Para crecer y desarrollarnos

6174358628_05d33d6567_b

Por: César A. Taborda Agudelo

En un mundo de afanes, metas, descontentos y sobre todo múltiples ocupaciones que generan en nosotros en demasía, incertidumbre, inestabilidad y decepción tanto emocional como profesional, es fundamental detenernos unos minutos de cada uno de nuestros días para pensar en nosotros mismos y de manera clara en nuestro entorno.

Vivimos en una sociedad volcada en el consumismo, donde la era del conocimiento nos lleva a conocer todo tipo de información que a la postre genera necesidades frecuentes para llevarnos a consumir: viajes, metas, responsabilidades, negocios y un sinfín de situaciones que nos llevan a hacernos los de la vista gorda y de paso, despreocuparnos por nuestras necesidades internas y no corporales.

Todo lo anterior va directamente relacionado con la única razón que me llevó a escribir este artículo, y es que debemos hacer cambios voluntarios con la finalidad de reprogramarnos para así, permitirnos crecer y desarrollarnos, y no sólo a nivel profesional, sino también personal, familiar y todo lo que tenga que ver con nuestro entorno.

Todo en absoluto depende únicamente de nosotros, y no me refiero a decisiones empresariales o cosas directamente relacionadas con el azar, simplemente hablo de lo que somos como seres humanos y lo que aportamos a los demás.

Cuando nos hacemos cargo de nuestras decisiones y situaciones, comprendemos que nadie más afecta nuestras vivencias, esto debido a que nadie puede generar acciones sin nosotros antes haberlas creado, llámese energéticamente o de pensamiento.

Lo anterior lo digo, porque nosotros somos únicamente lo que leemos, escuchamos, aprendemos e inevitable y fundamental, el cómo interpretamos nuestras relaciones a diario. Es aquí donde hace parte fundamental el desarrollo de nuestra conciencia, el nivel de desarrollo de esta nos podrá ubicar un escalón arriba o un escalón abajo, todo simplemente dependerá de en qué porcentaje estamos despiertos, como nos damos cuenta de lo que realmente importa y finalmente, si en realidad vivimos en el aquí y el ahora. Estos tres pasos nos permitirán entender a profundidad lo que somos y lo que podremos llegar a ser.

Siendo así, lo único que puedo decir y de acuerdo a lo anterior, es que hay que atreverse a pensar, evitar que los medios de comunicación por lo que nos venden, obliguen a tomar decisiones por su impacto en nuestra mente, siendo distracciones constantes y evitando desarrollar la capacidad de captar por nosotros mismos para analizar el entorno y lo que genera en nuestra vida diaria.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Comprendiendo la proactividad de las personas

 

step-163948_960_720

Por: César Taborda A. 

La proactividad es una herramienta que podremos utilizar en cada una de las decisiones que tomamos y cada paso que damos, pero además se abre como la grandiosa posibilidad de convertirse en un hábito de nuestra vida, mejorando notablemente nuestra iniciativa con respecto de diversidad de situaciones y permitiendo que nos hagamos completa y únicamente responsables de nuestra propia conducta tanto pasada, presente y futura.

Como lo define Stephen Covey, autor de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, “La proactividad nos da la libertad para poder escoger nuestra respuesta a los estímulos del medio ambiente. Nos faculta para responder de acuerdo con nuestros propios valores y principios. En esencia, es lo que nos hace humanos y nos permite afirmar que somos los arquitectos de nuestro propio destino.”

Pero, ¿qué es la proactividad? Es tomar el control total de nuestros acontecimientos y experiencias, evitando ser espectadores y siendo actores principales, tomando el control y llevando el resultado a ser ajustado a nuestras necesidades tanto de personalidad como de comportamiento.

Algo principalmente notable en las personas proactivas, es que son directos agentes de cambio, las cuales evitan al máximo ser víctimas reactivas de una situación, y por ende evitan profundamente el hecho de buscar culpables.

Este tipo de personas logran desarrollar dones o capacidades que los ayuda a diferenciarse del común, logrando autoconciencia, imaginación para la consecución de resultados y la toma de decisiones siempre basadas en la mejora continua, además de lo anterior, logran desarrollar la voluntad independiente y de allí surge la posibilidad de ser autosuficiente para estar motivado en cada paso que se da y por ultimo llegan a un punto supremamente alto de conciencia, lo cual los lleva a ser inmensamente sensibles al comportamiento de los demás y el entrono en general.

A todo lo anterior, es muy importante sumarle que la ser grandes agentes de cambio, son ampliamente aportantes en la posibilidad de una comunicación asertiva, lo cual va relacionado directamente en la parte comportamental y relacional desde el interior al exterior de la persona, es decir, la relación con el YO y la relación con los demás.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Acoso Laboral y reacciones

bullying-679274_960_720

Por: César Taborda A. 

Aunque estamos en una etapa de la historia donde todos los procesos de una organización y su recurso humano son medibles, también hay algo que sigue vigente en el comportamiento organización de ciertos jefes u organizaciones.

El abuso o acoso laboral es una práctica realizada por jefes y empresas que no tienen la más mínima idea de la ventaja competitiva de una organización por medio del buen trato, empoderamiento y desarrollo de capacidades del recurso humano.

Dentro de las puntuales responsabilidades de un jefe que debería enfocarse principalmente en dejar de ser jefe y convertirse en líder, puesto que el líder aporta a sus colaboradores desde lo humano, intangible y siempre busca el aprovechamiento de las capacidades de todos a su alrededor.

Cuando un jefe tiene como una de sus funciones excluir o someter a sus colaboradores, en ocasiones de manera consiente, puede ser de manera puntual algo conocido como “Violencia Laboral”, pero es una situación que no solo se presenta entre jefe y empleado, sino también desde empleado a jefe, es decir ascendente o descendente, y puede ser tan compleja e impactante, que puede afectar de manera específica, la salud y el bienestar tanto del afectado como de los demás colaboradores y la cultura organizacional.

Principalmente se puede presentar de tres maneras puntuales: Agresión física, Acoso sexual y Acoso Psicológico. Las consecuencias de la violencia laboral son inmensamente significativas dentro del funcionamiento puntual de la organización, afectando su producción, desarrollo y logros en todos los niveles administrativos de la misma, a esto se le suma que las consecuencias legales de un proceso relacionado con acoso laboral puede incluso, llevar a la quiebra a una organización, pero sin ser tan extremistas, puede perderse toda la credibilidad de la organización en un mercado especifico.

Es fundamental identificar que es acoso laboral y que no lo es, como bien se sabe, dentro de las empresas así como en la vida, hay impases, malos entendidos, errores, y confrontaciones por la diversidad de conceptos, conocimientos y capacidades del recurso humano, de acuerdo a ello, es importante comprender que los conflictos laborales o dificultades de relación entre varias personas no propiamente sea violencia laboral, a esto, sumándole que el jefe o líder de un proceso o absoluto pueden llevar a cabo exigencias organizaciones enfocadas principalmente en las funciones del recurso humano, por otro lado, el estrés laboral, generado en gran medida por el cumplimiento de las actividades y desarrollo de las funciones asignadas, tampoco son puntualmente violencia laboral, lo cual va directamente relacionado con el “Burn Out” también conocido como el síndrome de agotamiento profesional, que como su nombre lo indica se define gracias al sentimiento propio de un empleado por su baja realización laboral.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Una desintoxicación emocional

unnamed

 

Por: César Taborda A.

Según la Organización Mundial de la Salud, el 90% de las enfermedades surgen principalmente en los pensamientos, donde se lleva a cabo un efecto devastador gracias al rencor, orgullo y las distintas emociones que poco a poco disminuyen la tranquilidad de las personas.

Y es que es cierto que en momentos donde estamos alegres, nuestra salud puede estar reluciente y positiva, mientras que en aquellos momentos donde sentimos rencor o cualquier tipo de emoción negativa, nuestros sentimientos y comportamientos afectan directamente en nuestro cuerpo y estado anímico, lo cual ataca de manera directa en nuestro organismo.

Aferrarnos a resentimientos y sufrimientos es la situación más impactante en los resultados de cada uno de nuestros acontecimientos, lo cual se da cuando los demás no actúan como esperamos que lo hagan, y para contrarrestar tales situaciones es fundamental aprender a perdonar y perdonarte, viendo la vida de otra manera, pues es de esta forma donde podemos identificar que nosotros nos cuestionamos por cualquier situación, como lo dice Facundo Cabral:

Perdónate a ti mismo y perdona a todos, no hay liberación más grande que el perdón; no hay nada como vivir sin enemigos. Nada peor para la cabeza, y por lo tanto para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica (agotadora y vana tarea), que te hace juez y cómplice de lo que disgusta”.

En nosotros los seres humanos existe una enfermedad llamada orgullo, esa misma que no permite tener tranquilidad ni crecer como individualidad y como unidad, son creencias (basura) que la sociedad nos hace desarrollar y que no son para nada edificantes al momento de obtener desarrollo como sociedad.

Cuando una persona perdona, de inmediato genera un auto-perdón, seguidamente el orgullo se debilita y disminuye y a su vez genera desarrollo en su entorno y su individualidad.

Finalmente comprendamos que no son las situaciones las que nos afectan, sino la forma como las interpretamos.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Dependencia humana hacia la ciencia y la tecnología

science-1182712_960_720

Por: César Taborda A.

Cuando se habla de Ciencia y tecnología, a su vez hablamos de desarrollo social, entendiendo que estos términos han permitido consolidar desde tiempos remotos las distintas sociedades que a lo largo de nuestra historia como humanidad se ha escrito. Es fundamental entender que desde hace mucho tiempo se ha vivido en medio de un paradigma tecnológico, conectado vertiginosamente con la globalización y que ha marcado pautas fundamentales, como lo fue la revolución industrial, entre otras situaciones que han conllevado consigo el desarrollo acelerado e imponente de la humanidad.

Reconocer las necesidades del progreso tecnológico que a su vez debe permitir reconocer las necesidades del ser humano, han apuntado a la clara participación de las guerras y otros acontecimientos, por cierto, salidos de su verdadero significado para el logro de dicho desarrollo. Es inaudito creer o suponer que la guerra permita el desarrollo humano, pero es necesario comprender que gracias a la guerra, los países logran poder, investigación, innovación y desarrollo en los diferentes aspectos científicos que los conforman, de allí, que, “se asocia el desarrollo de la sociedad con el adelanto y la innovación tecno científica, es decir, parámetros relacionados con el progreso y la calidad de vida”.

Son muchos los aspectos que conforman el desarrollo humano, siempre basado en la tecnología y la ciencia, sin embargo, el capitalismo siempre buscará el reordenamiento de las distintas invenciones para beneficio propio, donde el mismo esquema de globalización favorece a los distintos países económicamente desarrollados, conllevando con su “egoísmo” el poco o nulo desarrollo humano en el resto del planeta.

Es entonces cuando países desarrollados, llevan a cabo actividades tecnológicas impactantes, como “tecnologías duras y tecnologías blandas”, lo cual lleva a cabo un proceso a gran escala que puede ser perjudicial en aquellos lugares donde la globalización es más desventaja que ventaja en sí misma.

Entonces hay claridad que en las invenciones, la ciencia y la tecnología han sido un fenómeno revolucionario, desde tiempos inimaginables, debido a que el ser humano como ente pensante ha puesto a prueba el desarrollo de sus capacidades con lo cual ha permitido la amplia productividad empresarial, investigativa e intelectual, en pocas palabras, el desarrollo humano siempre se verá forzado a ir de la mano con la ciencia y la tecnología, pues son estas, las que suministran las herramientas adecuadas para un desarrollo integro, favorable, impactante e interdisciplinario, donde lo creado perdure en el tiempo y permita estar en constante evolución y a su vez, aporte al ser humano la posibilidad de ser más capacitado y competente, que genere alternativas de progreso e impulsando de esta forma el desarrollo personal y social, puesto que “El desarrollo tecnológico está enfocado hacia la producción, elaboración y/o realización de bienes o servicios que la sociedad demanda en su proceso evolutivo y que la hace dependiente del mismo”.(Rosillo, 2013)

Para concluir, vale la pena mencionar que no siempre depender de la ciencia y tecnología permitirá una evolución beneficiosa, ya que en diversas ocasiones se ha logrado identificar que en ciertos momentos se pierde el rumbo de lo que verdaderamente se busca lograr y de allí nacen problemáticas mundiales que generan discordia entre sociedades o gobiernos.

Rosillo, H. G. T. (2013). La tecnología como factor de dependencia social • GestioPolis.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Inteligencia Emocional, un camino a las relaciones exitosas

brain-494152_960_720

Por: César Taborda A.

Cuando hablamos de equipos, utilizamos términos complejos y que llevan en su esencia infinidad de comportamientos, actitudes, aptitudes y destrezas. Puesto que comprender que un equipo es, desde el punto de vista humano, personas unidas buscando conjuntamente el mismo fin, es decir, objetivos comunes que permitan el establecimiento de metas y una adecuada interacción entre ellos para lograrlo, sin embargo, es infalible comprender que no todo grupo constituye un equipo, lo cual se puede dar de manera constante dentro de las organizaciones e incluso en nuestra vida diaria y personal.

Un equipo hace las veces de un ente social, laboral y humano que interviene positiva o negativamente en un entorno, lo cual puede ser beneficioso o problemático para una sociedad, a su vez la inteligencia emocional permitirá derrumbar paradigmas y posibilitará el logro de los resultados que le importan de manera directa al equipo.

Para que un equipo tenga ese título altamente significativo, debe valerse de un mecanismo altamente influyente conocido como la Inteligencia Emocional, podemos decir que es un proceso enteramente emocional y es posible desarrollarse por medio de vivencias y sensaciones, pero todo será parte fundamental de la voluntad equipera.

Como lo dice Daniel Goleman en su libro, Inteligencia Emocional, “la inteligencia emocional aporta, con mucha diferencia, la clase de cualidades que más nos ayudan a convertirnos en auténticos seres humanos” (Goleman), yo alcanzaría considerar que es la herramienta más importante que puede desarrollar el ser humano desde su niñez y con la cual logrará definir su modo de comportamiento ante una sociedad en especial, puesto que todos los seres humanos dependemos de esta para relacionarnos, conocernos y llevar a cabo nuestras funciones básicas en los distintos niveles de nuestra vida; familiar, laboral, formativo y comportamental.

Cuando comprendemos la inteligencia emocional con sus diferenciadores aportes sociales, comprendemos también que nos permitirá destruir o controlar esos enemigos íntimos que a la larga, hacen tanto daño en nuestra manera de relacionarnos en cualquier circunstancia, además, en las organizaciones se logra desarrollar un inmejorable entorno relacional, donde prima el sentir de las personas y equipos, más allá de la forma de competir y por último se puede decir que nos convertimos en la propia medicina de nuestras emociones, donde con claridad aprendemos a controlar y afrontar cada situación.

Podríamos concluir entonces que, “aunque es cierto que cada Ser humano llega al mundo con un temperamento determinado, son los primero años de vida, los que tienen un efecto determinante en la configuración cerebral y emocional de cada uno, definiendo así nuestro alcance emocional y una adecuada manera de relacionarnos” (Goleman).

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Oblígate a pensar

idea-48100_960_720

Por: César Taborda A.

Para lograr nuestro máximo desempeño es necesario modificar nuestra forma de pensar, analizar nuestro carácter y determinar nuestras creencias, puesto que estas tres partes definen en gran medida el nivel de nuestros resultados a lo largo de nuestro trayecto, tanto laboral, profesional y personal; aprender a trascender nuestros límites, los cuales son impuestos de manera natural y constante por nuestra propia mente sería ampliamente diferenciador al cabo de tomar decisiones y ser mucho más coherentes en nuestros comportamientos, como bien se explica en el segundo hábito del libro los 7 hábitos de la gente altamente efectiva “Comenzar con el fin en la mente – Todo se crea mental y luego físicamente” .

En muchas ocasiones se nos ha dicho o en el mejor de los casos, hemos comprendido que nuestro comportamiento es el resultado de nuestro estado en todos los niveles, espiritual, personal, familiar, profesional. Y de allí surge el ideal de ser personas exitosas, reconocidas por nuestros logros y diferenciadas por nuestras capacidades.

Pero no sólo se necesita de modificar nuestros pensamientos, pareciera ser un cuento de hadas cuando nos venden la idea de que, al cambiar nuestros pensamientos, por arte de magia, todos nuestros resultados mejorarán; no, no solo se necesita de ello, también es de vital importancia hacer uso de nuestras actitudes y aptitudes, aferrarnos a ello nos ayudará a lograr una adecuada disciplina que a la larga irá dando resultados a medida que vamos avanzando en ese aspecto tan importante y fundamental para mejorar notoriamente nuestro desempeño; es entonces cuando somos obligados por nosotros mismos a pensar, a sacar de sí lo mejor que hay, a explorar todo nuestro potencial y entregarnos en cuerpo y alma a la mejora continua y a los resultados positivos, esto no quiere decir que no se falle, o que no se comentan errores y mucho menos que todo sea perfecto, pero si se puede asegurar que cada experiencia puede ser ampliamente gratificante, llena de aprendizaje y nos llevará a desarrollar aún más todas nuestras fortalezas… bien lo dice Stephen Covey “Las personas, familias, equipos y organizaciones forman su futuro con una visión mental y un propósito a cada proyecto”.

Las limitaciones sólo son ideas nuestras, son miedos infundados por la sociedad y el entorno, que por un amplio trayecto de nuestra vida se han fortalecido a tal punto de dominar a cabalidad nuestras emociones y decisiones, por eso se hace notable entender que la capacidad es la base de todo. Como lo decía Eric Berne: “Saber por qué hacer; saber cómo hacer; saber hacer”, pues la capacidad es conocer la teoría y la práctica de cada procedimiento, dominar los detalles, matices y variaciones, y también saber realizar” (Shinyashiki, 1996).

A medida que damos cada paso, con firmeza y decisión, comenzamos a construir el éxito, siempre teniendo un fin claro en la mente, el cual se solidifica gracias a nuestras capacidades, garantizando siempre la continuidad del éxito en sí mismo.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

 

Realizarnos derrumbando el fracaso

 Por: César Taborda A.

¿Es posible eliminar el fracaso?, Todos sin excepción hemos experimentado una de las sensaciones más crueles y thumb-440352_960_720difíciles de superar en la vida ¡El fracaso o el mismo temor a este!, por lo general las personas acostumbran apagar la luz de sus sueños a la primer caída, o por haberse adentrado en un sitio sin salida, llenando su mentalidad de miedos y desplazando esos sueños a un costado, situación que los lleva generalmente a ver todo lo que emprenden con limitación y dificultad en lugar de verlo como oportunidad y logro, es tortuoso saber que este nos inmoviliza y disminuye en diferentes aspectos, tanto en nuestras capacidades personales como nuestra calidad de vida, pero lo positivo de todas estas difíciles experiencias es que el mismo FRACASO nos lleva a vivir y determinar que en nosotros mismos esta la capacidad de derrotarlo o superarlo.

Cuando la persona fracasa, por simple instinto de supervivencia se queda quieto, deja de actuar, buscar e intentar los objetivos que pretende conseguir, pero realmente, cuando se entra en esa etapa de “autoprotección” lo que se logra es simplemente incrementar los problemas y la sensación de derrota en sí mismo.

Cada ser humano tiene la capacidad de decidir cómo quiere llevar su camino e impulsar su vida, es posible caminar con la mirada baja,  clavada al suelo o por el contrario, siempre tener la frente en alto y visualizar desde nuestro interior lo que queremos percibir, lograr y encontrar en cada paso dado, cuando se camina con la mirada puesta en los objetivos es más fácil determinar las decisiones que se deben tomar y a su vez subir cada escalón de aquello que buscamos lograr con mayor seguridad, puesto que es claro que atajos jamás encontraremos para lograr lo que queremos, siempre es necesario llevar a cabo una amplia dosis de esfuerzo, sacrificio, búsqueda continua, empeño y credibilidad en lo que hacemos, el poeta Antonio Machado dijo; “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”, y realmente es en ello en lo que debemos poner nuestro empeño, pues cada proyecto emprendido posee riesgos y a su vez posibilidades que nos permitirán fracasar o por el contrario triunfar rotundamente en nuestra vida, a continuación veremos algunas característica del fracaso y como determinarlo:

  • El fracaso es estancamiento disfrazado en miedos, temor a la crítica, temor a perder.
  • Para superar el fracaso, es necesario identificar cuáles son mis miedos, una vez tenga esto claro, puedo impulsarme con métodos que me permitan enfrentarlos y derrumbarlos.
  • El temor a fracasar paraliza.
  • La parálisis conduce a la inacción.
  • La inacción genera una baja en la autoestima y la autoestima baja te lleva nuevamente al miedo.

Todos sabemos que la vida tiene un sentido, y ese sentido se lo da cada uno, con sus acciones, sueños, proyectos y emprendimiento, pero también es inherente a esto evitar personas toxicas, que siempre ven errores y derrotas en donde hay grandes oportunidades, ellos te consumen energéticamente y te llevan a un abismo de tristeza, desolación, fracaso y auto destrucción por medio de excusas y miedos, inyectando desconfianza en cada decisión y paso que se da, y convirtiendo a una persona ampliamente capacitada en alguien vulnerable y lleno de temores y vacíos.

Encontrarse en un círculo vicioso, tóxico y con personas que siempre ven errores, siempre será más difícil pretender dar los primeros pasos para lograr lo soñado, se convierte en una completa odisea, es ahí entonces, cuando lograr lo esperado se vuelve una carga pesada y desgastante, donde se pierde la magia, e intentar subir cada escalón del triunfo deja de tener los ingredientes mágicos como la esperanza, el amor por esos sueños y la realización.

Los retos son los que hacen la vida interesante: superarlos es lo que hace que tenga sentido.

(Joshua J. Marine)

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Comprendiendo mi comportamiento mental

chess-2-1315674

Por: César Taborda A.

Querer modelar nuestra percepción del mundo y con ello nuestras ideas constantes lleva trabajo, sacrificio, esfuerzo pero primordialmente constancia, mucho se ha dicho acerca de la posibilidad de encontrar la felicidad gracias a cambiar nuestra mente y lo que en ella de manera constante depositamos y de la mano con ello la amplia posibilidad de transformar nuestra vida, para llevar a cabo este arduo proceso es necesario tener mucho más que iniciativa, es fundamental ser consecuente con lo que decimos y hacemos y tener amplia responsabilidad por nuestra conducta y lo que de ella se desprende a diario.

Ha habido ocasiones en las que he leído acerca de la Programación Neurolinguista (PNL), y si bien es un tema desconocido para muchos, también es una herramienta contundente y definitiva en el interés nuestro por cambiar hábitos comportamentales, este modelo tuvo sus inicios desde los años sesenta el cual pretende enseñar y direccionar la ilimitada capacidad de la mente humana.

El ser humano cotidianamente intenta cambiar su vida, trabajo y relaciones desde lo externo, olvidando que la solución y las decisiones reales siempre deben surgir desde su interior y no desde lo que el entorno me ofrece o marca en mi caminar, es importante entender que el entorno es una herramienta para yo definir mi comportamiento, modelo y estilo de vida, pero jamás será la solución para cambiar mis hábitos arraigados desde mi niñez, es allí donde trabaja la PNL, pues nos conduce a modificar creencias, comportamientos y hábitos que pueden afectar nuestro comportamiento y a su vez, nuestras relaciones y sueños.

Para desarrollar tus capacidades es de vital importancia entrenar tu mente, por medio de un pequeño tip que mencionaré al finalizar el artículo, antes de ello comprender que “La perseverancia es la mesa sobre la que se sirven los frutos del éxito”, es equivalente a transformar nuestras debilidades en esfuerzos constantes para atraer lo mejor a nuestra vida, comprendiendo que al valernos de perseverancia y esfuerzo podemos desarrollar grandiosas capacidades mentales para tener una vida más tranquila, exitosa y armoniosa.

Como recomendación, podemos llevar a cabo un ejercicio a diario, para de esta manera profundizar y mejorar de manera constante, no solo a nivel energético sino desde la información que le suministramos en el día a día a nuestra mente, agradecer a diario nos obliga a centrar nuestra mente en lo positivo del día a día y nos permite de esta manera visualizar cualquier situación difícil con ojos de aprendizaje, lo cual evitará que nos contagiemos de la enfermedad de la costumbre, que es la directa responsable de hacernos olvidar aquellas razones que tenemos para sonreír a diario.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Tu potencial, el tesoro más preciado

treasure-chest-619762_640

Por: César Taborda A.

En muchas ocasiones llegan a nosotros preguntas que nos llevan a autoevaluarnos y definirnos como personas, en lo personal, emocional, profesional, relacional e intelectual, todos estos aspectos, ampliamente interrelacionados entre sí, para conformar diversos pensamientos y comportamientos humanos, pero, de acuerdo a lo anterior, surgen interrogantes constantes como ¿Qué es lo que más quiero en la vida?, ¿Qué metas me gustaría alcanzar?, ¿Qué significado tiene para mí la palabra éxito? Y ¿Cómo lograr ese éxito tan anhelado?, es posible que al leer este apartado, te identifiques con un proyecto personal, profesional o deportivo, sin embargo, yo identifico lo anteriormente mencionado en una sola palabra, “Éxito” y es que ser exitoso, realmente implica de un aprendizaje continuo en todos nuestros aspectos, un disfrute constante de las oportunidades y a su vez de la capacidad de relacionarnos por medio de una actitud de servicio constante para con los demás, sea laboral, personal o formativo e infaltablemente AVANZAR HACIA NUESTROS PROPÓSITOS, derrumbando los temores que constantemente nos agobian, entendiendo que no podemos temerle al fracaso, porque siempre habrá una opción diferente para volverlo a intentar.

Como bien sabemos, en los avances científicos que ha logrado el ser humano, se ha podido detectar, que tenemos una riqueza incomparable para con los demás reinos de la naturaleza y que a su vez, nos abren puertas y grandes oportunidades en nuestro desarrollo. Es por ello que es demasiado importante entender que tenemos la capacidad mental de crear nuestro entorno, situaciones y experiencias, desde un punto de vista energético, que luego se convierte en algo tangible, como lo dice Sinek “Trabajar mucho para algo que no nos importa se llama estrés. Trabajar mucho para algo que nos encanta se llama pasión”, y la pasión es determinante a la hora de resolver los interrogantes que al comienzo relacionamos, pues de ella depende lograr el éxito contundente que necesitamos para estimular nuestras capacidades día a día, todo esto, de la mano de un concepto tan simple y sencillo como la FELICIDAD, la cual es una decisión y no una experiencia, porque realmente el Ser humano puede decidir ser feliz mientras camina contundentemente hacia sus propósitos, o puede decidir quedarse estancado, en la tristeza y decepción de no lograr en cierto momento lo que pretende.

Hace algunos días leí un libro muy interesante de Gerencia llamado “Administración en una página”, donde se hace profundidad en el comportamiento de las personas dentro de la organización y este mismo comportamiento y compromiso puede llevar a una organización a la cúspide del éxito o por el contrario al abismo de las pérdidas y la desgracia, es por ello que las empresas buscan actualmente un trabajo ampliamente colaborativo entre su recurso humano y que a su vez, estos se sientan complacidos tanto por los logros en conjunto como los logros personales y si mencionamos una a una, las experiencias que las personas pueden tener, podríamos redactar un libro emocionante para determinar las respuestas que cada uno tiene para su vida.

Con todo lo anterior, podríamos concluir diciendo que todo tiene un sólo fin, llevarnos al desarrollo personal, apoyados en las diversas oportunidades que la vida diariamente genera para nuestro aprovechamiento, pues como en su momento lo dijo Paulo Coelho, “No hay oportunidades únicas, la vida siempre de da otra oportunidad”, y es entonces cuando tenemos que estar abiertos al cambio, atentos a los acontecimientos y nuestro alrededor y sensibles de manera constante al aprendizaje.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com