Inteligencias múltiples

Multiple-intelligence

Por: César A. Taborda Agudelo

En el común de la educación mundial el hombre siempre se ha alineado con la inteligencia académica, con el fin de acceder a titulaciones y méritos educativos que acrecientan el expediente académico de las personas, sin embargo en la modernidad este no es un factor decisivo para lograr profundizar y conocer las capacidades intelectuales de una persona.

Comprender la forma de interactuar, relacionarnos, comportarnos, decidir, trabajar, entre muchas otras situaciones del diario vivir de las personas permite identificar las muchas inteligencias que componen al ser humano, puesto que cada persona tiene un tipo de inteligencia y por ende una  habilidad diferente. Estamos es una sociedad compuesta por 8 tipos de inteligencia según Howard Gardner, las cuales se mencionan a continuación;

  • Inteligencia Lingüística: Donde se identifica la capacidad de dominar el lenguaje y poder comunicarse con las personas de manera trasversal, es una inteligencia que se desarrolla desde pequeños donde se aprende el idioma materno y se domina el habla.
  • Inteligencia Lógico-Matemática: Es la capacidad de dominar el razonamiento lógico y la resolución de problemas matemáticos.
  • Inteligencia Espacial: La capacidad de observar el mundo y los objetos desde diferentes perspectivas.
  • Inteligencia Musical: Aquí encontramos un arte universal.
  • Inteligencia Corporal y cinestésica: Habilidades corporales y motrices.
  • Inteligencia Intrapersonal: La capacidad de comprender y controlar nuestro interior.
  • Inteligencia Interpersonal: Capacidad interpretativa de palabras y gestos con otras personas.
  • Inteligencia Naturista: Permite profundizar en aspectos vinculados a la naturaleza, como especies animales y vegetales.

Todas estas inteligencias son completamente desarrollables y no sólo pretender ser ampliamente competitivos a nivel académico y con un currículo envidiable, cada persona tiene capacidades únicas que lo llevan a entregar lo mejor de sí y a lograr encaminarse de acuerdo a sus procesos y actividades diarias.

 Comprender que todas las personas son diferentes, sus capacidades se desarrollan de manera independiente y por ende las inteligencias no son algo fijo del ser humano ya que las habilidades se desarrollan a medida que se enfrentan problemas vivenciales. De acuerdo a lo anterior, las inteligencias múltiples cumplen un papel fundamental en el desenvolvimiento de las personas en sus diferentes entornos y comportamientos y a su vez en la manera de ser competitivos en todos los entornos sociales, laborales, formativos y familiares.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Globalización, empleo y recurso humano

globalisation-1651516_960_720

Por: César A. Taborda Agudelo

La apertura económica, las nuevas oportunidades laborales y profesionales, los efectos generados en las diversas crisis económicas que se dan a lo largo de la historia y principalmente la globalización que se ha generado desde años recientes ha creado un efecto diferenciador en nuestra era actual, donde la formación profesional cumple con un efecto transversal para la apertura de nuevas y posibles ofertas laborales y oportunidades profesionales.

Son muchos los factores que intervienen en los diversos procesos de selección de personal de una empresa, sin embargo, la apertura económica y las diversas oportunidades de inversión extranjera en el mundo han conllevado a que el recurso humano sea cambiante, inestable y muy dinámico, donde las oportunidades no escasean pero, es difícil acceder a ellas por la amplia demanda en el mercado y además, por la gran exigencia por parte de las empresas en temas de determinada experiencia laboral, edad, estudios, etc.

Contrario a lo anterior, aún hay empresas que siguen arraigadas a comportamientos y modelos empresariales anticuados, obsoletos y con poco resultado, donde la capacidad de mando se encuentra en decisiones unilaterales y no en procesos participativos, inmersos en liderazgo y empoderamiento del recurso humano, situaciones como estas hacen del mercado laboral, poco competente en niveles superiores de la economía, debido a que estos comportamientos empobrecen y dificultan las capacidades intelectuales, profesionales y de liderazgo del talento humano.

En conclusión, se puede identificar que el alto grado de investigación, innovación, compromiso y dedicación que hay en nuestra actualidad, permiten que las empresas visualicen y encuentren en su recurso humano amplias posibilidades de crecimiento y competitividad, esto sin ellos olvidar que en cualquier momento el recurso humano se puede ir y dejar un vacío significativo dentro de la compañía, y es ahí donde las herramientas utilizadas en la actualidad como la gestión por procesos, gestión de la calidad, documentación de actividades, entre otros, sirvan como aliciente para mejorar y disminuir la brecha entre la deserción laboral y nuevos procesos de capacitación repetitivos y limitantes para la empresa.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Vigilancia tecnológica y competitividad laboral

businessmen-246747_960_720

Por: César A. Taborda Agudelo

A medida que pasa el tiempo, en el mundo se dan cambios y factores puntuales en las sociedades industrializadas, donde ocurren cambios constantes en los distintos ámbitos: sociales, económicos y culturales, los cuales impactan de manera directa distintos aspectos del ser humano. Lo anterior conlleva a moldear y modificar los estilos de vida, relaciones sociales y vínculos laborales que anteriormente eran constantemente estables.

Comprendiendo este escenario, la globalización necesita de personas supremamente eficaces, comprometidas, dinámicas y seguras de sí mismas, las cuales tengan la capacidad de adaptarse de manera constante a los diversos cambios que la tecnología y los diferentes frentes organizacionales obligan.

Sin embargo, la dinámica de la vida y todo lo que esta compone, está inmersa en un mar de situaciones que ponen a prueba los conocimientos, actitudes y aptitudes de los individuos, y es ahí, donde en muchas ocasiones las personas se auto-evalúan y analizan para determinar los factores y situaciones que les permitirá salir de su zona de confort, por lo general, encontrarse en una zona de confort permite constante seguridad, conformismo y poco esfuerzo para la consecución de objetivos, pero esa comodidad en la actualidad, esta mandada a recoger, debido a los múltiples cambios que las sociedades presentan día a día y que son, así no lo queramos, los cambios que nos exigen mejorar a cada instante y a su vez, generar nuevos conocimientos, conceptos, investigaciones y soluciones a problemáticas generalizadas de nuestra sociedad.

Sin embargo, para las organizaciones es algo demasiado complejo comprender el ‘por qué’ del comportamiento de algunos de sus empleados, cuando se comienzan a abrir una brecha entre lo que se hace en sus actividades diarias y lo que se aporta por su conceptualización, formación y aprendizaje continuo, se entra en un estado de desinterés y frialdad para con los procesos de la compañía y de paso, se cierran puertas de crecimiento y desarrollo tanto personal como profesional. Pero vale la pena mencionar que no solo las personas son culpables de esta disminución y poco interés generalizado, es una situación donde se da en un alto grado porcentual por las empresas, puesto que estas, (hablo de algunas), generan muy poca motivación en sus empleados, gracias al desinterés, nulos procesos de capacitación y continuos desaires para con los empleados y sus aportes, que así sean muy simples, son importante para cada individuo y para los procesos organizacionales.

Independiente de los réditos económicos que las personas recibimos por nuestras habilidades, lo primero que un empleado busca en una empresa es “seguridad”, pero al obtenerlo, el empleado suele comenzar a cambiar su perspectiva, y ver sus actividades y aportes a la organización como algo forzoso, lleno de altibajos, baja iniciativa y motivación, chismes de pasillo tanto entre compañeros como jefes y demás y como parte final, siempre verá las limitaciones propias y de la organización sin tener la más mínima capacidad e intención de ver oportunidades. De acuerdo a lo anterior, entender que estamos en la era del conocimiento, donde la vigilancia tecnológica hace parte del día a día tanto en las empresas como en las personas y que gracias a ello se consigue crecimiento económico, profesional, personal, social y que no sólo es esto, sino que se puede ser más competitivo en todas las áreas, obliga a que cada individuo se examine y desarrolle sus propias capacidades, esto para evitar quedar rezagado en el olvido de una alta competencia laboral, donde debes estar ampliamente comprometido y capacitado, de lo contrario será muy complejo ser competitivo en el mercado.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Motivación, el punto de partida para nuestra vida

Strongman Steeplechase Run Motivation Running

Por: César A. Taborda Agudelo

Siempre nos abarca una duda generalizada en todos los aspectos de nuestra vida, es un interrogante que generalmente juega un papel vital en los procesos de motivación o desmotivación de nuestra vida, ¿Porque algunas personas son exitosas y otras del común? Para dar respuesta a ese interrogante podemos dar sólo una palabra, #Mentalidad.

La Mentalidad juega un papel diferenciador en los procesos de nuestra vida, es ella la que tiene el poder de cambiarnos la vida para bien o para mal, es por ello que se dice “Lo que crees, lo creas”, en la mentalidad se define como se vive, si nos acostumbramos a vivir de las excusas, o si más bien sacamos provecho del tiempo y lo que se hacemos con él.

Cuando decides trabajar en ti, cuando decides buscar y crear tu propio espacio en tu interior, donde las preocupaciones y dificultades se transforman en grandes posibilidades de crecer y salir adelante con tus proyectos y metas, meditar cada una de nuestras decisiones, actuar acorde a lo que pensamos, decimos y sentimos, ser congruentes en el comportamiento de mente y cuerpo y comprender que podemos desarrollar un estilo de vida donde encontremos paz y seguridad para nuestros sueños y objetivos es parte esencial de nuestros procesos de motivación.

 Nunca nos puede faltar el amor, que nos humaniza y ayuda en cada una de nuestras relaciones, la fuerza que nos levanta y nos invita a seguir adelante, la razón que nos equilibra y nos lleva a comportarnos de la mejor manera y el camino que nos lleva a donde soñamos y nos proponemos día a día.

De la mano con la motivación, está la posibilidad de desarrollar nuestra paciencia para el logro de cada uno de esos objetivos trazados en nuestra vida, si bien la seguridad que ofrece una satisfacción laboral, el amor y la autoestima es importante, no es lo único, además, es necesario comprender que la vida y lo que la conforma se va desarrollando por medio de momentos, los cuales podremos disfrutar y llevar de la mano, porque son ellos los que nos permitirán aprender de los errores, disfrutar de los triunfos y comprender las frustraciones, comprendiendo que cada etapa permite crecer, brinda un apoyo y genera credibilidad y autoconfianza.

Lo dijo Simón Sinek; “Todas las cosas toman tiempo, algunas veces se puede acelerar en algo, pero la mayoría del camino es arduo, largo y difícil”, y de ahí surge la gran satisfacción que genera el éxito.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Para crecer y desarrollarnos

6174358628_05d33d6567_b

Por: César A. Taborda Agudelo

En un mundo de afanes, metas, descontentos y sobre todo múltiples ocupaciones que generan en nosotros en demasía, incertidumbre, inestabilidad y decepción tanto emocional como profesional, es fundamental detenernos unos minutos de cada uno de nuestros días para pensar en nosotros mismos y de manera clara en nuestro entorno.

Vivimos en una sociedad volcada en el consumismo, donde la era del conocimiento nos lleva a conocer todo tipo de información que a la postre genera necesidades frecuentes para llevarnos a consumir: viajes, metas, responsabilidades, negocios y un sinfín de situaciones que nos llevan a hacernos los de la vista gorda y de paso, despreocuparnos por nuestras necesidades internas y no corporales.

Todo lo anterior va directamente relacionado con la única razón que me llevó a escribir este artículo, y es que debemos hacer cambios voluntarios con la finalidad de reprogramarnos para así, permitirnos crecer y desarrollarnos, y no sólo a nivel profesional, sino también personal, familiar y todo lo que tenga que ver con nuestro entorno.

Todo en absoluto depende únicamente de nosotros, y no me refiero a decisiones empresariales o cosas directamente relacionadas con el azar, simplemente hablo de lo que somos como seres humanos y lo que aportamos a los demás.

Cuando nos hacemos cargo de nuestras decisiones y situaciones, comprendemos que nadie más afecta nuestras vivencias, esto debido a que nadie puede generar acciones sin nosotros antes haberlas creado, llámese energéticamente o de pensamiento.

Lo anterior lo digo, porque nosotros somos únicamente lo que leemos, escuchamos, aprendemos e inevitable y fundamental, el cómo interpretamos nuestras relaciones a diario. Es aquí donde hace parte fundamental el desarrollo de nuestra conciencia, el nivel de desarrollo de esta nos podrá ubicar un escalón arriba o un escalón abajo, todo simplemente dependerá de en qué porcentaje estamos despiertos, como nos damos cuenta de lo que realmente importa y finalmente, si en realidad vivimos en el aquí y el ahora. Estos tres pasos nos permitirán entender a profundidad lo que somos y lo que podremos llegar a ser.

Siendo así, lo único que puedo decir y de acuerdo a lo anterior, es que hay que atreverse a pensar, evitar que los medios de comunicación por lo que nos venden, obliguen a tomar decisiones por su impacto en nuestra mente, siendo distracciones constantes y evitando desarrollar la capacidad de captar por nosotros mismos para analizar el entorno y lo que genera en nuestra vida diaria.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Comprendiendo la proactividad de las personas

 

step-163948_960_720

Por: César Taborda A. 

La proactividad es una herramienta que podremos utilizar en cada una de las decisiones que tomamos y cada paso que damos, pero además se abre como la grandiosa posibilidad de convertirse en un hábito de nuestra vida, mejorando notablemente nuestra iniciativa con respecto de diversidad de situaciones y permitiendo que nos hagamos completa y únicamente responsables de nuestra propia conducta tanto pasada, presente y futura.

Como lo define Stephen Covey, autor de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, “La proactividad nos da la libertad para poder escoger nuestra respuesta a los estímulos del medio ambiente. Nos faculta para responder de acuerdo con nuestros propios valores y principios. En esencia, es lo que nos hace humanos y nos permite afirmar que somos los arquitectos de nuestro propio destino.”

Pero, ¿qué es la proactividad? Es tomar el control total de nuestros acontecimientos y experiencias, evitando ser espectadores y siendo actores principales, tomando el control y llevando el resultado a ser ajustado a nuestras necesidades tanto de personalidad como de comportamiento.

Algo principalmente notable en las personas proactivas, es que son directos agentes de cambio, las cuales evitan al máximo ser víctimas reactivas de una situación, y por ende evitan profundamente el hecho de buscar culpables.

Este tipo de personas logran desarrollar dones o capacidades que los ayuda a diferenciarse del común, logrando autoconciencia, imaginación para la consecución de resultados y la toma de decisiones siempre basadas en la mejora continua, además de lo anterior, logran desarrollar la voluntad independiente y de allí surge la posibilidad de ser autosuficiente para estar motivado en cada paso que se da y por ultimo llegan a un punto supremamente alto de conciencia, lo cual los lleva a ser inmensamente sensibles al comportamiento de los demás y el entrono en general.

A todo lo anterior, es muy importante sumarle que la ser grandes agentes de cambio, son ampliamente aportantes en la posibilidad de una comunicación asertiva, lo cual va relacionado directamente en la parte comportamental y relacional desde el interior al exterior de la persona, es decir, la relación con el YO y la relación con los demás.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Acoso Laboral y reacciones

bullying-679274_960_720

Por: César Taborda A. 

Aunque estamos en una etapa de la historia donde todos los procesos de una organización y su recurso humano son medibles, también hay algo que sigue vigente en el comportamiento organización de ciertos jefes u organizaciones.

El abuso o acoso laboral es una práctica realizada por jefes y empresas que no tienen la más mínima idea de la ventaja competitiva de una organización por medio del buen trato, empoderamiento y desarrollo de capacidades del recurso humano.

Dentro de las puntuales responsabilidades de un jefe que debería enfocarse principalmente en dejar de ser jefe y convertirse en líder, puesto que el líder aporta a sus colaboradores desde lo humano, intangible y siempre busca el aprovechamiento de las capacidades de todos a su alrededor.

Cuando un jefe tiene como una de sus funciones excluir o someter a sus colaboradores, en ocasiones de manera consiente, puede ser de manera puntual algo conocido como “Violencia Laboral”, pero es una situación que no solo se presenta entre jefe y empleado, sino también desde empleado a jefe, es decir ascendente o descendente, y puede ser tan compleja e impactante, que puede afectar de manera específica, la salud y el bienestar tanto del afectado como de los demás colaboradores y la cultura organizacional.

Principalmente se puede presentar de tres maneras puntuales: Agresión física, Acoso sexual y Acoso Psicológico. Las consecuencias de la violencia laboral son inmensamente significativas dentro del funcionamiento puntual de la organización, afectando su producción, desarrollo y logros en todos los niveles administrativos de la misma, a esto se le suma que las consecuencias legales de un proceso relacionado con acoso laboral puede incluso, llevar a la quiebra a una organización, pero sin ser tan extremistas, puede perderse toda la credibilidad de la organización en un mercado especifico.

Es fundamental identificar que es acoso laboral y que no lo es, como bien se sabe, dentro de las empresas así como en la vida, hay impases, malos entendidos, errores, y confrontaciones por la diversidad de conceptos, conocimientos y capacidades del recurso humano, de acuerdo a ello, es importante comprender que los conflictos laborales o dificultades de relación entre varias personas no propiamente sea violencia laboral, a esto, sumándole que el jefe o líder de un proceso o absoluto pueden llevar a cabo exigencias organizaciones enfocadas principalmente en las funciones del recurso humano, por otro lado, el estrés laboral, generado en gran medida por el cumplimiento de las actividades y desarrollo de las funciones asignadas, tampoco son puntualmente violencia laboral, lo cual va directamente relacionado con el “Burn Out” también conocido como el síndrome de agotamiento profesional, que como su nombre lo indica se define gracias al sentimiento propio de un empleado por su baja realización laboral.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Una desintoxicación emocional

unnamed

 

Por: César Taborda A.

Según la Organización Mundial de la Salud, el 90% de las enfermedades surgen principalmente en los pensamientos, donde se lleva a cabo un efecto devastador gracias al rencor, orgullo y las distintas emociones que poco a poco disminuyen la tranquilidad de las personas.

Y es que es cierto que en momentos donde estamos alegres, nuestra salud puede estar reluciente y positiva, mientras que en aquellos momentos donde sentimos rencor o cualquier tipo de emoción negativa, nuestros sentimientos y comportamientos afectan directamente en nuestro cuerpo y estado anímico, lo cual ataca de manera directa en nuestro organismo.

Aferrarnos a resentimientos y sufrimientos es la situación más impactante en los resultados de cada uno de nuestros acontecimientos, lo cual se da cuando los demás no actúan como esperamos que lo hagan, y para contrarrestar tales situaciones es fundamental aprender a perdonar y perdonarte, viendo la vida de otra manera, pues es de esta forma donde podemos identificar que nosotros nos cuestionamos por cualquier situación, como lo dice Facundo Cabral:

Perdónate a ti mismo y perdona a todos, no hay liberación más grande que el perdón; no hay nada como vivir sin enemigos. Nada peor para la cabeza, y por lo tanto para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica (agotadora y vana tarea), que te hace juez y cómplice de lo que disgusta”.

En nosotros los seres humanos existe una enfermedad llamada orgullo, esa misma que no permite tener tranquilidad ni crecer como individualidad y como unidad, son creencias (basura) que la sociedad nos hace desarrollar y que no son para nada edificantes al momento de obtener desarrollo como sociedad.

Cuando una persona perdona, de inmediato genera un auto-perdón, seguidamente el orgullo se debilita y disminuye y a su vez genera desarrollo en su entorno y su individualidad.

Finalmente comprendamos que no son las situaciones las que nos afectan, sino la forma como las interpretamos.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Dependencia humana hacia la ciencia y la tecnología

science-1182712_960_720

Por: César Taborda A.

Cuando se habla de Ciencia y tecnología, a su vez hablamos de desarrollo social, entendiendo que estos términos han permitido consolidar desde tiempos remotos las distintas sociedades que a lo largo de nuestra historia como humanidad se ha escrito. Es fundamental entender que desde hace mucho tiempo se ha vivido en medio de un paradigma tecnológico, conectado vertiginosamente con la globalización y que ha marcado pautas fundamentales, como lo fue la revolución industrial, entre otras situaciones que han conllevado consigo el desarrollo acelerado e imponente de la humanidad.

Reconocer las necesidades del progreso tecnológico que a su vez debe permitir reconocer las necesidades del ser humano, han apuntado a la clara participación de las guerras y otros acontecimientos, por cierto, salidos de su verdadero significado para el logro de dicho desarrollo. Es inaudito creer o suponer que la guerra permita el desarrollo humano, pero es necesario comprender que gracias a la guerra, los países logran poder, investigación, innovación y desarrollo en los diferentes aspectos científicos que los conforman, de allí, que, “se asocia el desarrollo de la sociedad con el adelanto y la innovación tecno científica, es decir, parámetros relacionados con el progreso y la calidad de vida”.

Son muchos los aspectos que conforman el desarrollo humano, siempre basado en la tecnología y la ciencia, sin embargo, el capitalismo siempre buscará el reordenamiento de las distintas invenciones para beneficio propio, donde el mismo esquema de globalización favorece a los distintos países económicamente desarrollados, conllevando con su “egoísmo” el poco o nulo desarrollo humano en el resto del planeta.

Es entonces cuando países desarrollados, llevan a cabo actividades tecnológicas impactantes, como “tecnologías duras y tecnologías blandas”, lo cual lleva a cabo un proceso a gran escala que puede ser perjudicial en aquellos lugares donde la globalización es más desventaja que ventaja en sí misma.

Entonces hay claridad que en las invenciones, la ciencia y la tecnología han sido un fenómeno revolucionario, desde tiempos inimaginables, debido a que el ser humano como ente pensante ha puesto a prueba el desarrollo de sus capacidades con lo cual ha permitido la amplia productividad empresarial, investigativa e intelectual, en pocas palabras, el desarrollo humano siempre se verá forzado a ir de la mano con la ciencia y la tecnología, pues son estas, las que suministran las herramientas adecuadas para un desarrollo integro, favorable, impactante e interdisciplinario, donde lo creado perdure en el tiempo y permita estar en constante evolución y a su vez, aporte al ser humano la posibilidad de ser más capacitado y competente, que genere alternativas de progreso e impulsando de esta forma el desarrollo personal y social, puesto que “El desarrollo tecnológico está enfocado hacia la producción, elaboración y/o realización de bienes o servicios que la sociedad demanda en su proceso evolutivo y que la hace dependiente del mismo”.(Rosillo, 2013)

Para concluir, vale la pena mencionar que no siempre depender de la ciencia y tecnología permitirá una evolución beneficiosa, ya que en diversas ocasiones se ha logrado identificar que en ciertos momentos se pierde el rumbo de lo que verdaderamente se busca lograr y de allí nacen problemáticas mundiales que generan discordia entre sociedades o gobiernos.

Rosillo, H. G. T. (2013). La tecnología como factor de dependencia social • GestioPolis.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Inteligencia Emocional, un camino a las relaciones exitosas

brain-494152_960_720

Por: César Taborda A.

Cuando hablamos de equipos, utilizamos términos complejos y que llevan en su esencia infinidad de comportamientos, actitudes, aptitudes y destrezas. Puesto que comprender que un equipo es, desde el punto de vista humano, personas unidas buscando conjuntamente el mismo fin, es decir, objetivos comunes que permitan el establecimiento de metas y una adecuada interacción entre ellos para lograrlo, sin embargo, es infalible comprender que no todo grupo constituye un equipo, lo cual se puede dar de manera constante dentro de las organizaciones e incluso en nuestra vida diaria y personal.

Un equipo hace las veces de un ente social, laboral y humano que interviene positiva o negativamente en un entorno, lo cual puede ser beneficioso o problemático para una sociedad, a su vez la inteligencia emocional permitirá derrumbar paradigmas y posibilitará el logro de los resultados que le importan de manera directa al equipo.

Para que un equipo tenga ese título altamente significativo, debe valerse de un mecanismo altamente influyente conocido como la Inteligencia Emocional, podemos decir que es un proceso enteramente emocional y es posible desarrollarse por medio de vivencias y sensaciones, pero todo será parte fundamental de la voluntad equipera.

Como lo dice Daniel Goleman en su libro, Inteligencia Emocional, “la inteligencia emocional aporta, con mucha diferencia, la clase de cualidades que más nos ayudan a convertirnos en auténticos seres humanos” (Goleman), yo alcanzaría considerar que es la herramienta más importante que puede desarrollar el ser humano desde su niñez y con la cual logrará definir su modo de comportamiento ante una sociedad en especial, puesto que todos los seres humanos dependemos de esta para relacionarnos, conocernos y llevar a cabo nuestras funciones básicas en los distintos niveles de nuestra vida; familiar, laboral, formativo y comportamental.

Cuando comprendemos la inteligencia emocional con sus diferenciadores aportes sociales, comprendemos también que nos permitirá destruir o controlar esos enemigos íntimos que a la larga, hacen tanto daño en nuestra manera de relacionarnos en cualquier circunstancia, además, en las organizaciones se logra desarrollar un inmejorable entorno relacional, donde prima el sentir de las personas y equipos, más allá de la forma de competir y por último se puede decir que nos convertimos en la propia medicina de nuestras emociones, donde con claridad aprendemos a controlar y afrontar cada situación.

Podríamos concluir entonces que, “aunque es cierto que cada Ser humano llega al mundo con un temperamento determinado, son los primero años de vida, los que tienen un efecto determinante en la configuración cerebral y emocional de cada uno, definiendo así nuestro alcance emocional y una adecuada manera de relacionarnos” (Goleman).

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com