Globalización, empleo y recurso humano

globalisation-1651516_960_720

Por: César A. Taborda Agudelo

La apertura económica, las nuevas oportunidades laborales y profesionales, los efectos generados en las diversas crisis económicas que se dan a lo largo de la historia y principalmente la globalización que se ha generado desde años recientes ha creado un efecto diferenciador en nuestra era actual, donde la formación profesional cumple con un efecto transversal para la apertura de nuevas y posibles ofertas laborales y oportunidades profesionales.

Son muchos los factores que intervienen en los diversos procesos de selección de personal de una empresa, sin embargo, la apertura económica y las diversas oportunidades de inversión extranjera en el mundo han conllevado a que el recurso humano sea cambiante, inestable y muy dinámico, donde las oportunidades no escasean pero, es difícil acceder a ellas por la amplia demanda en el mercado y además, por la gran exigencia por parte de las empresas en temas de determinada experiencia laboral, edad, estudios, etc.

Contrario a lo anterior, aún hay empresas que siguen arraigadas a comportamientos y modelos empresariales anticuados, obsoletos y con poco resultado, donde la capacidad de mando se encuentra en decisiones unilaterales y no en procesos participativos, inmersos en liderazgo y empoderamiento del recurso humano, situaciones como estas hacen del mercado laboral, poco competente en niveles superiores de la economía, debido a que estos comportamientos empobrecen y dificultan las capacidades intelectuales, profesionales y de liderazgo del talento humano.

En conclusión, se puede identificar que el alto grado de investigación, innovación, compromiso y dedicación que hay en nuestra actualidad, permiten que las empresas visualicen y encuentren en su recurso humano amplias posibilidades de crecimiento y competitividad, esto sin ellos olvidar que en cualquier momento el recurso humano se puede ir y dejar un vacío significativo dentro de la compañía, y es ahí donde las herramientas utilizadas en la actualidad como la gestión por procesos, gestión de la calidad, documentación de actividades, entre otros, sirvan como aliciente para mejorar y disminuir la brecha entre la deserción laboral y nuevos procesos de capacitación repetitivos y limitantes para la empresa.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

Una logística que contribuye a salvar vidas

080811-N-2821G-133

Cada día millones de personas se enfrentan a realidades difícilmente soportables con escasos o nulos recursos. Nos encontramos entonces ante situaciones de catástrofe humanitaria, bien sean provocadas por hechos prolongados en el tiempo como pudieran ser los efectos devastadores de una guerra o bien sean situaciones repentinas como el brote de una enfermedad mortal, como el caso que ha ocupado la portada de millones de medios de comunicación alrededor de todo el mundo en los últimos días. En la mayoría de los casos se encuentra la mezcla de las dos variantes lo que dificulta aún más la esperanza de vida de las víctimas. Pero, ¿qué ocurre realmente tras el escenario de una emergencia humanitaria?

Independientemente de la causa origen de esta emergencia, el objetivo principal es reestablecer la situación de “normalidad” en el menor tiempo posible tratando de aminorar el impacto de los daños sobre las personas. A priori parece algo sencillo, pero poner en marcha todo el mecanismo de ayuda humanitaria en una situación de crisis es una de las tareas más complicadas que existen si hablamos en términos logísticos y no debe dejarse ningún cabo suelto a merced del azar y de la improvisación.

En cualquier empresa aspectos tales como establecer relaciones de comunicación entre proveedores y clientes, el control de los inventarios, las estrategias de planificación y de aprovisionamiento, el control de los indicadores, las estrategias de distribución, etc. , son aspectos habituales a tener en cuenta para que la cadena logística además de generar valor añadido permita reducir los costes en la gestión del producto final. En situaciones de emergencia humanitaria el escenario logístico es similar, con el agravante de la escasez de recursos dentro de una situación de absoluto caos y las graves consecuencias de una gestión logística ineficiente sobre el producto final, la población en crisis.

A grandes rasgos, los aspectos más relevantes que las organizaciones de ayuda humanitaria tienen en cuenta a la hora de planificar su logística son:

  • – Evaluación inicial de las dimensiones de emergencia, lo que dejará al descubierto las necesidades a cubrir, los recursos necesarios y los recursos disponibles a nivel local así como el plan de acción a establecer para contener la situación y garantizar el suministro de los recursos en las cantidades necesarias y el los lugares requeridos.
  • – Los mecanismos de coordinación entre los distintos organismos de ayuda intervinientes. Aunque parece sorprendente, trabajar en situaciones caóticas de estas dimensiones en las que la ayuda tiene diferentes orígenes y especialidades suele provocar falta de coordinación y el escaso flujo de información transparente entre los integrantes de la ayuda humanitaria, lo que puede traducirse en una gestión ineficiente de los recursos y como consecuencia un retraso en la solución del problema.
  • – Los mecanismos de abastecimiento, ya sean compras, préstamos o donaciones, para poner a disposición de las organizaciones de ayuda humanitaria los recursos necesarios y solicitados en el momento adecuado y a través de las vías correctas, estableciendo los métodos de control y monitorización más eficientes.
  • – Las clases de materiales de emergencia, bien sean los necesarios para que las organizaciones y los recursos humanos que acuden en ayuda humanitaria puedan realizar su actividad de forma autónoma y sin generar una carga extra o los suministros requeridos por la población necesitada.
  • – El tipo de almacenamiento que permita mantener los suministros en condiciones adecuadas hasta que sean solicitados en una situación de emergencia, teniendo en cuenta la posibilidad de improvisar un área de almacenamiento segura ante la inviabilidad de establecer un almacén convencional.
  • – Los mecanismos de distribución, transporte y recepción de suministros. Dada la escasez de los recursos la distribución debe hacerse de forma controlada y coherente de manera que los materiales solicitados lleguen correctamente y en la cantidad necesaria estableciendo un orden de prioridad en función de la necesidad. Debido a los diferentes orígenes que pueden tener estos suministros su medio de transporte y su mecanismo de recepción serán también diferentes y por lo tanto un aspecto a tener en cuenta.
  • – Los mecanismos de comunicación que aseguren el correcto flujo de información y confidencialidad y seguridad en la transmisión de datos ya que en la mayoría de los casos las vías de comunicación locales suelen encontrarse fuera de servicio.

En situaciones de ayuda humanitaria, la experiencia y las habilidades de los expertos en logística juega un papel crucial, no estamos hablando sólo de reducir costes, estamos hablando de salvar vidas.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Las barreras del autoconocimiento: ¿Me conozco?

child-856132_960_720

¿Soy consciente de mis potencialidades?, ¿de mis áreas de mejora?, ¿se lo que me interesa? …

Preguntas básicas, no cabe duda, pero que no siempre se les presta atención a la hora de comenzar a buscar un empleo.

Si cuando te planteas estas cuestiones tu respuesta es… “¡Por supuesto que me conozco!”, debes saber que las capacidades, las carencias y los intereses cambian y evolucionan a lo largo de la vida. Lo que hoy se me da bien hacer, si no lo cultivo y desarrollo puede llegar a convertirse mañana en un área de mejora. A los intereses les ocurre algo parecido; según pasa el tiempo van cambiando, junto a nuestra forma de ver y enfrentarnos a la vida, si no reparo en ello, puede resultar que me encuentre realizando una búsqueda de empleo sin un objetivo que alcanzar.

Pero no pretendo aquí hablar de intereses, ni capacidades, ni de carencias… sino del AUTOCONOCIMIENTO, sus SESGOS y ESTRATEGIAS para evitar que estas barreras afecten a nuestro autoconcepto.

El proceso de búsqueda de empleo requiere de un profundo conocimiento del producto que se va a “vender”, que no es otro que “YO, PROFESIONAL”. De este modo, será vital indagar hasta donde sea necesario para conocernos bien, ya que todo lo que hagamos con posterioridad, (definición del objetivo profesional, estrategia de búsqueda, planificación,…) estará planteado en base a ese conocimiento de nuestro producto, como si de un plan de Marketing se tratase.

Si esta primera primera fase del proceso es falsa o no se acoge estrictamente a la realidad, se corre el riesgo de que toda nuestra “construcción” se venga abajo.

De ahí que resulte fundamental conocer las posibles barreras que podemos encontrarnos en nuestro autoconocimiento. En efecto, el propio conocimiento está sesgado por múltiples variables que pueden conducirnos a error a la hora de definirnos a nosotros mismos como personas y como profesionales.

Pero… ¿Cuáles pueden ser estos sesgos?

Entre estas barreras encontramos a las mas que comunes tendencias a infravalorarnos o supravalorarnos en todo lo referente nuestras virtudes o nuestros defectos. Cada tipo de personalidad suele conllevar una de estos sesgos y las consecuencias a la hora de definirnos en cualquier ámbito de la vida, es que esta visión que tenemos de nosotros mismos, nuestro autoconcepto, no resulta del todo realista.

La segunda barrera que nos encontramos deriva de la naturaleza del propio autoconcepto; no se trata de hacer un listado de virtudes, defectos, características o datos en general sobre mi persona de forma aséptica y objetiva. Un verdadero autoconocimiento pasa por tomar conciencia de los propios sentimientos, valores, esquemas mentales, etc; lo que requiere de tiempo para reflexionar y confrontar con la realidad.

La tercera barrera que nos encontramos en el autoconocimiento suele ser el choque entre lo que nos gustaría ser y lo que somos en realidad, lo que nos puede llevar a distorsionar la realidad. En ocasiones tenemos un esquema mental de lo que queremos o creemos ser o tener, que no se corresponde con la realidad. En la construcción de este “ideal” sobre nuestra persona como profesional,no consideramos las capacidades que tenemos en realidad en ese momento, ni lo que realmente estamos preparados para ofrecer al mercado laboral.

El proceso de autoconocimiento ni es fácil ni breve, requiere de tiempo y un nivel de autoconsciencia que no es fácil adquirir. A continuación te ofrezco una serie de recomendaciones que te ayudaran a evitar los sesgos y barreras del autoconocimiento.

Convierte el autoconocimiento en una tarea habitual, vivimos en una sociedad en la que dedicamos mucho tiempo a observar y valorar a los demás, pero muy poco en el autoanálisis y no digamos ya en la autocrítica.

Mantén una actitud flexible hacia ti mismo; como humanos que somos estamos en constante evolución y transformación, de modo que el autoconocimiento no debe ser una tarea puntual, sino un proceso constante y continuado en el tiempo. Hay que ser consciente de como las acciones que ponemos en marcha nos afectan y nos colocan más cerca de la persona que queremos ser (o profesional). Ten en cuenta que ¡SIEMPRE HAY ALGO QUE MEJORAR!

Es humano también la tendencia a infravalorarnos o supravalorarnos, lo importante en este punto es ser consciente de cuál es la nuestra. La cultura en la que nos encontramos hace que la tendencia más común sea la de infravalorar y centrarnos en los aspectos negativos. ¡¿QUÉ TAL SI PRUEBAS A CENTRARTE EN TUS ASPECTOS POSITIVOS Y EN MEJORARLOS?!

No se trata de ignorar lo que falta o de no ser consciente de donde están las deficiencias, también es necesario tener éste conocimiento pero, es fundamental conocer lo que tengo, lo que ofrezco al mercado y lo que puedo usar para alcanzar mis objetivos.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Motivación rutera – “Respect” (Respeto)

Por: Dany Murillo

“Respect” (Respeto) es una canción escrita e interpretada originalmente por el cantautor norteamericano “Otis Redding”, a quien algunos apodaban “El Rey del Soul”, y quien en 1967 perdiera su vida a la temprana edad de 26 años en un accidente aéreo.

Pero quien popularizó esta canción fue la Dama del Soul “Aretha Franklin” con su versión de 1967, incluida en su noveno álbum de estudio “I never loved a man the way I love you”, y con la que ganara ese año dos premios Grammy.

La interpretación de Redding convertía la canción en una petición sombría, pero con gran fuerza, de igualdad y respeto a su pareja. Aretha sin embargo no pide nada, ella es una mujer reclamando el fin de un orden injusto con una impresionante autoridad, muy inusual para su época.

Otis ocupa la palabra “respeto” en el sentido abstracto y tradicional de “estima”, pero Aretha con su voz fuerte exige e impone ese respeto, agregando además una connotación sexual en su argumento.

La versión de Aretha agrega un coro que dice “sock it to me” (algo así como “dámelo”), también como puente entre las estrofas los cambios de acordes de una canción de Sam & Dave llamada “When something is wrong with my baby”, y un solo de saxo interpretado por el artista King Curtis.

Algunos afirman que la ferocidad en la interpretación de Franklin venía de su propio matrimonio que era muy problemático, impregnándolo de ese reclamo por su derecho como mujer a ser respetada por su pareja.

La versión de Aretha llegó al #1 en Billboard, #1 en Australia, #2 en Canadá y #10 en el Reino Unido; fue incluida en el Salón de la Fama de los Grammy, en la Biblioteca del Congreso de los EEUU, ocupa el lugar #5 entre las “Mejores 500 Canciones de la Historia” según la Revista Rolling Stone, e impulsó la carrera de la primera mujer incluida en el Salón de la Fama del Rock & Roll.

Esta canción hoy dedicada a todas las mujeres que han sido irrespetadas por sus parejas, para que sepan que la parte débil en su relación siempre es el agresor, que viéndose en su situación de inferioridad, intenta sublimarlas pisoteando su dignidad. 

VERSIÓN DE ARETHA FRANKLIN: https://www.youtube.com/watch?v=cYbs_O_iMfU

hqdefault

Dany Murillo
Email: dr.danilomurillo@hotmail.com

Disneyland y sus RRHH

4138340179_051b30d4fd_z

Este año he tenido la suerte de comprobar lo equivocados que podemos llegar a estar cuando desconocemos algo. Y es que los parques que tiene funcionando Disney en París no son para niños,… son para todo el mundo.

Allí todo está organizado para que disfrute cualquiera que quiera asistir. Ya el pasear por las calles es impresionante, resulta divertido y supone frecuentes sorpresas.

En definitiva, es un sitio al que merece la pena ir. Todo gira en torno a que el visitante se evada, que entre en otro mundo.

Por ejemplo, es casi impensable encontrar hoy en día algún lugar con gran afluencia de público que pueda tener éxito sin ofrecer wifi (gratuito o no) a los que lo visiten,…pues en Disney nada de wifi. En algunos restaurantes del Disney Village (la zona comercial a la entrada de los parques) por supuesto tienen zonas wifi, pero dentro del parque, al menos yo no lo encontré, y no vi ni una pegatina con el típico “zona wifi”. Me da la sensación de que incluso si pudiesen te confiscarían el móvil: “oiga, ¡que aquí se viene a disfrutar!”. Si quieres wifi, al hotel, que ahí sí que está bien, ya que llega incluso a las habitaciones y a una velocidad más que razonable.

Pero volviendo al tema que pretende tratar este post, dentro de toda esta magia, cuando estás rodeado de aquellos extraordinarios decorados, es más que justo reconocer que las personas que allí trabajan tienen la mayor parte de culpa de que todo fluya y, salvo los eternamente insatisfechos, que de todo tiene que haber, el resto no pasen ni un pequeño mal trago.

Desconozco las políticas de selección que allí siguen, pero me encantaría descubrirlas. Desde luego está claro que el plurilingüismo es clave para ellos, pero a mí me gustaría saber cómo consiguen personas tan orientadas al cliente, con tan alta capacidad de tolerar el estrés y a la vez, tan firmes como para no pasar por alto ni la más mínima norma, pero con una sonrisa y un comentario agradable.

Y es que en Disney las normas se cumplen, y si para subir a una atracción hay que medir 132 centímetros, el tener una niña que mide 131 y hacerle una coleta un poco alta para que llegue al mínimo no cuela. Te dicen algo así como “esto es un poco de trampa ¿eh?”, pero te lo dicen con una sonrisa cómplice, hablan con el niño/a para minimizar el disgusto y eso sí, ¡el niño no pasa! Algunos dirán que son motivos de seguridad. Sinceramente, me parece que es tan sólo una buena forma de no cometer errores porque cuando flexibilizas una norma, ¿hasta dónde se puede hacer la vista gorda? Sin embargo, si no consideras ningún margen, la cosa está clara para todos.

Allí se saluda a todo el mundo con entusiasmo, tanto a primera hora, cuando todos llegamos ilusionados y frescos, como a las 23:30, cuando después de todo el día, los niños van en brazos, los padres sudando la gota gorda con los niños cogidos y las madres intentando abrirse paso entre las incontables personas que se han quedado a ver, por enésima vez, el espectáculo final de luz y sonido, que todos los días es el mismo, pero te apetece repetir a pesar de estar soñando con llegar a la habitación y dormir.

¿Y los restaurantes? Pues más de lo mismo. Da igual fast food que servicio en mesa. Quien te atiende parece que ha estado toda la vida deseando que llegase el momento de servirte a ti. No a otro, a ti.

Con las tiendas, más de los mismo.

Y de los hoteles, ni hablamos.

Yo sigo a lo mío: ¿pero cómo consiguen quince mil personas (los trabajadores que tienen allí concentrados) tan orientadas al público?

No puede ser porque les paguen mucho, porque entonces en algún descuido siempre habría algún empleado que levantaría la voz, se enfadaría,… El comportamiento de estos profesionales sale de forma demasiado natural para estar “comprado”.

Desde luego, tampoco es por los horarios: abren todos los días del año desde que amanece hasta que ya ha anochecido. Si unimos el Disney Village que he comentado antes, abren casi 24 horas al día. Y si contamos los hoteles, pues las 24 horas, sin casi.

Tampoco es un trabajo fácil. El público es el más inconformista del mundo, los niños, seguidos por los más exigentes, los padres cuando se trata de satisfacer a sus hijos. Con lo cual, que haga sol es motivo de queja, y que llueva también. Pero si además llueve y hace sol mientras esperas haciendo cola,…

Cuanto más lo pienso más impresionado estoy por esos trabajadores.

Alguna de ellas, las que hacen de princesas, se tienen que juntar durante horas con niños para hacerse fotos, hablar un poco con ellos y “despacharles” de la forma más rápida posible para que pase el siguiente. Todo esto en distintos idiomas.

Me viene al recuerdo ahora la chica que interpreta el papel de Rapunzel, que en el rato que la pude ver (por suerte sólo estábamos los novenos de la fila así que no fue demasiado), habló con fluidez en inglés, francés, alemán, español y ¡catalán!

Que hombre, no pasa nada por hablar catalán, está genial, pero entonces ¿cuántos idiomas más hablará?

¿Y agradecidos? Pues tremendamente agradecidos. A una dependienta le pregunté si hablaba español y me contestó que “un poco” (ya nos gustaría a muchos españoles que tenemos “nivel medio” de inglés, hablar este idioma como ella hablaba el nuestro). Se me ocurrió, con cierto ánimo de facilitar, hablarle en inglés (nivel medio,…), ¡y menuda conversación me dio!, además de agradecerme enormemente el esfuerzo por adaptarme a su supuesta carencia.

Cuanto más lo pienso más envidia me da. He tenido que seleccionar docenas de veces personal para atender al público y en pocas ocasiones he conseguido ese nivel de compromiso, adaptación persona-puesto,…

En Disneyland es de esas veces que se comprueba que la frase “nuestro valor son las personas” no es sólo el comentario de un directivo para ser políticamente correcto.

¡Cómo me gustaría conocer su secreto!

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

¿Con qué te quedas, trabajo o familia? Difícil elección

handle-556932_960_720

Desde mi experiencia como coach, experta en coaching para mujeres con dilemas laborales y mamás estresadas, me ha dado cuenta que algunas decisiones a lo largo de la trayectoria profesional de las mujeres y mamás, son más difíciles porque implican un conflicto entre valores.

Un conflicto usual en estas decisiones es entre los valores de la FAMILIA y el TRABAJO.

¿Aceptarías un trabajo con más responsabilidad del que tienes y más salario teniendo en cuenta que el tiempo para estar con tu familia quedaría mermado?

Y aquí es cuando entras en una gran disyuntiva, en la que te gustaría no renunciar a ninguna de las dos cosas. Por una parte, ese aumento de salario te resulta muy “goloso” (aunque eres de los que dices que lo que más te mueve no es el dinero) y por otro, sabes que es importante para ti dedicar tiempo (más tiempo y de calidad) a tu familia.

Comienzas a moverte entre estos dos aspectos como si fuera la pescadilla que se muerde la cola. Te sientes como en una encrucijada de la que no sabes cómo salir. Es como si internamente te sintieras dividida y dos partes lucharán una en contra de la otra.

La decisión te resultará más fácil si tomas conciencia de lo que más te importa, de lo que MÁS. Quiero decir, de lo que pones por encima o por delante de las demás cosas, que aunque también son importantes lo son menos. No es una cuestión de exclusión, sino de prioridades.

Quizá se te ha ocurrido echarlo a cara o cruz porque ya estás cansada de no sacar nuevas conclusiones con tu lista de “pros y contras” que ya has revisado demasiadas veces. Deja de lado, consejos de otros, análisis únicamente racionales o impulsos viscerales.

La forma más poderosa, profunda y única de comenzar a tomar decisiones acertadas es con el criterio esencial de lo que tú eres: TUS VALORES.

Si tuvieras que elegir las 5 cosas más importantes para ti en tu vida ¿cuáles serían?

¿Cómo las ordenarías de la más importante a la que menos? 

¿Estás segura?¡Vuelve a chequearlo!

¿Te sientes satisfecha con tu escala de valores? 

¿Cómo la ves?

¿Cómo te hace sentir?

Escribe tus valores y tu escala de valores en una tarjeta y guárdala en el bolsillo. Cada vez que tengas que tomar una decisión, mírala. A partir de ahora, comprobarás que es mucho más fácil tomar decisiones acertadas.

Tomar decisiones desde nuestros valores funciona porque son nuestros valores fundamentales los que dan dirección y sentido a nuestra vida. Somos literalmente arrastrados hacia ellos y por ellos; son nuestra energía, con la que somos capaces de avanzar hacia lo que queremos.

Una vez que hayas tomado la decisión de si coger ese nuevo trabajo o no, Pregúntate: ¿Con qué grado de tranquilidad tomo esta decisión? Y si aún queda algún resquicio de duda o intranquilidad ¿Qué beneficios va a tener esta decisión en vida a corto, medio y largo plazo?

Tomar decisiones acertadas también supone hacerlo sintiéndote en paz contigo misma.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Te reto en abril: la persistencia

einsteinshow2

Foto: Estilo de Vida y Coaching

Por: Allan Madriz V.

¿Qué es para usted la persistencia? ¿Qué significado más allá de la palabra podemos descubrir cuando tomamos un momento para pensar que cosas en la vida en este momento necesitan de mi persistencia?

Démosle un poco de significado de diccionario a la palabra, viene del verbo en latín “persistere” que puede traducirse como “mantenerse firme y quieto”. (http://definicion.de/persistencia/)

Bajo esa línea de pensamiento persistencia es la acción de mantenerse constante en algo y que sea duradero en el tiempo. La persistencia es muchas veces esa voz que tratamos de callar cuando iniciamos un nuevo reto, un nuevo objetivo, una meta.

Veámoslo desde un punto de vista de alcance de mejora personal y laboral, lo primero que piensa cuando establece que vas a mejorar o que va a lograr una meta son 4 pasos:

  1. ¿Qué voy a mejorar?
  2. ¿Cómo lo voy a hacer?
  3. ¿Que necesito para lograrlo?
  4. ¿Cuáles acciones requiero para la ejecución?

¿En estos 4 puntos ya tiene su enfoque, su meta a lograr, los recursos y la ejecución para iniciar, sin embargo, en cuales de estos puntos va a colocar la persistencia? ¿Dónde cree usted que va a estar esta acción agregada para el alcance de lo que quiere hacer? Se vería muy extraño que coloque como una actividad del plan algo como: Tener persistencia o practicar la persistencia…

La persistencia está implícita en usted, es algo que vive en nosotros, todos la tenemos, pero no todos la activan, ¿y sabe por qué? porque requiere esfuerzo y disciplina, ser persistente es una habilidad que necesita (como el musculo para desarrollarse) esfuerzo y compromiso consigo mismo.

Imagine en este momento diferentes profesiones, emprendedores, estudiantes, cualquier persona que quiera realizar algo para su mejora o superación va a necesitar de la persistencia, porque en el camino se va a encontrar con obstáculos, con bloqueos, algunos mentales y otros físicos que deberá entender, procesar y sobre todo concientizar para poder resolverlos. Durante ese proceso ocupará de la persistencia para no perder el enfoque y continuar pese a todo.

Lo maravilloso de estar consiente hoy es que necesitará de la persistencia día con día para alcanzar  esa meta que se ha retado a lograr, que va a requerir recordarse a sí mismo(a) que nadie puede inculcarle persistencia, porque está en usted, es usted y su compromiso quien lo activará quien deberá avanzar en cada paso pequeño o grande con ella (persistencia) con el único propósito de demostrarse a sí mismo(a) que lo puede o lo pudo lograr; aún si en el camino salen lecciones de aprendizaje (errores o fracasos, prefiero llamarlos lecciones de aprendizaje) la persistencia le dará energía para continuar y avanzar.

Ahora ya lo sabe, sea persistente, nada que vale la pena lograr es fácil al inicio, sin embargo, cuando vea que logra avances, sentirá una extraña sensación dentro de usted de que va por el camino adecuado y eso es la persistencia actuando, su SER ha crecido.

¿Acepta el reto de la persistencia este mes?

PD: Por cierto, menciono la palabra persistencia en este post 19 veces y es totalmente a propósito.

Allan Madriz V.
Email: amadrizv@aprendeylidera.com
Web: www.aprendeylidera.com
Linkedin: Allan Madriz V.
Facebook: Aprende y Lidera
Twitter: @aprendeylidera

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En uno de nuestros programas más recientes compartimos hábitos de desarrollo personal y productividad, con la participación de  Fabrizzio Ponce, nuestro director en Costa Rica.

La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica se transmite todos los jueves en vivo a partir de las 5:00 pm por Radio Costa Rica 930 AM y por internet en http://www.radiocr.net, con posterior retransmisión por Canal 19.

¿El fracaso es un proceso de aprendizaje?

images

Hace día me escribieron para sugerirme un tema  o que respondiera esta pregunta ¿El fracaso es un proceso de  aprendizaje?, por  lo tanto intentaré responderla.

El fracaso proviene del verbo fracasar. Éste, a su vez, hace referencia a la frustración  (cuando se malogra una pretensión o un proyecto) y al resultado adverso  en un negocio. En concreto se considera que dicho término emana del vocablo italiano fracassare que puede traducirse como “estrellarse” o “romperse”.

Un fracaso es, por lo tanto, un suceso lastimoso, inopinado y funesto, según describe el diccionario de la Real Academia Española (RAE). Por otra parte, el concepto permite nombrar a la caída o ruina de algo con estrépito y rompimiento.

Actualmente en la sociedad actual, el estimulo permanente de la competitividad genera que el fracaso sea visto como un estigma. Los “ganadores” son encumbrados e idolatrados, mientras que los “perdedores” son mal vistos y obligados a pagar por sus fracasos. Hay sociedades que desde niños se le enseña que deben ser los mejores, para obtener el ingreso en un determinado colegio, ya que esto, le permitirá tener en el futuro un buen puesto de trabajo y reconocimiento, el hecho que fracase no es contemplado, porque será una tragedia familiar.

Pareciera que la sociedad no está acostumbrada o preparada a no llegar a la meta, en el primer intento, sin embargo, cometer errores o fracasar deber ser visto como un acontecimiento normal en el ser humano, ya que esto te permitirá aprender y mejorar las estrategias para obtener  lo deseado, tales como: crear una empresa, ingresar en puesto de trabajo, realizar una presentación con éxitos. etc.

Según Charles Dickens, cada fracaso nos enseña algo que necesitamos aprender, por lo tanto, el fracaso o las metas no cumplidas deben ser vista como grandes oportunidades para aprender y mejorar las estrategias, para lograr las metas ante no logradas.

El fracaso tiene la virtud de hacer templar el espíritu. De enseñar a volverse a poner de pie e insistir. A aprender a encontrar otras maneras de avanzar.  Y comprender que lo más importante no sería lograrlo sino moverse en la dirección correcta. Uno nunca podría elegir las cosas que le pasarían en la vida, pero siempre podría elegir la actitud frente a ellas.

Por otro lado, se trata en definitiva de analizar cada error, obtener conclusiones y modificar la estrategia en base a ellas. Este aprendizaje se fundamenta en la experiencia propia y en él se acepta el fracaso como algo inevitable, facilitando el desarrollo de habilidades que permiten adaptarse a los problemas que surgen a diario y ayudando a superar la parálisis que genera tanto perfeccionismo.

Por lo tanto, el fracaso es algo inevitable, pero si puedes elegir la actitud que debes tener ante ella, lo recomendable es verla como una gran oportunidad de aprendizaje y seguir en la misma dirección afinando cada día las estrategias, para lograr la meta planteada.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Motivación rutera – “Mr Bojangles”

Por: Dany Murillo

“Mr Bojangles” es una canción escrita y originalmente grabada por el cantante norteamericano de música country “Jerry Jeff Walker” en 1968, e incluida en su álbum homónimo.

Fue inspirada en un encuentro con un artista callejero en una prisión en Nueva Orleans.  Al contrario de lo que suele pensarse, el tema no se refiere al popular bailarín de tap Bill “Bojangles” Robinson, sino más bien a un hombre blanco que se le apodaba igual por su habilidad en el baile.

Según explicó Walker en su autobiografía «Gypsy Songman», el 4 de julio de 1965 se cometió un crimen en Nueva Orleans que llevó a la policía a practicar numerosos arrestos entre los vagabundos. Walker ya estaba entre rejas previamente por una borrachera, y así fue como coincidió con el cantante y bailarín callejero de avanzada edad. El hombre comenzó a evocar historias sobre su vida, entre ellas la de la muerte de su perro tras pasar muchos años junto a él. Entonces, cuando la conversación se tornó triste, otro preso le pidió que animase el ambiente bailando un poco. Así lo hizo, y fue entonces cuando Walker descrubrió que aquel hombre tenía su propio apodo: Mr. Bojangles.

Luego de tres años después de su edición original la canción entró en el Top 10 de Billboard (lugar #9) gracias a una excelente versión del grupo de folk-rock californiano “Nitty Gritty Dirt Band”, incluida en su álbum “Uncle Charlie & His Dog Teddy”.

Otros muchos artistas han grabado el tema a lo largo de los años, pero nadie ha alcanzado el grado de identificación y carga emotiva como la que le otorgaba “Sammy Davis Jr.” cuando la interpretaba. En cualquier actuación en directo del tema a lo largo de los años 70’s y 80’s Sammy le imprimía “magia” y acompañaba su interpretación vocal con una coreografía que subrayaba la dramática narración.

Todos tenemos una historia para contar, una vida llena de anécdotas y sueños, y hasta esa persona que vive entre cartones en las calles merece el respeto de ser escuchada y atendida. 

VERSIÓN ORIGINAL DE JERRY JEFF WALKER:

https://www.youtube.com/watch?v=7t-2GeZFDdc 

hqdefault

Foto: Youtube.com

Dany Murillo
Email: dr.danilomurillo@hotmail.com