Un activo de oro

People_icon_dead.svg

El capital humano es un término usado en ciertas teorías económicas del crecimiento para designar a un hipotético factor de producción dependiente no sólo de la cantidad, sino también de la calidad, del grado de formación y de la productividad de las personas involucradas en un proceso productivo.

Ante la pregunta ¿cuál es el activo más valioso de su organización? la mayoría de los directivos seguramente responderán sin pensarlo “Nuestra Gente”. Pero ¿es realidad?

Las empresas, sus directivos y sus planes estratégicos, por lo general, tienen preconcebido un discurso aquel en el que exaltan a “su gente” y “su cultura” como sus activos más valiosos, pero es raro encontrar una compañía en la que realmente le den a la gente la importancia que se merece.

Pocas son las firmas en donde los empleados se encuentran realmente a gusto y ven sus trabajos como una fuente de alegría y satisfacción que les impulse a entregar su máximo para el bien de la organización. El discurso no deja de ser meramente retórico y en mucha medida irónico porque el común denominador del empleado es la queja y la insatisfacción. Se sienten desaprovechados, desvalorados, desmotivados y lógicamente no desarrollan sentimientos que los lleven a brindar todo de sí por la organización.

Aunque no es tarea exclusiva del área de talento humano de la empresa, sí le cabe mucha responsabilidad del descuido en que se mantienen los empleados. Los departamentos o secciones de recursos humanos se remiten a tareas como la gestión de nómina o la seguridad industrial, que a pesar de ser muy importantes, no tienen el potencial de generar un sitio de trabajo apasionante.

La idea es llevar más allá la administración del talento humano, es llegar a conocer a cada persona, qué espera de la empresa, cómo cree que podría mejorar su trabajo, cuál es la forma en que podría ayudar a mejorar el desempeño empresarial, qué tan a gusto se encuentra con lo que hace, se siente satisfecho y comprometido con los objetivos de la compañía,…

Es muy difícil encontrar un negocio en el que sepan aprovechar las fortalezas de su gente

La labor del gerente de talento humano consiste en conseguir que todas las personas que laboran en la compañía se encuentren comprometidas con ella, pero aquí surge un inconveniente, ¿cómo lograr que la gente se comprometa si no conozco siquiera cuántos se encuentran comprometidos y satisfechos o cuántos son no comprometidos y están insatisfechos?

Pues bien, Mark Buckinghman, el autor de “Primero rompa todas las reglas” y “Ahora, descubra sus fortalezas” desarrolló, a través de un amplio estudio que involucra más de un millón de encuestas a trabajadores de firmas de todo el mundo, un cuestionario de 12 puntos que permite identificar las necesidades de los empleados y sus comportamientos generales. Mediante la aplicación de este cuestionario es posible conocer el número de empleados comprometidos (leales y productivos), no comprometidos (simplemente marcan el reloj) y los no comprometidos activamente (insatisfechos y contagiando su descontento).

El cuestionario es el siguiente:

  1. ¿Sé lo que esperan de mí en el trabajo?
  2. ¿Tengo los materiales y el equipo necesarios para realizar bien mi trabajo?
  3. En el trabajo: ¿Tengo la oportunidad de hacer lo que mejor sé hacer?
  4. En los últimos siete días: ¿He recibido reconocimento o estímulo por hacer un buen trabajo?
  5. ¿Se interesa mi supervisor o alguien en mi trabajo por mí como persona?
  6. ¿Hay alguien que estimula mi desarrollo donde trabajo?
  7. ¿Son importantes mis opiniones en el trabajo?
  8. ¿Me hace sentir mi compañía que mi trabajo es importante?
  9. ¿Están mis compañeros de trabajo comprometidos a realizar trabajo de calidad?
  10. ¿Tengo un buen amigo en el trabajo?
  11. Durante los últimos seis meses en mi trabajo: ¿Alguien ha mencionado mi progreso?
  12. ¿He tenido oportunidad de aprender y crecer durante el último año?

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

¿Qué significa realmente estar motivado?

16241388115_fec39f427a_b

Siempre hemos leído y oído la importancia de conseguir una buena motivación en el ámbito empresarial y profesional. Pero…¿qué entendemos por “estar motivado”?

Puede que encontremos una respuesta diferente en cada persona a la que preguntemos: para unos estar motivado será sentirse realizado con lo que hace, para otros estar feliz con su trabajo, otros opinarán que una persona está motivada en su puesto cuando tiene claro qué es lo que tiene que hacer y cómo hacerlo….

Para ser exactos, deberíamos definir la motivación como todo aquello que nos permite conseguir que alguien haga algo que necesitamos que haga, y que lo haga bien.

Tendremos que hablar por tanto de premios y de castigos. Pero también deberemos mencionar la actitud ante el trabajo, la satisfacción con la labor desempeñada y el reconocimiento al trabajo bien hecho.

Un buen líder sabe motivar, y con ello alcanza los objetivos marcados a través de sus colaboradores.

  1. ¿Por qué es tan importante motivar?

Siempre se ha hecho hincapié en la importancia del equipo como pilar fundamental de la empresa. Pero para conseguir sus objetivos un equipo debe tener claros cuáles son sus objetivos y qué debe hacer para alcanzarlos. Y ahí aparece la motivación.

Un buen jefe debe “hacer hacer”, es decir, conseguir que sus colaboradores trabajen en la dirección correcta y desarrollen al máximo sus capacidades.

Una buena motivación potenciará las aptitudes de cada uno de los miembros del equipo, consolidará los objetivos marcados y reforzará la unidad del grupo ante los problemas y adversidades que seguro se presentarán a lo largo del camino a la meta.

Con una buena motivación conseguiremos que nuestros colaboradores quieran alcanzar la meta común, y que trabajen en la dirección adecuada para lograrlo.

Dicho más claramente, conseguir que “quieran” lo que la empresa necesita, y orientar todo su potencial personal y profesional al logro de ese objetivo.

  1. Errores más frecuentes.

Son muchas las causas que a menudo impiden conseguir una adecuada motivación de nuestro equipo. Por desgracia no basta con nombrarla, la motivación debe convertirse en la empresa en un objetivo prioritario que deberá trabajarse a diario.

Estos son algunos de los motivos de fracaso que pueden impedir alcanzarla:

  • Desconocimiento sobre cómo tratar a nuestros colaboradores.
  • No fijación de objetivos claros y alcanzables.
  • No identificación de las potencialidades de cada colaborador.
  • No reconocimiento de los logros alcanzados.
  • No cumplimiento de los compromisos adoptados.
  • Egocentrismo del jefe frente a sus colaboradores: el “yo” antes que el “nosotros”.

En definitiva, si queremos que una persona esté motivada y dé el 105% de su esfuerzo y capacidades para alcanzar sus objetivos, estamos obligados a hacerle sentir “importante” en su puesto, reconocer sus méritos, desarrollar sus potencialidades y ayudarle a mejorar allá donde identifiquemos sus puntos débiles.

  1. ¿Cómo puedo mejorar la motivación de mis colaboradores?

La mayor parte de las motivaciones son de tipo emocional: la gente valora en su puesto quién le dirige y con quién trabaja.

Está claro que el primer factor de motivación debe ser “el jefe”, pero ….¡también puede serlo de desmotivación!

¿Y qué decir del dinero? Un profesional puede elegir una oferta frente a otra por un mejor salario, pero es más raro que deje un trabajo por dinero. Más frecuente será que abandone por no sentirse valorado, por no identificarse con los objetivos del equipo en el que trabaja o porque sienta que no se han cumplido los compromisos que la empresa había asumido frente a él.

Los factores que ayudarán a un Jefe a conseguir la motivación máxima de sus colaboradores son muchos, he aquí los más relevantes:

  • Dar ejemplo a su equipo: el líder debe ser el primero en implicarse en los objetivos marcados.
  • Marcar objetivos claros y no cambiarlos a nuestra voluntad.
  • Reuniones de seguimiento periódicas.
  • Facilitar información clara a nuestro equipo sobre los resultados de las acciones realizadas.
  • Potenciar la formación de cada colaborador para mejorar sus potencialidades.
  • Reconocimiento de los logros alcanzados: sentirse útil por lo que haces.
  • Sentimiento de pertenencia al grupo: todos somos importantes para llegar a la meta, cada uno con su labor.
  • Información sobre el desempeño de sus tareas: a la gente le gusta saber cómo va, si lo está haciendo bien o no.
  • Potenciar la creatividad y la innovación.
  • Cumplimiento de los compromisos acordados.

Con dinero podremos comprar el tiempo de nuestros colaboradores, pero no su voluntad, ni su ilusión, ni su compromiso. Para todo esto hace falta motivarlos: las “ganas” y las “emociones” de la gente no suelen estar a la venta, hay que ganárselas cada día.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

¿Cuál carrera universitaria elijo?

Dilemas-396x282

¿Cuántos de nosotros tuvimos dificultades, para elegir nuestra carrera universitaria?, tomar este tipo decisión es muy relevante, para la vida de cualquier persona, sin embargo no siempre contamos con ayuda para tomar la mejor decisión

Es por ello, que la mayoría hacemos caso primordialmente de las recomendaciones dada por los familiares, o simplemente elegimos aquella carrera que nos ofrecerá una oportunidad de empleo estable, pero la pregunta es ¿realmente tienes aptitudes para estudiar esa carrera?, es por eso, que la mayoría de las personas, no reflexionan acerca ¿qué es lo que me gusta hacer? y ¿qué potencialidades poseo?

Actualmente, hay muchos autores que hablan de la importancia de conocer nuestras potencialidades o nuestras aptitudes naturales, en el caso de Ken Robinson le llama “el elemento”, en la medida que descubramos nuestras potencialidades o nuestro elemento, tendremos mayor pasión, por lo que hacemos y existirá mayor probabilidad de tener ideas creatividad, pero lo más importante es que estaremos más satisfechos con lo que hacemos y con nosotros mismos.

Es por ello que muchos adolescentes que buscan responder esta pregunta, les preocupa primordialmente su vida y su relación con el futuro y no buscan solo el nombre de una carrera que estudiar, sino que están en la búsqueda de su realización personal, por ello es importante ayudarles a definir su futuro, ayudarles a que planeen su vida, descubriendo sus potenciales, habilidades y destrezas, apoyándolos a que tomen decisiones asertivas, motivándolos a meditar sobre sus verdaderos anhelos y sus posibilidades de lograrlos, ya que con esto evitaremos futuros trabajadores insatisfechos e infelices con los que hacen.

La elección de una carrera es una gran responsabilidad y debe ser compatible con tus intereses, valores, aptitudes, características personal y estilo de vida, de manera que ésta decisión hace necesario que tenga una idea clara sobre sus expectativas, sus metas y preferencias vocacionales, además requiere un alto grado de autoconocimiento personal. Por lo que se requiere que el profesional, que te ayude a dar respuesta a este interrogante, te apoye en la elaboración de tu propio proyecto de vida.

Para lograr una buena decisión, se utilizan muchas técnicas para ayudar a las personas auto-descubrirse y que conozca sus potencialidades, pero un ejemplo es “Escribir una composición” con el siguiente título: La persona que soy y la persona que deseo ser, esto le va permitir reflexionar y dar respuesta a la pregunta ¿Quién soy? Y ¿Qué quiero ser y hacer?

Este asesoramiento no es exclusivo para las personas que quieran elegir una carrera, es aplicable a cualquier persona que quiera dar un cambio a su vida profesional o simplemente quiere conocer “ahora” sus potencialidades y darle un rumbo innovador a su vida profesional.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En uno de nuestros programas más recientes compartimos hábitos de desarrollo personal y productividad, con la participación de  Fabrizzio Ponce, nuestro director en Costa Rica.

La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica se transmite todos los jueves en vivo a partir de las 5:00 pm por Radio Costa Rica 930 AM y por internet en http://www.radiocr.net, con posterior retransmisión por Canal 19.

Hábitos para crecer: Fijá objetivos retadores pero alcanzables

ambition-153548_960_720

Por: Fabrizzio Ponce

Todos nacimos con el impulso de ir hacia adelante, de no quedarnos estancados en un mismo lugar o una misma situación.

Desde nuestros primeros llantos al nacer, nuestro ‘gen emprendedor’ le mostró al mundo que no nos íbamos a quedar satisfechos con lo que teníamos en el momento. Hombre, veníamos de la comodidad del vientre de nuestra mamá y repentinamente nos despiertan de una nalgada (al menos a mí). ¿Cómo pretendían que nos contentáramos con eso? Obviamente, nuestros llantos iban dirigidos por nuestro deseo de cambiar esa situación momentánea y buscar lo que queríamos.

Con el paso de los años ese deseo de superación se nos fue estancando, al punto de que hoy nos conformamos con la primer migaja que consigamos. Sé que suena muy drástico pero parece que es así. Buscamos trabajo ‘en lo que sea’, emprendemos algo ‘para ver que sale’ y vivimos el día de hoy igual a todos los anteriores ‘porque así es la vida que me tocó a mi’.

Es imperativo despertar de su letargo a ese deseo de superación. ¡Es necesario que sigamos creciendo!  Y una buena forma es poniéndonos objetivos retadores. ¿Cuál puede ser un objetivo retador? Apagar la tv, desconectarnos del teléfono móvil y practicar la lectura. ¿Qué tal si leemos un libro al mes? ¿O si salimos a caminar media hora al día?

Vayamos un paso más adelante: ¿Qué tal si retomamos la formación académica que abandonamos hace unos años? ¿Qué tal si le damos al corazón otra oportunidad de enamorarse? ¿Y cómo verías poner tu propia empresa?

Un detalle importante acá es que nuestros objetivos deben ser retadores, pero también deben ser alcanzables. Lo ilustraré con un ejemplo propio: no empiezo hoy a entrenar atletismo para correr una maratón el próximo mes. Tampoco voy con el antipático de mi jefe hoy mismo a despedirlo de mi vida profesional sin tener un plan B primero. Tenemos que ser estrategas. Y eso es parte del reto que nos supone ponernos objetivos retadores pero alcanzables.

Dentro de nosotros siempre existirá el deseo de estar mejor. Lo que sucede es que algunos lo esconden, por miedo, por vergüenza o simplemente por pereza. Pero eso no va a ser sostenible en el largo plazo, así que entre más pronto arranquemos, más pronto llegaremos.

¡Empezá desde hoy a construir tu mejor versión! Honrá la vida desarrollando todo tu potencial y lánzate a la aventura de crecer, poniéndote metas que te lleven más allá de tus límites.

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Web: www.fabrizzioponce.com

Facebook: Fabrizzio Ponce – Liderazgo y Desarrollo Personal

Twitter: @fabrizzioponce

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En nuestro programa más reciente de La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica tuvimos la visita de Allan Madriz, capacitador y coach de la empresa Aprende y Lidera, con quien conversamos sobre el liderazgo transformacional.

La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica es producido por Fabrizzio Ponce y se transmite en vivo los jueves a las 5:00 pm por Radio Costa Rica 930 AM y por internet en http://www.radiocr.net, con posterior retransmisión en diferido por Canal 19.

Hábitos para crecer: Invertí en tu desarrollo personal y profesional

sapling-154734_960_720

Por: Fabrizzio Ponce

Iniciamos hoy una serie de artículos con hábitos para crecer como personas. 

Debemos tener presente que somos seres integrales. No podemos desligar el yo profesional con el yo familiar, o el que sale a comer con sus amigos, o el que lee un cuento con sus hijos por la noche. Hay quienes han intentado hacer esa ‘separación’ teniendo como resultado un total desastre de vida.

¿Cómo se hace, entonces? Iniciemos hablando de la mejor inversión que podemos hacer: la inversión en nuestro desarrollo personal y profesional.

Mucho se ha escrito del tema, y enhorabuena que sea así. Ojalá tengamos más y más personas escribiendo sobre esto, contando experiencias e inyectando positivismo y cosas buenas en momentos donde la facilidad de interconectarnos con el mundo es tal que podemos ver en vivo sucesos al otro lado del mundo. Esto  nos trae muchas cosas buenas, pero también otras no tan buenas. Nos enteramos de tragedias, desgracias e injusticias que, poco a poco, nos van robando la fe en la humanidad.

Eso nos plantea una pregunta legendaria y siempre acertada: ¿de qué me estoy alimentando intelectual y emocionalmente? ¿De noticias de chismes, de injusticias, de superficialidades, o de contenidos formativos?  Es necesario recordar en este punto que lo único constante en la vida es el cambio, y en cuando más pronto estemos preparados para afrontarlo, mejor lo llevaremos.

Sea cual sea la meta que tenés en la vida, hay que prepararse para lograrla. Incluso si solo tenés planteado estar en el mismo lugar (puede que llegue alguien que lo haga mejor que vos y te desplace). Elementos como alimentarse bien, mantenerte actualizado en tu profesión u oficio, aprender algo nuevo todos los días, empezar una rutina de ejercicio físico, dedicar tiempo a la espiritualidad, emprender proyectos nuevos, leer más, aprovechar mejor el tiempo con tu familia, etc., son un pasaporte seguro al éxito y al crecimiento. Te ayudarán llevándote a otro nivel, te llenarán de energía y, muy probablemente, te desafiarán a dar lo mejor y buscar más.

No lo pensés dos veces: invertí en tu desarrollo personal y profesional, y empezá a crecer hoy mismo.

Fabrizzio Ponce

Email: fabrizzioponce@lanuevarutadelempleo.com

Web: www.fabrizzioponce.com

Facebook: Fabrizzio Ponce – Liderazgo y Desarrollo Personal

Twitter: @fabrizzioponce

¿Buscas ser infeliz en el trabajo?

uitgeput

Desde pequeños nos enseñan a ser felices en todas las facetas de nuestra vida, pero ¿alguien querrá ser infeliz en el trabajo?

 

Como dijo Corneille “Nunca disfrutamos de una felicidad perfecta. Los acontecimientos más afortunados se nos aparecen mezclados de tristeza. Siempre existen inquietudes que turban la realidad de nuestra satisfacción”.

 

Quizás por envidia, por querer ser y vivir la vida de los demás…, pero en ocasiones no llegamos a obtener una felicidad plena. Si quieres seguir siendo infeliz te recomiendo que realices las siguientes acciones:

 

– Compárate con los demás. Frústrate con todas las cosas que todavía no llegan a tu vida. Recuerda que el jardín del vecino siempre es más grande y más verde que el tuyo. Si para ti lo que haces o lo que tienes jamás es suficiente; será difícil que puedas respetarte, aprovechar tus recursos, valorar tus propios logros e impulsa  tu historia personal.

– Trata de complacer a los demás antes que a ti. Haz que la opinión de los demás sea lo más importante en tu vida. Permite que el “qué dirán” sea la guía en tus decisiones y tolera todo con tal de guardar las apariencias. Cuando tienes claro lo que buscas en tu vida, no necesitas la aprobación de los que te rodean y puedes desarrollar tu autonomía y autenticidad.

– Laméntate. Enfoca todas las cosas malas que te rodean, e ignora todo lo bueno que tienes en tu vida. Piensa que los malos tiempos llegaron para quedarse brindando por tu negatividad. Recuerda que tu lenguaje crea tu realidad, así que mientras más palabras negativas uses en tu habla interna, menos podrás detectar las posibilidades de éxito a tu alrededor porque no te dejaran verlas tus propias palabras.

– Bordea tus problemas. No confrontes la adversidad, no luches.  Mejor dale la vuelta a tus problemas y posterga tus sueños o proyectos. Darte por vencido sin intentar nada, y vivir encontrando justificaciones para todo, con el tiempo disminuirá considerablemente tu sensación de orgullo, satisfacción y autoestima.

– Preocúpate por las cosas que aún no suceden. Dale rienda suelta a tu angustia y a tu miedo, permite que te robe la energía del presente todo aquello que aún no ha pasado. Preocúpate en exceso, así comenzarás a pagar los intereses de una deuda de la que tal vez, nunca recibas la factura. El no mantener la perspectiva de las cosas y concentrarse en todo aquello que puede salir mal, te paralizará y te  impedirá tomar decisiones inteligentes.

– Haz las cosas que no deseas. No te permitas brillar, ni hacer lo que más te gusta, no desarrolles tus talentos. Confórmate con lo que haces hoy y tira la toalla de tus metas. Si de verdad deseas desarrollarte,  necesitas identificar tus pasiones e intereses, cultivarlos y dejarlos “florecer”. Trabajar con tus fortalezas es una poderosa estrategia de vida y carrera.

– Mantén tus relaciones con personas tóxicas. Procura mantenerte cerca de las personas que viven de la crítica y el chisme, esos “vampiros de energía” que te hacen sentir mal contigo mismo o que te hacen sentir vacío con sus juicios. Las relaciones positivas son una parte importante de tu bienestar y salud mental, aprende a diferenciarlas de las tóxicas. Rodéate de personas positivas y optimistas.

Cuando te responsabilizas de tu vida y de tus resultados, entiendes que tú tienes el control de la situación. No trates de cambiar a los demás antes de cambiar tú. No busques en otras personas el éxito de tu fracaso.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

Comprendiendo la proactividad de las personas

 

step-163948_960_720

Por: César Taborda A. 

La proactividad es una herramienta que podremos utilizar en cada una de las decisiones que tomamos y cada paso que damos, pero además se abre como la grandiosa posibilidad de convertirse en un hábito de nuestra vida, mejorando notablemente nuestra iniciativa con respecto de diversidad de situaciones y permitiendo que nos hagamos completa y únicamente responsables de nuestra propia conducta tanto pasada, presente y futura.

Como lo define Stephen Covey, autor de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, “La proactividad nos da la libertad para poder escoger nuestra respuesta a los estímulos del medio ambiente. Nos faculta para responder de acuerdo con nuestros propios valores y principios. En esencia, es lo que nos hace humanos y nos permite afirmar que somos los arquitectos de nuestro propio destino.”

Pero, ¿qué es la proactividad? Es tomar el control total de nuestros acontecimientos y experiencias, evitando ser espectadores y siendo actores principales, tomando el control y llevando el resultado a ser ajustado a nuestras necesidades tanto de personalidad como de comportamiento.

Algo principalmente notable en las personas proactivas, es que son directos agentes de cambio, las cuales evitan al máximo ser víctimas reactivas de una situación, y por ende evitan profundamente el hecho de buscar culpables.

Este tipo de personas logran desarrollar dones o capacidades que los ayuda a diferenciarse del común, logrando autoconciencia, imaginación para la consecución de resultados y la toma de decisiones siempre basadas en la mejora continua, además de lo anterior, logran desarrollar la voluntad independiente y de allí surge la posibilidad de ser autosuficiente para estar motivado en cada paso que se da y por ultimo llegan a un punto supremamente alto de conciencia, lo cual los lleva a ser inmensamente sensibles al comportamiento de los demás y el entrono en general.

A todo lo anterior, es muy importante sumarle que la ser grandes agentes de cambio, son ampliamente aportantes en la posibilidad de una comunicación asertiva, lo cual va relacionado directamente en la parte comportamental y relacional desde el interior al exterior de la persona, es decir, la relación con el YO y la relación con los demás.

César Taborda (Ctabag)

Email: cemar1987@gmail.com

Twitter: @cesartagudelo

LinkedIn: Cesar (Ctabag09) Taborda

Facebook: César Taborda Agudelo – Emprendedor

Web: gdsa2013.blogspot.com

KNOWMAD: un nuevo perfil profesional

aliados

Por: Valeria Betiana Flores

 Definidos como “la versión más compleja y completa de todos los otros perfiles laborales” son aquellos trabajadores nómades (mad=nómade) del conocimiento (know=conocer) y la innovación, personas innovadoras, creativas, capaces de trabajar con cualquier otra persona, en cualquier lugar y en cualquier momento.

La realidad actual experimenta un “tsunami” de cambios progresivos en el tiempo. Nuestros abuelos y padres fueron protagonistas de una economía tradicional y estable. Por el contrario, muchos de nosotros -formados bajo ese mismo modelo- experimentamos desde hace algunos años, el paso de lo analógico a lo digital. Es decir, se ha migrado a una economía líquida, inestable y llena de incertidumbres.

La crisis se ha instalado en nuestra realidad, siendo parte del ecosistema digital. Con el transcurso de los años, muchos puestos de trabajo han ido desapareciendo y lo seguirán haciendo cada vez a mayor velocidad. Como contrapartida, muchos puestos de trabajo serán creados y otros tantos reemplazados gracias a la incorporación de la robótica.

En este sentido, un estudio realizado por el Departamento de Trabajo de EEUU dio a conocer que el 65% de los trabajos del futuro aún no se han inventado. Sin embargo, el “trabajo de por vida” está desapareciendo, por lo que las organizaciones requieren cada vez más de trabajadores versátiles.

Mirando hacia adelante, se lee que el presente y el futuro buscan desesperadamente la innovación y reconocen en el conocimiento su mayor fortaleza de diferenciación. Ante este panorama, las organizaciones han puesto mayor atención e interés al perfil Knowmad, el nuevo profesional que han comenzado a requerir.

John Moravec, sociólogo norteamericano, es el creador del término Knowmad y autor de Aprendizaje Invisible. Se trata de aquellos trabajadores nómades (mad=nómade) del conocimiento (know=conocer) y la innovación. No son emprendedores, sino personas innovadoras, creativas, capaces de trabajar con cualquier otra persona, en cualquier lugar y en cualquier momento.

Estos profesionales se diferencian porque han adquirido una mentalidad knowmad. Esto les permite ser capaces de aportar nuevas soluciones en cada uno de los conocimientos, que crea él mismo o de terceros a través de su red de contactos.

Dueños de una actitud única poseen ciertas características, como habilidades blandas o soft kills (flexibilidad, adaptabilidad, capacidad de aprendizaje, entre otras).

El nómade del conocimiento adquirió conocimientos de diferentes entornos de los cuales ha sido parte, desarrollando la capacidad de ser autodidacta y arriesgado. Usando la tecnología amplió su criterio y también su capacidad para crear conocimiento. Asimismo, el knowmad ha creado su marca en función de sus acciones o resultados obtenidos. El trabajador de hoy y del futuro está digitalizado, trabaja de manera virtual y tiene una marca personal digital.

El nómade del conocimiento por su actitud y habilidades es capaz de inspirar y transformar su entorno de trabajo, constituyéndose en un agente del cambio.

Y vos¿estás inspirado para transformarte en un knowmad?

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo Argentina