Hábitos para crecer: Terminá lo que empezás

ticked-off-1166601_960_720

No hablemos de nadie más, hablemos de nosotros mismos. ¿Hay algo que empezaste y que no terminaste, por la razón que sea?

Yo tengo algunas historias. Ninguna me llena de orgullo, sin embargo, las tengo presente para no pasar por lo mismo. Hay varios sentimientos que afloran al pensar en esos ciclos no cerrados o metas no cumplidas. Me han enseñado lo importante de terminar lo que empezamos, para no ir por la vida con tareas pendientes que nos roban energía y desvían nuestra atención hacia el pasado.

Aclaro: volver a ver al pasado no es malo. El problema viene cuando, recurrentemente, volteamos a ver y a añorar algo que ya no es posible y que no se dará. Luego nos sorprendemos a nosotros mismos hablando del tema con todos. En lugar de hablar de proyectos y objetivos por lograr, estamos recordando episodios y envolviéndonos en una bruma de nostalgia que nos ciega la vista a lo que si podemos realizar.

Lo que haya salido mal, ya no podemos hacer nada. Hay que enfocarnos. Una frase anónima en internet reza lo siguiente: “No olvidés cerrar ciclos, colocar puntos finales. Estás a punto de vivir un montón de historias nuevas, no las arruinés llevando al futuro un pasado que ya no existe”.

En mi caso, siempre hablaba con nostalgia de una de mis metas de vida sin lograr: graduarme como bachiller del colegio en que estaba. Siempre usé el uniforme gris del Liceo de Costa Rica con orgullo, lo defendí, lo viví.. pero producto de mis malas decisiones de adolescente no pude lograrlo. Pocos años después, en mi andanza universitaria, nuevamente enfrenté una situación complicada (esta vez económica) y nuevamente me enfrenté al hecho que quizá no podría graduarme de la U. sin embargo, ya había aprendido la lección, así que enfrenté la situación con madurez y logré terminar mi carrera.

Siempre comento ambas historias, pero trato de enfocarme en la meta que si terminé. ¿Por qué? Justamente porque me recuerda lo motivante que es finalizar un objetivo, cerrar un ciclo, concluir algo que empecé.

¿Ya tenemos claro qué fue lo que sucedió y que hizo que no cumpliéramos ese objetivo? Si la respuesta es negativa, podemos hacer un excelente ejercicio: ¡averigüémoslo! Esa será la forma de no repetir el episodio.

Y si estamos en medio de un ciclo, de un proyecto, pongamos todo de nuestra parte para terminarlo. Cada esfuerzo tendrá su recompensa, no solo en la forma de una meta lograda, sino en el crecimiento que tendremos como personas y como profesionales.

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Web: www.fabrizzioponce.com

Facebook: Fabrizzio Ponce – Liderazgo y Desarrollo Personal

Twitter: @fabrizzioponce

Presentando a Thunnus y por qué deberías conocerlo

Thunnus

Por: Allan Madriz V.

Hoy quisiera lean con su imaginación en primera plana y que disfruten de una mezcla disruptiva entre la celebración del día mundial del atún (2 de mayo) y como conociendo a Thunnus podemos hacer una relación de aprendizaje con nuestro crecimiento personal para este mes.

Thunnus es un personaje que desarrolla grandes distancias en las migraciones para llegar a diferentes destinos en el mundo, tiene también la capacidad de poder lograr velocidades que pueden ir de 3 a 7 km/h inclusive llegan a los 70 km/h y hasta se conoce verlo lograr 110 km/h en recorridos cortos. ¿He aquí nuestra primera relación con tu vida en este momento, cuanto te toma tomar acción cuando vas a iniciar un nuevo habito o reto personal? ¿Que elementos estableces en tu plan para determinar la velocidad con la que deseas ejecutar tus compromisos? ¿Eres de los que son reconocidos por la velocidad de ejecución en corto plazo, o eres de los que pospones o vas a una velocidad más lenta? ¿Si tu migración personal es ir de un punto a otro para alcanzar una meta como determinas la velocidad de ejecución?

Thunnus también tiene una característica bien interesante, nuestro compañero puede en algunos momentos sumergirse en el mar hasta los 400 m de profundidad y adaptarse a la temperatura del agua con el fin de sobrevivir a aguas más frías y así seguir su camino. Piensa ahora en ti, piensa en los momentos que has tenido por una preocupación, una meta sin cumplir, algún problema en específico que tanto esperas descender para sobrevivir, que has necesitado hacer para soportar la situación y descubrir tu capacidad de adaptación y sobre todo de resolución. ¿Has necesitado tocar fondo para entender el problema? ¿Has tenido tu enfoque en el problema y no en las posibles soluciones? ¿Qué has hecho diferente al problema? ¿Hablan tus acciones de la determinación para adaptarse al cambio y seguir tu vida mejorando en cada paso?

Thunnus también tiene un sentido enorme de contribución con diferentes sectores donde lo involucran porque así ha sido establecido, es decir, es parte del desarrollo de economías, puede ser parte de diferentes platillos en el mundo que nos hace disfrutar en el paladar sabores maravillosos (en voz baja como el Sushi, el Ceviche o Cebiche depende de donde lo comas), podríamos decir que su propósito es de alto valor agregado en nuestras sociedades. Ahora es momento de volver a pensar en ti, ¿cuál es tu sentido de contribución en este momento a los diferentes sectores donde te desarrollas o interactúas? ¿Piensa por un momento en tus finanzas, están saludables? ¿Estás trabajando para vivir o vives para trabajar? ¿Realizas alguna acción de contribución en tu comunidad que realza tu sentido de pertenencia? ¿Tus raíces por ejemplo? ¿Estás agregando valor en tu trabajo? ¿Qué haces para marcar diferencia positiva en lo que haces?

Debes estar pensando en este momento: ¿qué relación hay entre Thunnus y yo? Pues te la diré: que ambos somos parte de este mundo, somos parte de una relación entre lo que somos, lo que hacemos y lo que contribuimos, todo está de alguna forma conectado y de todo puedes aprender un poco o mucho, si eres consiente te darás cuenta que además Thunnus le brinda trabajo a un grupo de personas que salen cada mañana inclusive cuando el sol duerme para ser parte de ese ecosistema de convivencia entre la pesca y el consumo (esperando sea una pesca responsable y sostenible).

Feliz pesca de tu encuentro personal considerando la velocidad, la profundidad y el sentido de contribución en tu hermoso mundo personal.

Fuentes de inspiración: www.un.org y www.wikipedia.org

Allan Madriz V.
Email: amadrizv@aprendeylidera.com
Web: www.aprendeylidera.com
Linkedin: Allan Madriz V.
Facebook: Aprende y Lidera
Twitter: @aprendeylidera

Hábitos para crecer: Fijá objetivos retadores pero alcanzables

ambition-153548_960_720

Por: Fabrizzio Ponce

Todos nacimos con el impulso de ir hacia adelante, de no quedarnos estancados en un mismo lugar o una misma situación.

Desde nuestros primeros llantos al nacer, nuestro ‘gen emprendedor’ le mostró al mundo que no nos íbamos a quedar satisfechos con lo que teníamos en el momento. Hombre, veníamos de la comodidad del vientre de nuestra mamá y repentinamente nos despiertan de una nalgada (al menos a mí). ¿Cómo pretendían que nos contentáramos con eso? Obviamente, nuestros llantos iban dirigidos por nuestro deseo de cambiar esa situación momentánea y buscar lo que queríamos.

Con el paso de los años ese deseo de superación se nos fue estancando, al punto de que hoy nos conformamos con la primer migaja que consigamos. Sé que suena muy drástico pero parece que es así. Buscamos trabajo ‘en lo que sea’, emprendemos algo ‘para ver que sale’ y vivimos el día de hoy igual a todos los anteriores ‘porque así es la vida que me tocó a mi’.

Es imperativo despertar de su letargo a ese deseo de superación. ¡Es necesario que sigamos creciendo!  Y una buena forma es poniéndonos objetivos retadores. ¿Cuál puede ser un objetivo retador? Apagar la tv, desconectarnos del teléfono móvil y practicar la lectura. ¿Qué tal si leemos un libro al mes? ¿O si salimos a caminar media hora al día?

Vayamos un paso más adelante: ¿Qué tal si retomamos la formación académica que abandonamos hace unos años? ¿Qué tal si le damos al corazón otra oportunidad de enamorarse? ¿Y cómo verías poner tu propia empresa?

Un detalle importante acá es que nuestros objetivos deben ser retadores, pero también deben ser alcanzables. Lo ilustraré con un ejemplo propio: no empiezo hoy a entrenar atletismo para correr una maratón el próximo mes. Tampoco voy con el antipático de mi jefe hoy mismo a despedirlo de mi vida profesional sin tener un plan B primero. Tenemos que ser estrategas. Y eso es parte del reto que nos supone ponernos objetivos retadores pero alcanzables.

Dentro de nosotros siempre existirá el deseo de estar mejor. Lo que sucede es que algunos lo esconden, por miedo, por vergüenza o simplemente por pereza. Pero eso no va a ser sostenible en el largo plazo, así que entre más pronto arranquemos, más pronto llegaremos.

¡Empezá desde hoy a construir tu mejor versión! Honrá la vida desarrollando todo tu potencial y lánzate a la aventura de crecer, poniéndote metas que te lleven más allá de tus límites.

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Web: www.fabrizzioponce.com

Facebook: Fabrizzio Ponce – Liderazgo y Desarrollo Personal

Twitter: @fabrizzioponce

Hábitos para crecer: Invertí en tu desarrollo personal y profesional

sapling-154734_960_720

Por: Fabrizzio Ponce

Iniciamos hoy una serie de artículos con hábitos para crecer como personas. 

Debemos tener presente que somos seres integrales. No podemos desligar el yo profesional con el yo familiar, o el que sale a comer con sus amigos, o el que lee un cuento con sus hijos por la noche. Hay quienes han intentado hacer esa ‘separación’ teniendo como resultado un total desastre de vida.

¿Cómo se hace, entonces? Iniciemos hablando de la mejor inversión que podemos hacer: la inversión en nuestro desarrollo personal y profesional.

Mucho se ha escrito del tema, y enhorabuena que sea así. Ojalá tengamos más y más personas escribiendo sobre esto, contando experiencias e inyectando positivismo y cosas buenas en momentos donde la facilidad de interconectarnos con el mundo es tal que podemos ver en vivo sucesos al otro lado del mundo. Esto  nos trae muchas cosas buenas, pero también otras no tan buenas. Nos enteramos de tragedias, desgracias e injusticias que, poco a poco, nos van robando la fe en la humanidad.

Eso nos plantea una pregunta legendaria y siempre acertada: ¿de qué me estoy alimentando intelectual y emocionalmente? ¿De noticias de chismes, de injusticias, de superficialidades, o de contenidos formativos?  Es necesario recordar en este punto que lo único constante en la vida es el cambio, y en cuando más pronto estemos preparados para afrontarlo, mejor lo llevaremos.

Sea cual sea la meta que tenés en la vida, hay que prepararse para lograrla. Incluso si solo tenés planteado estar en el mismo lugar (puede que llegue alguien que lo haga mejor que vos y te desplace). Elementos como alimentarse bien, mantenerte actualizado en tu profesión u oficio, aprender algo nuevo todos los días, empezar una rutina de ejercicio físico, dedicar tiempo a la espiritualidad, emprender proyectos nuevos, leer más, aprovechar mejor el tiempo con tu familia, etc., son un pasaporte seguro al éxito y al crecimiento. Te ayudarán llevándote a otro nivel, te llenarán de energía y, muy probablemente, te desafiarán a dar lo mejor y buscar más.

No lo pensés dos veces: invertí en tu desarrollo personal y profesional, y empezá a crecer hoy mismo.

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Web: www.fabrizzioponce.com

Facebook: Fabrizzio Ponce – Liderazgo y Desarrollo Personal

Twitter: @fabrizzioponce

Para crecer y desarrollarnos

6174358628_05d33d6567_b

Por: César A. Taborda Agudelo

En un mundo de afanes, metas, descontentos y sobre todo múltiples ocupaciones que generan en nosotros en demasía, incertidumbre, inestabilidad y decepción tanto emocional como profesional, es fundamental detenernos unos minutos de cada uno de nuestros días para pensar en nosotros mismos y de manera clara en nuestro entorno.

Vivimos en una sociedad volcada en el consumismo, donde la era del conocimiento nos lleva a conocer todo tipo de información que a la postre genera necesidades frecuentes para llevarnos a consumir: viajes, metas, responsabilidades, negocios y un sinfín de situaciones que nos llevan a hacernos los de la vista gorda y de paso, despreocuparnos por nuestras necesidades internas y no corporales.

Todo lo anterior va directamente relacionado con la única razón que me llevó a escribir este artículo, y es que debemos hacer cambios voluntarios con la finalidad de reprogramarnos para así, permitirnos crecer y desarrollarnos, y no sólo a nivel profesional, sino también personal, familiar y todo lo que tenga que ver con nuestro entorno.

Todo en absoluto depende únicamente de nosotros, y no me refiero a decisiones empresariales o cosas directamente relacionadas con el azar, simplemente hablo de lo que somos como seres humanos y lo que aportamos a los demás.

Cuando nos hacemos cargo de nuestras decisiones y situaciones, comprendemos que nadie más afecta nuestras vivencias, esto debido a que nadie puede generar acciones sin nosotros antes haberlas creado, llámese energéticamente o de pensamiento.

Lo anterior lo digo, porque nosotros somos únicamente lo que leemos, escuchamos, aprendemos e inevitable y fundamental, el cómo interpretamos nuestras relaciones a diario. Es aquí donde hace parte fundamental el desarrollo de nuestra conciencia, el nivel de desarrollo de esta nos podrá ubicar un escalón arriba o un escalón abajo, todo simplemente dependerá de en qué porcentaje estamos despiertos, como nos damos cuenta de lo que realmente importa y finalmente, si en realidad vivimos en el aquí y el ahora. Estos tres pasos nos permitirán entender a profundidad lo que somos y lo que podremos llegar a ser.

Siendo así, lo único que puedo decir y de acuerdo a lo anterior, es que hay que atreverse a pensar, evitar que los medios de comunicación por lo que nos venden, obliguen a tomar decisiones por su impacto en nuestra mente, siendo distracciones constantes y evitando desarrollar la capacidad de captar por nosotros mismos para analizar el entorno y lo que genera en nuestra vida diaria.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

La evolución personal

%d8%af%d8%b1%d8%a7%d8%b3%d8%a9_%d8%b9%d9%84%d9%85%d9%8a%d8%a9

Crecer es una de las capacidades propias de las especies. De forma natural, el cuerpo aumenta de tamaño, altura y peso; y se somete a los cambios a los que la naturaleza  tiene previsto. En distinción con este proceso biológico, físico y generalizable a la mayor parte de las especies, destacamos el concepto de desarrollo en el ser humano: un proceso más complejo y con múltiples vías como protagonistas.

Desarrollarse tiene que ver con una sumatoria de aspectos: el crecimiento fisiológico, el proceso madurativo (acompañado por el desarrollo de las funciones cerebrales) y los aspectos ambientales (la relación que tiene el niño, desde pequeño, con su entorno). Es en este enfoque donde irá desarrollando sus capacidades en la medida que el entorno se lo permita.

Pero, ¿qué es evolucionar?, ¿qué significa poder dar pasos que nos lleven hacia una evolución vista desde el punto del avance personal? Evolucionar, en este aspecto, tiene que ver con poder desarrollar esas capacidades que tenemos dentro, con dar a conocer el potencial que nos caracteriza y con poder llevar a cabo el desarrollo de herramientas con las que contamos para poder desenvolvernos en aspectos de nuestra vida tan importantes como el trabajo, por ejemplo.

Así como la historia natural nos ha mostrado que quien sobrevive es quien mejor ha logrado adaptarse al ambiente y sus cambios, nuestra evolución interna depende de nosotros para poder actualizarnos en el vertiginoso mundo contemporáneo.

Uno de los consejos para poner en práctica esta actividad es mantenerte actualizado: leé constantemente las noticias, enterate de lo que sucede en el mundo, pues de esa manera sabrás hacia dónde va el mismo y en qué momento se encuentra; tener contacto con los diversos medios de comunicación: Internet, whatsapp, redes sociales; estas herramientas son fundamentales para informarte y actuar en tu entorno; estar sujeto a los cambios: esta es una tarea que a muchas personas les cuesta, puesto que los cambios son de naturaleza incierta y variable y proporcionan una sensación de incertidumbre. Lo importante es no tenerle miedo a los cambios, puesto que ellos son los que hacen que se mueva el mundo, y que el hombre evolucione. Mantenete con una mentalidad abierta, dinámica, adaptable a cualquier situación, puesto que así, lograrás una mejor capacidad de adaptación.  ¡ADELANTE! 

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo Argentina

No se complique, viva feliz… Riéndose de usted mismo

Reírse-de-uno-mismo

Por: Roy Cameron Kennedy

“Buenas Buenas… no se complique viva feliz”. Frase emblemática de Juan José Vargas, motivador de vida, que normalmente se escucha a media noche antes de finalizar la programación regular de uno de los canales más populares del país, luego le sigue una corta reflexión y debo de ser sincero, en varias ocasiones, algunas de sus motivaciones en lugar de hacerme reflexionar me han dado mucha gracia.

La misma que despierta mi risa cuando alguien se tropieza por la calle por accidente, hace muecas como payaso, me hace cosquillas o me narran un buen chiste, parece que el sentido del humor es natural en la mayoría de los seres humanos.

Y es que definitivamente los habitantes de este lindo país tenemos un buen sentido del humor, por algo nos llaman “El país más feliz del mundo”. Para muestra un botón: todos los memes e imágenes en redes sociales que hacen chota de eventos como el clásico de fútbol, el cierre de un programa de televisión o el desacierto más reciente de un político.

La risa es tan importante que varios estudios revelan que la misma activa el organismo, libera hormonas beneficiosas para el cuerpo, rejuvenece el corazón, y es un buen ejercicio que ayuda a la digestión, en otras palabras es probable que te salgan cuadritos si te ríes lo suficiente.

Pero qué pasa cuando lo que causa risa no otra persona o lo que le pasa a ella, sino uno mismo. Pensaríamos que el asunto cambia y ya no es tan chistoso pero no es así.

En lo personal me considero un mal contador de chistes, pero me he dado cuenta que puedo hacer reír a las personas con lo cotidiano, con lo que soy, con mis desgracias y que puedo tomar mi propia vida con un buen sentido de humor y aprender de ella.

Reírnos de nosotros mismos es una capacidad que no se obtiene con facilidad, no se nace con ello.

Cuando estaba en el kinder para mi era una tortura, actuar en las obras de teatro o vestirme de campesino, no tanto por el pánico escénico, sino por lo que la gente se iba a reír de mi, tenía la idea de que solo los payasos se pintaban y saberme el hazmerreír de todo un grupo de padres me parecía sumamente espantoso.

Debo confesar que me costó entender que el reírse de uno mismo trae más beneficios que desventajas y más cuando se tienen momentos difíciles o se está en búsqueda de empleo.

Además de construir un escultural cuerpo de tanto mover el abdomen a carcajadas, reírse de uno mismo genera resiliencia, que es la capacidad que tiene una persona de sobreponerse a una situación difícil o superar un problema, porque para reírse de uno mismo hay que conocerse, entender cuales son mis debilidades y aprovechar el potencial que tienen para convertirlas en fortalezas.

El humor me permite cambiar de paradigma, no tomarme la vida tan en serio y cambiar los anteojos con los que veo mi entorno y a mi mismo. Un ejemplo de ello son las caricaturas que aunque nos muestran un lado jocoso de la vida también nos permiten ver los problemas de manera distinta y crítica, facilitando la búsqueda de soluciones.

Reírse de uno mismo te permite disfrutar de la vida, darle valor a lo que realmente es importante, lo que construye, lo que te hace pensar y lo que te hace feliz

Por eso atrévase a reírse de si mismo haga de la risa un aliado para alcanzar sus metas, atrévase a ser feliz y recuerden las sabias palabras de Juan José Vargas: No se complique, viva feliz…

Roy Cameron Kennedy

Email: roycamke@gmail.com

Facebook: Roy Cameron Kennedy

Twitter: @roycamke

Conociendo a nuestros ruteros – Amparo Aparisi

La Nueva Ruta del Empleo es un medio de comunicación que nació como un proyecto emprendedor en España, replicándose luego en nuestra querida Costa Rica, en Argentina y dentro de poco en Ecuador, brindando un espacio para que los profesionales tuviéramos la oportunidad de dar a conocernos, de compartir nuestras ideas y ante todo, de generar un valor agregado en el área profesional a todos los que se acercan a nuestro medio.

Hoy conoceremos a Amparo Aparisi, coach y Licenciada en Filología Anglogermánica.

Lo que los escándalos de la FIFA me han enseñado de mis relaciones

Futbolin

Por: Roy Cameron Kennedy

El mundo de las noticias y el fútbol se ha movido tremendamente en los últimos meses con los escándalos y acusaciones de fraude y lavado de dinero a altos dirigentes de la FIFA.

Mientras algunos se lamentan y rasgan sus vestiduras dolidos por las manchas del balón del “deporte rey” y otros hacen mofa con cuanto meme creativo o parodia puedan encontrar en las redes sociales, yo me he concentrando en hacerme varias preguntas y descubrir que me puede enseñar una catástrofe mediática como esta, para que las personas con las que me rodeo no me lleven por ese camino.

Se ha acusado a varios dirigentes de fomentar y sostener un mecanismo sistemático de corrupción dentro del Organismo que controla el balompié a nivel mundial y que influenciaba todo a su alrededor. Te invito a hacerte las mismas preguntas que yo me hice y evaluar la salud de tus relaciones.

¿Qué tipo de influencia tienen las personas con las que tengo relación en mi vida y si yo soy de influencia para ellos?

Debo de responderme otras preguntas como las siguientes:

  • ¿Mis relaciones me estarán desviando de los valores con los que crecí o los fortalecen?
  • ¿Mis relaciones me motivan a crecer?
  • ¿Están a mi lado por lo que yo les puedo dar ya sea económico o emocional o están porque me aprecian tal como soy y no por lo que tengo?
  • ¿Soy un termómetro o un termostato? el ambiente a mi alrededor me cambia o yo cambio el ambiente a mi alrededor.

Al parecer, a algunas personas en la FIFA los deseos de poder y la ambición los cambiaron.Y eso les arrastró a influenciar a otras personas más, hasta llegar al punto que lo que hacían aún a sabiendas que era un delito; desde su perspectiva era la única manera de hacer negocios y de la cultura organizacional.
Estas preguntas deben ponernos a reflexionar acerca de la salud de nuestras relaciones, incluidas las virtuales.

Debemos analizar si las personas que dejamos  nos acompañen en el viaje de la vida nos ayudan a crecer o mas bien con supuestas buenas intenciones nos llevan al fondo del abismo.

¿Cómo puedo saber si mi relación con alguien es saludable? Mira con detenimiento lo que los demás construyen en ti, ese es el primer paso.

Roy Cameron Kennedy

Email: roycamke@gmail.com

Facebook: Roy Cameron Kennedy

Twitter: @roycamke

La Montaña de las Dificultades

Por: Luis Pierri

Hace unos días, después de mucho trajín, pude tomarme un pequeño descanso y entre los muchos libros que poseo, tomé uno de los que tenía más a mano. Curioso; eran todas reflexiones. Las necesitaba cualquiera de ellas.

Al azar, abrí el mismo y justo dio en una reflexión interesante que les paso a contar. Espero los haga pensar como a mi y que también les deje un mensaje interesante y positivo.

Así comienza …

* En la selva vivían tres leones. Un día el mono, el representante electo por los animales, convocó a una reunión para pedirles una toma de decisión …

Todos nosotros sabemos que el león es el rey de los animales, pero tenemos una gran duda en la selva … Existen tres leones y los tres son muy fuertes … ¿A cuál de ellos debemos rendir obediencia? ¿Cuál de ellos deberá ser nuestro Rey?

Los leones supieron de la reunión y comentaron entre si …

Es verdad, la preocupación de los animales tiene mucho sentido. Una selva no puede tener tres reyes. Luchar entre nosotros no queremos ya que somos muy amigos … Necesitamos saber cual será el elegido, pero ¿Cómo descubrirlo?

Otra vez los animales se reunieron y después de mucho deliberar, le comunicaron a los tres leones la decisión tomada.

Encontramos una solución muy simple para el problema, y decidimos que ustedes tres van a escalar La Montaña Difícil. El que llegue primero a la cima será consagrado nuestro Rey.

La Montaña Difícil era la más alta de toda la selva. El desafío fue aceptado y todos los animales se reunieron para asistir a la gran escalada.CradleMountain

El primer león intentó escalar y no pudo llegar.

El segundo empezó con todas las ganas, pero, también fue derrotado.

El tercer león tampoco lo pudo conseguir y bajó derrotado.

Los animales estaban impacientes y curiosos; si los tres fueron derrotados … ¿Cómo elegirían un rey?

En este momento, un águila, grande en edad y en sabiduría, pidió la palabra …

¡Yo sé quien debe ser el rey!

Todos los animales hicieron silencio y la miraron con gran expectativa.

¿Cómo? – preguntaron todos.

Es simple – dijo el águila. Yo estaba volando bien cerca de ellos y cuando volvían derrotados en su escalada por la Montaña Difícil escuché lo que cada uno dijo a la Montaña.

El primer león dijo: – ¡Montaña, me has vencido!

El segundo león dijo: – ¡Montaña, me has vencido!

El tercer león dijo: – ¡Montaña, me has vencido, por ahora! Pero ya llegaste a tu tamaño final y yo todavía estoy creciendo.

La diferencia, completó el águila, es que el tercer león tuvo una actitud de vencedor cuando sintió la derrota en aquel momento, pero no desistió y quien piensa así, su persona es más grande que su problema; él es el Rey de si mismo, y está preparado para ser Rey de los demás.

Los animales aplaudieron entusiasmadamente al tercer león que fue coronado como El Rey de los Animales.

Moraleja

No tiene mucha importancia el tamaño de las dificultades o situaciones que tengas. Tus problemas, por lo menos la mayor parte de las veces, ya llegaron al nivel máximo, pero no tú. Tú todavía estás creciendo y eres más grande que todos tus problemas juntos. Todavía no llegaste al límite de tu potencial y de tu excelencia.

La Montaña de las Dificultades tiene un tamaño fijo, limitado. ¡Tu todavía estas creciendo!

Autor Anónimo*

Espero que les haya gustado y ayudado esta edificante lectura. Nosotrostenemos la fuerza y la inteligencia para sortear cualquier obstáculo y no dejarnos vencer.

Como siempre, nos estamos leyendo en el próximo artículo.

Dios los bendiga.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo Argentina