Soy lo que mis metas necesitan

Objetivos_o_metas

Por: Julia Bremner

Una vez que ya le hemos puesto el ojo a la meta, podemos definir que necesitamos hacer para que eso sea una realidad. Si nuestro objetivo es bajar 10 kg, sin duda, hacer ejercicio puede ser parte de la estrategia pero, ¿ponerlo en el papel será suficiente?, ¿que más necesita esta meta de ti? Podría ser disciplina, compromiso o pasión.

Reconocer lo que necesita ese objetivo de mí es fundamental para poder alcanzarlo y pongamos de ejemplo eso que la meta ocuparía de mi como: la disciplina. ¿A que nos referimos con disciplina en este caso? Para saber que estoy siendo lo suficientemente disciplinado, ¿cuántas veces tuve que haber logrado hacer ejercicio a la semana? Pon un número. ¿Reconozco en mi vida algún momento en el que haya sido completamente disciplinado? Evoca el recuerdo.

Respondidas estas preguntas tenemos el primer paso para sintonizar con esa mejor versión de nosotros mismos.

Si en algún momento hemos hecho algo con éxito gracias a ese estado de disciplina que necesitamos, ya tenemos la mitad de la batalla ganada y si no tenemos una idea clara de haber sido de esa forma, no te preocupes, puedes imaginarlo y tendrá exactamente el mismo efecto. El recordar ser disciplinado, imaginarse siéndolo o  pensar en una persona que se comporte de esa forma, desplegará en nosotros la referencia que necesitamos para llevarlo a nuestros músculos y ponernos en acción para lograr la meta.

Con esta referencia en nuestra mente podemos explorar con nuestro pensamiento como es que se vive la disciplina, de manera que podamos en ese momento, llevar esa experiencia a nuestra piel, músculos y  expresiones corporales, volviéndola algo real que podamos inclusive lograr describir: como respiro, como me muevo, que me digo a mi mismo cuando soy disciplinado, dejando accesible toda esa experiencia de manera que podamos evocarla en cualquier momento con solo quererlo. Cuando somos conscientes de esos detalles con tan solo cerrar los ojos y repasar cada uno nos sintonizamos con ese estado de disciplina, como quien pone el canal que busca en la televisión.

Como la práctica hace al maestro, entre más eficaces nos volvamos trayendo ese estado de disciplina a nuestros músculos, mejores resultados vamos a tener y de igual forma sucederá con el entusiasmo, la paciencia,  la tenacidad o cualquier otro de los estados desde los que necesitan nuestras metas que hagamos las cosas. Como un enchufe en el toma corriente, que ya sabes que si unes las dos obtienes energía, de igual forma el traer la experiencia de disciplina a nuestros músculos mediante la postura, la respiración, el diálogo interno y cualquier otro componente, nos dará lo necesario para convertir en una realidad el lograr ir al gimnasio y perder esos 10 kg.

Julia Bremner

Email: j.bremner@motivo.coach

Facebook: Motivo – Bienestar Integral

LinkedIn: Julia Bremner

Comprométete con tus metas

sun-1689658_960_720

Por: Julia Bremner

Mucho tiempo valioso puede pasar entre vernos en la necesidad de actuar y realmente hacerlo. Y, ¿por qué si sabemos que lo necesitamos nos cuesta tanto comprometernos? La respuesta puede resumirse en una palabra: Desconexión.

 Nos encontramos desconectados de nuestras metas, vivimos en el resultado de nuestras decisiones diarias que ya se han convertido en hábitos  y cuando sentimos “el llamado” de hacer algo diferente, muchas veces las personas solo tenemos claro lo que queremos cambiar, más no lo que significaría realmente ese cambio.

 Si pensar en lo que quieres cambiar resulta ser tu motor, ¡EN HORA BUENA! Te mueves gracias a eso, ¡pero te mueves! que es lo que al final deseamos. Pero si eso no es lo suficientemente poderoso como para comprometerse a hacer lo que haya que hacer, entonces, estamos en problemas.

Cuando hablo de estar desconectados de la meta, hablo de no haber tomado conciencia del por qué es importante para mi alcanzar eso y que sería lo importante de eso que es importante. Y aunque parece un trabalenguas ahí se encuentra escondido nuestro MOTIVO.

 Definitivamente no es lo mismo saber que mi salud física o financiera está quebrantada a estar conectado con el amor que siento por mi familia y como al yo estar bien me permitiría disfrutar más tiempo con ellos, tener una mejor calidad de vida e inclusive como en este caso, mi estado financiero podría impactarlos a ellos también. Desde la óptica del amor y la plenitud, ¿que nos hace sentir la idea de alcanzar una meta en salud? acaso sería importante para nosotros encontrar la vía para ofrecerles a ellos todo eso. Estoy segura que la respuesta es SI.

 Nuestras metas deben ser NUESTRAS, necesitamos que tenga sentido para nosotros el alcanzarlas y al imaginar su efecto positivo estas muevan cada una de nuestras fibras, de manera que los pasos para alcanzarlo sean trampolines y no obstáculos entre lo que deseo y yo.

Si lo necesitamos y el alcanzarlo depende de nosotros, sería buena idea conectarnos con la razón por el cuál esa meta es realmente importante. Es imposible no comprometerse cuando amas tu MOTIVO. Atrévete a descubrirlo.

Julia Bremner

Email: j.bremner@motivo.coach

Facebook: Motivo – Bienestar Integral

LinkedIn: Julia Bremner

Tres pasos para encontrar tu MOTIVO…

 

love-826934_960_720

Por: Julia Bremner

Un día, tras haber recibido una sesión de coaching, llego a la “gran conclusión” de que todo en cuanto considero había tenido éxito en la vida lo había hecho por amor. Amor a mi madre, a mis hermanas, a mi esposo, a mi misma, al deseo de un mundo más feliz, e inclusive a la idea de entregarles lo mejor a cada uno de ellos.

El gran detalle de esto es que en ese momento no lo vi así, y cuando me di cuenta no podía creer que algo tan significativo como conocer mi MOTIVO, estuviera actuando en mi vida en el completo anonimato. Para mi dicha, sin saberlo, eso me había movido todo ese tiempo, pero fue hasta que así como a muchas personas, me encontré en la posición de enfrentarme ante algunos “deberes” fundamentales con los que no me sentía “conectada” y que se estaban disipando en el trajín diario.

Muchas veces nos vemos en la posición de tener que estudiar para un examen, tener que ahorrar, tener que producir, tener que… Y nos pasa que, cuando a la hora de poner nuestras metas en un papel y responder a la necesidad humana de crecimiento sin tomar en cuenta el MOTIVO para cumplirlas, con el pasar de los días se alejan de nuestras prioridades convirtiéndose en un ideal inalcanzable. Una total frustración.

Tener metas alejadas de la introspección que nos lleve a conocer su MOTIVO de ser, es tan fiable como tomar un velero y pretender llegar a otro continente… Tal vez pase… tal vez no. Dejando de ser nuestra la meta, convirtiéndose en ese momento en el resultado de las condiciones. Y  si en eso notaras que lo que te mueve es el miedo al fracaso, a engordar, a quedarte solo, a no crecer, al que dirán… lo mejor que puedes hacer por ti mismo en darle una vuelta a la posición desde la cual lo estás viendo. Así que, abre la mente, toma papel y lápiz que aquí te dejo 3 sencillos pasos que podrían ayudarte con esa búsqueda de MOTIVO. (Nota: léelo primero y aplícalo).

Paso N. 1: Evoca la motivación

Trae sobre el tapete una oportunidad en la cual consideres que te hayas sentido profundamente motivado y de la cual te sientas orgulloso hoy en día.

Considera que es lo que viene a tu mente, cómo se proyecta ese recuerdo en tu memoria (cerrando los ojos funciona aún mejor)… cuanta luz tiene esa imagen, si lo ves como una película o es una foto. ¿Sientes la imagen cercana a ti? ¿Que tanto? ¿Que recuerdas haberte dicho a ti mismo?, o inclusive ¿que recuerdas que hayas escuchado para decidir hacerlo con motivación¿. ¿Cómo te sentías en ese momento? Acaso te sentías capaz, seguro, decidido, con fe. Admira cada detalle que venga a tu mente, inclusive si no le encuentras sentido. Adéntrate aún más en el recuerdo y deja que vengan a ti los últimos detalles, las últimas sensaciones. Vuelve a vivir ese momento de nuevo. Abre los ojos y toma nota de cada detalle.

Paso N.2: Considera el efecto a futuro

Piensa en el EFECTO en tu vida que tendrían las acciones que en el presente crees que tienes que emprender (la dieta, el estudio, el ejercicio) e inclusive anota también los efectos que tendría el no hacerlo.

Seguido escribe:

  1. Cómo ese efecto es importante para ti.
  2. Qué significa en tu vida eso que crees importante de tomar acción.
  3. Y si aún piensas que puede haber algo que sea más trascendental, escríbelo como una tercera línea.

Condensa las tres respuestas y descríbelo todo en una sola frase, tipo Slogan. Es en esta frase que está la magia.

Paso N. 3: Plantea la estrategia

No menos importante… cierra los ojos y trae a tu mente el slogan que acabas de formular  y  ponle todos los detalles del paso 1, métele los efectos especiales que tenía el recuerdo de motivación, vive ese slogan en tu imaginación con la  luz, el movimiento, las palabras, las texturas y toda la experiencia que te hace sentir motivado y tómale una foto mental a eso que estas experimentando… CLICK…

Ahora si, abre los ojos y re plantea tus metas desde la óptica de esa ultima foto mental, desmenuza la meta en pequeños pasos y dales fecha de caducidad. Estoy convencida de que ahora muchos de tus, tengo que… han adquirido un nuevo significado. ¡BRAVO!

LA MOTIVACIÓN o mejor dicho nuestro motivo, es suficiente para hacer las cosas. Está inmerso en cada uno de nosotros esperando ser descubierto. Tu ser lo trae impregnado, solo se trata de querer buscarlo para encontrarlo.  Ahora bien manos a la obra…

Julia Bremner

Email: j.bremner@motivo.coach

Facebook: Motivo – Bienestar Integral

LinkedIn: Julia Bremner

Del amor a mis metas

happiness-1866081_960_720

Por: Julia Bremner

Cada vez que nos planteamos una nueva meta, para lograr llevarla a buen termino, debemos conectarnos con nuestros mejores estados: disciplina, decisión, fuerza, seguridad, confianza y por supuesto con el amor.

En un muy buen escenario, hemos valorado de donde estamos partiendo, sabemos hacia dónde vamos, en qué momento de nuestra vida se adentró en nosotros este nuevo deseo, cuanto tiempo tardaremos, que pasos necesitamos seguir, e inclusive pensar si es la meta 100% nuestra, y por supuesto, la parte que a mi parecer es  la más hermosa: definir en qué versión de mi mismo me debo convertir para alcanzarla.

Andamos por ahí, moviéndonos en el mundo, saltando de un estado a otro. Refiriéndome a estos estados como toda la experiencia física, mental y emocional que nos invade ante cada circunstancia. El qué pensamos de las circunstancias, qué nos hacen sentir  y cómo se comporta nuestro cuerpo en respuesta a eso.

Y sin duda, cuando nos planteamos una nueva meta, lo hacemos desde estados y necesitamos entrar en otros tantos para alcanzarla. Inicialmente la ilusión y el entusiasmo, pueden ser un buen motor para empezar a pensar en ese “algo” nuevo (y que lo digan todos los que se han visualizado con un mejor físico en enero). Pero, ¿y qué más necesito dentro de mí para lograrlo? Es acaso el mismo resultado, si en el fondo, lo que hay es pereza, temor, o por el contrario una profunda convicción. Definitivamente NO.

Parece un cliché el decir que el amor es el MOTIVO más poderoso para hacer cualquier cosa que nos propongamos, pero ciertamente las personas, el tiempo y las experiencias me han llevado a esta premisa una y otra vez.

¿Es solo amor  a la meta, o es acaso amor a lo que significa la meta? Sin duda alguna, la segunda. “El amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”… “El amor nunca deja de ser”… dime tú, si encontraras en ti esos significados, te enamoraras y empezarás a actuar en congruencia con ellos, a vivir ese amor en cada célula de tu cuerpo, viendo en tu mente el resultado y el efecto de lograrlo… ¿Alcanzarías tu objetivo? Estoy segura que tu respuesta es SI.

Concluyendo con una apreciación personal, para mi, el amor es mágico. Una vez que lo encontramos en cada cosa, hemos encontrado un MOTIVO… es el amor, la vía directa que nos conecta con la excelencia, la pasión, la paciencia, la esperanza, la fe, la disciplina, la seguridad y todos los demás recursos que necesitamos para hacer nuestros sueños un hecho. Amar la versión que queremos llegar a ser y lo que eso significará, es el secreto.

Julia Bremner

Email: juliabremner@hotmail.com

LinkedIn: Julia Bremner

Necesito hacer un cambio en mi vida  y no se como hacerlo

1536-12492745612ryn

Por: Julia Bremner

En algún momento puede que nos hayamos encontrado en la posición de saber que necesitamos un cambio en nuestra vida. Y es que, al decidir hacerlo, saltamos a una zona nueva, diferente y hasta en cierto punto desconocida. Incluso podemos llegar a sentirnos incómodos, lo cual es totalmente natural, nuestro cerebro de alguna forma prefiere lo conocido y estar consciente de eso nos permite analizar esas oportunidades sin dejarnos engañar por el involuntario afán de quedarnos en el lugar que ya dominamos.

Independientemente del ámbito en el cual realizaremos el cambio, es importante ocuparnos de reflexionar sobre algunos puntos de los que te hablaré a continuación para que ese cambio sea exitoso.

  1. DEFINE: ¿Qué es lo que te motiva a hacer ese cambio? ¿A dónde quieres llegar? ¿Por qué esto es importante para ti? También REFLEXIONA sobre eso en tu vida que te fastidia, la situación actual que ya no piensas tolerar y en contraposición, ¿Cuál es el sueño mas grande que tienes para ti en ese ámbito?… respondiendo esas simples preguntas empezarás a tener claro el tipo de cambio que quieres ejecutar. El secreto está en pasar de esa reflexión a la ACCIÓN, y será aún más sencillo si tienes claro que es lo que te motiva y lo usas como la fuerza que te moverá a lograr hacer esos cambios.
  2. Evalúa las ventajas y desventajas de, numero uno: aplicar ese cambio en tu vida y numero dos: de quedarte en la posición actual. Valora esos 4 escenarios y ponlos en una balanza. Cuando los ves y los analizas , piensa, en lo que te das cuenta cuando tienes todo el escenario así. Lo que era el “plan inicial” de cambio ¿permanece igual?, ¿te hace sentido? Y has los ajustes necesarios.
  3. Una vez que ya hemos evaluado los escenarios y estamos listos para tomar una decisión, debemos hacer otro alto en el camino y preguntarnos cuales son los pasos que necesitamos tomar para ejecutar ese cambio, ¿que pensamos sobre esos pasos? y lo mas importante ¿qué necesitamos para llevarlos a cabo? y así garantizarnos de alguna forma que serán dados en firme, hacia ese nuevo modo de vida.

Tomar la decisión de cambiar alguna situación puede llegar a ser algo trascendental en nuestras vidas, una vez que nos movemos de posición y conocemos otras realidades, para bien o para mal, no podemos llegar a pensar de la misma forma en que lo hacíamos en un inicio. La vida es un camino de cambios, inclusive, algunos dicen que el cambio es lo único constante, así que la propuesta es empoderarse de esos cambios y hacer de esas nuevas experiencias algo rico y satisfactorio que nutra nuestra visión.

Así bien, conforme vayas tomando decisiones cada vez más conscientes, irás cosechando mejores resultados que sin lugar a dudas, aumentarán la confianza que tienes en ti mismo y eso equilibrado con el entorno te conducirá a vivir tu propio ideal de vida. Hazte dueño HOY mismo, de todo aquello que sea necesario para hacer de esos cambios algo, MARAVILLOSO.

Julia Bremner

Email: juliabremner@hotmail.com

LinkedIn: Julia Bremner

Cinco Tips para empoderarme de mi salud

claves-vida-saludable_1
Te has puesto a pensar, ¿por qué razón algunas personas logran con éxito cumplir las recomendaciones del médico, y por qué otras no? ¿Cuál es la diferencia entre ellas? La respuesta es: ¡como ven las cosas!, lo que para cada uno llegan a significar estas recomendaciones y cómo son esos significados los que los llevan a ganar o perder la carrera.
Como los creadores de significados que somos, cuando nos enfrentamos a una situación que exige cambios en nuestro estilo de vida, automáticamente empezamos a crear interpretaciones, hacemos una rápida recopilación de todo aquello que hemos visto, oído o vivido y en base a eso respondemos a lo que se supone debemos hacer. Si de acuerdo a nuestros marcos de creencias hablar de estas cosas significa sacrificio, privación o ya no sentirnos libres, pues, del todo no me extrañaría que fracasemos al intentar ajustarnos a estos cambios. De igual forma tiene mucho sentido que sean las personas que ven los buenos hábitos de salud como sus aliados en su ideal de vida, quienes con más facilidad pueden ajustarse a cualquier cambio que tengan que hacer, así que, en nosotros está decidir cómo queremos ver e interpretar nuestra situación actual.
Para dicha de todos existen modelos de excelencia como la Programación Neurolingüística (PNL), que nos enseñan el camino y la manera de ver las cosas y cómo ponernos en acción para de una vez por todas empoderarnos de nuestra salud y hagamos de ella UN ÉXITO PERSONAL.
Por mi experiencia personal como coach de pacientes y también como paciente, basándome en la PNL como modelo de excelencia, les dejo cinco tips para empoderarse de su salud:
1. CREETELA: Si eres de los que piensa que no eres una persona deportista, disciplinada o que no te gusta la comida saludable, el primer paso es que sepas y aceptes de que eso puede ser hasta el día de hoy, si realmente así lo deseas. Lo que has hecho hasta le fecha es el resultado de lo que tenías para actuar en ese momento, toma conciencia de que puedes ver las cosas diferente y que existe una versión mejoradísima de ti, que tu mismo puedes crear. No hay nada que puedas empezar a hacer si no llegas a este punto.
2. CREA TU MISMO TUS OPCIONES: No hay nada más terrible que llegar al punto de que te tengan que decir que comer o hacer, así que, asesórate con los profesionales del área pero toma participación de lo que se decide, busca con ellos opciones y opciones y opciones y cuando ya hayas hecho eso, sigue buscando opciones de cómo: alimentarte, ejercitarte, cuidarte. Haz del arte de buscar opciones nuevas, divertidas y diferentes como tu pasatiempo favorito y ve puliendo hasta que las sientas tuyas y que las creaste al dedillo para ti.
3. RODÉATE DE PERSONAS QUE VIVAN LA SALUD: La idea no es hacerse un grupo de apoyo de personas que no pueden comer queque navideño, por el contrario busca tener cerca a quienes disfrutan de llevar un estilo de vida saludable, pregúntales sobre lo que sienten cuando alcanzan una nueva meta o como la alimentación se ha convertido en su mejor aliado para alcanzar y querer cada día: más pasos, más minutos, más kilómetros y más de lo que tu quieras alcanzar. Busca saber todos los detalles de cómo ven ellos su estilo de vida.
4. CUIDA LO QUE PIENSAS, DÉJATE DE EXCUSAS: Escoge una señal que puedas hacer sobre tu cuerpo, puede ser halarte la oreja derecha por ejemplo, lo cual es bastante simbólico y hazlo cada vez que te pilles renegando en contra de tus nuevas decisiones de vida o cuando empieces a contarte a ti mismo “historias” para no apegarte al plan, esas son todas excusas. De esta forma serás realmente consiente de que tanto tu mismo saboteas tu salud. Y del otro lado de la moneda escoge también otra seña que te encante para hacerla cuando te sientas feliz, animado o inspirado, puede ser sincronizar una sonrisa y el toque con el dedo en la frente, como quien dice: ¡Ya la tengo!. Esta última seña tu cuerpo la va a asociar a la buena experiencia de una vida saludable, y puedes usarla cada vez que no sepas qué hacer o cómo sentirte… créeme que ayuda.
5.El último y no menos importante, VIVE EL PRESENTE: perdónate por todas las decisiones que te trajeron a tu situación actual, ámate y aunque el primer día no tengas totalmente definida toda la estrategia a seguir, inicia. Por pequeños que sean los pasos tu cerebro necesita empezar a ver resultados, que en algún momento serán tu modus operandi y lo tendrás grabado hasta en los huesos, pero, nada de eso será posible si no das el paso del presente, no esperes a tener todo el plan, conformes avances vas a querer más.
Espero que te sean de utilidad, mi intención más sincera es que seas feliz y tu salud sea un reflejo de eso.

Julia Bremner

Email: juliabremner@hotmail.com

LinkedIn: Julia Bremner

Facebook: JB Coaching

Soy más que mi diagnóstico – Programación Neurolingüística en Salud

pexels-photo

Por: Julia Bremner

Somos y existimos en un sistema cuerpo-mente-emoción, tanto las experiencias que catalogamos positivas como las negativas provocan en nosotros estados que comprenden esos tres elementos, así que no debería extrañarnos el efecto que este mismo sistema experimenta una vez que algo en nuestra salud se compromete de alguna forma.

Todo ese perfecto equilibrio fisiológico al que conocemos como salud puede pasar por alto hasta que nos enfrentamos a un diagnóstico, y es que hasta los cuadros más agudos representan algo en nuestra vida. Hoy me enfocaré en el paciente crónico, ese que es diagnosticado con un padecimiento que lo acompañará por mucho tiempo, en muchos casos de por vida, con la promesa médica de tener “un mejor estilo de vida”.

Cada avance de la medicina convencional ha buscado la manera de contraatacar padecimientos, desde los más legendarios hasta el emergente producto de los cambios en nuestro estilo de vida. Y es también con esta evolución que cada vez con más frecuencia los profesionales reconocen la importancia del manejo interdisciplinario de estos pacientes.

Y es que siendo el fin mejorar el estilo de vida de estas personas, en la gran mayoría de los casos se apuesta a motivar al paciente a seguir las recomendaciones, haciéndoles saber todas las posibles consecuencias negativas a su salud que no hacerlo podría traerles. Y es que ¿a quién no le atemorizaría pensar en ceguera, amputaciones, “órganos dañados”, recaídas u hospitalizaciones?, por nombrar algunas. Si bien es cierto que todos los casos se manejan diferente, a grosso modo se apuesta a que el paciente esté bien enterado de lo que no quiere más que de lo que si quiere, lo que significa que de poner en práctica lo que le sugieren sería basado en el miedo y la incertidumbre lo que difícilmente resultará en satisfacción y plenitud.

Es ahí donde el diagnóstico empieza a enmarcar todas las escenas de sus vidas como los límites que le permiten o no hacer determinadas cosas, esto a su vez puede ocasionarles mucha frustración e inclusive llegar de manera “inconsciente” a revelarse ante todas las prohibiciones que su condición ya adoptada como parte de ellos les impone, esto se da porque su enfoque está en la enfermedad más que en la salud. Un ejemplo de esto lo tenemos cuando hacer ejercicio, eliminar malos hábitos como el fumado o tener una mejor alimentación se puede tornar para estas personas en “una pena por pagar” desde que soy… hipertenso, diabético, o desde que estoy deprimido.

Es ahí donde la Programación Neurolingüística (PNL) puede realmente marcar la diferencia para estos pacientes, fundamentalmente dotándolos de recursos personales que los empoderen de su salud, convertirlos en fieles y entusiastas protagonistas en el mantenimiento de este sublime equilibrio.

La manera como cada paciente ve su condición, los significados que le da y como actúa, literalmente define su salud. En un inicio es imprescindible reencuadrar con ellos la situación actual, dotándolos de poderosos significados como pueden ser: libertad para vivir, tranquilidad, tiempo, familia etc, llevándolos a determinar a donde quieren llegar y aún más importante PARA QUE quieren llegar ahí, como esto es importante para ellos, de que manera lo van a lograr y que necesitan. En ese momento trasladamos el enfoque desde la enfermedad y lo que queremos evitar hacia la salud que quisieran transformar, para disfrutar de los nuevos y altos significados que ella representaría.

En muchos casos las personas no saben ni por donde empezar y más aún si no acostumbran vivir con hábitos que realmente le sumen a su salud , cobrando más importancia lograr por medio de la PNL apoyarlos y llevarlos a modelar las estrategias de aquellas personas que han alcanzado en excelencia lo que ellos necesitan, mostrándoles el camino, catalizando el proceso de incorporar esas estrategias a su vida y conduciéndoles a convertirse en casos de éxito en el proceso de transformación que la PNL significa.

Una vez que como pacientes logremos equilibrar y redireccionar nuestro enfoque, seremos dueños de nuestra felicidad creando conscientemente lo que queremos ser: personas vivaces, alegres, tranquilas etc, con un diagnóstico que nos acompaña y nos ha impulsado a alcanzar cosas nuevas, a pensar y ocuparme de mi salud cumpliendo realmente ese propósito de tener una mejor vida.

Julia Bremner

Email: juliabremner@hotmail.com

LinkedIn: Julia Bremner

Facebook: JB Coaching

La Programación Neurolingüística, herramienta de vida

stock-vector-creative-concept-of-the-human-brain-vector-illustration-208429462

Por: Julia Bremner

Cuando escuchamos hablar de la PNL o Programación Neurolingüística, cada una de sus siglas nos lo define, Programación  se refiere  a nuestra aptitud para  producir y aplicar programas de comportamiento. Neuro se refiere  a las percepciones sensoriales que determinan  nuestro estado emocional subjetivo. Y Lingüístico se refiere a los medios de comunicación, tanto verbal como no verbal.

Eso de la forma mas literal, en otras palabras la PNL nos plantea la realidad como una invención de nuestra mente y no como un descubrimiento. “El mapa no es el territorio”, es una de las premisas que a mi parecer mejor nos ejemplifica esta definición, siendo el mapa nuestra representación individual, la forma como vemos y vivimos en todo nuestro sistema mente-cuerpo y emoción el mundo, y el territorio lo que realmente hay afuera.

Esto a mi parecer es esperanzador que basándonos en esta “ley de la PNL” aceptemos y abracemos el hecho de todo está literalmente en nuestra mente, la realidad en la que vivimos es diferente para todos, con lo cual si hay algo en nuestra representación de las cosas que no esta siendo lo suficientemente útil, todavía tenemos la oportunidad de cambiarlo. La PNL proporciona herramientas y habilidades para el desarrollo en comunicación y reprogramación de actitudes.

¿Qué vías directas usamos de manera inconsciente ante determinados estímulos? ¿Qué circunstancias en automático te hacen sentir triste, feliz, energético, nervioso, poderoso o sin recursos? Si esos estados te sirven la muy buena noticia es que puedes además trasladar la forma de vivir esa emoción a todas aquellas ocasiones donde te venga bien sentirte así: seguro, poderoso, brillante!, si lo has experimentado al menos una vez, la memoria de tus células recuerdan perfectamente la sensación, tan solo hay que pedirle a nuestro pensamiento que se dirija por medio del recuerdo a toda la experiencia que experimenta cada parte de tu cuerpo y llevarla al máximo, o bien si aún no has estado ahí, el modelaje de alguien que sea un ejemplo a seguir en ese aspecto o la imaginación resultan igual de útiles.

De la misma forma sucede cuando reaccionamos de una manera que en nada nos ayuda, o por lo menos en algunas ocasiones. El secreto está en permanecer lo suficientemente alertas y empoderarnos de los significados de la percepción del acontecimiento y elegir el mejor estado para sobrellevar la situación.

Si ya alguien ha logrado alcanzar ese estado o meta, nosotros podemos lograrlo sin duda alguna por medio de la PNL, dividir en pequeños pedazos la vía para alcanzarlo y acceder a los recursos personales de mas alto valor, como lo son la responsabilidad, confianza, seguridad, ética etc., son la mejor forma de enseñarle a nuestra mente inconsciente otras vías.

Siempre tenemos la oportunidad de modelar, recordar o imaginarnos en el estado que mas nos sume, nadie es de manera absoluta, siempre podemos estar mejor. La PNL llegó a humanidad para convertirse en una herramienta multiusos de vida.

Julia Bremner

Email: juliabremner@hotmail.com

LinkedIn: Julia Bremner

Facebook: JB Coaching

¿Cómo puede sumar el Coaching a su vida?

teacher-1276266_960_720

 Por: Julia Bremner

Hoy en día está en boga el término de Coaching, pero, ¿qué es realmente y cómo podría esta herramienta sumarle valor a su organización?

El coaching es el método por medio del cual una persona o grupo de ellas alcanza sus objetivos gracias al acompañamiento de su coach, el cual lo(s) apoya en llegar del punto A al B con nada mas y nada menos que con los recursos que ya la persona posee. Es una manera de conocer todas aquellas cosas que de primera entrada no alzamos a ver, y necesitan pasar por un proceso de mejora. La magia la pone cada quien, el coach refresca su percepción de ella.

En buena hora el coaching ha llegado a solventar la necesidad tan humana de conocerse para alcanzar la felicidad y realizarnos en nuestras vidas, sea cual sea el destino.

De las cosas que mas me han llamado del coaching ha sido lo vital que resulta la habilidad de saber escuchar, ¡híjole, la gran mayoría del tiempo no estamos lo suficientemente presentes ahí, en el presente! No se trata únicamente de escuchar con los oídos, aún más, escuchar con los ojos, es escuchar con una mente en blanco dispuesta realmente a entender lo que la otra persona esta diciendo, sin dejar espacios vacíos para incluir nuestro juicio como coaches.

Es la escucha una de las tantas habilidades que se ponen a disposición del cochee o cliente en la sesión y que sirven como un vehículo para transportarse través del pensamiento, creencias, valores y costumbres, de manera que así como que se ilumina un bombillo, encontramos eso que parecía un imposible de descifrar.

En ese proceso de sumarle valor a la organización, ser más eficientes, tener mejores relaciones personales y laborales, ser un mejor líder, es que logramos encontrar valiosos tesoros escondidos en nosotros.

Cuando empezamos a entender que es lo que realmente significan estas cosas en nosotros, como es que nos sentimos motivados y en donde es que tenemos nuestra atención puesta, entendemos como las respuestas que le damos a las diferentes situaciones dependen únicamente de nuestros estados, resultado de nuestro enfoque y es ahí cómo el coaching procura que accedas siempre a los mejores recursos para alcanzar eso que anhelas.

Es así como al final del día, no importa cual sea el objetivo por el que inicies un proceso de coaching, no solo vas a tener mas, mejores recursos y un horizonte claro, sino que además conocerás cosas de ti que no sabías que existiesen, todo lo que necesitas está ahí, y es de esta forma que el coaching  realmente se convierte en una inversión de vida.  Si tienes la gran oportunidad de tener coach en tu vida que te acompañe estoy convencida que encontraras la forma de alcanzar ese punto B.

Julia Bremner

Email: juliabremner@hotmail.com

LinkedIn: Julia Bremner

Facebook: JB Coaching

La Matriz del Clima Organizacional Parte II

network-1020332_640

Por: Julia Bremner

Una vez reconocida la premisa de que el clima organizacional al final de la historia depende de cada uno de los elementos que la conforman, la estrategia será entonces conquistar antes el mercado interno seguido de la capacitación para prepararlos para competir y ganar a la competencia.

Los gerentes y los directores de empresas se deben preocupar por conocer como anda el clima laboral de sus organizaciones cuando desean lograr mejores resultados en sus negocios. Podemos afirmar que cuando esta preocupación se vuelve prioritaria esto se traduce en mayores niveles de entusiasmo, satisfacción en el trabajo y compromiso por parte de sus colaboradores, y aunado esto a una constante preparación de los mismos, se reduce el gasto asociado a fallas en los procedimientos, comunicación y rotación de personal.

En los nuevos ambientes laborales el trabajo real, la destreza y el valor agregado se producen en el trabajo que llevan a cabo los equipos, donde todos supervisan a todos, y a su vez nadie supervisa a nadie. El avance ya no es jerárquico vertical; el avance es mayormente horizontal. El crecimiento profesional está cada vez más ligado al crecimiento y desarrollo personal e interpersonal que al nivel o posición alcanzada dentro de la organización.

Un buen clima laboral en las organizaciones es una garantía plena de desarrollo y éxito para la organización y toda su gente, no habrá barreras donde los equipos no lleguen, porque su fuerza interior es más grande que todos los obstáculos y alcanzar cualquier meta.

Llega a tal punto el impacto del clima laboral sobre los resultados de la organización que como evidencia de esto un estudio publicado por la revista norteamericana Fortune, hace referencia a como las mejores empresas donde trabajar, son también las mejores empresas en donde invertir. Este estudio concluye que “La alegría se contagia y es una buena inversión”. Y la prueba de esto, es que estas empresas son las más rentables a la hora de invertir, porque utilizan sus recursos en la gente de una manera más inteligente.

Debemos de entender que los lideres de las organizaciones crean las condiciones favorables o desfavorables para construir su cultura y por ende su clima laboral, al mismo tiempo que se responsabilizan de esta situación deben forjar en los colaboradores un empoderamiento tal que les permita crecer y vivir de manera intrínseca la motivación que genera el trabajo bien realizado.

Julia Bremner

Email: juliabremner@hotmail.com

LinkedIn: Julia Bremner

Facebook: JB Coaching