¿Tienes confianza?

En este post voy hablar de la confianza, me imagino que todos en algún momento hemos pasado por alguna situación, donde no han cumplido lo que han prometido, o simplemente  no ha quedado claro los términos de un acuerdo, y luego las expectativas no se logran porque se preservaron los intereses del otro, perdiendo la confianza.

La confianza puede entenderse como “la esperanza de que alguien en nuestra relaciones sociales tenga obligaciones morales y responsabilidad de demostrar una preocupación especial por el interés del otro sobre el interés propio” (Barber 1983). Por otro lado, Thorelli (1986) considera que la confianza es un concepto basado en la esperanza de que las relaciones continúen en el futuro. De esta manera la confianza implica una proyección de largo plazo basado en la reputación y el desempeño previo.  friends-1026521_960_720

La confianza está basada en las expectativas individuales de las relaciones interpersonales u organizacionales. Uno presupone que las organizaciones como agentes se desempeñarán de manera benéfica o al menos no actuarán en detrimento de los intereses que uno representa. Según Lin (2009) define la confianza organizacional como “la voluntad de los empleados a ser vulnerables a las acciones de su organización, sin que los empleados tengan el control sobre estas acciones y conductas”. La confianza se construye y es un valor que las organizaciones actuales buscan debido a que representa una ventaja competitiva, por eso, las acciones que se implementan en las organizaciones, son claves a la hora de construir y desarrollar confianza. Como por ejemplo: evitar prometerles a los empleados beneficios económicos que no están establecidos en la organización. Es por ello, que estas acciones deben ser sistemáticas, proactivas y sostenidas en el tiempo, para que tenga un efectos en los colaboradores, es decir, para que la confianza se comience a consolidar en su organización. Las organizaciones con alto nivel de confianza tienen mucho mejor desempeño que las organizaciones con bajo nivel de confianza.

Por otro lado, en relaciones de colaboración,  la confianza pone un gran énfasis en normas de reciprocidad entre los participantes. Según Larson y Starr (1993) argumenta que el comportamiento de los participantes en una relación provee un cierto nivel de entendimiento, ocasionando con ello un incremento en la confianza. Es por ello, que cuando estamos en un proceso,  de creación de una idea de negocio  y estamos comenzando una relación con un posible socio o colaborador, debemos manejar siempre una comunicación asertiva y que cada acuerdo sea consensuado, para que no haya malas entendidos y con ello una pérdida de confianza. La confianza no es estática, es un proceso dinámico que evoluciona de acuerdo con el desarrollo de la relación.

Por otro lado, Los líderes y las organizaciones tienen que mirar a la “confianza” con nuevos ojos. Demasiadas veces, la confianza se asume, se da por sentado, se mal entiende, y se subestima hasta el momento en que desciende a niveles peligrosamente bajos. Es en ese momento cuando nos damos cuenta dolorosamente de los efectos de la pobre calidad o ausencia de confianza.

Los líderes y las organizaciones necesitan mirar más allá de la visión común de la  confianza como una virtud social blanda e intangible. Tiene que aprender que la confianza es un activo crítico, altamente relevante y tangible. Tiene que descubrir que una baja confianza afecta a toda la organización. Y deben aprender que es un motor económico, como la moneda de la nueva economía y es una competencia competitiva.

Según  Stephen M.R. Covey  en su libro el factor confianza identifica 13 comportamientos que construye y fomenta la confianza tales como:16995938308_bd1faf380c_b

  1. Hable sin rodeos.
  2. Demuestre respeto.
  3. Cree transparencia.
  4. Enmiende los agravios.
  5. Muestre lealtad.
  6. Presente resultados.
  7. Sea mejor.
  8. Confronte la realidad.
  9. Aclare las expectativas.
  10. Practique la rendición de cuentas.
  11. Escuche primero.
  12. Respete y cumpla compromiso.
  13. Extienda la confianza.

Construir la confianza no es un  proceso simple  que sucede de la noche a la mañana, requiere tiempo y debe ser sistemático.

Les invito a ver la conferencia acerca de “Lo que no entendemos acerca de la confianza” en TED Talks impartida por  Onora O´Neill es un filósofo que se centra en la justicia internacional y el papel de la confianza en la responsabilidad de la vida pública.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Me da pena hablar, ¿cómo hago para superar una entrevista de trabajo?

Por: Alister Neira

Muchas veces he escuchado de muchas personas decir que les da pena hablar en público, o bien les cuesta socializar porque son un poco tímidas.

Tal vmiathermopolisez tengan el conocimiento y la experiencia de vida necesaria para un puesto de trabajo, pero muchas veces no pasan de una entrevista porque reflejan mucha inseguridad.

Entonces, ¿qué recomendaciones existen para lograr superar la timidez y tener éxito en una entrevista de trabajo?

Aquí les dejo algunas, aunque simples, pero retadoras recomendaciones:

Antes de una entrevista

Participe de algún grupo: tener experiencias en grupos como en un comité cantonal, un grupo de la iglesia, o deportivo, artístico, cultural o algún voluntariado o de proyección social le ayudará a desenvolverse más con otras personas y si dentro de este tiene algún puesto de liderazgo, aún mejor, ya que esto le ayudará a empoderarse y desarrollar aún más sus habilidades sociales.

Hable con desconocidos: aún cuando de pequeños nos decían que nos es bueno hablar con personas que no conocemos, si bien es cierto el saludar al chofer del bus o llegar a hablar con el encargado en un hotel o en un restaurante le puede ayudar a superar la timidez de hablarle a otras personas en ambientes que pueden ser un poco más controlados y sencillos.

Pida la pizza usted mismo: si cuando llaman a pedir comida rápida siempre le pide a alguien más que hable, entonces ahora cuando esté reunido con amigos, sea usted quién tome la iniciativa y llame al restaurante, haga el pedido y reciba al motorizado, esto le ayudará a empezar a tomar las riendas de su vida, ya que el día de mañana, puede que no haya nadie más para que llame.

Practique la entrevista: puede pararse frente al espejo y empezar a hablar como si estuviera en la entrevista, para que usted mismo vea cómo son las expresiones de su cara. También puede pedirle a un amigo que simule como si fuera un gerente y que le haga preguntas difíciles e incómodas, que le sirva de preparación y sepa cómo contestar en esos casos.

Durante la entrevista

Recuerde, lo llamaron a usted: si ya está en la entrevista es porque algo les llamó la atención de su currículum o de la recomendación que alguien les dio, entonces ese es el momento de demostrar de lo que está hecho.

Cuente su historia: una entrevista realmente consiste en contar sobre usted, sobre su historia de vida, ¿y quién conoce mejor su historia que usted mismo? Así que no tenga miedo de hablar, no hay nadie que pueda contradecir lo que diga, ya que sólo usted sabe lo que ha vivido.

Y ante todo… ¡Busque empoderarse a usted mismo, busque tomar las riendas de su vida!

Quiero terminar recordando la pelícua “El Diario de la Princesa” y en especial lo que el papá de Amelia le menciona:

“El valor no es la ausencia del miedo, es saber que existe algo que es más importante que el miedo”.

Alister Neira (EfroVida)

Email: anema04@gmail.com

Web: http://efrovida.blogspot.com/

La fatiga y la productividad

girl-1064658_960_720

Dolor de espalda y cervicales, vista cansada, tensión ocular, mala circulación… son los primeros síntomas de algo que no funciona en el puesto de trabajo. Si no se pone solución las jaquecas se convierten en migrañas, el cansancio en fatiga y el estrés o la ansiedad en depresión.

Trastornos que derivan en enfermedades crónicas con el entorno laboral como punto de partida. Muchas veces hemos oído hablar de la fatiga, pero puede que sin saber que se origina en un esfuerzo que va más allá del cansancio y produce agotamiento.

Entre sus consecuencias está la incapacidad que provoca a la hora de continuar con el desempeño normal o el ritmo habitual y en estadios avanzados, puede afectar también a la memoria.

Sea su origen puramente físico o también psicológico, en cualquiera de los casos termina afectando negativamente al rendimiento, minando la motivación y extendiéndose sus consecuencias también al entorno. De hecho, la fatiga:

  • Contribuye a incrementar la siniestralidad.
  • Impulsa a la pérdida de tiempo.
  • Disminuye la productividad.
  • Aumenta los gastos.

Si esta fatiga está causada por el estrés, el panorama empeora, ya que está demostrado que cuando esto sucede los empleados pueden perder entre uno y cuatro días laborables de media por año, justificados por algunos de sus efectos secundarios, como por ejemplo la migraña.

Cuando no se detectan los problemas, cuando no se ponen soluciones, pueden alcanzarse situaciones extremas, como la del Síndrome de Fatiga Crónica (SFC), que provoca fiebre, dolor en las articulaciones e insomnio, que tiene su reflejo en el estado de ánimo de la persona, que se va degradando hasta alcanzar la pérdida de motivación en muchos casos, lo que conduce a un descenso de hasta el 50% en términos de productividad.

El problema es que, los síntomas de la fatiga crónica se pueden confundir con los de la pereza y este error sólo causaría más daño en la persona que:

  • Se sentiría además frustrada, incomprendida y deprimida.
  • Vería afectada su capacidad de concentración, a su nivel de atención y a su desempeño laboral.
  • Comprobaría que sus relaciones personales con compañeros y superiores se deterioran.

Y todo esto, conlleva graves consecuencias en el desempeño de nuestro trabajo y entre las que destacarían:

  • Disminución de la producción.
  • Descenso en la calidad.
  • Insatisfacción de los clientes.
  • Quejas de compañeros.
  • Aumento del absentismo.
  • Problemas de organización (peticiones de traslados, necesidad de supervisión, etc.)

Por favor, no os olvidéis de descansar. El Descanso es necesario no solo para evitarnos daños a la salud, sino también para poder obtener un mejor rendimiento en las tareas que estemos realizando, mejorando el grado de atención y nuestra eficiencia. ¡Feliz descanso!

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Datos de Linkedin que te harán apreciar esa red social

Cuando te encuentras en desempleo o quieres mejorar tu carrera profesional, la primera red social que se te viene a la mente es Linkedin.

Es más, todo el mundo te habla de esa red donde la gente hace contactos o donde algún otro encontró trabajo. Pero… ¿realmente sabemos lo que supone estar en Linkedin?

En la siguiente infografía encontrarás datos curiosos sobre esta red social que tal vez no conocías y que te harán pensar si de verdad no merece la pena tener un perfil abierto.

infografia_linkedin_de_raquel_garcia_0

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

¡No pierdas el norte profesional!

110401-N-HC601-027

Hoy, es uno de esos días en los que me he levantado con un montón de preguntas en la cabeza, pensando en posibles respuestas, en pros y contras. Y es que tomar decisiones no es tarea fácil. Como tampoco aprender a saber decir que no, o que sí, dado el caso. La cuestión es no perder el norte, y eso es justo lo que nos ocurre cuando estamos desorientados… cuando hemos perdido o perdemos de vista el objetivo, o cuando lo tenemos a la vista, pero nos faltan elementos, valor, recursos o herramientas para llegar hasta él. ¿Cuál es tu objetivo?

Algunas cuestiones que pueden ayudarte a reflexionar para definirlo:

  • Crees que te conoces, pero cuando te piden que te resumas en una minibiografía de 5 líneas, empiezas a dudar de ti mismo. ¿Y se puede? Sí se puede y se debe. Pero me temo que nadie antes te había dicho que además de describir en varias líneas tus puestos y funciones en el currículum vitae, también podías incorporar una minibiografía que cuente en pocas y convincentes palabras lo que eres capaz de hacer, y además hacer bien. Tienes que conocerte bien (autoconocimiento), para presentarte al mundo como eres, y me convencerás por tu coherencia, honestidad y profesionalidad. Párate, el tiempo que haga falta y empieza a descifrar los mensajes que te hacen conocerte mejor y aprender de ti mismo y luego busca la forma de contarlo al mundo.

 

  • Empéñate en conseguir “la mejor versión de ti mismo” ¿Qué sabes hacer bien, diferente o mejor que los demás? No vas a tener más remedio que esforzarte mucho, ser perseverante, escucharte y escuchar (activamente). Busca la forma de hacer las cosas de otra manera y sorpréndete a ti mismo haciendo algo nuevo de vez en cuando. Ya sabes, que el talento no es una cuestión de suerte, la suerte es una cuestión de talento.

 

  • Huye de la meta fácil, del todo vale y no quieras trabajar de lo que sea. Primero porque no podrías, segundo porque así no ayudamos a las empresas, a los reclutadores, a las personas a saber identificar en ti al profesional que necesitan. ¿De qué eres profesional? Si no sabemos nosotros a que puestos optar ¿lo va a saber la persona a la que mandas el currículum? Hoy las empresas ,más que nunca, se especializan y encuentro profesiones que nunca antes había visto -“Gerente del pasillo central”- puesto que hace poco se ofertaba a través de internet, con un perfil bien definido y detallado preparado para abordar. Estoy segura de que este Gerente no va a trabajar de lo que sea y que el mercado ofrece puestos de trabajo que aún no sabes que existen.

 

  • Sabes y quieres tomar decisiones ¡pero no lo haces! y esto justo es lo que va a ocurrir a la hora de que definas tú objetivo, te vas a tener que decantar por una profesión o por otra, por un entorno laboral o por otro, por una empresa o por otra, por una país o por otro, por una oferta o por otra, por un salario o por otro. Y te digo más, la decisión que tomes es tuya, puedes preguntar a los demás “qué es lo que debes hacer” y ellos pueden proporcionarte información, apoyo, a darte una perspectiva del asunto que tú no habías contemplado, pero quieras o no, la decisión será tuya, al igual que los resultados que obtengas de ella. ¡Pasa a la acción! y date la oportunidad de acertar o equivocarte, te puedo asegurar que de ambas formas, crecerás.

 

  • En ese camino hacia la definición de tu objetivo te encontrarás con dos tipos de personas: aquellas que te entenderán y apoyarán; y las que dudarán y cuestionarán tu objetivo. ¿Con quién cuentas tú? Rodéate de personas que te animen y motiven, y si mi apuras que te inciten a ser mejor persona. Aquí la confianza en ti mismo, en tu proyecto, es fundamental, empieza por contar contigo. Porque aunque es una cuestión muy personal, a veces, tu decisión influirá en otros aspectos de tu vida. Y ya te adelanto que no va ser fácil, nunca he dicho que lo fuera, por eso, ármate de tus mejores valores, sonrisas y optimismo y de las personas que te lo transmitan.

 

Pero sobre todo, no pierdas el norte, eso es lo que ocurre cuando salimos a la calle, a las empresas, a los portales de empleo, armados hasta los dientes de Currículums sin haber reflexionado antes sobre esta aparente y trivial cuestión. Y puede ser que alguna vez encuentres la oportunidad y que llegada la entrevista tengas que convencer y convencerte de que conseguir ese trabajo formaba parte de tu objetivo, y que estás preparado para mostrar y demostrar quién eres porque ya has pasado por esto antes, de modo que, lo único que tienes que hacer es ser tú mismo.

“Si un hombre no sabe a qué puerto navega, ningún viento es favorable” (Séneca)

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Una vida sin liderazgo – Baja productividad

Por: Fabrizzio Ponce

Una motivación escasa y un compromiso débil en las organizaciones llevan necesariamente a una baja en la productividad.  Es una situación complicada, pero tiene muchos potenciadores. La pregunta del millón respectiva es: ¿qué hacer?

Situaciones de ese tipo necesariamente nacen de errores a nivel jerárquico: pobres políticas de gestión, una mala cultura organizacional, poca comunicación, problemas financieros, etc. En ambientes así es difícil trabajar, no hay trabajo en equipo, el compromiso hacia la organización es casi inexistente y, muy probablemente, la rotación de personal es muy alta, con los costos que ello trae. Y si hablamos de productividad, la situación no mejora. Y todo eso se nota desde afuera: clientes, proveedores, la competencia…arrow-35249_960_720

Un buen liderazgo puede poner remedio a ese mal. En momentos donde los jefes y supervisores imponen reglas, directrices y hasta sacan los látigos, los líderes inspiran desde donde están. No se trata de vestir bien o tener frases bonitas para regalar. Se trata de arremangarse la camisa, trabajar, dar ejemplo, empoderar. En síntesis: inspirar e influir.

El cambio es posible. Pero para ello, se requiere de:

Visión: hay que saber dónde estamos y a dónde queremos ir como organización. También hay que visualizar el camino a recorrer y los obstáculos que encontraremos.

Compromiso: los seres humanos somos reticentes al cambio. Siempre habrá una objeción, siempre habrá un ‘pero’, siempre habrá un dejo de nostalgia por cómo se hacían las cosas antes. Si nosotros como líderes no somos los primeros en comprometernos con la causa, el naufragio será inevitable.

Creatividad: si todas las personas nos motiváramos e inspiráramos de la misma forma, no haría falta liderazgo. Pero el ambiente y las circunstancias van cambiando,  así que debemos tomar eso en consideración junto con el hecho de que cada persona es diferente. El liderazgo aporta creatividad, ideas y, al final del camino, la solución.

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Facebook: Fabrizzio Ponce – Liderazgo y Desarrollo Personal

Twitter: @fabrizzioponce

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En nuestro programa más reciente de La Nueva Ruta del Empleo Radio en Costa Rica iniciamos una serie de tres programas con lo mejor del 2016. Tuvimos extractos de entrevistas con nuestros ruteros Verny Wilson, Adriana Bogantes y Minor Arias.

Nuestro programa es conducido por Fabrizzio Ponce y se transmite todos los jueves a las 5:00 pm hora de Centroamérica a través de Radio Costa Rica 930 AM y por internet en radiocr.net con posterior transmisión en diferido por Canal 19.

Las claves del liderazgo, según Nelson Mandela

9215883633_9c5008e1ed_b

Ayer cayó en mis manos las 8 reglas del liderazgo según Nelson Mandela, que fueron recopiladas por Richard Stengel, ex director de la revista Time y me gustaría compartirlas con vosotros.

Las 8 reglas del liderazgo según Mandela eran conocidas por “Las Reglas de Madiba”:

  1. El coraje no es la ausencia de miedo – es inspirar a otros para sobreponerse a él. (Pasó miedo pero disimuló no tenerlo, para que los otros no lo tuvieran).
  2. Lidera desde la línea delantera – pero no deja tu base atrás. (Cuando, siendo prisionero, negoció con el gobierno, tuvo que persuadir a sus seguidores para mantener su confianza).
  3. Lidera desde atrás – y deja creer a otros que están en primera línea. (Usó la imagen del pastor que va detrás de las ovejas).
  4. Conoce a tu enemigo – y aprende sobre su deporte favorito. (Estudió la lengua “africana” de los boers, para poder hablar con ellos sobre sus deportes favoritos).
  5. Mantiene a tus amigos cerca – y a tus rivales todavía más. (Invitó a comer a su casa a sus contrarios).
  6. Las apariencias tienen importancia – y acuérdate de sonreír. (Su arma fue su sonrisa, más que su palabra).
  7. Nada es negro o blanco.
  8. Renunciar también es liderar. (Reconocer y corregir sus fallos es un signo de madurez).

¿Qué os parecen sus reglas? ¿Añadiríais o quitaríais alguna?

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Una vida sin liderazgo – Moral baja

melancholy-689453_960_720

Por: Fabrizzio Ponce

Siempre me ha llamado la atención la vida de Alejandro Magno. En sus casi treinta y tres años de vida logró conquistar gran parte del mundo conocido en ese entonces –y seguramente hasta sitios que ni él imaginó que existían. También alguna vez he especulado con lo que hubiera logrado si no hubiera fallecido tan joven. ¿Hasta dónde habría llegado?

Esto lo menciono porque, a pesar de sus grandes conquistas, una vez que falleció, todo el vasto imperio conquistado terminó diluyéndose en medio de confusiones, intrigas y disputas. Al no estar el líder, la moral –la fe en el líder de la cima, como dice John Maxwell- se cae. Y eso, se trae abajo todo lo demás.

Traigamos esto a un plano más personal: a nuestra organización, a nuestros barrios, a nuestra familia. Al no haber liderazgo, no hay una figura que influya, que modele, que acompañe y guíe. En mi comunidad actualmente sucede: la dirigencia política no se pone de acuerdo, hay discusiones, enredos y se han perdido muchas oportunidades y beneficios.

Un líder debe influir ánimo, fuerza, levantar y empoderar a su equipo de trabajo, de forma que la motivación crezca día a día. Cuando eso suceda, tendremos resultados satisfactorios y el círculo de bienestar e inspiración crecerá.

Como líderes, uno de los retos es mantenernos influyendo, que nuestra gente siempre nos vea mano a mano con ellos. Es parte de la receta del éxito de nuestro liderazgo.

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Facebook: Fabrizzio Ponce – Liderazgo y Desarrollo Personal

Twitter: @fabrizzioponce

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En nuestro espacio más reciente de La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica conversamos sobre búsqueda y estrategias para conseguir empleo.

El programa es conducido por Fabrizzio Ponce y se transmite por Radio Costa Rica 930 AM, por internet en http://www.radiocr.net y en diferido los fines de semana en Canal 19.