El auge de la economía colaborativa

carpooling-32719_960_720

“Según la revista Times, la economía colaborativa es una de las 10 ideas que cambiarán el mundo”

El consumo colaborativo es un concepto que cada vez toma más relevancia en nuestro entorno y al cual más personas se apuntan con el fin de optimizar sus finanzas.

Hay varios factores que han propiciado el auge de este tipo de consumo. Entre ellos destacan:

  • La profunda crisis que vive nuestro país, un incremento del desempleo junto con unas restricciones importantes del crédito por parte del sistema financiero hacen que el consumidor cada vez sea mucho más sensible al precio y por tanto busque fórmulas alternativas para obtener un mejor precio en sus compras. Proliferan las plataformas en las que los usuarios se unen, compran y por el hecho de comprar varias unidades obtienes importantes descuentos.
  • Un cambio en los valores colectivos. Las personas valoran cada vez más el uso responsable, la optimización de recursos, el ahorro energético, así como el dar una segunda vida a los objetos, reciclando e incluso intercambiando productos de segunda mano.
  • En tercer lugar, un ingrediente indispensable para este cocktail que es la imparable evolución tecnológica. La aparición de las redes sociales permite que fácilmente personas con intereses comunes contacten y se agrupen para llevar a cabo su objetivo. La democratización de internet a través de los smartphones, así como la aparición de las APPS hacen que cualquier persona acceda o se descargue una plataforma de consumo colaborativo desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Según la revista Times, la economía colaborativa es una de las 10 ideas que van a revolucionar el futuro del mundo. Hoy en día es posible compartir un trayecto en coche (Blablacar), comer en casa de lugareños (Soacialeater), intercambiar viviendas para vacaciones (Knox), compartir taxi (Joinuptaxi), entre otras muchas cosas. También podemos encontrar decenas de plataformas que propician el intercambio o compra-venta de objetos de utilizados como ropa (Milmodelitos), muebles de Ikea (pikeando), productos de apple (manzanas usadas), etc.

La economía colaborativa avanza de un modo ya imparable y en ocasiones choca frontalmente con la legislación de los distintos países como es el caso de la conocida Uber. En Uber, según los expertos, hay un ánimo de lucro y es por ello que entra en confrontación con los taxistas que reclaman ante una actividad por la que no se paga ningún tipo de licencia ni seguro.

De todos modos, a pesar de que en algún caso las plataformas de consumo colaborativo chocan con los agentes del mercado en el que operan, los expertos recomiendan no ir en contra de estas plataformas sino buscar métodos para adaptar la legislación vigente y el propio mercado a la entrada de estos nuevos agentes, que no olvidemos que cada día son más y al fin y al cabo, responden a una demanda real de nuestra sociedad.

Fuente: La Nueva Ruta del Empleo

La Nueva Ruta del Empleo Radio – Costa Rica

En nuestro programa más reciente nos acompañó Adrián Obando, especialista en RRHH, con quien conversamos sobre el empleo en la economía compartida.

La Nueva Ruta del Empleo Costa Rica es conducido por Fabrizzio Ponce y se transmite por Radio Costa Rica 930 AM y por internet en http://www.radiocr.net todos los jueves a las 5:00 pm hora de Centroamérica, con retransmisón en diferido los fines de semana en Canal 19.

Coworking

coffee-break-1177540_960_720

El Coworking es una de las nuevas tendencias en espacios laborales

Por: Roy Allan Jiménez

La llegada de la era digital ha transformado nuestro estilo de vida. Uno de las mayores cambios se ha dado en los espacios laborales. Los procesos de industrialización tradicional trajeron consigo la línea de producción, la “oficina” y las largas relaciones empleado – jefe. Actualmente, el acceso a medios digitales y sobre todo la llegada de Internet han roto el matrimonio entre el medio físico y el trabajo. El Coworking responde a esta nueva tendencia de espacios para trabajar.

El Coworking se refiere a esos procesos de trabajo donde confluyen diferentes profesionales, empresas o iniciativas que establecen relaciones de trabajo cooperativo en un mismo espacio físico. Los caracterizan su naturaleza interdisciplinaria, tecnológica, y creativa.

Los espacios de Coworking permiten compartir el espacio físico, insumos de oficina, equipos, salas de reuniones y zonas de descanso. Estos espacios cuentan con excelente conexión a internet, lo cual constituye un atractor elemental en la era del trabajo digital.

El establecimiento de nuevas y espontáneas relaciones de asesoría o bien de economías colaborativas entre diversas empresas y profesionales es uno de las ventajas del coworking. Estos espacios son muy utilizados por profesionales independientes que no consideran necesario tener un lugar específico para su actividad, o bien para esas personas que por sus viajes frecuentes precisan de un espacio de trabajo bien conectado a internet y a bajo costo.

El coworking permite a las personas que acostumbran practicar el teletrabajo (Trabajo desde la vivienda)  contar con espacios ocasionales para coordinar reuniones o jornadas de trabajo. A la larga esto representa un gran ahorro en las economías de las pequeñas y medianas empresas que no pueden darse el lujo de contar con espacios permanentes. Por otra parte, los espacios de coworking también ofrecen amenos entornos de socialización en la forma de cafés, comedores y espacios de recreación. De hecho, es en estos espacios donde se realizan muchas de las relaciones laborales entre los usuarios del mismo espacio.

Small_World_Social_Teamwork

Aunque muy utilizados por profesionales y empresas vinculadas a la programación, los espacios de Coworking están siendo colonizados por todo tipo de emprendedores.

Uno de los principales cambios producto del coworking es el surgimiento de comunidades de trabajo muy diversas y de alcance internacional. Estos espacios son muy comunes hoy en día en ciudades como New York, Madrid, Barcelona, Londres, París, Múnich, Tokio y muchas más alrededor del mundo. En América Latina este tipo de espacios empiezan a llegar como una demanda de los nuevos profesionales y emprendedores que ya no dependen de un espacio físico. Esta nueva generación de emprendedores que buscan lugares donde establecer buenas conexiones laborales y sobre todo, internet de alta velocidad.

Roy Allan Jiménez

Email: allan.delalto@gmail.com

Facebook: facebook/urbe@21

Las economías colaborativas en la ciudad

 

13029659_1100893619933746_4719278819687698464_o

La movilidad colaborativa es una forma en que las empresas pueden ayudar a aliviar los efectos de la congestión vial. Fotografía San José 2013 Roy Allan Jiménez.

Por: Roy Allan Jiménez

El auge de las plataformas tecnológicas ha revolucionado los servicios urbanos. Las economías colaborativas han saltado al escenario urbano como una forma de diversificar nuestra vivencia urbana y de facilitarnos el acceso a los bienes y servicios ofrecidos por la urbe.

Las economías colaborativas son nuevas formas de consumo que aprovechan las plataformas tecnológicas para aumentar el intercambio de diferentes productos. Se caracterizan porque utilizan la tecnología para conectar usuarios que solicitan servicios y proveedores que pueden facilitarlos.

Existen dos tipo de economías colaborativas, las economías colaborativas abiertas donde una plataforma tecnológica conecta usuarios con proveedores de una manera libre y las economías colaborativas cerradas donde un grupo determinado de personas se organiza para suplir una necesidad específica.

Muchos aspectos de la vida urbana pueden ser resueltos utilizando la tecnología y las economías colaborativas. En muchas ciudades del mundo necesidades como la movilidad, el hospedaje, las finanzas, el turismo, la cultura o la recreación son servicios fácilmente accesibles gracias a las economías colaborativas.

La movilidad es una de las más frecuentes pero también una de las más complejas. Ya existen plataformas de movilidad colaborativa abierta que han llegado a diversificar y competir con los sistemas tradicionales de taxi. Dependiendo de la ciudad, estas plataformas son incentivadas, reguladas, o del todo no permitidas. Sin embargo, las plataformas colaborativas de movilidad cerrada son una oportunidad muy valiosa para mejorar nuestra forma de trasladarnos por la ciudad.

Un grupo de personas que compartan un origen y un destino de manera frecuente pueden hacer mucho bien por la ciudad si establecen una plataforma de movilidad cerrada. Empresas e instituciones han optado por incentivar el “carpooling” como una manera de mejorar la calidad de vida de sus colaboradores y como parte de su responsabilidad social.

Aunque es un sistema en principio sin fines de lucro, su puesta en marcha puede significar grandes ahorros en tiempo y dinero para todos los participantes de la operación.

Las empresas cuentan con muchas maneras de incentivar la movilidad colaborativa ofreciendo incentivos a los conductores que gusten participar y a los funcionarios que decidan ser parte compartiendo los viajes. Si un funcionario facilita su vehículo para transportar otros 4 compañeros de su zona cercana, es justo que este funcionario reciba algún incentivo en tiempo, como salir temprano los días que no realice viajes o bien contar con parqueo gratuito. Además de eso, compartiría el costo del combustible con los viajeros los cuales se benefician del sistema.

Adicionalmente, uno de los objetivos más importantes de este tipo de programas debe ser des-carbonizar la forma de movernos (Dejar de depender de los combustibles fósiles). Por lo tanto, hablar de incentivos para que estos servicios sean prestados en vehículos eléctricos no es para nada descabellado. Invertir en movilidad limpia e inteligente es un buen negocio y una forma de ayudar a mejorar nuestra calidad de vida en la ciudades.

Roy Allan Jiménez

Email: allan.delalto@gmail.com

Facebook: facebook/urbe@21