Gestión de Talento Humano y Competencia Laboral

time-management-2059406_960_720

Por: Verny Wilson

Los cambios que el entorno laboral ha venido sufriendo como consecuencia de la globalización económica y el surgimiento de nuevas tecnologías, los cuales también estos  se han vinculado a nuevas exigencias en la formación académica, conocimientos, habilidades y actitudes de las personas; así como en la competitividad entre las organizaciones y lo que se espera de las mismas para adaptarse a este entorno cambiante y cada vez más demandante en relación a la calidad y productividad.

Las empresas han tenido que tomar acciones para mantenerse competitivas en el mercado laboral, un ejemplo de ello es que las compañías hace algunos años asumían un enfoque en el que su orientación era hacia la producción y tareas específicas de los colaboradores, se preocupaban únicamente por evaluar el desempeño y verificar que realizaran las tareas correspondientes a su puesto. Actualmente el enfoque se ha visto modificado ya que las compañías se basan en las competencias específicas que se requieren para enfrentar los desafíos actuales de la globalización y los cambios tecnológicos para así tener mayor éxito.

En miras de adaptarse a las nuevas demandas del entorno, las empresas requieren poner en práctica nuevas formas de gestión, organización, capacitación y desarrollo de los trabajadores, para utilizar de la mejor manera los recursos y lograr aumentar el éxito personal y de la organización. Las empresas han visto la necesidad de transformar y mejorar los sistemas de formación y capacitación de sus profesionales, ya que han identificado que el éxito de su empresa depende plenamente del desempeño de sus recursos, por lo que el capacitar a los mismos en relación a sus competencias no hace más que elevar su productividad y calidad.

Los recursos humanos en las organizaciones ahora necesitan poseer competencias que les permitan tener contacto y apertura con otras culturas, tener el deseo de estar en constante aprendizaje y actualización en relación a temas pertinentes tanto a su profesión, como de otras áreas del negocio, de lo contrario al hacerse obsoletos los procesos y tecnología la persona se verá directamente perjudicada al no lograr acoplarse al mismo nivel de exigencia de su entorno.

Una empresa que no se preocupe por su talento humano, por el desarrollo y capacitación del mismo ira inevitablemente al fracaso, ya que los recursos humanos son la razón de ser de una empresa. Las “entidades inteligentes” se enfocan en identificar las habilidades, destrezas y conocimientos que poseen sus colaboradores para obtener el máximo provecho de estas en el cumplimiento de los objetivos estratégicos; capacita y desarrolla a su gente en las competencias necesarias para el entorno en el que se desenvuelven.

Con el propósito de competir y lograr mantenerse activas en el mercado laboral, sin ser reemplazadas por otras organizaciones, las compañías deben cuestionarse como pueden ser más eficientes. La respuesta es establecer competencias generales en sus colaboradores que les permitan enfrentar el mundo globalizado y los cambios tecnológicos tales como la innovación, adaptabilidad al cambio, resolución de conflictos, enfoque al cliente e iniciativa, al igual que las competencias específicas requeridas en los puestos de trabajo, considerando el plan estratégico de la empresa.

Las competencias que posean los empleados serán determinantes y esenciales en el cumplimiento de los objetivos del cargo y de la empresa, ya que ayudan a tener claridad de lo que se espera de cada colaborador y de cómo sus funciones impactan directamente al cumplimiento de la visión empresarial. Muchas veces las personas realizan tareas sin saber para qué son realizadas o su grado de importancia y es por esto que muchas no se encuentran comprometidas. Un trabajador que sepa lo que se espera de él es más eficiente y motivado que aquel a quien se le asigna un puesto y no se le ubica en el marco de la organización. Es así como las evaluaciones de desempeño que se realicen tendrán más sentido en cuanto a su aporte a los objetivos que en cuanto a su simple cumplimiento de jornada laboral y los planes de capacitación se podrán enfocar directamente a lo que es realmente necesario para alcanzar los objetivos.

Los mecanismos de incentivo se pueden ligar mucho más fácilmente al logro de objetivos mediante los niveles en que se tenga una competencia y serán claros para el trabajador y empresa. Las posibilidades de promociones laborales dentro de la compañía, también podrán ser juzgadas de una mejor manera al conocer las competencias requeridas en otras áreas de la empresa para determinar si la persona será apta para ser promovida.

En la medida que se trabaje sistemáticamente en el desarrollo de las competencias, las empresas se robustecen con el desarrollo de su talento humano y de esta forma se minimiza el impacto que va causando tanto la globalización como los cambios tecnológicos que se van produciendo con el pasar del tiempo, teniendo como consecuencia que las personas sean aprovechadas al máximo en las tareas en las que pueden ser más exitosos debido a las competencias que poseen.

Verny Wilson

Email: verny.wilson@gmail.com

LinkedIn: Verny Wilson

Redes sociales como herramienta de aprendizaje en ambientes virtuales

Por: Verny Wilson14380476210_4a66ee14a2_b

De los años ochenta hacia atrás, nadie se imaginaba otra forma de aprendizaje más útil y popular que los trasmitidos en los textos de papel, como libros, enciclopedias, revistas, etc. Pero hoy el mundo ha cambiado y seguirá evolucionando, y ya podemos destacar la importancia del uso de las redes sociales para favorecer el aprendizaje y la construcción de conocimiento, así como la tecnología está revolucionando las metodologías de enseñanza-aprendizaje.

En las organizaciones se está fortaleciendo el e-learning en los procesos de formación, dando importancia a los modelos educativos para el desarrollo de competencias de los futuros profesionales con un enfoque integral y emprendedor, formar competencias básicas y transversales, como: habilidad comunicativa, espíritu emprendedor, humanismo, investigativo y tecnológico.

El desarrollo de las competencias se debe hacer de forma integral, buscando desarrollar habilidades de aprendizaje autónomo, autoconcepto, autorregulación, autogestión. Como podemos ver, la tendencia es que individuo debe buscar por si solo su desarrollo, al haber tanta información en la web, cada persona debe aprender a buscar y encontrar lo que es útil y valido entre tanta información.

La competencia comunicativa se refiere al lenguaje requerido para intercambiar, negociar, compartir ideas, pensamientos y sentimientos; además se puede indicar como la capacidad de expresar, interpretar, escuchar y producir información y conocimiento al contacto con el entorno.

El reto de las áreas de capacitación de las organizaciones es analizar cómo lograr incorporar exitosamente en la vida educativa el aporte de las redes sociales, para generar un espacio colaborativo y participativo de construcción del conocimiento, a través de entornos personales de aprendizaje y sistemas de gestión de aprendizaje.

Se requiere adaptar las metodologías de aprendizaje a medios tecnológicos, permitiendo al estudiante trabajar, interactuar y crear, lo cual tendrá repercuciones positivas para su carrera profesional y laboral.

Otro elemento que hay que desarrollar de forma simultánea son las competencias de los profesores y tutores, para garantizar que establezcan metodologías basadas en tecnología, y sean capaces de interactuar y comunicarse efectivamente con los estudiantes, logrando un proceso de transferencia de conocimientos y uso efectivo de las competencias.

Con la globalización y el avance tecnológico, se dice que las personas se unen, porque las distancias se hacen más cortas, podemos hablar con una persona que este al otro lado del mundo en cualquier momento, pero también se ha demostrado que este avance tecnológico tiene un efecto que nos aleja de las personas que tenemos cerca. Por este motivo es necesario tener cautela en cuanto a la implementación de e-learning y otros procesos de aprendizaje donde se requiere el uso de ambientes virtuales, en las aulas de las universidades, los hogares y empresas, ya que por desarrollar algunas competencias podemos descuidar características esenciales del ser humano.

Como en todo en la vida, se requiere un balance, es necesario desarrollar habilidades, conocimientos y actitudes que permitan competir en un ambiente profesional, sin dejar de lado las relaciones humanas.

Las organizaciones deben tener la capacidad para desarrollar metodologías de aprendizaje donde el colaborador pueda ser protagonista del aprendizaje y de su estrategia de estudio, permitiéndole llegar a un ambiente profesional donde pueda demostrar o aplicar las competencias desarrolladas en el ambiente laboral, logrando ser apto de trabajar basado en objetivos, con baja supervisión e independencia.

Verny Wilson

Email: verny.wilson@gmail.com

LinkedIn: Verny Wilson

Gestionando el conocimiento de las organizaciones

mark-516277_960_720

 

Por: Verny Wilson

Constantemente se nos recuerda que estamos en la era del conocimiento, en donde el que tiene el conocimiento, automáticamente se vuelve en una ventaja competitiva y un elemento diferenciador a nivel individual como colaborador y a nivel empresarial.

El conocimiento, para una organización, puede conceptualizarse como un proceso simultáneo de conocer su entorno y de intervenir dinámicamente en este, apoyado en su experiencia (años en el mercado) y sus habilidades, este proceso incluye sus valores, actitudes y creencias. Es por esto que la alta gerencia debe establecer estrategias acertadas en el desarrollo del proceso de creación de conocimiento organizacional, que debe entenderse como la capacidad de una compañía para generar nuevos conocimientos, difundirlo entre sus empleados y materializarlos en productos tangibles o intangibles. Este proceso brinda como resultado al interior de las empresas, la generación de su Capital intelectual.

La gestión del conocimiento, debe verse como un esfuerzo continuo y organizado para que el capital intelectual de la organización y la creación de una cultura de aprendizaje se fundamenten en el conocimiento existente y en su desarrollo futuro.

Hoy en día la mayoría de las empresas consideran el conocimiento como uno de sus activos más valiosos. Es interesante el hecho de que aunque en el transcurso de la historia el conocimiento ha estado presente y se ha administrado, solo hasta ahora se está reconociendo como algo valioso y se están invirtiendo enormes cantidades de dinero en su gestión, lo cual implica, hacer diagnósticos permanentes, implementación y evaluación de la eficacia de las capacitaciones.

Por la velocidad a la que cambian las condiciones, en las que se mueve las organizaciones ya no es efectivo transferir y administrar el conocimiento con los métodos tradicionales. Lo anterior nos obliga a pensar fuera de la caja y dejar a un lado, como siempre se ha hecho, para abrirle campo a como se requiere que se haga hoy, buscando la mejor metodología y herramientas para: enseñar y aprender.

Algunos de los retos de la gestión del conocimiento son:

  • La tecnología de la información, que ha puesto al alcance de las empresas las herramientas necesarias para lograr un manejo adecuado del conocimiento. Aplicaciones como los sistemas de administración de documentos, el correo electrónico, la videoconferencia, los grupos de discusión, los ambientes electrónicos compartidos, etc.
  • Cultural y personal, se refiere a creencias muy arraigadas en la mente de una sociedad en particular, lo cual requiere apoyo decidido de todos para cambiarla, generar políticas y nuevas normas que institucionalicen los procedimientos necesarios para que la información y el conocimiento no se pierda. Pero lo anterior se puede lograr solamente en la medida en que se refuerce ese tipo de comportamiento mediante un esquema de recompensas y se elimine el comportamiento contrario mediante un esquema de sanciones.
  • Finalmente está el reto de la organización, en donde las empresas deben dedicar esfuerzo y personal para administrar sus recursos de conocimiento. Un paralelo entre estas dos actividades de administración de recursos debe lograrse si se desea crear una organización fuerte y perdurable en el tiempo.

La próxima vez que es enviado a una capacitación, recuerde que usted es un gestor del conocimiento, así que su enfoque debe ser aprender para después enseñar a otros.

Verny Wilson

Email: verny.wilson@gmail.com

LinkedIn: Verny Wilson

Disfrutemos y valoremos el trabajo

Por: Verny Wilson

El trabajo es una actividad remunerada que por lo general llevamos a cabo de manera tanto individual como colectiva para satisfacer nuestras necesidades básicas y vivir una vida con dignidad, es decir, otorgándonos la posibilidad de realizarnos como seres humanos en el sentido integral de la palabra.

El trabajo hay que verlo como una gran posibilidad para hacer crecer nuestros talentos, que talvez en otras circunstancias no tendrían en ambiente y necesidad de ser desarrollados.

La vida laboral ocupa una parte importante de nuestro tiempo diario, y en esa medida nos exige relacionarnos de manera permanente con determinadas personas, especialmente con aquellas con las que llevamos a cabo las tareas que nos asigna la empresa a la que pertenecemos.

Lo mismo que en la familia o en el colegio, en el trabajo es preciso dar grandes muestras de respeto, tolerancia y sentido de la colaboración y la armonía en el manejo de nuestras relaciones interpersonales, ya que de ellos depende que logremos superar las complejas dificultades de todo tipo que suelen presentarse en el desarrollo de la construcción de obras, la celebración de los negocios, la prestación de servicios o cualesquiera otra cosa que sea la actividad empresarial en que estemos involucrados.

Si queremos ser exitosos y felices en nuestro trabajo debemos recordar que no estamos solos, que la pequeña, mediana o gran empresa para la que trabajamos, es el resultado del esfuerzo de un cierto número de personas, todas igualmente valiosas, las cuales por sus vínculos tanto laborales como afectivos crecen y construyen progreso juntas, no solo para ellas mismas, sus familias y su empresa, sino para la sociedad en general.

Por lo tanto piense en lo que usted hace, piense en como los puede hacer mejor. Impóngase una meta que le exija un poco más de usted y haga… que las cosas sucedan.

Usted puede mejorar sus habilidades cualesquiera que estás sean, sea lo que usted haga, siéntase cada vez más orgulloso del trabajo que desarrolla; y entonces solo entonces, las palabras que escuchamos a diario: Calidad, Servicio, Justo a Tiempo, Valor Agregado, Excelencia… se referirán a usted y a lo que usted haga.

Pero solo ocurrirá, si usted decide dar la milla extra en todo lo que emprende diariamente en la vida personal y laboral, esperando que estas acciones motiven y contagien a las personas que nos rodean y de esta forma, crear ambiente en donde genuinamente se disfruta en trabajo, al mismo tiempo que creamos una sociedad más estable y saludable.

Verny Wilson

Email: verny.wilson@gmail.com

LinkedIn: Verny Wilson

No dejes de soñar

5371077178_a01d2ea3e2_o (1)

Por: Verny Wilson

El ser humano tiene la capacidad de alcanzar grandes cosas, esto lo vemos desde el inicio de la vida al unirse el espermatozoide con el ovulo, se da el comienzo de la gestación de algo extraordinario: usted y yo.

Con solo la evidencia que existimos, ya tenemos argumentos de que podemos soñar en cosas extraordinarias, ya que fuimos diseñados para aprender y superar los obstáculos que nos presenta la vida.

Hay muchos sucesos que hemos pasado y lo vemos tan natural que perdemos de vista que hemos tenido la capacidad de construir y hacer, mientras que vencemos los obstáculos.

Desde pequeños a una muy temprana edad, aprendimos a caminar, no sin antes experimentar múltiples caídas, pero al final se pudo lograr y en poco tiempo ya estábamos incluso corriendo y listos para enfrentar otro reto.

Sin estar en la escuela, ni pagando clases particulares, aprendimos a descodificar todo lo que estaba pasando alrededor de nosotros, logrando expresar nuestras primeras palabras, es decir tuvimos la capacidad de aprender un idioma.

Con los ejemplos anteriores se ilustra la capacidad que tenemos para alcanzar grandes metas a pesar de las adversidades o circunstancias; por lo que es tiempo de elevar las anclas de nuestros sueños y empezar a movernos hacia el logro de los mismos.

Los sueños, es aquello que queremos lograr en el futuro, que requiere esfuerzo y trabajo inteligente, pero que se puede hacer realidad, ya que no es una ilusión o espejismo.

No debemos dejar de soñar, porque es una fuente interna de motivación permanente que nos impulsa a buscar lo que necesitamos y podemos lograr con nuestros talentos y competencias, los cuales, si no los ponemos a funcionar se estancan, habiendo podido llevarnos a lograr aun aquellos sueños que al inicio parecían imposibles.

Atrévete a soñar y lo primero que tienes que hacer es desempolvar aquellos sueños que tenías, los que por una u otra razón, ya que no estás trabajando en ellos para hacerlos una realidad.

  • Escríbelos y ubícalos en un lugar visible, como recordatorio e inspiración de lo que quieres lograr.
  • Desarrolle un plan de acción con su respectivo cronograma
  • Póngase pequeñas metas que te vayan acercando a tu sueño, avanzando un peldaño a vez.
  • Celebre los lograr, como un elemento motivacional, y de una vez se debe seguir avanzando.
  • Pide ayuda a personas de tu confianza si requieres algún consejo para avanzar en el proceso de logro de sus sueños.
  • Sea positivo y persistente, hasta ver sus sueños hechos una realidad.

El camino puede ser duro y cansado, pero al final vale la pena luchar por lo que uno quiere y le pertenece: TUS SUEÑOS.

Verny Wilson

Email: verny.wilson@gmail.com

LinkedIn: Verny Wilson

Desarrollando la autoestima hacia el éxito

4714974989_d3b5d3dfbf_o

Por: Verny Wilson

Siendo la autoestima la imagen que se tiene de sí mismo, cuando una persona tiene una adecuada imagen de sí mismo los demás percibirán seguridad, confianza y un aplomo que se basa en una motivación intrínseca. Lo anterior es un ingrediente importante para ser exitosos en cada proyecto que emprendemos y en la vida en general, ya que para alcanzar nuestros sueños, primero debemos estar convencidos de tener la capacidad de hacerlos realidad.

A veces debemos mirarnos en el espejo y dialogar con esa persona que vemos para recordarle que si se puede hacer realidad esos proyectos y sueños que hemos deseado, porque en ocasiones el miedo o duda sobre nosotros mismos nos paralizan.

Cuando trabajamos y desarrollamos la autoestima, empezamos a ver cambios en la imagen que se tiene de sí mismo, lo cual genera que nos vean con otros ojos y esto hace que se  transmita confianza a las personas que nos rodean, sean estos familiares, amigos, compañeros y clientes externos.

Para aumentar la autoestima, hay que empezar a alimentar el alma, a recuperar el balance en la vida y soltar las amarras del pasado, perdonándose y aprendiendo de los errores cometidos, buscando alcanzar las metas de la vida personal y laboral.

La autoestima es importante porque es nuestra manera de percibirnos y valorarnos, y de esta forma se moldea nuestras vidas. Una persona que no tiene confianza en sí misma, ni en sus propias habilidades y destrezas, puede ser por varias razones, como ejemplo, puede ser por experiencias que así lo han hecho sentir o por mensajes de confirmación o desconfirmación que son trasmitidos por personas importantes en la vida de ésta, que la alientan o la denigran.

Otra de las causas por las cuales las personas llegan a desvalorizarse, es por la comparación con los demás, destacando de éstos las virtudes en las que son superiores, por ejemplo: sienten que no llegan a los rendimientos que otros alcanzan; creen que su existencia no tiene una finalidad, un sentido y se sienten incapaces de otorgárselo; sus seres significativos los descalifican y la existencia se reduce a la de un ser casi sin ser. No llegan a comprender que todas las personas son diferentes, únicas e irrepetibles, por lo que se consideran menos que los demás.

Por todo lo anterior, hay algunas recomendaciones prácticas que recomendamos para desarrollar la autoestima hacia el éxito:

1- Aprenda a perdonarse, a reconciliarse con usted mismo.

2. Elimine de sus pensamientos frases que te limitan como, “yo no puedo”, yo no sirvo, etc. Es mejor incluir frases constructivas y positivas, que apoyen a tener una buena autoestima, como: “tengo un propósito en la vida y voy a trabajar para lograrlo”, si puedo y tengo la capacidad para lograrlo”, etc.

3. Esté seguro que siempre se puede cambiar y mejorar, solo se necesita tomar la decisión de hacerlo, teniendo claro que hay cosas que hay que desarrollar y soltar, los cuales requieren tiempo.

4. Deje de mirar hacia atrás a cosas que te mantienen en el pasado del fracaso y mire hacia las grandes oportunidades del futuro.

7. Recuerde que la perfección no existe.

8. Aprenda a lo bueno de la gente y deseche lo negativo.

9. No deje de superarse, invierta en su desarrollo persona.

Ahora si, a trabajar se ha dicho, que hay un gran futura hacia adelante.

Verny Wilson

Email: verny.wilson@gmail.com

LinkedIn: Verny Wilson

Manejo de conflictos, buscando relaciones ganar – ganar

trophy-83115_960_720

Por: Verny Wilson

En la actualidad las personas se desarrollan dentro de diferentes ambientes, tanto a lo interno como a lo externo de las organizaciones, lo cual hace tener necesidades y buscar respuestas a estas, en donde las personas enfrentando sus problemas podrán determinar cómo afrontar las diferentes situaciones que encontrarán alrededor de sus vidas y organizaciones.

Un conflicto se da cuando dos o más personas quieren la misma cosa u objetivo en particular el cual le sirva de instrumento o mecanismo que le motiva para obtenerlo, lo cual no es malo, si se aprende a negociar buscando tener un resultado, ganar – ganar ante las situaciones  y conflictos; y entre mayor sea este tipo de eventos mayor debe ser nuestro motivación para buscar la solución.

Ahora bien como se dice para toda acción debe haber una reacción, en el día a día vivimos una gran batalla y al igual que en el pasado se usan tácticas para conseguir los objetivos y es por eso que encontramos la parte practica en la resolución de conflictos en la que podemos decir que cada persona tiene una misión a nivel de una negociación y la otra persona será un obstáculo para que ella lo pueda cumplir.

Siempre hay que buscar una forma positiva para solucionar los conflictos y no hay nada mejor que buscar en la historia las grandes enseñanzas que nos han legado otros para la resolución de problemas, sin embargo también se recomienda solicitar ayuda a terceros que tengan experiencia reconocida en estos temas.

Ahora bien en cualquier organización encontraremos estructuras y formas para desenvolverse con otras personas, que son sus valores y en la medida que todos y en especial los lideres empiecen a vivir los valores de la organización como suyos con mayor necesidad buscaran la forma de mantenerlos a través del tiempo, sin embargo la diferencias que se suscitan en la interpretación de cada valor creara diferencias  de criterios y por consiguiente conflictos.

Durante los tiempos de cambio es más propensa a encontrar conflictos en todas áreas de la organización por lo que no podemos decir que existe una sola fuente de conflictos y que unas son más importantes que otras, una forma importante para tratar los conflictos es la identificación de las fuentes, y mediante una buena negociación se puede obtener concesiones en las que se logre que las partes cedan, eso sí en esta parte de la negociación se debe tener bien claro la imparcialidad, pues no se puede ser juez y parte en un conflicto.

Si un conflicto es bien manejado o sea con liderazgo adecuado y de forma correcta no hay que temer a condiciones que tienden a trasformar conflictos pequeños en conflictos mayores, la experiencia que se obtiene a través del tiempo hace que uno pueda identificar esta corriente de cambio.

Para el manejo de conflictos y negociación se puede indicar una serie de consejos como:

  • Trabajar en un ambiente de confianza.
  • No generar prejuicios.
  • Promover una participación activa
  • Mantener canales adecuados de comunicación.
  • Tener líderes que asumen el roll de mediadores
  • Reforzar los valores organizacionales

Para finalizar podemos indicar que el manejo de conflictos implica movimiento y  acción, en donde buscamos conciliar nuestras diferencias, con los demás y la organización. Si asumimos una actitud positiva e innovadora que nos hace ejercer un liderazgo que busca alinear a todos en relaciones ganar – ganar en un mundo cambiante que demanda cada día más, se debe prestar atención a esos pequeños grandes detalles que lleve a las personas a tener relaciones Ganar-Ganar, en donde habrán conflictos, pero también confianza.

Verny Wilson

Email: verny.wilson@gmail.com

LinkedIn: Verny Wilson

Liderarse a si mimo, el inicio de una gran conquista

identity-795295_960_720

 

Por: Verny Wilson

Generalmente al terminar el año tendemos a evaluarnos, para determinar que provechoso fue el año en todas las áreas de la vida: físico, mental, laboral, familiar, espiritual, financiero, etc.

A partir de los resultados de esta evaluación, nos podemos sentir exitosos porque obtuvimos la mayor parte de muestras metas o decepcionados porque no se alcanzó lo propuesto en el año.

Consideramos importante plantear que toda gran conquista en la vida, inicia con esa persona que vemos reflejada en el espejo. Todo inicia con nosotros mismos y las acciones que hacemos diariamente para avanzar nuestros objetivos.

Desde esta postura quedan afuera las excusas, dirigidas a otras personas y circunstancias para justificar que no hemos llegado donde queríamos estar. Hacer un alto en el camino para ver que ajustes debemos hacer para conquistar aquellas cosas que hemos soñado, será de gran provecho.

Como personas, todos tenemos un gran potencial, estamos equipados con la materia prima a nivel de talento para alcanzar todo lo que nos proponemos, eso sí, hay que trabajar de una forma enfocada y persistente para ser cada día mejores personas y profesionales.

Para liderarse a sí mismo, se debe tener claro que hay que invertir tiempo de calidad en uno mismo, buscando primero tener claro quiénes somos, cual es nuestra misión y visión en la vida. Con solo estas primeras preguntas, ya tenemos una gran tarea por delante, por lo se debe sacar un rato para poner por escrito estos elementos que van a ser como fundamentos iniciales, a partir del cual vamos a movernos hacia adelante con una motivación intrínseca.

Con frecuencia, vemos a otras personas  y tenemos claridad de quienes son, pero cuando nos preguntamos quienes somos, muchas personas no saben que responder, surgen dudas y lagunas existenciales, que en ocasiones no se quiere enfrentar, ni responder por múltiple circunstancias que cada persona debe trabajar y resolver, buscando siempre alcanzar su máximo potencial.

La misión tiene que ver con nuestro propósito, la razón se ser, el por qué estamos en la tierra. Mientras que la visión es esa imagen clara de donde queremos estar en el futuro, debe ser retador y alcanzable, en donde se debe hacer un esfuerzo constante para salir de la zona de confort y desarrollar nuestro talento para alcanzarla.

La humildad es otro elemento necesario para liderarse a sí mismo, en donde se sabe y admite cuáles son las fortalezas y áreas de mejora, estableciendo un plan de acción para desarrollar las áreas de mejora, mientras se continua estimulando las fortalezas.

Es hora de subir la barra en cuanto a nuestra autoexigencia, en donde debemos preguntarnos con frecuencia, si estamos dando nuestro mayor esfuerzo y de esta forma conquistar todo lo que está a nuestro alcance, en todas las áreas de la vida.

Es hora de lanzarse a conquistar eso que parecía imposible, dando pasos firmes de autoliderazgo.

Verny Wilson

Email: verny.wilson@gmail.com

LinkedIn: Verny Wilson

El cambio: la centrifuga que nos obliga a mejorar

arrows-709731_640

Por: Verny Wilson

Cada de día se escucha que nos encontramos en procesos de cambios continuos, que las personas deben estar dispuestas a romper paradigmas para ser cada vez más flexibles, ajustándose a un mundo tan cambiante que a veces podemos sentir que estamos metidos en una centrifuga que cada vez gira más rápido.

Las organizaciones, en general, se encuentran demandadas desde adentro y desde afuera por cambios efectuados en el entorno o por necesidades de cambio. Cuando se hace referencia al cambio, se piensa inmediatamente en hacer las cosas de una forma diferente para producir o lograr una mejora.

Los cambios por lo general modifican las formas de pensar, de actuar, estilos de vida, actividades individuales y colectivas. En el ámbito organizacional, el cambio es inminente, o se cambia o el sistema te saca, movidos por la tecnología, la globalización, la fuerza laboral cambiante, los cambios generacionales, las crisis económicas, las tendencias sociales, la política mundial, etc.

La tecnología ha sido uno de los elementos que impulsa el cambio, la introducción de nuevas tecnologías de información y comunicación en las organizaciones, ha llevado a simplificar la acción humana, buscando aumentar la productividad, pero a la vez tiene un efecto en el ser humano que cada vez tiene menos tiempo para interactuar con otras personas, y se enfoca más en las relaciones a través de aparatos electrónicos, donde la tecnología encierra un importante volumen de conocimiento acumulado y una buena parte del proceso escapa a nuestro control directo, se encuentra bajo el control de sistemas expertos, cuyas lógicas podemos llegar a comprender, pero la posibilidad de modificar o intervenir en las mismas, no se encuentra accesible al usuario común.

En el pasado, la intervención humana en el proceso de trabajo exigía una mayor participación y uso de habilidades variadas, trabajar siempre en contacto con atrás personas, hacer viajes para poder acordar estrategias de trabajo, para supervisar el trabajo, entre otras.

Otro elemento importante en los procesos de cambio son los entornos multiculturales, los cuales demandan que las políticas y prácticas de recursos humanos promuevan cambios para mantener o identificar una fuerza de trabajo más diversificada.

Para obtener cambios efectivos es fundamental el apoyo gerencial para iniciar, desarrollar y mantener hasta su conclusión, cualquier programa de mejoramiento y desarrollo organizacional.

El ambiente ideal que se debe gestionar es aquel dirigido a estimular una actitud o estructura mental positiva que tenga, a la vez, un efecto saludable en la motivación del individuo de participar en el cambio y la innovación, logrando que el colaborador lo vea como parte de su ADN y con muchas ganas de seguir mejorando lo que hace cada dia.

Verny Wilson

Email: verny.wilson@gmail.com

LinkedIn: Verny Wilson

Marcando la cancha de la organización con valores

1765162_c69d39db

Por: Verny Wilson

Generalmente cuando se entra a las instalaciones de una empresa, uno de los primeros elementos representativos de la misma es un recuadro con los valores de la empresa, también se colocan en los pasillos y salas de reuniones.

Es importante preguntarnos: ¿qué son los valores y para qué sirven en una organización?

Podemos definir los valores como criterios de lo deseable, que se establecen como guías de conducta en la búsqueda de un fin. Se puede decir que contienen elementos de juicio en el que transmiten las ideas de un individuo como lo que es correcto, bueno o deseable.

Los valores deben ser vistos y desarrollados como elementos estratégicos donde se establecen los lineamientos esperados en cuanto a conductas se refiere, es como marcar la cancha o el terreno. Si lo vemos de forma analógica, antes de iniciar un juego todos los integrantes deben conocer y tener bien claro las reglas, sistema de puntuación, posibles situaciones o jugadas que pueden generar una sanción leve, grave y hasta una expulsión. Cuando todos los integrantes dominan las reglas y las respetan, el  juego normalmente transcurre en un buen ambiente y todos disfrutan al máximo.

Lo anterior es lo que debe generar los valores puestos en acción en una organización, un ambiente donde todos se relacionan siguiendo los principios de los valores compartidos, es decir las reglas que aceptaron al ingresar a la empresa o en el momento que se establecieron.

Entonces podemos afirmar que los valores ayudan al establecimiento de los fundamentos de la filosofía organizacional que sirve de marco referencial para el pensamiento, la toma de decisiones, en la atención al cliente, en toda la gestión y las acciones de los colaboradores, siento los lideres quienes deben en primera instancia ser modelos de las conductas esperadas de cada valor.

Los valores organizacionales son expresados en los lemas, logotipos, símbolos, comunicados, estrategias de motivación, etc., en forma clara y sencilla para que sean fácilmente entendidos e interpretados, logrando su identificación y el moldeo del comportamiento de todos los miembros de la organización. Los líderes tienen como tarea aclarar el sistema de valores que deben ser parte del ADN de una empresa.

Es fundamental poner en acción los valores, trabajando en su operacionalización en términos de actitudes y comportamientos por lo que se recomienda describir los valores en términos de conductas observables y medibles que permite hacer tangibles la expresión de sus resultados, facilitando así la evaluación de su aplicación.

Para finalizar, si los valores realmente logran ser parte de la cultura organizacional y compatible con la misión, objetivos, políticas y estrategias organizacionales, contribuirán a la excelencia organizacional, que en un mundo tan competitivo vale la pena intentar marcar la cancha y motivar a todos a meterse de lleno dando su mejor esfuerzo cada día.

Verny Wilson

Email: verny.wilson@gmail.com

LinkedIn: Verny Wilson