¿Ángeles para Cambiar el Mundo?

world-2124563_960_720

A finales de Octubre de 2016, recibimos la invitación de Héctor Trinidad Quijada para realizar la lectura de su libro “Cambia … para Cambiar el Mundo” un mes antes de su lanzamiento. Esa convocatoria al igual que alguien que tiene una “start-up” necesita a los “Business Angels”, recayó sobre muchos colegas a nivel global. Conformamos un grupo de 65 personas, que íbamos a leer su libro y que, si nos parecía bueno, le ayudaríamos en su promoción de la manera que cada uno lo estimase más oportuna.

Y adoptamos con gusto el nombre de Ángeles, bautizados en gratitud por Héctor en estos términos: “y han decidido apostar por mí, aunque no pongan dinero para mi empresa, ponen su tiempo, su profesionalidad… sus recursos, por lo que están invirtiendo en mí, son mis ÁNGELES”.

Habiendo leído Cambia … para Cambiar el Mundo y habiendo participado desde éste lado del océano del lanzamiento de ésta obra editada en España para el mundo entero, siendo uno más de esta Comunidad de Ángeles. Todos nos vimos inmersos en una nueva dimensión de colaboración y aprendizaje colaborativo. Todos movilizados por el respeto con el que Héctor Trinidad nos trata, y más aún por el contenido de su obra.

Ya para el 10 de noviembre, todos éramos parte del Movimiento Cambiar el Mundo, y aprendíamos en el día a día con esta noble agenda de aprendizaje, a autoconocernos y a hacer posible el cambio en nosotros mismos.

Para esos días los lectores anticipados (Los Ángeles) de la obra antes de salir, ya estábamos en El Cielo (grupo de WhatsApp) y fuimos entre otras cosas comprendiendo el mundo editorial del siglo 21, como la venta on line y off line, los costos y estrategias de penetración. La cuenta regresiva de la presentación formal aumentaba la ansiedad de todos y cada uno, por esperar las repercusiones de la obra de nuestro nuevo líder.

El pasado 24 de Noviembre se hizo el lanzamiento del libro.

La aplicación práctica de los consejos sugeridos en “Cambia … para Cambiar el Mundo” están dando resultado en mi vida personal y profesional, siendo el catalizador del cambio.

El valor real del contenido del libro, es que actúa sobre aquello en lo que crees; en lo que esperas hacer en el mundo y en cómo buscas mejorar tu vida y por ende la vida de los demás, al menos los más cercanos. Desde mi perspectiva, esa cualidad, lo hace único y valioso. También se hizo único y valioso el grupo de Ángeles, y la Comunidad o Movimiento “Cambiar el Mundo”, que casi sin querer resignificó lo que nos hace humanos, y es que cada uno de nosotros es único.

Hoy, los Ángeles estamos escribiendo colaborativamente la novela “K – Thar – Sys”, seguimos manteniendo un fluido contacto y sumando colegas y colaboradores, no solo en lo que respecta al libro, sino también en el ámbito de nuestra vida personal y profesional.

Cualquier talento no es sino capacidad de adaptación al entorno. Y Héctor logró que conformemos un entorno muy diverso, de respeto de cada cultura y cada persona. Cuanto más envejeces, más difícil te resulta adaptar tu vida a las nuevas ideas y menos adaptarse cómodamente a tu modo de vivir sin modificarlo. Por eso, creer saber envejece y querer saber rejuvenece.

Hoy agradezco estar en el selecto grupo de los que elegimos seguir a Héctor Trinidad una gran persona que “Quiere Cambiar el Mundo”. Alguien que nos propuso seguir aprendiendo, en síntesis rejuvenecernos.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo Argentina

Ricard Loría: “Si la vida no te sonríe, sonríele tú a la vida”

ricard_lloria

Foto: La Nueva Ruta del Empleo

En sus más de 20 años de experiencia laboral Ricard ha trabajado en numerosas empresas y ha participado en prácticamente todo el proceso del Supply chain.

Tiene gran actividad y presencia en diferentes redes sociales y, cómo muchos otros, está viviendo las inclemencias del sector. En esta entrevista le preguntamos e indagamos sobre todo ello.

En sus más de 20 años de experiencia laboral Ricard ha trabajado en numerosas empresas y ha participado en prácticamente todo el proceso del Supply chain. Tiene gran actividad y presencia en diferentes redes sociales y, cómo muchos otros, está viviendo las inclemencias del sector. En esta entrevista le preguntamos e indagamos sobre todo ello.

La Nueva Ruta del Empleo: Hola Ricard,

Ricard Lloria: Hola Jaime, mucho gusto.

LNRE: Tienes más de 20 años de experiencia. Has estado en numerosas empresas, en diferentes puestos y has vivido situaciones de todo tipo. ¿Qué destacarías de tu trayectoria?

R.L.: Empecé a los 16 años. Lo típico que a los 16 te dicen “o estudias, o trabajas”. Yo dije, “trabajo” y luego, volví a estudiar. Pero cómo no quería que mis padres me pagaran mis gastos, lo compaginé todo.

LNRE: ¿Fuiste compaginando estudios y trabajo…?

R.L.: Sí, desde FP hasta el Máster, siempre trabajando. Fue enriquecedor; vas viendo lo que estudias, en la práctica. Tuve la suerte de encontrar un Máster que juntaba marketing y logística. A partir del Máster fui enfocando más mi carrera. Me gustaba mucho el Marketing, pero no tenía mucha experiencia.

LNRE: No tenías mucha experiencia… ¿Qué hiciste?

R.L: había empezado de joven de mozo de almacén y también controlando stock. Cómo yo ya venía de este mundo, pasé al departamento administrativo de compras. Pasaba pedidos, controlaba stocks, bajaba a los almacenes… Enfoqué mi carrera a lo operacional. Desvié mi pasión por el marketing a una cosa que me ha acabado gustando más.

LNRE: Lo convertiste en tu nueva pasión.

R.L.: Sí, partes de una pasión, pero descubres otra. Con los años te acaba gustando más, porque hay un campo enorme por explorar y que representa gran parte del capital de las compañías.

LNRE: Empezaste en el mundo de las compras. ¿Cómo fue tu experiencia?

R.L.: Si, en compras, logística, producción, distribución… Para englobarlo todo, podríamos llamarlo Supply Chain. Me proporcionó un crecimiento importante, un cambio de mentalidad. Se piensa que lo importante es “vender, vender, vender” y detrás de eso tiene que haber alguien que sepa comprar bien. Porque si no compras bien, jamás venderás bien.También he aprendido que, a veces, especialmente cuando tienes que procesar un producto, comprar barato no es bueno. Puedes ahorrarte dinero, pero puedeimpactar en la calidad del producto y eso genera trabajo, gastos adicionales en postventa, la anulación de pedidos o impacto en la imagen empresarial.

LNRE: ¿Y qué más has aprendido?

R.L.: A cuidar de los proveedores. Hay productos que los hacen pequeños proveedores especializados y son difíciles de remplazar. He aprendido a no perderlos nunca, a focalizar el esfuerzo con ellos para crecer juntos, tener un buen servicio y poder contar con ellos siempre que tenga un problema.

LNRE: Dices que has crecido mucho. ¿A nivel personal, en que has crecido?

R.L.: comprar en entornos internacionales y conocer otras culturas me ha enseñado a tener open mind. Por ejemplo, en el mercado chino, para mí, la clave es ir a china o invitar al proveedor a verte. Por qué cuando hablas con él cara a cara, el trato se torna totalmente diferente. Sí consigues tener la confianza del jefe de producción, cualquier incidencia o urgencia que tengas, te la arreglará.

LNRE: una mente abierta, ¿En qué más has crecido?

R.L.: Siempre he sido inquieto y he buscado no parar de desarrollarme. Dentro de esto, también he aprendido a trabajar en equipo y a liderar. Para mí, liderar es ser otro miembro más. Para que todo el mundo se sienta igual, la única manera es trabajar codo con codo. Por ejemplo, cuando entro como responsable de compras y logística, lo primero que hago siempre es ir al jefe del almacén y a los mozos de almacén y decirles “vosotros sois mis ojos y vamos a trabajar conjuntamente. Si vosotros falláis, yo también fallo. Si tenéis cualquier problema, yo lo he de saber y solucionar”. Esto es así, porque ellos conocen la realidad del día a día mucho mejor que yo.

LNRE: ¿Qué habilidades crees que tiene que tener un buen director de operaciones?

R.L.: Trato personalizado con todos los miembros del equipo, saberles expresar la importancia de su trabajo y ser cercano. Se trata de no estar encerrado en tu despacho, si no bajar, relacionarte y reírte con ellos, cantar con ellos y crear buen ambiente. Y eso, en un ambiente de trabajo hostil, es importantísimo.

LNRE: y sobre todo ahora…

R.L.: Si, pero creo que viene de siempre. Pero antes había más facilidad de encontrar nuevo empleo. Yo pedía el máximo, pero no más de lo que podían dar. Todo se queda en el trabajo, hay que saber desconectar. Aunque en ocasiones, es difícil, cómo en puestos en los que tienes que estar siempre disponible.

LNRE: ¿Cómo desconectas?

R.L.: Hay que hacer un ejercicio mental fuerte y trabajar con tu tiempo. Acelerar cuando hay que acelerar, pero coger tu tiempo cuando puedas y adaptarte. Es lo que entiendo cómo horario flexible y es fundamental.

LNRE: Entonces, ¿Diríamos que la flexibilidad también es importante?

R.L: Es básica y debería estar en cualquier empresa. Aún más, en muchos casos, si tienes parte de la producción en otros mercados, es interesante adaptarte a sus horarios, por tal de hacer que todo sea más fluido.

LNRE: Me has comentado que existía el miedo a perder el trabajo. Tú, hace poco has pasado por este proceso. ¿Cómo has vivido esta experiencia?

R.L.: El mis dos últimas empresas, una la cerró y en otra hicieron un ERE. En la última me comunicaron que cerrarían y viendo cómo iba la situación en el sector, uno ya está preparado y sabe de qué va. Cómo no he sido una persona estanca y siempre he estado en continuo movimiento, acabas teniendo unos recursos. Viendo casos de conocidos en paro, me puse en seguida en movimiento. Llamé a un antiguo proveedor y le pedí un trabajo, el que fuera. Fue como volver a empezar de nuevo, dejar de ser el que tomaba las decisiones y el que compraba y convertirme en alguien de a pié. Un cambio realmente fuerte, un retorno a las raíces.

LNRE: ¿Y cómo se lleva este cambio?

R.L: la primera semana fue chocante. Pero luego empiezas a pensar y dices, “si la vida no te sonríe, sonríele tú a la vida, voy a intentar dar lo mejor de mí”. A raíz de eso, empecé en el mundo de las redes sociales.Hace poco cumplí dos años en Twitter y un año en mi blog. He podido escribir dos capítulos de un libro y, por último, me he dedicado a la curación de contenido. Ello me ha ayudado a descubrir y compartir muchas cosas interesantes. Antes, lo leía, pero me lo quedaba para mí. Ahora, puedo compartirlo. Esto está genial, porque la gente puede leer lo mismo que leo, compartirlo y aprender. Esto me sirve para mantener mi mente despierta, activa y compaginarlo con el trabajo.

LNRE: ¿Dirías que los social media te han servido para re-encontrarte con tu pasión por el Marketing?

R.L.: Pensándolo bien, sí. Antes no los usaba mucho, fue a partir de empezar con un nuevo trabajo que me llamó la atención Twitter. Tuve que aprender muchas cosas de manera autodidacta, como TL, #, FF… Pero luego encuentras a gente que te pregunta lo mismo y puedes enseñarles. También me permiten acceder a información excelente y depurada. Todo eso me dio a entender las funciones de las redes sociales y re-encontrarme con las raíces del Márketing. Encuentro que para sacar el máximo provecho a las redes sociales hay que compartir; compartir, colaborar y cooperar es la base de todo.

LNRE: Las tres C’s…

R.L.: en el trabajo, en la red, en la familia… Si lo haces, los demás crecen y tú creces. Si encima le pones las nuevas herramientas de gestión de contenido, puedes estar horas y horas leyendo buen contenido.

LNRE: ¿Qué son las rrss 3.0?.

R.L.: El 3.0 ya es hablar de redes sociales, pero emotivas. Se trata de que tú, en 140 caracteres dejes energía. Se trata de transmitir positivismo, comunicación, información…Que todos puedan aprender. Dentro de esto, tengo el principio de agradecer. Aunque le dedique media hora diaria, agradezco, uno a uno, a todos. Es algo que no cuesta nada y puedes sacar sonrisas a la gente y eso, es dejar una energía.

LNRE: ¿Dirías que tu futuro está en las rrss?

R.L.: Me gustaría pasar a las rrss. Ya tengo ciertos conocimientos y me muevo con soltura con una serie de herramientas. Seguramente hay más de una cosa que no soy consciente de haber aprendido y sé hacer. Y esa ha sido mi trayectoria, aprender continuamente, reciclarmey reinventarme. “Reinventarse o morir”, y la manera para hacerlo, es aprender. Ahora tengo 40 años, espero con 55 seguir igual, siempre aprendiendo.

LNRE: Pues muchas gracias por permitirme entrevistarte, Ricard.

R.L.: Gracias a ti, Jaime

Por Jaime Armada

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Tres técnicas para gestionar tu tiempo y tu dinero

money-1132279_960_720

El uso ineficaz de nuestro tiempo está relacionado de forma directa a la utilización de nuestro dinero. Con esto quiero decir, que al no administrar de una forma eficiente tu tiempo, puedes incurrir en un empleo del dinero de una forma no adecuada.

En el día a día, estas situaciones pueden ser por ejemplo, comprar algo de forma apresurada porque “no tienes tiempo” y a corto/medio plazo arrepentirte, ya que no era lo que querías o no le has dado el uso que realmente necesitabas. También puede ser comer cada día fuera de casa porque “no tienes tiempo” de hacerte la comida en casa y llevarla al trabajo.

Seguramente, te hayan venido a la cabeza unas cuantas situaciones que has vivido tú y que te hacen o te han hecho utilizar tu dinero ineficazmente.

Pues bien, hoy veremos tres técnicas que nos ayudarán a gestionar nuestro tiempo y por consecuencia nuestro dinero.

1. Fuga de aire: Al igual que una rueda, si tenemos una fuga de tiempo, nos vamos cansando cada vez más y nuestra productividad laboral y personal va disminuyendo. El objetivo de esta técnica es que identifiques cuáles son los factores de tu pérdida de tiempo. Contéstate:

  • ¿Qué actividades de las que haces cada día te cansan más? ¿Cuáles puedes delegar?
  • ¿Qué actividades puedes eliminar sin repercusión importante?
  • ¿Cuáles están siendo realmente una fuga de tu tiempo?
  • ¿Te estás preocupando u ocupando de todas las actividades?
  • ¿Cuánto tiempo en un día dedicas a algo que no te produce nada?

2. Para mañana: Aquí nos toca hablar de la postergación. Cuando tienes que tomar una decisión importante o una acción concreta debes hacerlo en el momento, debes decidir y actuar, no dejar para mañana algo que requiere de un trabajo inmediato, ya que te hará perder tiempo y energía cada día.

Con la técnica de “para mañana” podrás considerar si debes tomar una decisión y una acción en este momento:

  • Importante: Evalúa de 0 a 5 la importancia de tu acción o decisión en este momento para tu vida personal, profesional o económica.
  • Urgente: Evalúa de 0 a 5 la urgencia de tomar una decisión o acción para poder solventar o mejorar la situación que estás viviendo ahora.

¿Qué conseguirías al decidir y actuar?

¿Qué conseguirías posponiendo?

En el caso de que no hayas decidido actuar ahora, ¿qué es lo que te frena a actuar?

3. Organizador de tareas: El objetivo de esta técnica es que tengas un listado de tus tareas para poder mejorar el uso de tu tiempo y de tu dinero.

  • Busca 5 minutos al día, lo recomendable es que sean a primera hora o a última hora del día anterior, para organizar todas las tareas de tu día.
  • Valora el tiempo que utilizarás en cada una.
  • Ordénalas de más difícil a más fácil y haz primero la que te cueste más, para la que necesites más energía.
  • Céntrate en una tareas, no hagas muchas cosas al mismo tiempo.
  • Hay tareas que no tienes la obligación de hacer o que no son beneficiosas para ti, no caigas en hacerlas.

Utiliza estas tres técnicas cuando vayas de compras, cuando tengas que organizar tu presupuesto, para disminuir gastos, para planificar tu ahorro. Te ayudarán a tener una vida económica más sana y eficiente.

Espero que te sirva de ayuda.

¡Ánimo y a disfrutarlo!

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En uno de nuestros programas más recientes tuvimos la visita de Edgar Gregory, coach y conferencista del equipo de John C. Maxwell, con quien conversamos sobre las razones por las cuales no logramos lo que nos proponemos en la vida.

La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica es producido por Fabrizzio Ponce y se transmite todos los jueves en vivo a partir de las 5:00 pm por Radio Costa Rica 930 AM y por internet en http://www.radiocr.net con posterior retransmisión por Canal 19.

Coge papel y lápiz

paper-and-a-pencil-14671849654QL

En el último post, os lancé una pregunta, recordando a Robin Williams en el Club de los Poetas Muertos, que decía: ¿cuál será tu verso? ¿Ya lo sabes?

 A la vuelta de las vacaciones ( si eres de los privilegiados que las ha tenido), ¿cómo te vas plantear septiembre?.

Pues ve cogiendo papel y lápiz” o para los más románticos tu Moleskine.

Vamos a darle algún sentido de propósito o dirección, ¿tienes alguna meta que te gustaría lograr? ¿Qué quieres hacer? ¿Vas a empezar tu búsqueda activa de empleo? ¿Quieres empezar un Proyecto nuevo?

1.-Lo primero que necesitas es pararte a pensar en ti mismo/a , con sinceridad, hacer tu “examen de conciencia” particular , yo diría hacer gimnasia para tu mente….“la verdad es como una manta que siempre te deja los pies fríos, la estiras, la extiendes pero nunca es suficiente. La mayoría de las veces no queremos sincerarnos con nosotros mismos porque la verdad, a veces duele, piénsalo.

2.- Ya sabes en qué punto te encuentras, ahora… ¿sabes a dónde quieres llegar?, ¿qué quieres conseguir? Si estás buscando trabajo, si quieres cambiar o mejorar el que tienes, si estás preocupada por tu propio desarrollo personal, si has soñado siempre con tener tu propia empresa, piensa que el recurso más importante está en tu cabeza; ¿cuánto estás dispuesto a dar para conseguir tu objetivo? Te propongo que te enamores de tus ideas, si sabes el qué, encontrarás el cómo.

3.- Traza un plan a corto medio plazo. Planifícate, ordena tus ideas y prioriza, no te ha pasado que hay veces que empiezas a hacer cosas, me hago una cuenta de linkedin, twitter , no sé muy bien para qué, pero realmente no avanzas en la consecución de tu objetivo…Tal vez porque no te has parado a pensar a donde ibas o simplemente, porque no dominas las redes.

4.-¿Tienes una idea, un proyecto en tu cabeza? Atrévete, no pierdas tiempo en cosas que a lo mejor no son tan importantes, ayúdate de profesionales ( hoy en día tenemos muchos organismos que asesoran y guían en la creación de un proyecto empresarial ), aprende a priorizar, y al final necesitarás armarte de valor y tener valentía, qué palabra eh!…seguramente , no empiezas tu proyecto porque te han dicho que seas realista, que hay que ser realista, ¿por qué? ¿Por qué no se puede ser soñador? todos los grandes soñaron, soñaron con hacer algo q hasta entonces nadie había hecho, no eran ideas realistas pero ahí están.

Para todo lo anterior rodéate de personas que te hagan grandes, que confíen en ti, que te inspiren, y que te miren, como dice Alvaro González-Alorda en su libro “Los Próximos treinta años” con la mirada de Josef Pieper, como un enamorado mira a su chica, “la mirada del que ama, no es realista, es una mirada de proyección” y esa proyección es la que te hace apuntar a la luna.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Una logística que contribuye a salvar vidas

080811-N-2821G-133

Cada día millones de personas se enfrentan a realidades difícilmente soportables con escasos o nulos recursos. Nos encontramos entonces ante situaciones de catástrofe humanitaria, bien sean provocadas por hechos prolongados en el tiempo como pudieran ser los efectos devastadores de una guerra o bien sean situaciones repentinas como el brote de una enfermedad mortal, como el caso que ha ocupado la portada de millones de medios de comunicación alrededor de todo el mundo en los últimos días. En la mayoría de los casos se encuentra la mezcla de las dos variantes lo que dificulta aún más la esperanza de vida de las víctimas. Pero, ¿qué ocurre realmente tras el escenario de una emergencia humanitaria?

Independientemente de la causa origen de esta emergencia, el objetivo principal es reestablecer la situación de “normalidad” en el menor tiempo posible tratando de aminorar el impacto de los daños sobre las personas. A priori parece algo sencillo, pero poner en marcha todo el mecanismo de ayuda humanitaria en una situación de crisis es una de las tareas más complicadas que existen si hablamos en términos logísticos y no debe dejarse ningún cabo suelto a merced del azar y de la improvisación.

En cualquier empresa aspectos tales como establecer relaciones de comunicación entre proveedores y clientes, el control de los inventarios, las estrategias de planificación y de aprovisionamiento, el control de los indicadores, las estrategias de distribución, etc. , son aspectos habituales a tener en cuenta para que la cadena logística además de generar valor añadido permita reducir los costes en la gestión del producto final. En situaciones de emergencia humanitaria el escenario logístico es similar, con el agravante de la escasez de recursos dentro de una situación de absoluto caos y las graves consecuencias de una gestión logística ineficiente sobre el producto final, la población en crisis.

A grandes rasgos, los aspectos más relevantes que las organizaciones de ayuda humanitaria tienen en cuenta a la hora de planificar su logística son:

  • – Evaluación inicial de las dimensiones de emergencia, lo que dejará al descubierto las necesidades a cubrir, los recursos necesarios y los recursos disponibles a nivel local así como el plan de acción a establecer para contener la situación y garantizar el suministro de los recursos en las cantidades necesarias y el los lugares requeridos.
  • – Los mecanismos de coordinación entre los distintos organismos de ayuda intervinientes. Aunque parece sorprendente, trabajar en situaciones caóticas de estas dimensiones en las que la ayuda tiene diferentes orígenes y especialidades suele provocar falta de coordinación y el escaso flujo de información transparente entre los integrantes de la ayuda humanitaria, lo que puede traducirse en una gestión ineficiente de los recursos y como consecuencia un retraso en la solución del problema.
  • – Los mecanismos de abastecimiento, ya sean compras, préstamos o donaciones, para poner a disposición de las organizaciones de ayuda humanitaria los recursos necesarios y solicitados en el momento adecuado y a través de las vías correctas, estableciendo los métodos de control y monitorización más eficientes.
  • – Las clases de materiales de emergencia, bien sean los necesarios para que las organizaciones y los recursos humanos que acuden en ayuda humanitaria puedan realizar su actividad de forma autónoma y sin generar una carga extra o los suministros requeridos por la población necesitada.
  • – El tipo de almacenamiento que permita mantener los suministros en condiciones adecuadas hasta que sean solicitados en una situación de emergencia, teniendo en cuenta la posibilidad de improvisar un área de almacenamiento segura ante la inviabilidad de establecer un almacén convencional.
  • – Los mecanismos de distribución, transporte y recepción de suministros. Dada la escasez de los recursos la distribución debe hacerse de forma controlada y coherente de manera que los materiales solicitados lleguen correctamente y en la cantidad necesaria estableciendo un orden de prioridad en función de la necesidad. Debido a los diferentes orígenes que pueden tener estos suministros su medio de transporte y su mecanismo de recepción serán también diferentes y por lo tanto un aspecto a tener en cuenta.
  • – Los mecanismos de comunicación que aseguren el correcto flujo de información y confidencialidad y seguridad en la transmisión de datos ya que en la mayoría de los casos las vías de comunicación locales suelen encontrarse fuera de servicio.

En situaciones de ayuda humanitaria, la experiencia y las habilidades de los expertos en logística juega un papel crucial, no estamos hablando sólo de reducir costes, estamos hablando de salvar vidas.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Las barreras del autoconocimiento: ¿Me conozco?

child-856132_960_720

¿Soy consciente de mis potencialidades?, ¿de mis áreas de mejora?, ¿se lo que me interesa? …

Preguntas básicas, no cabe duda, pero que no siempre se les presta atención a la hora de comenzar a buscar un empleo.

Si cuando te planteas estas cuestiones tu respuesta es… “¡Por supuesto que me conozco!”, debes saber que las capacidades, las carencias y los intereses cambian y evolucionan a lo largo de la vida. Lo que hoy se me da bien hacer, si no lo cultivo y desarrollo puede llegar a convertirse mañana en un área de mejora. A los intereses les ocurre algo parecido; según pasa el tiempo van cambiando, junto a nuestra forma de ver y enfrentarnos a la vida, si no reparo en ello, puede resultar que me encuentre realizando una búsqueda de empleo sin un objetivo que alcanzar.

Pero no pretendo aquí hablar de intereses, ni capacidades, ni de carencias… sino del AUTOCONOCIMIENTO, sus SESGOS y ESTRATEGIAS para evitar que estas barreras afecten a nuestro autoconcepto.

El proceso de búsqueda de empleo requiere de un profundo conocimiento del producto que se va a “vender”, que no es otro que “YO, PROFESIONAL”. De este modo, será vital indagar hasta donde sea necesario para conocernos bien, ya que todo lo que hagamos con posterioridad, (definición del objetivo profesional, estrategia de búsqueda, planificación,…) estará planteado en base a ese conocimiento de nuestro producto, como si de un plan de Marketing se tratase.

Si esta primera primera fase del proceso es falsa o no se acoge estrictamente a la realidad, se corre el riesgo de que toda nuestra “construcción” se venga abajo.

De ahí que resulte fundamental conocer las posibles barreras que podemos encontrarnos en nuestro autoconocimiento. En efecto, el propio conocimiento está sesgado por múltiples variables que pueden conducirnos a error a la hora de definirnos a nosotros mismos como personas y como profesionales.

Pero… ¿Cuáles pueden ser estos sesgos?

Entre estas barreras encontramos a las mas que comunes tendencias a infravalorarnos o supravalorarnos en todo lo referente nuestras virtudes o nuestros defectos. Cada tipo de personalidad suele conllevar una de estos sesgos y las consecuencias a la hora de definirnos en cualquier ámbito de la vida, es que esta visión que tenemos de nosotros mismos, nuestro autoconcepto, no resulta del todo realista.

La segunda barrera que nos encontramos deriva de la naturaleza del propio autoconcepto; no se trata de hacer un listado de virtudes, defectos, características o datos en general sobre mi persona de forma aséptica y objetiva. Un verdadero autoconocimiento pasa por tomar conciencia de los propios sentimientos, valores, esquemas mentales, etc; lo que requiere de tiempo para reflexionar y confrontar con la realidad.

La tercera barrera que nos encontramos en el autoconocimiento suele ser el choque entre lo que nos gustaría ser y lo que somos en realidad, lo que nos puede llevar a distorsionar la realidad. En ocasiones tenemos un esquema mental de lo que queremos o creemos ser o tener, que no se corresponde con la realidad. En la construcción de este “ideal” sobre nuestra persona como profesional,no consideramos las capacidades que tenemos en realidad en ese momento, ni lo que realmente estamos preparados para ofrecer al mercado laboral.

El proceso de autoconocimiento ni es fácil ni breve, requiere de tiempo y un nivel de autoconsciencia que no es fácil adquirir. A continuación te ofrezco una serie de recomendaciones que te ayudaran a evitar los sesgos y barreras del autoconocimiento.

Convierte el autoconocimiento en una tarea habitual, vivimos en una sociedad en la que dedicamos mucho tiempo a observar y valorar a los demás, pero muy poco en el autoanálisis y no digamos ya en la autocrítica.

Mantén una actitud flexible hacia ti mismo; como humanos que somos estamos en constante evolución y transformación, de modo que el autoconocimiento no debe ser una tarea puntual, sino un proceso constante y continuado en el tiempo. Hay que ser consciente de como las acciones que ponemos en marcha nos afectan y nos colocan más cerca de la persona que queremos ser (o profesional). Ten en cuenta que ¡SIEMPRE HAY ALGO QUE MEJORAR!

Es humano también la tendencia a infravalorarnos o supravalorarnos, lo importante en este punto es ser consciente de cuál es la nuestra. La cultura en la que nos encontramos hace que la tendencia más común sea la de infravalorar y centrarnos en los aspectos negativos. ¡¿QUÉ TAL SI PRUEBAS A CENTRARTE EN TUS ASPECTOS POSITIVOS Y EN MEJORARLOS?!

No se trata de ignorar lo que falta o de no ser consciente de donde están las deficiencias, también es necesario tener éste conocimiento pero, es fundamental conocer lo que tengo, lo que ofrezco al mercado y lo que puedo usar para alcanzar mis objetivos.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Disneyland y sus RRHH

4138340179_051b30d4fd_z

Este año he tenido la suerte de comprobar lo equivocados que podemos llegar a estar cuando desconocemos algo. Y es que los parques que tiene funcionando Disney en París no son para niños,… son para todo el mundo.

Allí todo está organizado para que disfrute cualquiera que quiera asistir. Ya el pasear por las calles es impresionante, resulta divertido y supone frecuentes sorpresas.

En definitiva, es un sitio al que merece la pena ir. Todo gira en torno a que el visitante se evada, que entre en otro mundo.

Por ejemplo, es casi impensable encontrar hoy en día algún lugar con gran afluencia de público que pueda tener éxito sin ofrecer wifi (gratuito o no) a los que lo visiten,…pues en Disney nada de wifi. En algunos restaurantes del Disney Village (la zona comercial a la entrada de los parques) por supuesto tienen zonas wifi, pero dentro del parque, al menos yo no lo encontré, y no vi ni una pegatina con el típico “zona wifi”. Me da la sensación de que incluso si pudiesen te confiscarían el móvil: “oiga, ¡que aquí se viene a disfrutar!”. Si quieres wifi, al hotel, que ahí sí que está bien, ya que llega incluso a las habitaciones y a una velocidad más que razonable.

Pero volviendo al tema que pretende tratar este post, dentro de toda esta magia, cuando estás rodeado de aquellos extraordinarios decorados, es más que justo reconocer que las personas que allí trabajan tienen la mayor parte de culpa de que todo fluya y, salvo los eternamente insatisfechos, que de todo tiene que haber, el resto no pasen ni un pequeño mal trago.

Desconozco las políticas de selección que allí siguen, pero me encantaría descubrirlas. Desde luego está claro que el plurilingüismo es clave para ellos, pero a mí me gustaría saber cómo consiguen personas tan orientadas al cliente, con tan alta capacidad de tolerar el estrés y a la vez, tan firmes como para no pasar por alto ni la más mínima norma, pero con una sonrisa y un comentario agradable.

Y es que en Disney las normas se cumplen, y si para subir a una atracción hay que medir 132 centímetros, el tener una niña que mide 131 y hacerle una coleta un poco alta para que llegue al mínimo no cuela. Te dicen algo así como “esto es un poco de trampa ¿eh?”, pero te lo dicen con una sonrisa cómplice, hablan con el niño/a para minimizar el disgusto y eso sí, ¡el niño no pasa! Algunos dirán que son motivos de seguridad. Sinceramente, me parece que es tan sólo una buena forma de no cometer errores porque cuando flexibilizas una norma, ¿hasta dónde se puede hacer la vista gorda? Sin embargo, si no consideras ningún margen, la cosa está clara para todos.

Allí se saluda a todo el mundo con entusiasmo, tanto a primera hora, cuando todos llegamos ilusionados y frescos, como a las 23:30, cuando después de todo el día, los niños van en brazos, los padres sudando la gota gorda con los niños cogidos y las madres intentando abrirse paso entre las incontables personas que se han quedado a ver, por enésima vez, el espectáculo final de luz y sonido, que todos los días es el mismo, pero te apetece repetir a pesar de estar soñando con llegar a la habitación y dormir.

¿Y los restaurantes? Pues más de lo mismo. Da igual fast food que servicio en mesa. Quien te atiende parece que ha estado toda la vida deseando que llegase el momento de servirte a ti. No a otro, a ti.

Con las tiendas, más de los mismo.

Y de los hoteles, ni hablamos.

Yo sigo a lo mío: ¿pero cómo consiguen quince mil personas (los trabajadores que tienen allí concentrados) tan orientadas al público?

No puede ser porque les paguen mucho, porque entonces en algún descuido siempre habría algún empleado que levantaría la voz, se enfadaría,… El comportamiento de estos profesionales sale de forma demasiado natural para estar “comprado”.

Desde luego, tampoco es por los horarios: abren todos los días del año desde que amanece hasta que ya ha anochecido. Si unimos el Disney Village que he comentado antes, abren casi 24 horas al día. Y si contamos los hoteles, pues las 24 horas, sin casi.

Tampoco es un trabajo fácil. El público es el más inconformista del mundo, los niños, seguidos por los más exigentes, los padres cuando se trata de satisfacer a sus hijos. Con lo cual, que haga sol es motivo de queja, y que llueva también. Pero si además llueve y hace sol mientras esperas haciendo cola,…

Cuanto más lo pienso más impresionado estoy por esos trabajadores.

Alguna de ellas, las que hacen de princesas, se tienen que juntar durante horas con niños para hacerse fotos, hablar un poco con ellos y “despacharles” de la forma más rápida posible para que pase el siguiente. Todo esto en distintos idiomas.

Me viene al recuerdo ahora la chica que interpreta el papel de Rapunzel, que en el rato que la pude ver (por suerte sólo estábamos los novenos de la fila así que no fue demasiado), habló con fluidez en inglés, francés, alemán, español y ¡catalán!

Que hombre, no pasa nada por hablar catalán, está genial, pero entonces ¿cuántos idiomas más hablará?

¿Y agradecidos? Pues tremendamente agradecidos. A una dependienta le pregunté si hablaba español y me contestó que “un poco” (ya nos gustaría a muchos españoles que tenemos “nivel medio” de inglés, hablar este idioma como ella hablaba el nuestro). Se me ocurrió, con cierto ánimo de facilitar, hablarle en inglés (nivel medio,…), ¡y menuda conversación me dio!, además de agradecerme enormemente el esfuerzo por adaptarme a su supuesta carencia.

Cuanto más lo pienso más envidia me da. He tenido que seleccionar docenas de veces personal para atender al público y en pocas ocasiones he conseguido ese nivel de compromiso, adaptación persona-puesto,…

En Disneyland es de esas veces que se comprueba que la frase “nuestro valor son las personas” no es sólo el comentario de un directivo para ser políticamente correcto.

¡Cómo me gustaría conocer su secreto!

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

¿Con qué te quedas, trabajo o familia? Difícil elección

handle-556932_960_720

Desde mi experiencia como coach, experta en coaching para mujeres con dilemas laborales y mamás estresadas, me ha dado cuenta que algunas decisiones a lo largo de la trayectoria profesional de las mujeres y mamás, son más difíciles porque implican un conflicto entre valores.

Un conflicto usual en estas decisiones es entre los valores de la FAMILIA y el TRABAJO.

¿Aceptarías un trabajo con más responsabilidad del que tienes y más salario teniendo en cuenta que el tiempo para estar con tu familia quedaría mermado?

Y aquí es cuando entras en una gran disyuntiva, en la que te gustaría no renunciar a ninguna de las dos cosas. Por una parte, ese aumento de salario te resulta muy “goloso” (aunque eres de los que dices que lo que más te mueve no es el dinero) y por otro, sabes que es importante para ti dedicar tiempo (más tiempo y de calidad) a tu familia.

Comienzas a moverte entre estos dos aspectos como si fuera la pescadilla que se muerde la cola. Te sientes como en una encrucijada de la que no sabes cómo salir. Es como si internamente te sintieras dividida y dos partes lucharán una en contra de la otra.

La decisión te resultará más fácil si tomas conciencia de lo que más te importa, de lo que MÁS. Quiero decir, de lo que pones por encima o por delante de las demás cosas, que aunque también son importantes lo son menos. No es una cuestión de exclusión, sino de prioridades.

Quizá se te ha ocurrido echarlo a cara o cruz porque ya estás cansada de no sacar nuevas conclusiones con tu lista de “pros y contras” que ya has revisado demasiadas veces. Deja de lado, consejos de otros, análisis únicamente racionales o impulsos viscerales.

La forma más poderosa, profunda y única de comenzar a tomar decisiones acertadas es con el criterio esencial de lo que tú eres: TUS VALORES.

Si tuvieras que elegir las 5 cosas más importantes para ti en tu vida ¿cuáles serían?

¿Cómo las ordenarías de la más importante a la que menos? 

¿Estás segura?¡Vuelve a chequearlo!

¿Te sientes satisfecha con tu escala de valores? 

¿Cómo la ves?

¿Cómo te hace sentir?

Escribe tus valores y tu escala de valores en una tarjeta y guárdala en el bolsillo. Cada vez que tengas que tomar una decisión, mírala. A partir de ahora, comprobarás que es mucho más fácil tomar decisiones acertadas.

Tomar decisiones desde nuestros valores funciona porque son nuestros valores fundamentales los que dan dirección y sentido a nuestra vida. Somos literalmente arrastrados hacia ellos y por ellos; son nuestra energía, con la que somos capaces de avanzar hacia lo que queremos.

Una vez que hayas tomado la decisión de si coger ese nuevo trabajo o no, Pregúntate: ¿Con qué grado de tranquilidad tomo esta decisión? Y si aún queda algún resquicio de duda o intranquilidad ¿Qué beneficios va a tener esta decisión en vida a corto, medio y largo plazo?

Tomar decisiones acertadas también supone hacerlo sintiéndote en paz contigo misma.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En uno de nuestros programas más recientes compartimos hábitos de desarrollo personal y productividad, con la participación de  Fabrizzio Ponce, nuestro director en Costa Rica.

La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica se transmite todos los jueves en vivo a partir de las 5:00 pm por Radio Costa Rica 930 AM y por internet en http://www.radiocr.net, con posterior retransmisión por Canal 19.