta fundamental haber trabajado en el objetivo profesional antes de buscar un empleo, ya que de lo contrario, podemos caer en el error de buscar trabajo “de lo que sea” perdiendo la dirección y sentido de nuestra estrategia de búsqueda e incorporación al mundo laboral.

Este objetivo profesional, que debe guiar todas y cada una de las acciones de búsqueda de empleo (dónde busco, qué contactos necesito, qué herramientas debo utilizar, qué destaco de mi perfil, qué necesito actualizar…) no tiene porque ser inamovible, es decir, puede cambiar a lo largo de nuestra carrera profesional. No tengo por qué buscar un mismo empleo durante 30 años (más que nada porque dentro de unos años no existirá). Así mismo no tiene por qué ser uno solo, lo más habitual, y que desde aquí recomendamos, es centrarse a lo sumo, en tres o cuatro ocupaciones.

Una vez que se es consciente de la necesidad de un objetivo profesional, hay que definirlo, ¿cómo lo hago?

La definición de un objetivo profesional requiere tiempo; tiempo para recapacitar a cerca de mí y, por supuesto, a cerca del mercado laboral. La herramientas más utilizada y recomendada es el archiconocido D.A.F.O. ya que va a permitir dicho análisis, elaborado una “fotografía” de mis Debilidades (que debo mejorar) mis Fortalezas (sobre que debo apoyarme), las Oportunidades (que se me ofrecen desde el mercado de trabajo entendido en sentido amplio, recursos, contactos, herramientas…) y las Amenazas (que obstáculos pueden dificultar o entorpecer mi incorporación).

El segundo paso consistirá en analizar  la combinación y consecuencias de estas cuatro variables, planteando posibles estrategias de actuación. Para ello podemos utilizar otra interesante herramienta extraída del mundo empresarial; El CAME, Corregir, Afrontar, Mantener y Explotar.

De esta reflexión saldrá, no solo un profundo conocimiento del mercado de trabajo y de mi mismo, también obtendremos el objetivo profesional que debo plantearme (en función de qué se está demandando y qué ofrezco; en qué soy bueno y se hacer “mejor que nadie”) sino también las estrategias a seguir, que guíen mis acciones hacia la consecución de MI OBJETIVO PROFESIONAL.

En la estrategia de reorientación: se trata de reducir al mínimo las debilidades que mi perfil profesional pueda presentar y aprovechar al máximo las oportunidades que el mercado ofrece, por ejemplo, si en el mercado están apareciendo nuevos yacimientos de empleo en los que yo tengo experiencia anterior o conocimientos relacionados (hice un curso y trabaje de ello cuando estaba estudiando), debería plantear la reformulación de mi objetivo profesional adecuándolo a la demanda del mercado.

En la estrategia de supervivencia: se trate de minimizar tanto las debilidades como las amenazas, son  las más “traumáticas” y extremas en cuanto a precariedad y dificultades de inserción. Suelen ser perfiles poco competitivos y de baja empleabilidad, en los que sería necesario plantear un perfil profesional desde el inicio, requiriendo en la mayoría de las ocasiones estas estrategias de adecuación a través de la formación, prácticas, etc…

En la estrategia defensivanos sustentamos en las fortalezas que presentamos para hacer frente y reducir las amenazas del mercado y competidores. Tener claro cuáles son los puntos fuertes  del perfil y un objetivo profesional bien definido, resulta fundamental en este caso. Un ejemplo de estrategia sería una fuerte y consolidada MARCA PERSONAL.

En la estrategia ofensiva: se trata de ir un paso por delante, se trata de aprovechar al máximo las fortalezas y oportunidades del entorno laboral, para minimizar las debilidades y amenazas. En este caso el ejemplo vendría dado por un perfil profesional muy definido y que cuenta con un puesto de trabajo. Estas estrategias tratan de adelantarse a los acontecimientos, y se basan en el crecimiento personal; el continuo aprendizaje sería una acción propia de este tipo de estrategias.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s