¿Qué tal llevas tu higiene mental?

6321527653_23dfb6130e_b

“No son las cosas que nos pasan las que nos hacen sufrir,  sino lo que nos decimos sobre éstas cosas”

En estos momentos que estamos viviendo de crisis económica brutal, desempleo, inestabilidad, estrés… sin darnos cuenta empezamos a generar una gran cantidad de pensamientos “tóxicos” que no nos aportan absolutamente nada, es más nos sitúan en una posición en la que podemos hacer daño, no sólo a nosotros mismos, sino a los demás.

Si a esto añadimos todas las carencias personales, inseguridades, baja autoestima, la falta de cariño, las envidias, la frustración, etc… podemos caer en situaciones nada recomendables para nuestra higiene mental.

La salud mental implica encontrar un balance en todos los aspectos de la vida: física, mental, emocional y espiritual.Es la habilidad de poder gozar de la vida y a la vez de enfrentar los desafíos diarios (ya sea tomando decisiones, adaptándose a situaciones difíciles o dialogando acerca de nuestras necesidades y deseos).

A veces es natural sentirse desequilibrado, triste, temeroso, preocupado, pero este tipo de sentimientos se convierten en problema cuando empiezan a obstaculizarnos nuestra vida diaria. Lo importante es que identifiquemos el problema que nos está causando esas dificultades y cualquiera que sea la causa, debes saber que no son tu culpa. Nadie elige tener problemas. Es posible que tu salud mental esté siendo afectada por el nivel de cariño, apoyo y aceptación que recibes por parte de tu familia y otros.

La higiene mental, se basa en hacer un trabajo interior a nivel individual para mejorar como persona. Se trata de sembrar cosas positivas y nuevas en tu huerto y no dejar que pasen contaminantes. ¿No te pasa que tienes personas alrededor que siempre se están quejando?, por todo, porque llueve, porque hace sol, porque le molesta el vecino, ésta gente es tóxica no sólo para ellos mismos sino también para los demás, estamos cansados de escuchar siempre lo mismo.

Valorar lo que me ayuda a alcanzar mis objetivos y lo que no, discernir entre lo que es importante, nos ayudará a reducir el estrés y esa mala gestión del tiempo que nos provoca ansiedad. Párate a pensar cuanto tiempo estás dedicando al whatsapp por ejemplo, en vez de disfrutar de una buena tarde de playa, o contestar a correos electrónicos cuando podías tener una buena conversación con una amiga o amigo especial.

Y, ¿qué hacemos con esos pensamientos negativos que nos atascan cada vez más y que no podemos controlar?

 Tenemos que dejar de centrarnos en nuestras carencias, en esas que no nos impiden avanzar, esas como la procrastinación, cuando tenemos tareas pendientes de concluir.

Y si tenemos problemas en la familia, habrá que buscar espacios de diversión común, compartir sueños, y tener una actitud optimista y las cosas que no nos gustan, cambiarlas. Un pensamiento positivo es cien veces mas poderoso que un negativo, no hay peor tormenta, que la que uno se forma en su cabeza.

Para concluir cinco sencillos consejos para hacerte la vida más “higiénica”:

– Vive el momento
– Mantén relaciones
– Contrarresta la depre con ejercicio
– Aprende a saborear los éxitos pequeños
– Haz algo, arriésgate, no te quedes con las ganas

“Y entonces un día te das cuenta que todo empieza de nuevo… y la sonrisa vuelve a ser dueña de tu vida”

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s