El auge de la economía colaborativa

carpooling-32719_960_720

“Según la revista Times, la economía colaborativa es una de las 10 ideas que cambiarán el mundo”

El consumo colaborativo es un concepto que cada vez toma más relevancia en nuestro entorno y al cual más personas se apuntan con el fin de optimizar sus finanzas.

Hay varios factores que han propiciado el auge de este tipo de consumo. Entre ellos destacan:

  • La profunda crisis que vive nuestro país, un incremento del desempleo junto con unas restricciones importantes del crédito por parte del sistema financiero hacen que el consumidor cada vez sea mucho más sensible al precio y por tanto busque fórmulas alternativas para obtener un mejor precio en sus compras. Proliferan las plataformas en las que los usuarios se unen, compran y por el hecho de comprar varias unidades obtienes importantes descuentos.
  • Un cambio en los valores colectivos. Las personas valoran cada vez más el uso responsable, la optimización de recursos, el ahorro energético, así como el dar una segunda vida a los objetos, reciclando e incluso intercambiando productos de segunda mano.
  • En tercer lugar, un ingrediente indispensable para este cocktail que es la imparable evolución tecnológica. La aparición de las redes sociales permite que fácilmente personas con intereses comunes contacten y se agrupen para llevar a cabo su objetivo. La democratización de internet a través de los smartphones, así como la aparición de las APPS hacen que cualquier persona acceda o se descargue una plataforma de consumo colaborativo desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Según la revista Times, la economía colaborativa es una de las 10 ideas que van a revolucionar el futuro del mundo. Hoy en día es posible compartir un trayecto en coche (Blablacar), comer en casa de lugareños (Soacialeater), intercambiar viviendas para vacaciones (Knox), compartir taxi (Joinuptaxi), entre otras muchas cosas. También podemos encontrar decenas de plataformas que propician el intercambio o compra-venta de objetos de utilizados como ropa (Milmodelitos), muebles de Ikea (pikeando), productos de apple (manzanas usadas), etc.

La economía colaborativa avanza de un modo ya imparable y en ocasiones choca frontalmente con la legislación de los distintos países como es el caso de la conocida Uber. En Uber, según los expertos, hay un ánimo de lucro y es por ello que entra en confrontación con los taxistas que reclaman ante una actividad por la que no se paga ningún tipo de licencia ni seguro.

De todos modos, a pesar de que en algún caso las plataformas de consumo colaborativo chocan con los agentes del mercado en el que operan, los expertos recomiendan no ir en contra de estas plataformas sino buscar métodos para adaptar la legislación vigente y el propio mercado a la entrada de estos nuevos agentes, que no olvidemos que cada día son más y al fin y al cabo, responden a una demanda real de nuestra sociedad.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s