Construyendo un perfil superador del Especialista de RRHH

Jornada en la Cámara de Comercio de Madrid

Atento a los planteos que venimos haciendo desde el centrarse en valores para considerar un liderazgo que genere la alineación cultural y los cambios que las empresas necesitan, proponemos ahora los lineamientos del perfil de especialista en recursos humanos. Para ofrecer un modelo concreto, se plantea a modo de síntesis las competencias del especialista agrupadas por bloques genéricos. Esto puede ser revisado, adaptado, mejorado, además se entiende, que así debería ser, pues cada persona, formación, industria, cultura lo requiere.

El “cortar pegar” que tanto se generaliza algunas veces, debería ser descartado, “no hay recetas” y si las buscamos es un camino contrario al aquí expresado. Se está delineando el ser profesional, sin dejar de buscar formas nuevas, enfatizando en las exigencias del rol, que impone ser realista sin perder la visión de crecimiento, ser serio sin perder el humor y el optimismo. Es una invitación a reconstruir la propia historia de vida y determinar cómo se compartirá con una organización y su gente, siempre con sentido de alineación que implica fundamentalmente compartir metas, proyectos, objetivos, valores, compromisos, planes de acciones, logros y resultados.

Es lo que se necesita enseñar en función primero a la práctica en uno mismo, trasladarla luego a los demás y retroalimentar infinitamente el aprendizaje potenciando el “yo y el nosotros”.

Para presentar este modelo se definen tres valores inspiradores:

  • Protagonismo: Liderar desde el ejemplo.
  • Alineación estratégica: Liderar desde el enfoque estratégico.
  • Transformación: Liderar desde la generación de valor.

Sobre los mismos seguiremos construyendo el perfil superador…

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo Argentina

Amargarse la vida con ideas irracionales: Ejemplos reales

5621720708_3e3b9c45c1_z

Hace un tiempo asistí a un taller de autoestima organizado por la entidad en la que colaboraba como voluntaria. Uno de los días estuvimos hablando de las “ideas irracionales”.

 

Son esos pensamientos, conscientes o no, los que pueden llegar a convertir nuestra vida en un auténtico fracaso. Sí, he dicho conscientes o no. Porque la mayoría de pensamientos son completamente inconscientes. Están tan arraigados en nosotros que directamente ni los “oímos” en nuestra cabeza. Por eso muchas veces creemos que nuestros fracasos son fruto del azar, de las circunstancias o de otras personas, como dije al principio.

Como decía, uno de los días estuvimos analizando esas “ideas irracionales”. Al final de la sesión teníamos que comunicar al resto qué conclusiones sacábamos de la sesión, y la mía fue que la mayoría de las veces nos ahogamos en un vaso de agua. Situaciones que podrían ser tremendamente sencillas simplemente pensando sobre ellas de forma diferente, las transformamos en complicadísimas y muy dañinas para nosotros.

Uno de los asistentes al taller era Javier, un chico muy agradable que tenía un grave problema de “exceso de responsabilidad” por su familia. Su creencia irracional consistía en pensar que tenía la obligación de procurar que sus padres y su hermana estuvieran bien y no sufrieran por nada. Creía que si no estaba pendiente de ellos, les iba a pasar algo malo. Y claro, su familia acabó creyéndoselo también. La dependencia que se ha creado entre ellos a lo largo de los años estaba ahogando sobremanera a Javier. Necesitaría tomar distancia de su familia para dejar de padecer tanto, pero de momento era incapaz, porque una y otra vez, ese pensamiento recurrente de que debía estar por ellos no le abandonaba. Llegaba a sufrir tremendos dolores de estómago que le hacen vomitar y estar tirado en la cama durante varios días cuando alguien de su familia le hacía sentir culpable por algo que había dejado de hacer por ellos en un momento dado. Una sola creencia irracional le estaba paralizando y le estaba afectando en muchos otros aspectos de su vida, como la pareja o el trabajo, por ejemplo.

Otro caso era el de Erika. Encantadora mujer que vive con su madre, con su abuela y con su hija, que tiene parálisis cerebral. Erika fuera de su casa es una mujer de carácter alegre, segura de sí misma, optimista… Pero en cuanto entra por la puerta se vuelve arisca e insegura. Tiene grandes discusiones con su abuela, quien no parece comprender que Erika necesite tener un espacio para sí misma aparte de su familia. La abuela sabe cómo hacerla sentir culpable y que renuncie a hacer cosas fuera de casa para “no tener que oír el discurso de su abuela”. Y por tanto la abuela siempre se sale con la suya. sabe que Erika se dirá a sí misma que es mala si se va por ahí y deja a su hija “sola”, cuando en realidad la niña puede estar perfectamente sin su madre un rato, teniendo en cuenta que en la casa también están las otras dos mujeres. ¿Qué pasaría si Erika dejara de escuchar a su abuela y se fuera al gimnasio todas las tardes, o saliera un rato el sábado por la noche con sus amigas? Ella sabe que no pasaría absolutamente nada malo con su hija, y así nos lo comunicó en el grupo. Pero le afecta tanto el sentimiento de culpabilidad por lo que se dice a sí misma a causa de su abuela que no sale nunca. Y eso la hace sentirse a disgusto cuando llega a casa.

Cambiar el chip y empezar a pensar de forma racional frente a las situaciones difíciles, es bastante complicado cuando llevas años y años pensando de forma irracional. Pero no es imposible. Lo primero que hay que hacer es comenzar por probar a “hacer como si” ya pensáramos de forma diferente e imaginarnos qué es lo que podría pasar. ¿Qué es lo peor que me podría pasar o que les podría pasar a los demás si hiciera esto de esta forma en lugar de esta otra? Las respuestas pueden sorprendernos enormemente. Luego se trata de empezar a hacer cosas diferentes poco a poco. Erika o Javier no se van a atrever a actuar de forma radical de un día para otro. No están preparados y acabarían sintiéndose mal de nuevo. Pero planteándose como objetivo pequeños cambios, al final se habrá dado por sí solo el “gran cambio”. El definitivo que les haga sentir por fin, bien consigo mismos y por tanto exitosos frente a la situación.

Una persona exitosa es la que se dice a sí misma cosas que la alientan a cada momento para lograr sus objetivos, y no permite que nada ni nadie le paralice. Y no por eso es egoísta o “mala gente”.

Mi primera recomendación es que comiences a hacer conscientes todas aquellas ideas irracionales que te hacen actuar  de una forma que no te beneficia y te hace sentir mal. Verbalízalas poniéndolas por escrito. Y a continuación hazte la pregunta: ¿Qué pasaría si actuara de forma diferente?

Yo misma he tenido que vencer mis propias ideas irracionales antes de publicar este post. Me he dicho mil veces que mejor retrasar la publicación de lo que escribía. Hasta que no estuviese “perfecto” mejor no enseñárselo a nadie, porque “van a pensar que digo tonterías”, o que “lo que digo ya lo ha dicho mucha gente antes que yo y se van a aburrir”. Hasta que he puesto en práctica lo de cambiar el chip. Me he preguntado a mí misma qué es lo peor que puede pasar si no gusta lo que escribo. Y me he respondido que al menos seré consciente de ello y seguro que algún aprendizaje saco de las críticas que reciba. Mejor fracasar e ir aprendiendo de los errores que cometa, que ni siquiera intentarlo. Así que aquí estoy.

Me encantaría que me contaras el resultado del ejercicio que te he planteado antes. Además de servirte a ti, puede servir para que otras personas se animen a realizarlo y cambie un poquito sus vidas a mejor. 

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Inteligencias múltiples

Multiple-intelligence

Por: César A. Taborda Agudelo

En el común de la educación mundial el hombre siempre se ha alineado con la inteligencia académica, con el fin de acceder a titulaciones y méritos educativos que acrecientan el expediente académico de las personas, sin embargo en la modernidad este no es un factor decisivo para lograr profundizar y conocer las capacidades intelectuales de una persona.

Comprender la forma de interactuar, relacionarnos, comportarnos, decidir, trabajar, entre muchas otras situaciones del diario vivir de las personas permite identificar las muchas inteligencias que componen al ser humano, puesto que cada persona tiene un tipo de inteligencia y por ende una  habilidad diferente. Estamos es una sociedad compuesta por 8 tipos de inteligencia según Howard Gardner, las cuales se mencionan a continuación;

  • Inteligencia Lingüística: Donde se identifica la capacidad de dominar el lenguaje y poder comunicarse con las personas de manera trasversal, es una inteligencia que se desarrolla desde pequeños donde se aprende el idioma materno y se domina el habla.
  • Inteligencia Lógico-Matemática: Es la capacidad de dominar el razonamiento lógico y la resolución de problemas matemáticos.
  • Inteligencia Espacial: La capacidad de observar el mundo y los objetos desde diferentes perspectivas.
  • Inteligencia Musical: Aquí encontramos un arte universal.
  • Inteligencia Corporal y cinestésica: Habilidades corporales y motrices.
  • Inteligencia Intrapersonal: La capacidad de comprender y controlar nuestro interior.
  • Inteligencia Interpersonal: Capacidad interpretativa de palabras y gestos con otras personas.
  • Inteligencia Naturista: Permite profundizar en aspectos vinculados a la naturaleza, como especies animales y vegetales.

Todas estas inteligencias son completamente desarrollables y no sólo pretender ser ampliamente competitivos a nivel académico y con un currículo envidiable, cada persona tiene capacidades únicas que lo llevan a entregar lo mejor de sí y a lograr encaminarse de acuerdo a sus procesos y actividades diarias.

 Comprender que todas las personas son diferentes, sus capacidades se desarrollan de manera independiente y por ende las inteligencias no son algo fijo del ser humano ya que las habilidades se desarrollan a medida que se enfrentan problemas vivenciales. De acuerdo a lo anterior, las inteligencias múltiples cumplen un papel fundamental en el desenvolvimiento de las personas en sus diferentes entornos y comportamientos y a su vez en la manera de ser competitivos en todos los entornos sociales, laborales, formativos y familiares.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Cómo acceder al trabajo oculto

iceberg-1321692_960_720

Los expertos calculan que aproximadamente el 75%-80% de los puestos de trabajo están ocultos. Esto viene a ser cómo un Iceberg, del que sólo la punta es visible. Se trata de ofertas de empleo a las cuales no se tiene acceso mediante los medios habituales, que pueden ser la prensa, internet, los boletines oficiales… 

 

Las razones para que estos trabajos no aparezcan en estos medios son muy variadas; que se trate de una empresa pequeña y no tenga recursos económicos o técnicos para publicarlas, que existan vías alternativas a los métodos tradicionales, que exista una tradición en el modo en el que esa empresa recluta, que se trate de ofertas para sustituir a alguien de la empresa o que no deseen mostrar a la competencia aquellos perfiles que recluta.

Con todo, la cuestión es que hay una ingente cantidad de ofertas a las cuales no se puede acceder por las vías normales. En la  entrada de hoy reflexiono sobre diferentes maneras que puede haber para acceder al trabajo oculto y aquello que podemos hacer al respecto.

En primer lugar, no todo el empleo oculto está tan escondido. En ocasiones, sólo está en sitios en los que normalmente no buscarías: bolsas de trabajo profesionales, bolsas de trabajo de ayuntamientos, ofertas de trabajo de LinkedIn, ofertas de Twitter o las ofertas que se publican en las propias páginas web de las empresas son ejemplos de ello. Salir de vez en cuando de los sitios habituales para la búsqueda de empleo puede ayudar a buscar nuevas ofertas.

Sin embargo, en otras ocasiones sí que hablamos de ofertas de trabajo que no se llegan nunca a publicar. Seguro que habéis conocido a personas que han accedido a trabajos porque conocían a alguien o participaba en algún proyecto. Muchos tildan esto de “enchufismo” o “suerte”, pero yo lo entiendo más desde la perspectiva de “estar en el lugar adecuado en el momento adecuado”.

Así pues, ¿Cómo podemos nosotros  tener esa “suerte” que tanto deseamos? Para ello recomiendo hacer tres cosas que todos podemos hacer en menor o mayor medida. Estar activos, ser visibles y hacer networking, elementos que están interrelacionados entre ellos.

En primer lugar, podemos ser activos de muchas maneras, participando en voluntariados,  actividades o asociaciones de tu localidad. Todo ello te puede servir para aprender, darte a conocer entre las personas de tu localidad y también a que vean tal y cómo eres, construir tu marca personal. También podemos ser activos buscando trabajo de manera pro-activa. No esperar a que se publiquen las ofertas, si no enviando auto-candidaturas a las empresas que nos interesen.

En segundo lugar, también podemos hacernos más visibles de otras maneras que hoy en día son absolutamente necesarias, cómo las redes. Muchos de los reclutadores y empresarios de hoy en día, no publican ofertas, si no que hacen una búsqueda pro-activa. Es decir, buscan en las redes a personas que tengan el perfil que buscan. Por esta razón es muy importante, por un lado, definir muy bien tu perfil profesional y qué buscas y, por otro, hacerte visible en las redes.

En tercer y último lugar, está el Networking. Se trata de cultivar tu red de contactos y ampliarla. Por otra parte, también tu red de contactos debe saber que buscas trabajo y de qué, pero  la conversación debe ser fluida y no hacer sentirse al interlocutor presionado. Aquí, como recomendación general puedo deciros lo siguiente para: sé generoso, trata a los demás cómo te gustaría que te trataran a ti, piensa que todas las personas pueden llegar a ser un valioso contacto y, por último, ofrece sin pensar a recibir.

Espero haberos ayudado un poco en mi entrada de hoy y podéis contar conmigo para hacer networking.

Un saludo.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo 

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En este programa tuvimos como invitado a Alister Neira, orientador, director de la empresa EFROvida y parte de nuestro equipo rutero, con quien hablamos sobre compensación y motivación laboral.

La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica es producido por Fabrizzio Ponce y se transmite en vivo los jueves a las 5:00 pm por Radio Costa Rica 930 AM, por internet en http://www.radiocr.net y en diferido por Canal 19.

 

Motivación rutera – “Father and son”

Por: Dany Murillo

“Father and son” (Padre e hijo) es una canción del cantautor inglés Cat Stevens (ahora conocido como Yusuf Islam), incluida en su cuarto álbum de estudio “Tea for the Tillerman” de 1970.

Este tema marca un intercambio entre un padre que no entiende el deseo de un hijo de romper y dar forma a una nueva vida, y el hijo que realmente no puede explicarse, pero sabe que es hora de que él busque su propio destino.

Stevens canta en un registro más profundo para las líneas del padre, mientras que usa una voz más alta para las del hijo. Además, hay voces de acompañamiento proporcionadas por su guitarrista y amigo Alun Davies, que comienzan a mediados de la canción.

Si uno la escucha bien se da cuenta que el papá habla directo al hijo, mientras que este responde a una tercera persona (como si pensara su respuesta pero no la dijera).

Cat Stevens originalmente la escribió como parte de un proyecto musical que iba a protagonizar el actor británico Nigel Hawthorne, llamado Revolussia, el cual se ambientaba durante la Revolución Rusa, y trataba sobre un muchacho que quería sumarse a la guerra contra los deseos de su padre, un granjero conservador.

El proyecto musical se desvaneció cuando Stevens contrajo tuberculosis en 1969 y estuvo cerca de la muerte. Después de un año de convalecencia en un centro hospitalario y de un pulmón colapsado, la obra fue archivada, pero la canción permaneció, ahora en un contexto más amplio, que reflejaba la captura de los impulsos y visiones de las generaciones más jóvenes contra las de más edad.

En una entrevista que le hicieron poco después del lanzamiento sobre si la canción era autobiográfica, Stevens respondió: “Nunca he entendido a mi padre, pero él siempre me dejó hacer lo que yo quería, él me dejó ir. Padre e Hijo es para aquellas personas que no pueden separarse“.

Stevens inventó la historia, pero su relación con su propio padre fue una influencia en la canción. Cuando apareció en “The Chris Isaak Hour” en el 2009, el cantante dijo: “Él estaba dirigiendo un restaurante y yo era una estrella del Pop, así que no estaba siguiendo el camino que él establecía, pero ciertamente no tuvimos ningún antagonismo. Yo lo amaba y él me amaba a mí“.

Esta pieza salió como el lado B de un sencillo de 1971, por lo que no ingresó en listas, salvo en Italia donde fue #12 y ganó un disco de oro, y en Holanda donde fue #23. Aún así se convirtió en una de las piezas más famosas y sonadas de este artista, y hasta recientemente fue incluida en la banda sonora de la película “Guardianes de la Galaxia II”.

Como padres, amamos tanto a nuestros hijos, que buscamos con nuestra experiencia poder evitarles problemas y sufrimientos, sin embargo los hijos son como el caudal de un río que va a seguir su propio rumbo sin que nada los detenga. 

¡Feliz día del Padre! 

VIDEO DE CAT STEVENS CON SUBTÍTULOS EN ESPAÑOL Y EN INGLÉS:

https://www.youtube.com/watch?v=VHjEtykqFmQ

hqdefault (1)

Foto: Youtube.com

Dany Murillo
Email: dr.danilomurillo@hotmail.com

Busca dentro de ti

2999420820_ac65c48b7b_z

Tendemos a buscar la solución a nuestros problemas fuera, pero muchas veces la respuesta la tenemos en nosotros mismos.

Nos ocurre en nuestra actividad profesional, no vemos salida y pensamos que  tendremos que acudir a alguien externo para que nos eche un cable.

Es ese momento en el que te planteas la posibilidad de una cita con el psicólogo, de apuntarte a ese curso de yoga del que tan bien te hablaron o de tener esa cita pendiente con un amigo de confianza para contarle tus penas delante de una cerveza.

Pero piensa que antes de nada deberías analizar qué estás haciendo, cómo lo estás haciendo y qué resultados estás obteniendo. Seguro que las dificultades profesionales son muchas, se presentan a diario, y se te echan encima en cuanto llegas al trabajo. Y qué decir de los resultados, en estos tiempos de crisis “no nos luce el pelo a casi nadie”, por más ganas y tiempo que le dediquemos al tema. Hay momentos en que lo vemos todo negro, nos sentimos rodeados de carteles con un solo mensaje: “NO HAY SALIDA”.

Por supuesto que los obstáculos te los vas a encontrar, aunque no los busques. Por eso es importante que encuentres el momento de parar un momento y reflexionar sobre algunas cuestiones básicas sobre tu trabajo diario:

  • ¿tienes claro a dónde te diriges y qué debes hacer para alcanzar esos objetivos?
  • ¿estás convencido de que estás haciendo lo que debes?
  • ¿estás poniendo toda tu inteligencia, conocimiento y esfuerzo en conseguir las metas que te has marcado?

Si has contestado afirmativamente a estas 3 preguntas “regenera” tu ilusión, “carga las pilas” de ánimo y siente plenamente la satisfacción por tu trabajo bien hecho, por tu nivel de responsabilidad y por tu implicación al máximo en todo lo que hagas.

Te sentirás mejor, te sentirás más a gusto contigo mismo y con el trabajo que realizas, y a la larga, obtendrás mejores resultados en conseguir los objetivos  que te plantees.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Un activo de oro

People_icon_dead.svg

El capital humano es un término usado en ciertas teorías económicas del crecimiento para designar a un hipotético factor de producción dependiente no sólo de la cantidad, sino también de la calidad, del grado de formación y de la productividad de las personas involucradas en un proceso productivo.

Ante la pregunta ¿cuál es el activo más valioso de su organización? la mayoría de los directivos seguramente responderán sin pensarlo “Nuestra Gente”. Pero ¿es realidad?

Las empresas, sus directivos y sus planes estratégicos, por lo general, tienen preconcebido un discurso aquel en el que exaltan a “su gente” y “su cultura” como sus activos más valiosos, pero es raro encontrar una compañía en la que realmente le den a la gente la importancia que se merece.

Pocas son las firmas en donde los empleados se encuentran realmente a gusto y ven sus trabajos como una fuente de alegría y satisfacción que les impulse a entregar su máximo para el bien de la organización. El discurso no deja de ser meramente retórico y en mucha medida irónico porque el común denominador del empleado es la queja y la insatisfacción. Se sienten desaprovechados, desvalorados, desmotivados y lógicamente no desarrollan sentimientos que los lleven a brindar todo de sí por la organización.

Aunque no es tarea exclusiva del área de talento humano de la empresa, sí le cabe mucha responsabilidad del descuido en que se mantienen los empleados. Los departamentos o secciones de recursos humanos se remiten a tareas como la gestión de nómina o la seguridad industrial, que a pesar de ser muy importantes, no tienen el potencial de generar un sitio de trabajo apasionante.

La idea es llevar más allá la administración del talento humano, es llegar a conocer a cada persona, qué espera de la empresa, cómo cree que podría mejorar su trabajo, cuál es la forma en que podría ayudar a mejorar el desempeño empresarial, qué tan a gusto se encuentra con lo que hace, se siente satisfecho y comprometido con los objetivos de la compañía,…

Es muy difícil encontrar un negocio en el que sepan aprovechar las fortalezas de su gente

La labor del gerente de talento humano consiste en conseguir que todas las personas que laboran en la compañía se encuentren comprometidas con ella, pero aquí surge un inconveniente, ¿cómo lograr que la gente se comprometa si no conozco siquiera cuántos se encuentran comprometidos y satisfechos o cuántos son no comprometidos y están insatisfechos?

Pues bien, Mark Buckinghman, el autor de “Primero rompa todas las reglas” y “Ahora, descubra sus fortalezas” desarrolló, a través de un amplio estudio que involucra más de un millón de encuestas a trabajadores de firmas de todo el mundo, un cuestionario de 12 puntos que permite identificar las necesidades de los empleados y sus comportamientos generales. Mediante la aplicación de este cuestionario es posible conocer el número de empleados comprometidos (leales y productivos), no comprometidos (simplemente marcan el reloj) y los no comprometidos activamente (insatisfechos y contagiando su descontento).

El cuestionario es el siguiente:

  1. ¿Sé lo que esperan de mí en el trabajo?
  2. ¿Tengo los materiales y el equipo necesarios para realizar bien mi trabajo?
  3. En el trabajo: ¿Tengo la oportunidad de hacer lo que mejor sé hacer?
  4. En los últimos siete días: ¿He recibido reconocimento o estímulo por hacer un buen trabajo?
  5. ¿Se interesa mi supervisor o alguien en mi trabajo por mí como persona?
  6. ¿Hay alguien que estimula mi desarrollo donde trabajo?
  7. ¿Son importantes mis opiniones en el trabajo?
  8. ¿Me hace sentir mi compañía que mi trabajo es importante?
  9. ¿Están mis compañeros de trabajo comprometidos a realizar trabajo de calidad?
  10. ¿Tengo un buen amigo en el trabajo?
  11. Durante los últimos seis meses en mi trabajo: ¿Alguien ha mencionado mi progreso?
  12. ¿He tenido oportunidad de aprender y crecer durante el último año?

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

El candidato es un cliente

personnel-file-28116_960_720

“Hagas lo que hagas, hazlo tan bien para que vuelvan y además traigan a sus amigos”  Walt Disney.

Desde hace mucho tiempo, existen organizaciones que han aprovechado el proceso de reclutamiento y selección, como una manera de realizar marketing interno y externo de la  marca del empleador… Se preguntaran ¿en qué consiste? existen políticas para atraer y retener talento, es una manera de vender a la organización, como un buen empleador, que respeta y se compromete con el desarrollo de sus colaboradores,  lo cual atraerá candidatos con excelentes perfiles profesionales, que le agregaran valor competitivo a la organización.

Para lograr fidelizar al cliente, en este caso a los colaboradores con la organización, se requiere transparencia en todas las políticas para atraer y retener a los colaboradores, es decir, no se debe ofrecer o prometer beneficios que no vamos a cumplir, debe existir transparencia en todos los procesos de selección, se debe tratar a los candidatos con respeto y consideración, por dedicar su tiempo al proceso de selección, se debe conocer ¿cuál son sus requerimientos de desarrollo profesional? y ¿cuáles son los motivos que quiera ingresar en la empresa?.

El proceso de reclutamiento y selección, debe ser un medio que le permita a la organización,  comunicar a  los futuros colaboradores, la cultura, los valores, los objetivos estratégicos y la visión de la empresa, con el objetivo que sean los mismos colaboradores que se sientan atraídos y quieran trabajar, para la organización.

Esto no es una utopía, existen muchas organizaciones que trabajan para las personas y para su colaboradores, actualmente estamos acostumbrados que existan procesos de selección, donde deseemos pedir una carta de reclamación. Cada día las organizaciones tendrán, que ajustar sus políticas de selección a la transparencia y a la congruencia, porque les pasará, como a  cualquier tienda por departamento, perderán futuros clientes, por prestar un mal servicio.

Un ejemplo de esto, es la campaña que lanzo Heineken,  llamada “El candidato” (Ver vídeo pinchando aqui) se ha destacado, como manera innovadora de reclutar a nuevos perfiles. Sin embargo, unas de las razones principales de esta campaña es “reforzar la reputación de buen empleador de Heineken”, la reputación ya es tomada muy en cuenta por las grandes marcas, porque puede afectar directamente el valor de sus acciones en la bolsa, además de su participación en el mercado. La reputación del empleador va más allá, de lo bueno que puede ser el producto. Heineken ha apostado esta vez por promover su imagen de buen empleador, queda claro el buen ambiente de trabajo no solo por esta manera innovadora de contratar, sino también porque fueron los mismos colaboradores de Heineken quienes lo eligieron. Después que vean el video explicando la campaña, les pregunto ¿quién no le gustaría trabajar en esta empresa?

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Hábitos para crecer: No desistás a menos que consigás algo

Red Sun Light Hand Summer Finger Sea Sunset

Por: Fabrizzio Ponce

Aunque en este momento de mi vida no lo practico con la regularidad que quisiera, lo cierto es que el triatlón es un deporte que me fascina. Y de paso, ilustra muy bien este nuevo hábito que debemos adquirir para seguir nuestro crecimiento.

Probablemente lo sepás mejor que yo: es un evento donde se practican tres deportes para completar la carrera. Algunos eventos también lo hacen en relevos por segmentos, pero de igual forma, para ese equipo de dos o tres personas la meta es terminar cada carrera.

Muchísimas personas son estupendas para iniciar proyectos. Algunos de nosotros podriamos incluirnos en ello. Tienen la idea, la sueñan, la perfeccionan, la ponen por escrito, la inician… y luego el proyecto queda en el camino. Pueden existir mil y una razones para que suceda, sin embargo, suelen ser tan solo justificaciones. Y al final del día el resultado será el mismo: un proyecto más inacabado.

De mi experiencia propia en el triatlón, entrar al agua para el segmento de la natación significa ‘haga todo lo posible para salir del agua y no quedarse muy atrás’ (¡en especial si es en el mar!). El segmento de bicicleta se traduce en ‘apúrese para que alcance al grueso del grupo que compite’. Y el tercero, el de atletismo –que es mi fuerte, significa tan solo ‘ahora sí, ¡póngale!’.

Cada segmento, cada etapa del camino, cada movimiento tiene una finalidad: conseguir algo. Nótese que digo ‘algo’. No quiere decir que lo vayamos a conseguir todo de una sola vez (no siempre se logra), pero tampoco quiere decir que nos rindamos en el camino y nos vayamos con las manos vacías. Algo hay que hacer, algo hay que lograr, algo hay que cumplir. En el camino del crecimiento personal no se vale salir de la misma forma que entramos. Algo tenemos que conseguir.

La recompensa no solo será ese ‘algo’ que obtengamos. Probablemente tendremos que incomodarnos. Habrá que esforzarse. Quizá realicemos algunos sacrificios para lograrlo. Pero también tenemos la oportunidad de aprender algo y además, nos daremos cuenta de que somos capaces de lograr algo más allá de lo que nos creíamos capaces. Y eso, para mí, es el aprendizaje más valioso.

Termino con una frase de esas que pululan por el internet: “No te digo que vaya a ser fácil, pero si que valdrá la pena”.

¡A ponerle!

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Web: www.fabrizzioponce.com

Facebook: Fabrizzio Ponce – Liderazgo y Desarrollo Personal

Twitter: @fabrizzioponce