Hablar en público: una batalla por ganar

cybersecurity_and_the_nations_digital_future

Uno de los caballos de batalla más importantes a los que nos enfrentamos continuamente a lo largo de nuestra vida es ese miedo escénico que nos entra cada vez que tenemos que hablar delante de personas a las que no conocemos demasiado.

Ocurre tanto para pequeñas intervenciones dentro de un grupo como, por supuesto, cuando debemos ponernos delante de un auditorio a realizar una presentación.

Esta sensación de nervios, timidez sobrevenida, miedo, y todo tipo de sentimientos negativos acerca de cómo seremos capaces de salir del paso, está muy influenciada por un factor puramente cultural: se nos anima desde pequeños a no equivocarnos, lo cual es mucho más fácil cuando pasamos desapercibidos.
Es decir, se nos condiciona desde niños a no fracasar más que a tener éxito.

Hoy en día, a pesar de que cada vez tenemos más necesidad de a participar en eventos sociales, el terror a decir algo inadecuado, a no ser aceptados o simplemente, a quedarnos bloqueados, sigue siendo una barrera para muchos insalvables.

Sin embargo, tendría una solución relativamente sencilla, que pasa por la formación y el refuerzo positivo para todos aquellos que, sea cual sea el resultado de su discurso, al menos tratan de superarse.

Para ser sinceros, ¿cuántas veces de esas que hemos empezado a hablar forzosamente delante del público ha salido tan mal que nos han echado de allí a patadas?

Por contra, en la mayor parte de estos casos se produce un efecto sumamente satisfactorio: nuestros oyentes, agradecidos por el esfuerzo de haberles compartido la información que teníamos para ofrecerles, nos recompensan con palabras de elogio e incluso, cuando hay alguien entre la multitud que toma la iniciativa (que también para esto hay timidez), nos aplauden.

Cuando se nos pone delante de un grupo de personas para que nos atiendan coinciden varias circunstancias:

  1. 1.    O bien esas personas quieren escucharnos a nosotros, o bien les interesa el tema del que vamos a hablar. Normalmente es el segundo caso, porque claro, para llegar a ser alguien a quien los demás quieran oír, hay que ganarse cierta reputación, que pasa precisamente por haber tenido varias intervenciones en foros similares saliendo de todas ellas lo suficientemente airoso como para que hablen bien de uno (poniendo a funcionar el boca a boca).
  2. 2.    Se nos supone, si no expertos, al menos suficientemente conocedores de la materia que vamos a tratar como para que merezca la pena invertir el tiempo necesario en escuchar el mensaje.
  3. 3.    El público, ese ente al que le tenemos tanto miedo, habitualmente es agradecido, por lo que valora el esfuerzo incluso más allá del resultado
  4. 4.    Alguien ha confiado en nosotros para atreverse a ponernos en esa situación. Este punto es muy importante, porque para que alguien confíe en ti, es necesario que hayamos demostrado previamente aptitudes suficientes para saber defender nuestro discurso.

Con todo esto a favor, debería ser suficiente para entender que merece la pena pasar ese mal trago que supone subir al escenario (entendiendo este como el espacio en el que tendremos que realizar nuestra intervención).

Todo esto es fácil de decir, pero claro, hay que ponerlo en práctica. Así que, van aquí unas pistas sobre cómo “suavizar” nuestra entrada:

  • •    Los últimos cinco minutos antes de salir a escena, dedícalos a relajarte. Los nervios previos son traicioneros, por lo que es bueno distraer la mente, pero para eso, lo peor que podemos hacer es volcarnos en repasar nuestros papeles. Respira profundamente (muy recomendable practicar la respiración abdominal), concentrándote sólo en esta respiración y en su ritmo pausado y constante.
  • •    Intenta memorizar las primeras frases (pero no en esos cinco minutos, sino antes, mucho antes), de forma que nos sintamos seguros de ser capaces de reproducirlas sin tener que pensar demasiado. Practiquemos diciéndolas muy pausadamente. Si sabemos empezar despacio, podremos seguir calmados. Si por el contrario empezamos ya acelerados,… mejor no lo hagamos y punto.
  • •    Mira al público. Al saludar, de forma global. Al hablar, pasa ordenadamente por las miradas de todos los asistentes a tu alcance. Les harás cómplices de tu situación. Será fácil que comprendan lo difícil que resulta estar ahí, y sus reacciones serán de atención, escucha activa (asentir es la más común), participación (es difícil, pero dado que hablamos para otras personas ¿por qué no hacer que en la medida de lo posible tomen cierto protagonismo?),…
  • •    Sonríe. La sonrisa transmite seguridad en lo que decimos, y si a las miradas unimos sonrisas, recibiremos de vuelta en muchos casos,… otras sonrisas. Y cuando nos sonríen nos sentimos valorados, aumenta nuestra autoestima y la sensación de que estamos haciéndolo bien, reforzando nuestra conducta y facilitando que siga fluyendo.

Si todo esto va funcionando, lo cual es bastante más que habitual, el resto fluirá por sí solo.

Con estas simples estrategias mejoraremos notablemente en nuestras exposiciones en público, saldremos satisfechos de nuestro trabajo y en muchos casos, nos encontraremos con que lo que no queremos pasados unos minutos es terminar, porque seamos sinceros, a todos nos gusta ser el centro de atención por nuestro buen hacer.

Y si aún te quedan dudas, realiza un curso en el que te enseñen a practicar estas y otras técnicas (organización del discurso, mejora del tono y potencia de voz, respiración, control del tiempo,…) y poco a poco, llegaremos a ser grandes expertos en la materia.

Eso sí, procura que no desaparezcan por completo los nervios iniciales. El día que eso ocurra no estarás demasiado motivado por dar tus charlas, y cuando algo no nos motiva no le ponemos la suficiente pasión, y entonces,… nos imaginamos el resultado.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En nuestro programa más reciente de La Nueva Ruta del Empleo Radio en Costa Rica conversamos con Alister Neira, uno de nuestros ruteros y director de la empresa Efrovida sobre el tema del mínimo esfuerzo.

Nuestro programa es producido por Fabrizzio Ponce y se transmite en vivo todos los jueves a las 5:00 pm hora centroamericana a través de Radio Costa Rica 930 AM, http://www.radiocr.net y posteriormente en diferido a través de Canal 19.

Las cuatro tendencias que se plantean como desafíos para las empresas

chess-pieces-1463642616t89

Las necesidades de talento interno en las empresas, desde un punto de vista de cambio de paradigmas y evolución, exponen las cuatro tendencias que se plantean como desafíos para quienes llevan adelante la gestión de cambio organizacional.

Las cuatro tendencias que se plantean como desafíos son las siguientes:

  • Potenciar la inteligencia colectiva a través de entornos y equipos colaborativos para favorecer la colaboración y el apoyo mutuo.
  • Impulsar la creatividad y la innovación a través de técnicas, dinámicas de grupo y aprendizajes que desarrollen la creatividad para la resolución de conflictos, como para el rediseño de productos y servicios.
  • Desarrollar la motivación suficiente en las personas de su equipo, a través de nuevas formas de relacionarse para impedir que se apague el motor que los impulsa a creer en sí mismos y a confiar en sus posibilidades, a actuar, a moverse, a mantenerse en la ruta aunque aún no sea visible la meta.
  • Entusiasmar al equipo con una misión compartida mediante un mix de diversos recursos que faciliten el logro de los objetivos y desarrollo organizacional, tales como: el coaching de equipos; metodologías basadas en la fortalezas (world Cafe, Future Search, Open Space) y con aquellos que tengan en cuenta el ritmo de cada una de las personas y el contexto de la empresa

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo Argentina

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En nuestro programa más reciente de La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica tuvimos la visita de Allan Madriz, capacitador y coach de la empresa Aprende y Lidera, con quien conversamos sobre el liderazgo transformacional.

La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica es producido por Fabrizzio Ponce y se transmite en vivo los jueves a las 5:00 pm por Radio Costa Rica 930 AM y por internet en http://www.radiocr.net, con posterior retransmisión en diferido por Canal 19.

¿La psicología positiva?

Si hacemos el ejercicio de preguntar a diferentes personas de todo tipo y condición por el positive-954797_960_720objetivo de la psicología y el papel aquellos que a ella se dedican, seguramente encontremos una respuesta predominante: tratar y curar los trastornos de la mente.

Ciertamente, durante muchos años la psicología se ha centrado exclusivamente en el estudio de la patología y la debilidad del ser humano, llegando a identificar y casi confundir psicología con psicopatología y psicoterapia.

Este fenómeno ha dado lugar a un marco teórico de carácter patogénico que ha sesgado ampliamente el estudio de la mente humana. Así, la focalización exclusiva en lo negativo que ha dominado la psicología durante tanto tiempo, ha llevado a asumir un modelo de la existencia humana que ha olvidado e incluso negando las características positivas del ser humano (Seligman, 2000) y que ha contribuido a adoptar una visión pesimista de la naturaleza humana (Gilham y Seligman, 1999). De esta manera, características como la alegría, el optimista, la creatividad, el humor, la ilusión… ha sido ignoradas o explicadas superficialmente.

La importancia de la Psicología positiva radica en que es un campo dedicado al  mejoramiento de la calidad de vida. Es cierto que el tema del mejoramiento de  la calidad de vida ha estado dominado por trabajos débiles, basados en  pensamientos y opiniones de la gente, en contraste a la rigurosidad científica.

Sin embargo, la psicología positiva brinda estudios bien sustentados en el área,  que respaldan cambios posibles y reales.  Pero ¿cuál es la definición de la Psicología positiva? La psicología positiva fue definida por Seligman y Csikszentmihalyi (2000)  como el estudio científico de las experiencias positivas, los rasgos individuales positivos, las instituciones que facilitan su desarrollo y los programas que  ayudan a mejorar la calidad de vida de los individuos, mientras previene o reduce la incidencia de la psicopatología. También como el estudio científico de las fortalezas y virtudes humanas, las cuales permiten adoptar una perspectiva  más abierta respecto al potencial humano, sus motivaciones y capacidades  (Sheldon & King, 2001).

Es importante,  recordar que la “psicología”, no solo estudia los trastornos mentales, sino que también trabaja para desarrollar las fortalezas y las potencialidades, de los seres humanos, y además permitiendo que trabajen con libertad y desde la responsabilidad de cada individuo.

La psicología positiva no es… un movimiento filosófico ni espiritual, no pretende promover el crecimiento espiritual ni humano a través de métodos dudosamente establecidos. No es un ejercicio de autoayuda ni un método mágico para alcanzar la felicidad. No pretende ser un abrigo bajo el que arropar creencias y dogmas de fe, ni siquiera un camino a seguir por nadie. La psicología positiva no debe ser confundida en ningún caso con una corriente dogmática que pretende atraer adeptos ni seguidores, y en ningún caso debe ser entendida fuera de un riguroso contexto profesional.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Doce maneras de ser exitoso fracasando

sad-505857_960_720

Hace un tiempo leí un tuit muy interesante, que decía algo así como que ya estaba bien de hablar tanto del éxito y que a ver quién empezaba a hablar del fracaso de una vez.

Bueno, pues oye, vamos a hacer caso a este chico para que se quede tranquilo. Para ello, he redactado este dodecálogo que no necesita introducción, con el título del post es suficiente:

  1. Importantísimo y esencial, la clave principal del asunto:Piensa que eres un@ fracasad@.
  2. Deja que los demás te digan que eres un@ fracasad@y, mejor aún, creeles a pie juntillas. Si te lo dicen, por algo será. Sobre todo si quien te lo dice también es un@ fracasad@. Sabe de lo que se habla.
  3. Ríete irónicamente de esos bobos y bobas que pierden su tiempo tratando con esfuerzo de alcanzar sus metas. ¿Metas?. La única meta que debe interesarte se llama “gol”, y quien debe lograrla es tu equipo favorito de fútbol, que para eso les pagan, y mucho, por cierto.
  4. No muevas un dedo. Total, ya habrán movido el suyo otr@s.
  5. Sigue sin moverte.Total, con tantos y tantas que hay por ahí que quieren lo mismo, no merece la pena ni intentarlo. Ya se lo habrán quedado ell@s.
  6. Dedica al menos dos horas al día a despotricar de lo mal que está la vida, de lo chorizos que son los políticos y de la vergüenza de país en el que vives.Eso si, hazlo mejor sentado en tu sillón favorito, no te molestes en salir a la calle a hacer algo. Es agotador, deprimente y no sirve de nada. O como mucho comparte imágenes en Facebook sobre el tema. Es más divertido y relajado.
  7. Piensa que todo debería ser fácil de lograr, y que hay que lograrlo cuanto antes, caiga quien caiga. Incluso, si hace falta, mintiendo, robando (cuanto más, mejor), o falseando datos.
  8. Una vez hayas fracasado en algo, ni se te ocurra volver a intentarlo. YA has fracasado.¿Para qué arriesgarse a actuar por segunda o tercera vez?, ¡Podrías tener éxito!.
  9. Haz caso de tus miedos. Tener miedo te protege de cualquier cosa, buena o mala que te pueda suceder. Ya sabes, más vale malo conocido…
  10. Jamás uses agenda, ni te pongas plazos, ni te importe llegar tarde a los sitios.¿Para qué llegar a tiempo, si nadie te espera?.
  11. Nunca tengas en cuenta a los demás. Regodéate todo lo que puedas en tu propio fracaso, y pide, pide y pide todo lo que necesites, que ya tienes bastante con ser un@ desgraciad@ para ocuparte tú de hacer nada. Los demás están obligados a atender todas tus necesidades, ya que eres una pobre víctima.
  12. Por último, serás el/la perfect@ fracasad@ pensando que si las cosas te salen mal es por culpa de l@s demás.Ell@s son los que no han sabido hacer las cosas bien, y tú has pagado por sus errores. Es@s que se han de ocupar de ti y..¡No lo han hecho!.

Y tranquil@ porque, en llegar a tener éxito podrías tardar años. Fracasar solo cuesta un segundo. El que ocupas en pensar que lo eres. Luego lo demás ya viene rodado. ¿Ves que fácil?

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Empresas pet-friendly

weos-dublin

Tu empresa, ¿es una empresa “Pet-Friendly”?. Si tu respuesta es  SÍ, ya sabrás de que te estoy hablando, pero en el caso de NO, no dejes de leer este artículo.

Hace unos días viendo el programa “El encantador de perros” de César Millan, colaboraba con los trabajadores de una empresa que tenían perros y los llevaban consigo al trabajo. El mero hecho de acudir con tu perro a tu lugar de trabajo me resultó chocante y a la vez curioso. Yo misma soy una gran amante de los animales, y en mi vida siempre han estado presentes los perros y gatos como mis más queridas mascotas y “amigos”.

Siempre he sentido que el tiempo que paso con mis queridos “amigos” son muy importantes en mi vida, ya que me proporcionan una gran fuente de placer y cariño sincero. Seguramente, haya personas que me comprendan y otras que no lo entiendan.  Pero, aun así, vamos a intentar ofrecer a todos estos escépticos lo que una mascota puede beneficiarnos, no solo a nivel personal sino también laboral.

En España esta práctica de acudir con tu perro a la oficina se sale fuera de lo común, mientras que si nos desplazamos a Estados Unidos veremos que esta práctica se encuentra totalmente asentada e incluso tienen un dia designado específicamente para esa práctica. Ese día es el  24 de junio y esta iniciativa tiene el nombre de Take you dog to work today”.   

Google, Amazon,  Ben & Jerrys, Etsy, Procter & Gamble o el mismísimo Congreso de Washington son algunos de las empresas y organismos que permiten, promueven y llevan a cabo esta iniciativa.

En España, ha sido la empresa Affinitty compañía líder en alimentación para perros y gatos, ubicada en Barcelona; quienes también se han sumado a esta iniciativa. Pero tampoco es la única. Si nos ponemos a indagar un poco encontramos webs que promueven y publicitan a aquellas empresas que son partícipes de esta iniciativa.

Pero, ¿cuáles son los beneficios de llevar a nuestro perro con nosotros a nuestro lugar de trabajo?

Algunos de estos beneficios son:

  • Mejora del clima laboral
  • Disminución de la ansiedad y el estrés
  • Fomento de la creatividad
  • Mejora de la salud física, dado que ayuda a regular la tensión arterial al acariciarlos.
  • Aumento de la productividad laboral
  • Aumento del grado de satisfacción laboral
  • Mejora de las habilidades sociales y comunicativas
  • Mejora en la expresión y regulación de las emociones
  • Aumento en la liberación de oxitocina, llamada la hormona del amor o de la unión; y que ayuda a reducir la producción excesiva de las hormonas del estrés, cortisol e insulina.

Aquellas empresas que dan la bienvenida a los perros a sus instalaciones deben seguir una serie de recomendaciones:

  • Diseñar zonas libres de animales, para dar también cabida a aquellas personas que no comparten dentro de la empresa esta iniciativa, y así no se sientan ni ofendidos ni molestos.
  • Ser cuidadosos con la higiene de nuestro amigos perrunos
  • Asegurarse de que el perro está a gusto y disfruta de su estancia en la oficina. Algunos animales pueden no sentirse cómodos en estas situaciones.
  • Llevar juguetes u otros objetos para que los perros puedan estar entretenidos.
  • Y por supuesto, los dueños deben comprometerse a sacarlos a pasear.

Y ahora, ¿te animas a ser un Pet-Friendly?

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

El ahorro, nuevo compañero de viaje

130927122657-piggy-bank-savings-620xa

El concepto que sobre el ahorro tenían nuestros padres dista mucho del concepto que tenemos los de la generación que hemos vivido en la cultura del consumismo, de la compra por impulso o del “recurrir al crédito” sin demasiadas contemplaciones, y esto más que una crítica, es una constatación. A pesar de vivir en la era de la información, nuestras decisiones de compra no siempre han estado sustentadas en criterios racionales. 

Pero las circunstancias que de sobra todos conocemos, han hecho que nosotros, los de la generación de los 70 y los 80 nos hayamos dado cuenta y hayamos tomado buena nota de la importancia del ahorro.

Estamos de acuerdo en que algunos conceptos como el análisis o la planificación están íntimamente relacionados con el mundo de la empresa, pero la cuestión es si en la economía familiar se pueden aplicar conceptos similares. La respuesta es sí.

En nuestra economía familiar debemos pensar qué nos preocupa tanto en el corto, como en el medio y largo plazo. ¿Nos preocupa tener liquidez para atender los gastos de la casa, del coche, del colegio? ¿Nos preocupa que la pensión nos permita mantener un nivel de vida similar al actual? ¿Nos preocupa poder adquirir una vivienda propia algún día? ¿Nos preocupa que nuestros hijos puedan estudiar en la universidad? y… ¿Por qué no? ¿Nos preocupa poder viajar o permitirnos algún capricho?

Una vez contestadas estas u otras preguntas, tendremos lo más importante, habremos definido nuestros objetivos. Ya sabemos adónde queremos llegar, ahora debemos saber de dónde partimos, así es que es el momento de efectuar un estudio detallado de nuestra situación individual.

Con la información sobre ingresos y gastos mensuales, unido a los ahorros disponibles ya podemos plantearnos cómo lograr “nuestros objetivos personales”, es decir, ya  podemos planificar financieramente nuestra economía familiar.

Pondremos un ejemplo práctico que la mayoría de nosotros seguramente haya vivido ya, la compra de un coche.

Cuando decidimos comprar un coche, salvo que dispongamos del efectivo, solicitamos financiación, bien acudiendo a una entidad financiera o a través de la financiera del propio concesionario.
 
Suponiendo que solicitamos un préstamo por el valor del coche que asciende a 16.470 € a devolver en 10 años, a un tipo del 9%, pagaremos una cuota mensual de 208,63 €. Al final de la vida del préstamo, habremos pagado por el coche que vale 16.470 €, un total de 25.036,20 €.

Planificar financieramente consiste en que si hace diez años hubiéramos definido como uno de nuestros objetivos la compra de un coche y para conseguirlo hubiéramos decidido constituir un ahorro de 100 € al mes a un tipo de interés del 6%, al cabo de esos diez años, es decir, en el momento actual, tendríamos el capital de 16.470 € necesario para adquirirlo.

En resumen, en el primer caso, acudiendo a financiación externa cuando surge la necesidad de compra hemos pagado por el coche 25.036,20  €, mientras que en el segundo caso, en el que nos hemos anticipado, el coste ha sido tan sólo de 12.000 €, la suma de nuestras aportaciones, lo que supone un ahorro de 13.036,20 €.

En este ejemplo se aprecia claramente la importancia de la planificación financiera. Es cierto que efectivamente en tiempos como los actuales, las economías familiares atraviesan momentos difíciles, pero es precisamente en estos momentos en los que muchos de nosotros hemos realizado un estudio pormenorizado de los ingresos y gastos, cuando podemos decidir qué cantidad del líquido mensual podemos destinar a cumplir nuestros objetivos o a prever nuestras necesidades para mirar con cierta tranquilidad al futuro.  

En realidad, la planificación finaniera es un concepto algo más amplio que hemos querido simplificar con este ejemplo ya que hablamos de varios objetivos, en distintos horizontes temporales para los que se diseñan estrategias de inversión específicas.
 
No harían falta a mi modo de ver más razones que justifiquen el ahorro, aun así no hay que olvidar que las políticas fiscales del gobierno van en la línea de fomentar el ahorro  al tiempo que desde Europa proponen un modelo mixto de pensiones que combine pensiones públicas y ahorro privado para garantizar, o mejor dicho, para que “nos auto-garanticemos” pensiones adecuadas, con lo que poco más hay que añadir.

Nuestros padres tenían bien “arraigado” el concepto del ahorro, nosotros lo hemos “asumido” pero es a las generaciones futuras a las que les debemos transmitir su importancia para que el concepto del ahorro forme parte de su cultura financiera.

 Como decía Samuel Johnson, “Pocas cosas son imposibles con diligencia y habilidad; las grandes obras fueron realizadas no con fuerza sino con perseverancia”.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En nuestro programa más reciente de La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica conversamos sobre la inteligencia emocional y sus aplicaciones en la organización, con la ayuda de Fabrizzio Ponce, nuestro director en Costa Rica.

La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica se transmite en vivo los jueves a las 5:00 pm por Radio Costa Rica 930 AM y por internet en http://www.radiocr.net, con posterior retransmisión en diferido por Canal 19.