¿Qué tal toleras la frustración?

66393869_3d6ea739ae_b

En un mercado laboral tan competitivo como en el que estamos viviendo es necesario, o mejor dicho imprescindible, tener un buen desarrollo de las competencias clave.

Estas competencias  se refieren a los conocimientos, habilidades y actitudes que necesitamos para enfrentarnos de manera óptima a diferentes situaciones (de trabajo, en la escuela, con la familia, con los amigos…). Poseer dichas competencias nos hace más competitivos y más ocupables en el mercado de trabajo.

Todas son importantes: iniciativa, trabajo en equipo, capacidad de tomar decisiones…pero hoy nos ocupamos de LA TOLERANCIA A  LA FRUSTRACIÓN.

Podemos definir la tolerancia a la frustración, como la capacidad que tenemos para mantener  un equilibrio o estabilidad emocional pese a las circunstancias adversas o de presión que sufrimos y que nos permite seguir realizando nuestro trabajo de forma eficaz y eficiente. Si no tenemos desarrollada esta competencia, normalmente respondemos de forma equivocada a dichas situaciones, nos enfadamos y damos respuestas poco adaptativas al entorno. Resumiendo, es la sensación de impotencia que nos invade cuando no podemos conseguir alguna cosa u objetivo.

La tolerancia a la frustración la debemos desarrollar en todas las facetas de nuestra vida ya que no podemos tener siempre lo que queremos, pero debemos tenerla especialmente desarrollada cuando estamos en búsqueda activa de empleo. En nuestra búsqueda de empleo, hacemos diferentes actividades o acciones que tienen un objetivo muy claro: ENCONTRAR UN PUESTO DE TRABAJO.

Durante más o menos tiempo, planificamos nuestra búsqueda, realizamos nuestro currículum, nuestra carta de presentación, nos apuntamos a bolsas de empleo, preparamos posibles entrevistas y un largo etcétera ¿pero qué nos pasa cuando tanto esfuerzo no obtiene el resultado esperado? Pasan las semanas y no recibimos llamadas de teléfono, nadie nos llama…hacemos muchas cosas para conseguir un único objetivo, pero no lo alcanzamos. Entonces pasan los días, las semanas, los meses incluso y nada de nada….

Es entonces cuando nuestra tolerancia a la frustración se pone en juego. Debemos controlar nuestros sentimientos, nuestros pensamientos e incluso nuestro comportamiento. Es muy fácil caer en el desánimo, en pensar que no obtendremos nunca resultados y por esta razón dejamos de lado todo lo que estamos haciendo para conseguir empleo. La negatividad, sensación de fracaso y ansiedad se hacen eco en nosotros y no nos dejan avanzar y nos será difícil salir de esta situación.

¿Cómo lo podemos evitar? ¿Cómo aumentamos nuestra tolerancia a la frustración? ¿cómo podemos mejorarla y desarrollarla?

  • Focalizando siempre nuestra atención en la solución de los problemas, no en los sentimientos que nos genera. Poner énfasis en los sentimientos nos hace entrar en un círculo vicioso sin salida.
  • Tomar distancia. La impulsividad de nuestro comportamiento no es buena aliada. Si es necesario podemos dejar un tiempo (prudencial) para poder dar respuesta a la situación.
  • Debemos pensar en qué consejos le daríamos a un amigo o familiar que estuviera en nuestra situación.
  • Pensemos en diferentes alternativas para solucionar el problema o la situación que vivimos.
  • Debemos cultivar la paciencia, la constancia y el control de impulsos.

Así, debemos poner en práctica los consejos que les damos a los demás cuando buscan empleo (no te preocupes, continua buscando, quien la sigue la consigue). También deberíamos pensar si realmente estamos realizando de forma correcta la búsqueda de empleo, si tenemos un objetivo claro, si utilizamos correctamente las técnicas de búsqueda de empleo. Igual una alternativa puede ser asesorar nuestra búsqueda con un orientador laboral.

Por último, debemos tener en cuenta que el tiempo que podemos estar sin trabajo es más largo que hace unos años pero la paciencia, la perseverancia y la constancia son las únicas compañeras que nos pueden llevar a nuestro objetivo: TRABAJAR.

Así que, cuando a nuestros pequeños de la casa no los educamos en la permisividad, en el todo vale, en el aquí, ahora y ya….les estamos dando el regalo más grande que les podemos ofrecer. Que en el futuro sepan enfrentarse a los problemas y se desarrollen con éxito en la vida diaria.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s