La Marca Personal y nuestra positividad

girls-women-happy-sexy-53364

Piensa en esta escena. Estás haciendo un descanso en el trabajo charlando con unos compañeros y en ese momento se acerca una persona.

Todos os calláis y empezáis a apurar el café. Se trata de alguien que siempre está quejándose, difundiendo rumores y lanzando vibraciones negativas. Ese tipo de personajes están en todas partes. Incluso tú mismo puede ser uno de ellos. Una marca personal fuerte debe huir de ese tipo de comportamientos.

Una marca personal producirá mejores resultados si la persona que hay detrás es percibida de una forma positiva. Él o ella deben estar asociados con un valor o idea que sea reconocido universalmente como positivo y que valen la pena apostar por ella.

Lo que queremos es ser apreciados. Comparado con la autenticidad, la consistencia y otros elementos, este pilar puede parecer poco importante para una marca personal. Pero es importante porque la gente prefiere tratar con personas que le gustan y huyen de quienes le complica la vida. La marca se basan en las relaciones y si no hay relaciones no hay marca.

¿No debería ser lo que haces y no lo amable o positivo que seas, lo que tenga más importancia en el éxito de tu marca personal? En un mundo lógico, sí. Pero en nuestro entorno estamos rodeados de seres humanos, y no siempre somos lógicos. Queremos trabajar con los ingenieros mejor preparados, los consultores más inteligentes o los mejores directores de cine. Pero también queremos trabajar con gente a la que respetamos, cuya compañía disfrutemos y que nos haga quedar bien con otros. De modo que cuando hay que tomar la decisión entre dos personas comparables, la que gana es la mejor como persona y no la que tiene más talento. A la gente le gusta trabajar con gente que le gusta. A nadie le gustan los cenizos.

Tener una actitud positiva implica buscar soluciones en lugar de sentarse en los problemas. En lugar de quejarte o llorar sobre las oportunidades perdidas, prepara las siguientes que vengan. No te preocupes con las cosas que están fuera de tu control.  Céntrate en las que puedes influir.

Existe una gran regla de oro que no debemos olvidar: “Trata a los demás como quieres que te traten a ti”.  Es una forma de entender esta característica de marca personal. Para desarrollar una marca personal sólida tienes que sentarte en crear una actitud positiva en la mente de otros. Intenta tener un impacto positivo en todo y todo dentro de tus círculos de influencia.

 Nos gustan las personas que mantienen sus promesas, que saben reconocer el trabajo de los demás y que no se rinden a las primeras de cambio. Me gusta la gente que no está todo el día quejándose, ¿y a ti?

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s